domingo, 16 de mayo de 2010

El hueso de Sidrón que remueve la ciencia


Un trozo de fémur de un joven extraído de la cueva de Piloña fue decisivo para el hallazgo de los vínculos entre neandertales y hombres modernos.

El fósil (SD-1253) fue desenterrado en la galería del osario de la cueva piloñesa hace ya cinco años, en la primera campaña en la que se aplicó el protocolo de extracción limpia desarrollado por el equipo que trabaja en el yacimiento, una técnica que constituye toda una aportación de este grupo y que tiene como objetivo evitar la contaminación de los restos óseos con material genético de los propios investigadores. La calidad de la pieza, que conserva una alta cantidad de ADN a pesar de llevar depositada en el fondo de la cueva casi 50.000 años, fue decisiva para los análisis que contribuyeron a desvelar la participación de la especie Neandertal en nuestro genoma. La muestra fue clave en la secuenciación de parte del genoma de Sidrón que los investigadores propusieron para obtener datos con los que comparar los resultados de las muestras de Vindija (Croacia) con las que arrancó el «proyecto Genoma»... La Nueva España

Relacionado: 14/02/05: Extraen ADN de neandertales de la cueva de El Sidrón por primera vez en la Península.