jueves, 8 de julio de 2010

Neandertales al filo del olvido (en Málaga)

El yacimiento de La Araña (Cantal de la Araña, Málaga), uno de los más importantes de Europa para el estudio de la evolución humana, sigue paralizado a la espera de que la Junta de Andalucía emita una licencia de investigación.

Este mismo año, un importante estudio científico basado en análisis de ADN ha comprobado definitivamente lo que ciertos paleobiólogos venían anunciando desde hacía tiempo: hace entre 30.000 y 35.000 años se produjo un cruce biológico entre las dos especies humanas presentes entonces en Europa: la Neandertal, que desaparecería poco después, y la incipiente Homo Sapiens o Cromañón, que se impondría como única representante en toda su hegemonía. "Nosotros teníamos evidencias de eso en La Araña desde 1980. No eran evidencias biológicas, claro, nunca hemos podido disponer de la tecnología necesaria. Pero sí evidencias culturales. La transición de una especie a otra se produjo en el litoral malagueño con una asimilación tal que la mezcla de códigos genéticos estaba cantada", afirmó ayer el arqueólogo Julián Ramos, responsable de los yacimientos de La Araña...

Lo cierto es que desde que se iniciaran las excavaciones han sido retirados de las antiguas mansiones neandertales de La Araña nada menos que trescientos camiones de escombros, pero si no se recupera la escuela taller ni se asegura una vigilancia los yacimientos corren el serio riesgo de volver a convertirse en vertederos... Malagahoy.es

Relacionado: Paleo Cuevas > Andalucía > Cueva del Humo y Abrigo IV.

El antepasado que surgió del frío


Descubiertas en Inglaterra pruebas de que los humanos ya poblaban el norte de Europa hace casi un millón de años. Sin fuego ni lanzas, se adentraron en los bosques boreales persiguiendo rebaños de grandes herbívoros.

Flashback a la Inglaterra de hace un millón de años. Temperaturas medias de alrededor de cero grados en invierno, de poco más de quince en verano. Grandes bosques de coníferas oscuras y pocas plantas comestibles. Noches de dieciséis horas en invierno. Unas condiciones parecidas a las que ofrece hoy día la naturaleza en el sur de Escandinavia. Mucho frío y poca comida. Algunos grandes herbívoros como alces y mamuts. Otros mamíferos más pequeños como roedores. Hienas al acecho. Y, entre toda esta fauna, tribus humanas que aún no habían aprendido a dominar el fuego, ni a fabricar lanzas ni hachas, ni probablemente a abrigarse con las pieles de sus presas, según han descubierto arqueólogos británicos que presenta hoy sus hallazgos en la revista científica Nature.

Han exhumado 78 fragmentos de herramientas de piedra de entre 800.000 y un millón de años de antigüedad en el yacimiento de Happisburgh, muy cerca del lugar donde desembocaba el Támesis en aquella época. El descubrimiento aporta las pruebas más antiguas de población humana en una región situada tan el norte.

No se han encontrado por ahora fósiles humanos junto a las herramientas, por lo que no...

El arqueólogo Eudald Carbonell, codirector de las excavaciones de Atapuerca, citado tres veces en el artículo de Nature por sus investigaciones sobre las migraciones humanas en la prehistoria, coincide con Ashton. "Hay dos hipótesis teóricas posibles –ha explicado Carbonell en entrevista telefónica desde Atapuerca–. O bien la presión demográfica en el sur de Europa les empujó a buscar nuevos territorios en el norte, o bien se aventuraron en estos territorios siguiendo a rebaños de herbívoros. Pero hablar de presión demográfica hace un millón de años me parece excesivo. En aquella época debía haber algunos miles de humanos en toda Europa. Me parece más plausible que llegaran a Inglaterra siguiendo a sus presas en una de las épocas en que Gran Bretaña fue una península unida al continente"... Texto completo y vídeo en Lavanguardia.es

Los humanos llegaron al norte de Europa antes de lo pensado (vídeo por BBC Ciencia, 08 de julio de 2010).



Dig Discovers Ancient Britons Were Earliest North Europeans

A University College London archaeologist is part of a team who have unearthed the earliest evidence of human occupation in Britain.

Simon Parfitt was part of a team of archaeologists, palaeontologists and earth scientists from the British Museum, the Natural History Museum, UCL, and Queen Mary, University of London, who unearthed the new evidence at an archaeological dig in East Anglia.

Their findings demonstrate that ancient humans occupied Britain over 800,000 years ago, marking the first known settlement in northern Europe -- far earlier than previously thought.

The excavation was funded by the British Museum and the work forms part of the Ancient Human Occupation of Britain project, which is funded by the Leverhulme Trust.

The research, published in this week's issue of the scientific journal Nature, reveals over 70 flint tools and flakes excavated on the foreshore at Happisburgh, Norfolk... Sciencedaily.com

Journal References:

1.Simon A. Parfitt, Nick M. Ashton, Simon G. Lewis, Richard L. Abel, G. Russell Coope, Mike H. Field, Rowena Gale, Peter G. Hoare, Nigel R. Larkin, Mark D. Lewis, Vassil Karloukovski, Barbara A. Maher, Sylvia M. Peglar, Richard C. Preece, John E. Whittaker, Chris B. Stringer. Early Pleistocene human occupation at the edge of the boreal zone in northwest Europe. Nature, 2010; 466 (7303): 229 DOI: 10.1038/nature09117
2.Andrew P. Roberts, Rainer Grün. Archaeology: Early human northerners. Nature, 2010; 466 (7303): 189 DOI: 10.1038/466189a

The first Britons (vídeo YouTube por NatureVideoChannel, 07 de julio de 2010) añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria Universal > L.R.2.1