sábado, 24 de julio de 2010

La Sima de los Huesos saca a la luz restos para reconstruir otro cráneo

Los investigadores que trabajan en el yacimiento de la Sima de los Huesos de Atapuerca han recuperado varios fragmentos craneales, que junto a otros de campañas anteriores, permitirán reconstruir otro cráneo humano complejo de una antigüedad de 500.000 años y perteneciente a la especie Homo heidelbergensis.

«Existen piezas de otros años que pegan con las que encontramos ahora aunque seguimos recuperando fragmentos que tenemos que lavar y limpiar bien, pero está claro que casarán y recompondrán un nuevo cráneo», afirma Ignacio Martínez, uno de los seis miembros del equipo que cada día baja a la Sima de los Huesos.

De hecho cuando se termine la campaña, en esta zona continuarán cuatro días más, «nos permitirá reconstruir un nuevo cráneo de heilderbergensis muy completo, se trata de un acontecimiento sin precedentes desde los históricos descubrimientos de 1992», afirman en una nota de prensa los codirectores del yacimiento.

Sería el cráneo número 17 que sale a la luz de esta pequeña cavidad situada al pie de una sima vertical de 14 metros de caída, en la que está documentada la presencia de al menos una treintena de individuos. De este modo, los científicos tienen trabajo para largo en este emplazamiento donde se llevó a cabo la primera práctica funeraria de la historia de la humanidad.

El yacimiento alcanzó renombre internacional en 1992 al hallarse tres cráneos humanos completos: el Cráneo 4 (Agamenón), el Cráneo 5 (Miguelón) y el Cráneo 6. Desde entonces se han encontrado numerosos fragmentos craneales aislados que han permitido a los científicos ir reconstruyendo otros cráneos en diferente estado de conservación. Prensa

La presencia humana en la Sierra de Atapuerca podría remontarse a 1,5 millones de años

Foto: Una de las dos herramientas de piedra halladas en la Sima del Elefante. Jordi Mestre (EIA).

Así lo aseguró en Atapuerca uno de los codirectores de los yacimientos, José María Bermúdez, quien destacó que la aparición de dos lascas de piedra en la Sima del Elefante en la presente campaña hace pensar que «aún no se ha tocado fondo».

La campaña de excavaciones, que finalizó ayer, ha arrojado dos piezas de la industria lítica en la Sima del Elefante, así como de huesos con marcas de corte en sedimentos que posiblemente están por debajo de los datados en 1,2 millones de años. Un hecho que pondría mayor relieve a la importancia de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca y que, como señaló el propio Bermúdez, «hacen posible hablar de un límite temporal nuevo, que con seguridad se cumplirá».

Estas evidencias apuntan a que la presencia humana en la Sierra de Atapuerca puede ser mas antigua a la conocida hasta el momento, aunque será necesario esperar a los resultados de futuras campañas. Prensa