viernes, 9 de diciembre de 2011

Los hombres prehistóricos se hacían colchones de paja para dormir hace 77.000 años

El hallazgo, en un yacimiento arqueológico de Sudáfrica, muestra que los prehistóricos utilizaban plantas con efecto insecticida y quemaban periódicamente los jergones seguramente para desinfectarlos

Los hombres prehistóricos eran capaces de dotarse de unas mínimas condiciones de comodidad e higiene, a la vista del hallazgo, en un refugio en Sudáfrica, de unas colchonetas hechas hierbas, juncos y hojas que se han datado en 77.000 años de antigüedad (a modo de refrencia: las pinturas de Altamira tienen en torno a 15.000 años). Algunas plantas, además, parecen elegidas entre especies conocidas en la medicina tradicional por contener compuestos de efecto insecticida y larvicida, por ejemplo repelentes de mosquitos. Además, los restos indican que las colchonetas fueron quemadas periódicamente, tal vez con fines higiénicos: luchar contra plagas y destruir la basura. Son vestigios muy significativos del comportamiento cultural complejo de la humanidad anatómicamente moderna antes de la última ola migratoria desde África de estos antepasados nuestros directos. Las colchonetas coinciden temporalmente en los yacimientos surafricanos con otros indicios de prácticas avanzadas, como la utilización de cuentas de concha, las nuevas tecnologías aplicadas a los instrumentos de piedra, la preparación de trampas para animales y la fabricación de arcos y flechas.

Los colchones descubiertos ahora son, con mucho, los más antiguos que se han encontrado, con 50.000 años más que los que se conocían hasta ahora.

Al menos 15 capas diferenciadas de colchonetas de material vegetal apelmazado han encontrado los científicos en el refugio de Sibudu, situado en un acantilado sobre un río, 40 kilómetros al norte de Durban y a 15 de la costa del océano Índico. La localización del refugio es importante porque muchas de las plantas utilizadas en la preparación de los jergones crecen exclusivamente en entornos acuáticos, lo que descarta que se trate de plantas crecidas in situ y aplastadas. Los humanos prehistóricos subieron las hojas, hierbas y juncos hasta su refugio y se prepararon colchonetas para dormir y para vivir más cómodamente, afirman los científicos que investigan el yacimiento arqueológico, liderados por Lyn Wadley (Universidad de Witwatersrand, en Johannesburg). Presentan los últimos descubrimientos en la revista Science...

[Leer más]
Referencia: Lyn Wadley, Christine Sievers, Marion Bamford, Paul Goldberg, Francesco Berna, Christopher Miller. Middle Stone Age Bedding Construction and Settlement Patterns at Sibudu, South Africa. Science, 2011; 334 (6061): 1388-1391 DOI: 10.1126/science.1213317

El parque rupestre reduce el precio de la entrada hasta el 23 de diciembre

El Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre de Campo Lameiro pondrá en marcha a partir del 13 de diciembre una oferta especial de Navidad por la que se cobrará entrada de grupo a todos los visitantes. Esa rebaja en el precio -de 6 euros a 3,50- se aplicará a partir de las 15 horas en días laborables y los fines de semana el día completo. La oferta especial de Navidad se mantendrá hasta el 23 de diciembre.

La empresa que gestiona el recinto cultural y turístico también anunció un cambio en el horario de las visitas nocturnas, que en invierno se adelantan a las 18 horas. Marián Cortés explicó que está ultimando el diseño de nuevos talleres y actividades con vistas al 2012.

A partir de enero se inaugurará el Taller de fuego, en el que, con un arco de madera o con piedras, se consigue hacer fuego en pocos segundos. Otra novedad es el Taller del grano al pan, para que los niños aprendan a moler cereales y a hacer pan sin levadura, como se hacía en la Edad del Bronce. También están previstos nuevos talleres para alumnos de educación infantil, primaria y secundaria.

El parque arqueológico de Campo Lameiro, que el pasado 27 de noviembre superó los 10.500 visitantes desde su apertura el 6 de julio, convocó un concurso titulado Fotografía los petroglifos. Las bases están publicadas en su página web (www.paar.es) y en el perfil de Facebook. Otra iniciativa que está prevista es un campeonato de tiro con arco prehistórico.

La Voz de Galicia

El arte prehistórico de la impactante Cueva de las Manos

Escondido en el árido oeste santacruceño se encuentra uno de los más atractivos y enigmáticos hitos de la Patagonia: la Cueva de la Manos, una de las manifestaciones de arte rupestre más importantes del mundo, que incluye cientos de expresiones artísticas con más de 9.000 años de antigüedad, realizadas por las primeras culturas patagónicas.

La cueva se encuentra en el cañón del valle del río Pinturas, de 170 metros de profundidad, en una zona en la que reina el color rojizo de la estepa sureña, y fue descubierta por Francisco Moreno, el Perito, en 1876. El sitio es parte del circuito turístico de la mítica Ruta 40 (en este caso en el cruce con la Ruta Provincial 43), la senda que recorre el país de norte a sur siguiendo de cerca a la majestuosa Cordillera de los Andes. La localidad más cercana a la cueva es Perito Moreno, a 160 km, y el aeropuerto más próximo está en Comodoro Rivadavia (a 400 km), sobre el océano Atlántico...

Ambito.com

Chimps Shed Light on How Humans Learned to Share

A group of chimpanzees at a research site frequently share hunting tools and food with each other, something that's widely regarded as a defining characteristic of human behavior.

The finding may shed light on how the earliest humans first started sharing, according to study author Jill Pruetz, a professor of anthropology at Iowa State University.

She and her colleagues observed chimpanzees at the Fongoli research site in Senegal and recorded 41 cases of the chimpanzees sharing either wild plant foods or hunting tools with each other.

Previous studies have documented chimps sharing meat, but this is the first to describe the sharing of items other than meat among chimps that were not related...

[Read more]