sábado, 27 de agosto de 2011

Descubren en Cova Eirós una azagaya decorada


Foto: Azagaya decorada. IPHES/USC

Los hallazgos obtenidos en los niveles del Paleolítico superior proporcionan nueva información sobre las ocupaciones de Homo sapiens en esta cavidad gallega

Las diferencias entre los estratos de Paleolítico medio y superior ayudarán a comprender la evolución de dos especies de homínidos, neandertales y sapiens, que habitaron la cueva

La cuarta campaña de excavación en Cova Eirós (Triacastela, Lugo) llevado a cabo por el Grupo de Estudos para a Prehistoria do Noroeste (Dpto. Historia 1) da USC, junto con un equipo del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES), desde el 9 de agosto hasta el 4 de septiembre están proporcionando nuevos datos sobre los modos de vida de los neandertales y de los Homo sapiens que vivieron en el noroeste peninsular. Estas intervenciones cuentan con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación y del Ayuntamiento de Triacastela.

Entre los hallazgos de este año, destaca la presencia de industria ósea en los niveles del Paleolítico superior, concretamente, de una azagaya decorada. Se trata de una punta de proyectil de unos 12 cm de longitud realizada sobre un hueso largo de animal. La decoración consiste en un motivo geométrico de tres trazos paralelos en zig-zag en ambos lados. A pesar de que otras piezas similares se han recuperado en la cueva de Valiña (Castroverde) y en la de Valdavara (Becerreá), la de Cova Eirós es la más completa y decorada del Paleolítico superior de Galicia.

Este nuevo artefacto decorado es una muestra más, junto al colgante hallado en la misma cueva, de arte mueble de las sociedades cazadoras y recolectoras del Paleolítico superior, lo que demuestra la importancia de las representaciones artísticas y el sentido estético que en aquella época ya tenía el Homo sapiens.

Foto: Punta de cuarzo. IPHES/USC

Por otro lado, los niveles de Paleolítico medio, cuando la cueva fue habitada por los neandertales, han aportado numerosas herramientas líticas en cuarzo y cuarcita. Entre ellas, destaca una punta de cuarzo elaborada según la técnica Levallois (un procedimiento complejo de lascado) que muestra la gran habilidad de estos homínidos.

Cova Eirós se consolida así como un yacimiento de referencia del norte peninsular para estudiar las similitudes y diferencias entre las dos especies de homínidos (Homo neanderthalensis y Homo sapiens) en el mismo entorno y yacimiento. En los niveles del Paleolítico superior, además de las diferencias en su tecnología, la generalización de la industria del hueso, es decir, herramientas que se elaboran aprovechando el hueso y las astas de los animales que cazaban, y el arte (colgantes, útiles decorados, etc.), indican un mayor complejidad de carácter cognitivo de Homo sapiens con respecto a los neandertales.

Fuente: Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES).
Vía prehistoria.urv.es

Cova Eirós en el Archivo del noticiario