lunes, 28 de mayo de 2012

Cueva de la Pileta: Novedades en el sitio web

Visor de Arte Rupestre: Mano en positivo de color rojo de la Sala del Monolito.
Paleontología: Colmillo de oso de las cavernas.
Ver novedades

Hienas y osos en las Sierras Subbéticas

El grupo G40 ha hallado restos óseos de animales con 35.000 años de antigüedad

Limpieza de una de las mándíbulas de hiena halladas en Sima Abraham
GRUPO ESPELEOLOGICO G40 28/05/2012

Hace treinta mil años, grandes carnívoros como hienas manchadas y osos pardos de grandes dimensiones compartían espacio con linces ibéricos, cabras montesas y ciervos en las Sierras Subbéticas.

En 2007, varios integrantes del grupo espeleológico G40 de Priego, a lo largo de un operativo desarrollado para encontrar un nuevo acceso a la Sima de Cholones, realizó un hallazgo sorprendente, ya que tras desostruir la boca de una sima cegada milenios atrás, se producía el hallazgo de un yacimiento paleontológico (Sima Abraham) conformado por una acumulación de huesos principalmente de cabras monteses, ciervos y osos, así como algunos otros restos de equinos, hienas y linces.

En 2008 se realizó una actuación preventiva autorizada por la Consejería de Cultura y dirigida por Rafael María Martínez, investigador del Area de Prehistoria de la UCO. En ella la colaboración entre las técnicas arqueológicas aplicadas a la paleontología y la espeleología se hizo una vez más indispensable para el desarrollo de los trabajos, realizando varios espeleólogos del G40 y arqueólogos parte de la intervención suspendidos en una pared vertical de algo más de diez metros de altura.

Con posterioridad, un equipo conformado por las universidades de Córdoba, Huelva, Sevilla y Zaragoza, el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social, junto al grupo espeleológico G40 de Priego, presentó a finales de octubre del pasado año en Salou (Tarragona) en el marco del congreso internacional Interacciones entre Homínidos y Carnívoros , un estudio relativo a los restos óseos encontrados durante los trabajos, los cuales han sido fechados en torno a 35.000 años, edad que se ha confirmado con posterioridad a partir de análisis de radiocarbono y uranio-torio.

Dicha cronología, que en diversas dataciones se extiende entre los 39 y los 29 mil años antes del presente, coincide en el tiempo con la llegada de los primeros humanos modernos a la Península Ibérica, poblada hasta entonces por el hombre de Neandertal y con quien coexistieron al menos diez mil años.

De hecho, uno de los huesos localizados perteneciente al antebrazo de un gran oso, presenta una serie de marcas características de un instrumento de piedra de filo cortante, lo cual probaría el aprovechamiento de cartílagos y tendones para la fabricación de útiles.

diariocordoba.com
Link 2 (Fotos sima Abraham)

La historia de la Serranía de Ronda, bajo microscopio

Más de 20 profesionales de diferentes centros trabajan desde 2010 en el proyecto arqueológico Kuretes

Manolo Guerrero. Ronda. La delegación de Turismo de Ronda, a través del Museo Municipal, está participando en el proyecto de investigación arqueológica Kuretes, que se centra en las primeras ocupaciones arqueológicas, la evolución paleológica y climática del Cuaternario de las Béticas occidentales. Los trabajos se están realizando en la cueva del Higueral, en el término municipal de Cortes de la Frontera.

El estudio, que comenzó en 2010 y se prolongará en el tiempo hasta el año 2015, está siendo promocionado y coordinado por más de veinte investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Granada y el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra.

Los investigadores mostraron a través de una conferencia algunos aspectos técnicos y científicos de la primera fase de excavación. Asimismo, explicaron la metodología empleada en las excavaciones, los materiales obtenidos y los primeros resultados analíticos. Unos resultados que van a servir para conocer la potencialidad y valor de este yacimiento, que a su vez permitirán establecer las líneas de estudio para futuras excavaciones en otras zonas.

Según Barea, «estos trabajos pueden darnos una sorpresa de cara al futuro, porque se está construyendo una historia distinta con esta investigación. Hasta el momento, hemos encontrado especies insospechadas de bóvidos y utillajes poco comunes».

La Opinión de Málaga
Link 2
Entrada relacionada: 20-09-11. Los saqueadores arruinan un yacimiento prehistórico andaluz

Presentación de la pieza del mes en el Museo Arqueológico de Córdoba

Analiza un vaso de alabastro del Calcolítico encontrado en Baena

Vaso tallado en alabastro de color blanco Museo Arqueológico de Córdoba
28-05-12. El doctor en Prehistoria por la Universidad de Córdoba Rafael María Martínez presentó ayer la Pieza del mes del Museo Arqueológico. En esta ocasión se trataba de un vaso de alabastro del periodo Calcolítico hallado en Baena, en el entorno de la Laguna del Rincón del Muerto, por el ingeniero y pionero de la prehistoria cordobesa Carbonell y Trillo Figueroa.

El recipiente está tallado con decoración geométrica y otras producciones similares han sido encontradas con frecuencia en Lisboa, en contextos funerarios que pudieron existir entre los años 2800 y 2200 a.C. Rafael María Martínez es especialista en el periodo del cuarto milenio antes de nuestra era en la zona de la Vega del Guadalquivir y con su intervención en la Pieza del mes participó ayer en una de las actividades de difusión más destacadas del Arqueológico

Diario Córdoba
Link 2 (Andalucía TU Cultura)

Colombia. Hallan vestigios del 'hombre de piedra' en Pereira

En una colina al lado de las quebradas Condina y El Oso, en la vereda Nuevo Sol, de Pereira, hace 8.740 años antes de nuesta era llegaron clanes seminómadas referentes a la edad de piedra, que encontraron en estas tierras recursos hídricos y un lugar agradable para vivir. Además, desarrollaron sus herramientas primarias para explotar el fuego y domesticaron los alimentos.

Aquellos grupos precerámicos no dejaron mucho rastro, pero el arqueólogo Carlos Alberto Restrepo descubrió en la variante sur, en la vía que de Pereira conduce al municipio de Alcalá (Valle del Cauca), a una profundidad de 1,20 metros, instrumentos rústicos que revelan indicios de la existencia de estos grupos tempranos, difíciles de detectar.

Hace un año pudimos detectar que ellos sacaban el material de las quebradas y empezaban a trabajarlo; parece que lo quemaban para fracturarlo más rápido y fabricaban instrumentos rústicos. Todo esto fue intencional pues algunas plaquitas están quemadas, explica el arqueólogo, quien enseña las azadas (piezas precerámicas para maniobrar la tierra) encajándolas entre el índice y el pulgar, en las concavidades o muescas que le tallaban a la piedra para sujetarlas.
...
ElTiempo.com