domingo, 22 de abril de 2012

Exposición "Al sur de Venus. La región cantábrica hace 25 000 años: el Gravetiense"

Del 18 de mayo al 26 de agosto.
Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo, Ribadesella.

El Gravetiense es un periodo poco conocido en la Península Ibérica, si bien es el primero con cierta homogeneidad continental. Esta muestra proporciona una visión actualizada de las condiciones ambientales, la cultura material y el arte rupestre que caracteriza a este periodo. Para ello se han seleccionado objetos de diferentes yacimientos cantábricos, así como muestras de la producción simbólica, es decir, del arte rupestre, y del arte mueble: las famosas Venus, de las que no se han hallado ejemplares en la Península ibérica, pero sí en varios lugares de Europa.

El Homo sapiens sapiens, nuestra propia especie, la única existente en Europa desde el Gravetiense, ya disponía de un gran desarrollo social que le permitió cuidar a los desfavorecidos y enterrar a sus muertos, como vemos en la exposición gracias a la reconstrucción del impresionante enterramiento de Sungir (Rusia).

Junto a ello se puede ver una importante muestra de la industria lítica, que alcanzó un gran desarrollo en este periodo, en especial los proyectiles de caza; también apreciamos piezas en hueso y asta, materias con las que también se elaboraron objetos de uso cotidiano y adorno personal: colgantes, algunos de los cuales se prenderían sobre la ropa, y collares, como el del Cuco (Cantabria).

Foto: Venus de Cussac. Sane / EL DIARIO MONTAÑES
En la exposición hay también una visión del arte de la época, como el mueble sobre hueso y asta y los grabados sobre piedra, entre los que destaca el león de El Castillo (Cantabria) y la cierva de Antoliñako koba (Vizcaya), finalizando la muestra con un recorrido fotográfico por el arte rupestre.

La exposición muestra objetos procedentes de yacimientos cantábricos y franceses cedidos por el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, el Museo Arqueológico de Asturias, el Museo Arqueológico de Bizkaia, el Centro de Depósito de Materiales Arqueológicos y Paleontológicos de Gipuzkoa, el Museo de Navarra, el Museo de Prehistoria y de Arqueología de Cantabria, la Direction Régionale des Affaires Culturelles d´Aquitaine (SRA) y la Asociación Gaztelu-Familia Darricau (Francia).

COMISARIADO: Álvaro Arrizabalaga (Área de Prehistoria, Universidad del País Vasco), Carmen de las Heras (conservadora del Museo de Altamira), José Antonio Lasheras (director del Museo de Altamira) y Marco de la Rasilla (Área de Prehistoria, Universidad de Oviedo).

Más información: Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo
Relacionado: "Al sur de venus" en el Museo de Altamira (20/10/2011 hasta el 22/04/2012).

Actualización 28-08-12. Un total de 17.800 personas visitaron la exposición ´Al sur de Venus en el Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo

How Humans Became Masters of the Earth

NEW-YORK — Why is it that humans emerged from the natural world, yet we portray ourselves as modifiers of it, even its adversaries?

Paleoanthropologist Rick Potts thinks that fluctuations in the environment in which our ancestors lived were responsible. Our ancestors responded by becoming more versatile through a suite of changes that included an ability to modify our environment. Potts' theory is known as the variability selection hypothesis.

Human ancestors adapted "to novelty and to change itself," he told an audience here at a conference on climate change and human evolution at Lamont-Doherty Earth Observatory yesterday (April 19).

Our species, Homo sapiens, has existed for a mere 200,000 years, but since our line split from that of our closest living relatives, chimpanzees, more than 6 million years ago, global climate has grown increasingly variable, fluctuating between warm and ice-age extremes, but becoming cooler overall.
...
Livescience.com