domingo, 27 de noviembre de 2011

El grupo G40 localiza una nueva cavidad con pinturas rupestres

Es uno de los escasos lugares de Sierra Morena con este tipo de arte. Se incluye en el proyecto 'Tras las huellas de la espeleología'

RAFAEL COBO 27/11/2011
El Grupo Espeleológico G40 de Priego ha realizado una nueva aportación al conocimiento de la prehistoria de la provincia, gracias al hallazgo, en la sierra del castillo de Espiel, de una cavidad con pinturas rupestres. La importancia del descubrimiento radica en que se trata de uno de los escasos lugares de Sierra Morena con representaciones artísticas parietales de este tipo y, como apuntan algunos especialistas, podemos encontrarnos ante el más interesante de ellos.

Esta nueva aportación ha sido fruto del trabajo que los integrantes del G40 están realizando dentro del proyecto Tras las Huellas de la Espeleología Cordobesa , con el que se pretende recuperar la historia de esta disciplina gracias a las referencias de los pioneros de la espeleología cordobesa, localizando y explorando estas cuevas y simas conocidas de antaño.

Esto se traducirá en la ampliación del mapa espeleológico provincial con nuevos descubrimientos, como el que ha tenido lugar en la Sierra del Castillo de Espiel, último escenario de este proyecto. Durante varias jornadas de trabajo, el G40 han realizado diversas actividades como prospección del terreno, exploración y topografía de cavidades. Este trabajo previo hizo posible la exploración de diversas cavidades y la localización de otras pendientes para futuras salidas. Una exploración que se completó con la topografía de dos pequeña simas, así como una antigua mina de fluorita, de gran interés desde el punto de vista de la historia de la minería, y cuyos datos se incorporarán al futuro trabajo que, sobre minería antigua, está comenzando a plantearse como actividad del G40. Dentro de estos trabajos, se exploró y topografió otra cavidad, de escaso recorrido, que permitió el descubrimiento de una nueva estación con pinturas rupestres en la provincia.

Previamente a la salida de campo, se procedió a revisar toda la bibliografía espeleológica sobre este sector de Sierra Morena. De manera especial se han repasado los trabajos de Antonio Carbonell Trillo-Figueroa, editados en el boletín de la Real Academia de Córdoba en los años 20 del pasado siglo; así como los artículos que se publicaron en Diario CORDOBA a finales de la década de los sesenta por parte de Juan Bernier Luque. También se ha contado con informes y artículos sobre las explotaciones realizadas por el Grupo Espeleológico Córdoba (G.E.C.) y el Grupo de la Universidad Laboral (Gulmont), e igualmente la colaboración de varias personas de Espiel que conocen la Sierra del Castillo de primera mano.

Fuente: El grupo G40 localiza una nueva cavidad con pinturas rupestres - Diario Córdoba
Más información: G40. Cerro del Castillo. Espiel. Tras las Huellas de la Espeleología Cordobesa(Pdf)

El 'descubridor' de Lezetxiki

El cura Justo Jauregi comunicó el hallazgo a J.M. Barandiaran en 1928

El yacimiento de Lezetxiki probablemente continuaría siendo un anónimo e inexplorado laberinto de cavidades subterráneas de no ser por un seminarista con inquietudes arqueológicas e históricas.

Como desvelaba esta semana el escritor e historiador Jose Mari Velez de Mendizabal en su blog en euskara 'Hots begi danbolinak', Justo Jauregi-Arraburu era un joven seminarista, hijo del maestro de Garagartza, compañero de estudios José Luis Iñarra en el Seminario de Vitoria y, al igual que él, alumno de don Jose Miguel Barandiaran, cuando en 1928 puso en conocimiento de su profesor la existencia de restos prehistóricos en Lezetxiki.

Barandiaran dejó constancia de este hecho en la anotación de su diario correspondientes al 23 de septiembre de 1928: «en el tren de las 08.40 fui a Mondragón, y de aquí, en el autobús de Aramayona, a Garagarza. En el monte Bostate de este barrio visité las cuevas Kobaundi, Kobatxo y Kobatxiki, en donde ha descubierto yacimientos prehistóricos mi discípulo D. Justo Jáuregui. Fotografié la montaña desde las proximidades de Garagarza, la cueva superior (...) y el grupo de acompañantes. Estos eran los señores Urrutia (párroco de Garagarza), Arrúe (alcalde de Arechabaleta), Aznar (oficinista de la fábrica Beroa), E. Maidagán, Urtubi (farmacéutico de Arechabaleta), Jáuregui (maestro de Garagarza) y tres hijos de éste (uno de ellos el mencionado Justo) y los dos hermanos Santa Marina (uno de ellos seminarista)». «Fuí a comer a la fonda de Santa Águeda. Comí en compañía de los Srs. Arrúe y Aznar. Visité al capellán D. Leonardo de Guridi. Después volví a Garagarza y de aquí, en autobús, bajé a Mondragón. En el tren de las 5.35 volví a Vitoria»...

El 'descubridor' de Lezetxiki - Diario Vasco

Más sobre Breve historia de los neandertales

Lo que desconoce de sus antepasados: enigmas de los neandertales

Los hallazgos relacionados con los neandertales no dejan de sucederse, lo mismo que las investigaciones sobre esta especie. La publicación de Breve historia de los neandertales, a cargo de Fernando Diez Martín, confirma el interés por dilucidar la forma de vida de los antepasados del Homo sapiens. En sus páginas, este experto desvela qué aspecto tuvieron, qué comieron o cómo se relacionaron entre ellos. Eso y otras tantas curiosidades y apuntes científicos.

El aspecto achatado y prominente del cráneo de los neandertales, especie del Paleolítico Medio, hacía que sus cabezas se parecieran más a un balón de rugby que a uno de fútbol. Así lo describe Fernando Diez Martín, profesor de Prehistoria de la Universidad de Valladolid, en el libro Breve historia de los neandertales (Nowtilus), una publicación de tipo divulgativo que se suma a las investigaciones sobre estos individuos, cuyos enigmas mantienen aún intrigada a la comunidad científica.

El estudio de sus rasgos morfológicos hizo que durante años fueran descritos como seres brutales, salvajes o simiescos. Hoy, Diez Martín sostiene que es posible describir su físico "gracias a las evidencias de huesos fosilizados de una cuarentena de esqueletos relativamente completos”. Este experto los describe en su libro como seres que “no eran altos para los estándares actuales, ya que los hombres medían entre 1,64 y 1,68 cm, y las mujeres, entre 1,52 y 1,58 cm”. Con un peso medio de 80 kilos, detalla que bien podrían haberse parecido a lo que hoy identificamos con un culturista, sobre todo por el hecho de que una de las características más llamativas de su aspecto tiene que ver con la rotundidad de su cuerpo, "de gran cuello, pesados hombros, voluminosas caderas, tronco grande y con una forma cilíndrica gracias a una curvatura de sus costillas”...

Fuente
Entrada relacionada: 15-10-11. Breve historia de los neandertales

UNED: Los neandertales de la cueva del Sidrón



Programa: SIN DISTANCIAS
Espacio: Geografía e Historia
Título: Los neandertales de la cueva del Sidrón (Asturias).
Fecha emisión: 25-XI-2011

Sinopsis: La cueva del Sidrón, en el concejo asturiano de Piloña, está considerada como el mayor yacimiento neandertal de España y uno de los más importantes de Europa y se ha convertido en todo un referente para los estudios de esta especie humana.

Participantes: Jesús F. Jordá Pardo, profesor de Prehistoria en la UNED; Marco de la Rasilla Vives, profesor de Prehistoria en la Universidad de Oviedo, director de las excavaciones de la cueva del Sidrón (Asturias).