miércoles, 27 de junio de 2012

Huelva. Datan en 3100 a.C. el inicio de la actividad metalúrgica en la península

Huelva, 27 jun (EFE).- El grupo de investigación de la Universidad de Huelva Midas III Milenio Antes de Nuestra Era (ANE) ha publicado un informe en el que certifica, con las últimas dataciones de carbono 14, el inicio de la actividad metalúrgica en la península ibérica en el año 3100 a.C.

Así lo ha indicado hoy en rueda de prensa el doctor en Historia y Arqueología de la Onubense y miembro del grupo Moisés Rodríguez Bayona, quien ha precisado que esta inicial actividad se sitúa en Cabezo Juré, un yacimiento arqueológico ubicado en Alosno (Huelva).

Rodríguez ha indicado que éste es uno de los "avances más significativos" de una actividad de investigación sobre la actividad metalúrgica desde distintas perspectivas que viene realizando este grupo desde 1991, ya que "esta cronología determina la zona como la más antigua de la península ibérica y una de las más antiguas de Europa", fechándola incluso antes de lo que otros estudios anteriores habían determinado.

Según ha precisado, Cabezo Juré cuenta con los registros y contextos arqueológicos vinculados a la metalúrgica "más importantes y antiguos" de la península, con trascendencia europea e incluso mundial.

ideal.es
Entrada relacionada: 21-04-12. Los primeros obreros del metal

Paleontólogos trabajan en Guadalteba dentro del proyecto de investigación de la comarca

Un equipo compuesto por cuatro expertos paleontólogos trabaja esta semana en Guadalteba, en el marco del proyecto de investigación que se está desarrollando en la comarca, más concretamente en la Cueva de Ardales y la Sima de Las Palomas de Teba. El objetivo es estudiar los hallazgos documentados que se están realizando en ambos yacimientos dentro de este proyecto, en el que participan más de cincuenta investigadores de toda Europa, especialmente españoles y alemanes. El carácter interdisciplinar del equipo aporta nuevas perspectivas en la investigación desde muy diversos aspectos; la arqueología, la geología, la paleontología,…y pretende obtener resultados amplios para el conocimiento de las sociedades humanas del Pleistoceno... Más información »

The origins of human settlement: Mainz University coordinates a new EU project for young researchers

Junior researcher Zuzana Fajkošová passes international selection procedure and begins her doctorate in the Palaeogenetics Group at the JGU Institute of Anthropology

"BEAN – Bridging the European and Anatolian Neolithic" is the name of a new multinational educational network which has received funding from the European Commission for the next four years. It is classified as a so-called Initial Training Network (ITN) in the EU Marie Curie Actions program, which allows young scientists early access to research activity at top international institutions. A basic requirement for funding is that the researchers involved leave their home country and conduct their research in another European country.

The BEAN Network consists of several European partners in England, Switzerland, France, Germany, Serbia, and Turkey, and has set itself the goal of enhancing the skills of a new generation of researchers in the subjects of anthropology, pre-history, population genetics, computer modeling, and demography. Many different disciplines are participating in the initiative. An important associate partner on the German side is the German Federal Statistical Office in Wiesbaden. The common focus of the project partners centers around questions associated with the origin of first farmer settlements, which were established some 8,000 years ago in West Anatolia and the Balkans. Where did they come from? Were they migrants from the Middle East? Are they our ancestors?
...
uni-mainz.de

Alicante. Hallan un brazalete de oro en el yacimiento de Cabezo Redondo

Foto: GENERALITAT VALENCIANA
Una excavación dirigida por la Universidad de Alicante (UA) con la colaboración de la Generalitat valenciana ha permitido el hallazgo de un brazalete de oro datado en la edad de bronce, de doce milímetros de ancho con dos pasadores como cierre, en el yacimiento Cabezo Redondo de la localidad alicantina de Villena, según ha informado en un comunicado el Gobierno valenciano.

La reliquia es una cinta de oro de doce milímetros de ancho con dos pasadores como cierre, que, según el Consell, será "clave" para poder interpretar las cintas aparecidas en el "tesorillo" de Cabezo Redondo. Así, las primeras analíticas sobre la composición del brazalete, realizadas en la UA, han confirmado que se trata de oro con un alto grado de pureza con una pequeña aportación de plata.

La pieza se ha hallado entre dos estratos de cereales carbonizados que se van a enviar a Estados Unidos para su análisis y datación 'radiocarbónica', lo que permitirá fijar su cronología, y por tanto, la del tesorillo de Cabezo Redondo, así como la del tesoro de Villena.

El brazalete de oro ha aparecido asociado a otros elementos de adorno, como un collar de bronce con pequeños elementos de oro, que se encuentra en muy mal estado de conservación, o un colgante de piedra, que serán restaurados por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración.

Del mismo modo, el hallazgo de esta pieza refuerza la importancia de este yacimiento alicantino, según ha apuntado la Generalitat valenciana, que ha recordado que este enclave arqueológico comenzó a excavarse a mediados del siglo XX, y cuya musealización se inauguró el pasado mes de mayo, con la financiación conjunta de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, y del Ministerio de Fomento, a través del programa del uno por ciento Cultural.

El yacimiento de Cabezo Redondo está datado a finales de la edad del bronce, entre el año 1700 y el 1200 antes de Cristo. Se trata de un poblado de grandes dimensiones que se extiende por la cumbre y ladera meridional del cerro en el que está ubicado, ocupando una extensión de unos 10.000 metros cuadrados, de los cuales se ha excavado una pequeña parte.

POBLACIÓN AGRÍCOLA Y GANADERA

Los pobladores de Cabezo Redondo vivieron de la agricultura, y especialmente de la ganadería. La óptima situación del poblado en una zona de cruce de caminos, hacia el interior y la costa, permitieron que se desarrollase un importante comercio e intercambio de objetos e ideas.

En el área intervenida hasta el momento se han documentado un total de veintiocho construcciones principales, llamadas departamentos, de las cuales se conservan sólo doce, que están construidos con mampostería trabada con barro, y se encuentran emplazados en terrazas para salvar la pendiente. Las techumbres estarían elaboradas con vigas de madera con un entramado de cañizo recubierto de barro, y su interior es, en la mayoría de las ocasiones, diáfano.

En casi todas de estas zonas hay uno o varios bancos adosados a los muros, así como otras construcciones realizadas mayoritariamente con barro y revestidas por finas capas de enlucido, lo que ha llevado a considerar que en el yacimiento se desarrolla una excepcional "arquitectura del barro", ha explicado el Consell.

EUROPA PRESS

Segovia. Los pinos persisten desde hace unos 6.000 años en Tierra de Pinares

El análisis de fragmentos de carbón vegetal recogidos en la Tierra de Pinares (al norte de la provincia de Segovia) demuestra la persistencia milenaria de un paisaje que hasta ahora se consideraba de origen artificial. Según la investigación, que se publica en la revista The Holocene, el pino resinero está presente en esta comarca desde hace unos 6.000 años.

Investigadores de las universidades Politécnica y Autónoma de Madrid identificaron cientos de macrofósiles vegetales procedentes de nueve localidades de la provincia de Segovia, y estimaron su edad mediante datación radiocarbónica.

Los resultados del estudio, publicados en la revista The Holocene, demuestran que el pino resinero (Pinus pinaster) ha sido una especie importante de forma continua en el paisaje de la comarca Tierra de Pinares desde hace al menos 6.000 años.

Además, según los investigadores, los pinos han podido ser dominantes en los territorios arenosos del sur del Duero, ya que no se han localizado carbones procedentes de otros árboles o arbustos. El estudio confirma así la hegemonía de los pinares en el paisaje de esta región a lo largo de los últimos 9.000-10.000 años.

Para el grupo de científicos, establecer el carácter natural de los pinares sobre este territorio tiene enormes implicaciones en cuanto a la gestión territorial, ya que estos pasan de ser considerados plantaciones de origen artificial y escaso valor ecológico, a bosques "con una larga historia y una extraordinaria capacidad de persistencia a través del tiempo".

Los datos que proporciona el trabajo se suman a un copioso conjunto de datos existentes en España y Portugal que demuestra el carácter nativo del pino resinero en múltiples áreas de la Península Ibérica.

Además, la información sobre el área de distribución de este pino en el pasado lo presenta como una de las especies más versátiles de flora leñosa en la Península Ibérica, al haber habitado enclaves sobre distintos suelos, climas, altitudes y orientaciones.
...
Noticias SINC

Referencia bibliográfica:
Morales-Molino, C., Postigo-Mijarra, J.M., Morla, C., García-Antón, M., 2012. "Long-term persistence of Mediterranean pine forests in the Duero Basin (central Spain): The case of Pinus pinaster Aiton". The Holocene 22, 561-570.

Mysterious Structures Found in Syrian Desert

Strange rock arrangements found in the war-torn region are clearly deliberately aligned -- but why?

An ancient landscape of stone circles, alignments and possible tombs lies out in the Syrian Desert, according to a Royal Ontario Museum archaeologist who has dubbed the mysterious structures "Syria's Stonehenge."

"These enigmatic arrangements are not especially imposing, they are not megaliths or anything like that, but they are very intriguing and clearly deliberately aligned," Robert Mason of Canada's Royal Ontario Museum told Discovery News.

Uncovered in 2009 near the monastery of Deir Mar Musa (Saint Moses the Abyssinian) some 50 miles north of Damascus, the strange features are likely to remain a desert mystery since the conflict tearing apart the Middle Eastern nation is preventing archaeologists from investigating the site.

Analysis of fragments of stone tools scattered in the area may date the formations to the Neolithic Period or early Bronze Age-- 6,000 to 10,000 years ago... Discovery News

Actualización 28-06-12. Un arqueólogo canadiense halla antiguas y extrañas formaciones pétreas en el desierto de Siria

En 2009 el arqueólogo Robert Mason (izquierda), del Museo Real de Ontario (Canadá), estaba trabajando en un antiguo monasterio cuando, paseando por sus inmediaciones, se encontró con una serie de formaciones rocosas: alineamientos y círculos de piedra, y lo que parecían ser tumbas.
Mason, quien habló sobre estos hallazgos y de la arqueología del monasterio mencionado en el Museo Semítico de la Universidad de Harvard, dijo que eran necesarios exámenes mucho más detallados para comprender tales estructuras, pero añadió que no estaba seguro de cuándo podría ser capaz de regresar, alguna vez, a Siria.

El análisis de los fragmentos de las herramientas de piedra encontradas en la zona sugiere que las formaciones rocosas son mucho más antiguas que el monasterio, datando quizá del periodo Neolítico o comienzos de la Edad del Bronce, entre 6.000 y 10.000 años atrás. Mason también vio formaciones pétreas como corrales llamadas "cometas del desierto", las cuales se habían utilizado para atrapar a las gacelas y otros animales. La región es seca en la actualidad ("muy pintoresca, si te gustan las rocas", dijo Mason), pero, probablemente, fue más verde milenios atrás...

De Atapuerca a Jumilla

Tres científicos que trabajan en el yacimiento de Burgos estudian en la cueva del Acebuche los cambios climáticos de hace miles de años

Tres científicos que trabajan en el yacimiento de Atapuerca (Burgos) visitaron Jumilla el pasado fin de semana para iniciar un trabajo de investigación basado en los cambios climáticos y ambientales que se produjeron hace hace miles de años en la zona del Altiplano.

Este proyecto comenzó hace dos años gracias a un acuerdo entre profesores de la Universidad Complutense de Madrid y el Museo de Etnografía y Ciencias de la Naturaleza de Jumilla. Ambos organismos propusieron el proyecto al Ayuntamiento, que no dudó en facilitar las labores de investigación en el término municipal.

El trabajo, dirigido por Javier Martín Chivelet, catedrático de la Facultad de Ciencias Geológicas de la Universidad Complutense de Madrid, está enfocado al estudio del clima de los últimos milenios y se basa en el análisis de cuevas cársticas y sus estalagmitas y estalactitas, que son unos excelentes archivos geológicos de las condiciones meteorológicas imperantes en tiempos pasados. Con el estudio se pretende avanzar en el conocimiento del cambio climático y ambiental del pasado y, con ello, también entender los cambios actuales y sus posibles consecuencias.

El equipo investigador ha seleccionado el área del Altiplano para trabajar durante los próximos tres años. Los trabajos se han iniciado en la cueva del Acebuche (Jumilla), donde los científicos han medido los parámetros ambientales del interior del abrigo y han tomado las primeras muestras de roca, de agua de goteo y de aire.

Además de Chivelet, en esta campaña han tomado parte Ana Isabel Ortega, investigadora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana –que se encuentra en Burgos– y María Jesús Turrero, investigadora del departamento de Medio Ambiente del Centro Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Madrid). Asimismo, han prestado su colaboración y Cayetano Herrero, director del Museo Jerónimo Molina de Jumilla, el Grupo de Espeleología Hinneni y el geólogo Emilio Herrero.

La Opinión de Murcia
Link 2: Jumilla participa en el Proyecto Cuevas