domingo, 29 de julio de 2012

El arte con mamuts cuenta la historia de su convivencia con los humanos

Una revisión del arte rupestre con los mamuts como protagonistas muestra la gran variedad de representaciones artísticas en torno a estos animales

Hace unos 21.000 años, comenzó el fin de la era de los mamuts en Europa. Estos grandes elefantes lanudos vieron cómo el cambio climático transformaba su entorno y una nueva especie de humanos los atosigaba sin piedad. Los pastos en los que habían prosperado fueron dejando paso a los bosques y sus dificultades para encontrar alimento se incrementaron. Es probable que todas estas circunstancias estén detrás de la desaparición de uno de los animales más míticos con los que se ha cruzado la humanidad.

Pero además de colaborar en su desaparición, los humanos también los utilizaron como modelos para sus obras de arte. Pinturas, grabados, esculturas y distintos tipos de tallas han dejado constancia de su convivencia durante miles de años. Ahora, los investigadores Ingmar Braun, de la Universidad de Basilea (Suiza), y Maria Rita Palombo, de la Universidad de La Sapienza (Roma), han realizado una revisión del arte conocido en torno a estos animales en la revista Quaternary International en la que recuerdan la gran diversidad de manifestaciones artísticas con el mamut como protagonista... Materia

Los secretos mejor guardados de Atapuerca

Un redactor y un fotógrafo de DB acompañan por vez primera a Arsuaga y su equipo hasta la Sima de los Huesos • La visita permite conocer, de forma exclusiva, el trabajo diario en el mayor yacimiento de fósiles humanos de la Historia.

Adentrarse en la Sima de los Huesos es mucho más que sumergirse en las entrañas de la Sierra de Atapuerca. Es retrotraerse en el tiempo, al menos 500.000 años. Un lugar mágico, que guarda los tesoros más preciados de la Evolución Humana, al ser el mayor yacimiento de fósiles humanos de la historia. Un tesoro que descansa a 60 metros de profundidad durante todo el año. Todo el año salvo el mes de julio, que coincide con la campaña de excavaciones de los investigadores. Durante esas pocas semanas, la Sima de los Huesos recibe a unos moradores que, siempre, por estas fechas, miman cada centímetro de tierra en busca de los hallazgos más preciados.

En esta ocasión, la pequeña cavidad perdida en el fondo de la Cueva Mayor ha tenido la visita de unos desconocidos. Unos privilegiados como un redactor y un fotógrafo de Diario de Burgos, que el pasado martes estuvieron acompañados del equipo que encabeza el codirector de los yacimientos de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga. Dos miembros del periódico que conocieron, de primera mano, el tesoro mejor guardado y más inaccesible.

Acompañamos durante una mañana a las ocho personas que cada día descienden a la Sima de los Huesos, un lugar escondido que nos convierte, más que en meros observadores, en medio aventureros o medio exploradores. La ropa para acceder a ese lugar inhóspito nos delata. Buzos, ropa de abrigo, botas de agua, guantes, cascos provistos de luz y un cinturón de arnés... diariodeburgos.es

Atapuerca 2.0

El equipo de Atapuerca utiliza tecnologías, algunas pioneras, que han revolucionado la forma de trabajo en los yacimientos.

Las excavaciones de la Sierra de Atapuerca han cambiado mucho en los últimos veinte años. La mejora de la proyección de la que se conoce como “la sierra de los secretos” se debe en gran parte a la aplicación de técnicas y aplicaciones tecnológicas de ultimísima generación que permiten conocer en tiempo real la datación “casi exacta” de restos que suman millones de años. Aplicaciones nunca vistas en la ciencia española se dejan ver al lado de yacimientos tan conocidos como La Sima de los Huesos, la Cueva del Mirador y Galería.

Desde hace tres años, todos y cada uno de los datos que se extraen diariamente en la campaña de excavación se almacenan mediante un una herramienta denominada '3COOR Data Base', que permite almacenar y recuperar en cualquier momento, de una manera rápida y eficaz, toda la información obtenida en... leonoticias.com

Asturias. Tras el rastro del Neanderthal en Llanera

  • Durante todo el mes, una docena de arqueólogos ha logrado encontrar varios centenares de útiles del Paleolítico Medio .
  • Los arqueólogos hayan en El Barandiallu piezas de sílex que no son de la zona
Un grupo de hombres del Neanderthal se instalaron en Llanera hace ya más de 50.000 años. Su asentamiento estaba en la zona de Villardeveyo, en una de las orillas del río. Se cree que allí pasaron largas temporadas, ya que en el lugar se han conservado más de un millar de útiles de piedra. Se trata de bifaces, raspadores, lascas o denticulados, entre otros muchos, instrumentos que nuestros antepasados utilizaban para trabajar la madera, las pieles o las carnes.

Dos de las piezas de sílex encontradas. :: PABLO NOSTI
Son, sobre todo, útiles de cuarcita, que procede de los cantos rodados del río, un material presente en la zona y en sus inmediaciones. Pero los arqueólogos también han encontrado algunas herramientas de sílex, un material que no es de la zona. «Eso quiere decir que trajeron la materia prima de otra zona», asegura el profesor de Prehistoria de la UNED David Álvarez. Ahora se trata de averiguar de dónde venía esa piedra y cuáles eran los movimientos de ese grupo de llanerenses paleolíticos.

Durante tres semanas, Álvarez ha dirigido a un equipo de una docena de arqueólogos de la UNED, la Universidad de Oviedo, la Complutense de Madrid y la de Deusto, que ha trabajado en cuatro puntos diferentes en el yacimiento de El Barandiallu. Han sido capaces de extraer centenares de piezas de la industria lítica del Paleolítico Medio en muy buen estado de conservación.«Muchas piezas están intactas y aún cortan perfectamente», explica el profesor.

Un yacimiento importante

El yacimiento de El Barandiallu es, además, el más importante de Asturias por volumen de piezas de todos los que se han encontrado al aire libre. «Casi todo lo que se sabe de esta época es por lo que se ha encontrado en cuevas», comenta Álvarez, ya que encontrar útiles fuera de ahí no es demasiado común. Los primeros hallazgos se produjeron en los años 80, durante los trabajos de construcción del gasoducto Burgos-Cantabria-Asturias. Entonces se catalogó un importante número de piezas, pero nunca se volvió a trabajar en la zona por falta de presupuesto para continuar con la investigación. Ha sido ahora, gracias a una ayuda económica de la delegación de la multinacional Fluor en Llanera, que se han podido retomar los trabajos. La empresa, que colabora de manera habitual con actividades culturales y solidarias del concejo, ha aportado también a algunos de sus empleados para colaborar en las tareas de excavación, sobre todo arquitectos entusiasmados por el proyecto.

La excavación se enmarca dentro de un estudio más amplio que abarca toda la zona cantábrica, y que pretende conocer más datos sobre las primeras ocupaciones neanderthales en la cornisa. Las piezas encontradas en Llanera tienen una antigüedad de entre 50.000 y 100.000 años, aunque la fecha no se puede precisar más ya que esos útiles aparecieron sobre la terraza fluvial, sobre un terreno muy anterior a ellos, probablemente formado entre el Jurásico y el Triásico. En los próximos meses tocará analizar esas muestras sedimentológicas de los diferentes estratos que se han encontrado durante las excavaciones.

Con todo, el yacimiento de El Barandiallu tiene una gran importancia desde el punto de vista territorial. «Aquí había un asentamiento de cierta entidad que, además, fue sostenido en el tiempo», afirma el profesor David Álvarez, que comenzará ahora, una vez finalizados los trabajos sobre el terreno, un análisis más en profundidad del lugar y el entorno. «En enero empezaremos a pensar ya en redactar las conclusiones para su publicación».

RUTH ARIAS / elcomercio.es
Entrada relacionada

Córdoba. Concluyen los trabajos en el Yacimiento Neolítico del Castillo Doña Mencía

Los arqueólogos Juan Carlos Vera y Rafael Martínez han concluido ya su trabajo en el yacimiento neolítico del interior del Castillo de Doña Mencía y durante la semana que ha durado la intervención han encontrado nuevas evidencias de la ocupación neolítica que ya había sido detectada en las excavaciones anteriores llevadas a cabo en la zona. Concretamente, han hallado evidencias materiales de industria lítica con mucha presencia de sílex, así como restos de adornos, como brazaletes o conchas.

Además, han aparecido nuevos restos de fauna: jabalíes, ovejas, vacas y caprino doméstico. Al respecto, Rafael Martínez señalaba que aunque todavía hay que esperar a los resultados de las dataciones, "todo indica a que estamos en el tránsito del sexto al quinto milenio a. C". Comentaba igualmente que probablemente se tratase de un poblado de agricultores y ganaderos que pastoreaban y cazaban en la zona. A partir de ahora se procederá a estudiar los materiales, tierra y demás elementos obtenidos, así como a analizar los restos de semillas carbonizadas y extraer de los distintos estratos de tierra muestras de polen y fitolitos. De este modo, se podrá conocer un poco más cómo era el paisaje y ecosistema de aquella época.

Martínez recordaba al mismo tiempo que hay entre cinco y diez poblados neolíticos al aire libre documentados en la comarca, aunque hasta este de Doña Mencía, no se había excavado ninguno en la Subbética. En este espacio, ya abierto en campañas realizadas en 2007 y 2009, se ha realizado por lo tanto la primera excavación sobre un yacimiento del neolítico antiguo al aire libre en la zona. Los resultados obtenidos y las circunstancias que se dan en el terreno hacen incluso pensar a los investigadores que bajo la actual calle LLana podría quedar estratigrafía y restos importantes.

La intervención que acaba de culminar forma parte de un proyecto que dirige el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y su objetivo es conocer más sobre la llegada de la agricultura al sur de la península ibérica. Las tareas en Doña Mencía se han centrado en recoger muestras paleobiológicas de fauna y especialmente semillas carbonizadas, polen y fitolitos. La investigación trata de averiguar qué tipo de plantas había hace miles de años e identificar las especies cultivadas, para datarlas después con el método del radiocarbono.

Bárbara Barrios / surdecordoba.com

Patrimonio asturiano bajo tierra

  • Las necesidades de conservación impiden visitar Llonín y Covaciella, y limitan el acceso a Tito Bustillo, Pindal y Candamo.
  • Algunas cuevas patrimonio de la UNESCO acusan falta de promoción, mientras el Parque de la Prehistoria palidece ante la réplica de Altamira
Hace decenas de miles de años, alguien pintó en sus paredes sin saber qué sería de su obra. Hoy, cinco de esas cuevas asturianas son Patrimonio de la Humanidad, a pesar de su vida dispar: desde espacio para curar quesos hasta cuarteles de batalla en la Guerra Civil; desde museos bajo tierra hasta joyas enterradas. Algunas se han convertido en reclamo turístico; otras, en tesoros semiolvidados. Todas, en un recurso escaso, exquisito y difícil de explotar.

De Tito Bustillo, Candamo, Pindal, Llonín y Covaciella, las cinco cuevas que la UNESCO ha reconocido como Patrimonio de la Humanidad o Mundial, incluidas en el sitio que encabeza la cueva de Altamira, tres son visitables. En condiciones, eso sí, muy controladas. Una de ellas, de hecho, la de Tito Bustillo, en Ribadesella, podría contener, según las últimas dataciones realizadas, arte de hasta 34.000 años de antigüedad, que se puede tener al alcance de la mano... Pero sin tocar bajo ningún concepto para no deteriorarlas, como explica uno de sus guías, Miguel Polledo: «Tito Bustillo lleva acondicionada para la visita desde los años 70, por un camino delimitado y claramente marcado, durante el cual el guía tiene control estricto del grupo». Hasta la respiración es una amenaza.

Estos grupos, de diez personas máximo, forman parte de una experiencia limitada a 150 visitantes diarios, que deben, según recomienda Polledo, «llamar con 15 días de antelación como mínimo si quieren tener alguna opción de organizarse». Permanece abierta de octubre a marzo, pero no permite contemplar, paradójicamente, algunos de los elementos por los que es más conocida: Tito Bustillo contiene doce conjuntos, de los cuales solo se pueden visitar dos. Fuera queda, por ejemplo, el Camarín de las Vulvas, que se encuentra en un área cerrada desde 1976.

Dado ese desgaste, que obliga a cerrar salas o cuevas completas (es el caso de Llonín, en Peñamellera Alta, y de Covaciella, en Cabrales), el Principado de Asturias abrió en 2007 el Parque de la Prehistoria de Teverga (bajo Gobierno socialista), donde sí se puede contemplar, entre otras muchas piezas, una reproducción del Camarín de las Vulvas. Con una afluencia de público, además, teóricamente ilimitada: en sus dos primeros años de vida alcanzó la cifra de 100.000 visitantes... elcomercio.es

La réplica de la cueva de Lascaux recibe 250.000 visitas al año

No todo son vinos, quesos, castillos, escritores y buena mesa: la región francesa de la Dordoña, en el sudoeste del país, exprime su propia cueva de Altamira, Lascaux, con toda la fruición posible, y con una estrategia política y cultural bastante diferente a la española.

La monumental gruta, con unas elevadas condiciones de humedad que han mantenido su contenido prácticamente inalterado desde hace 18.000 años, es el núcleo de otras 15 y de 147 yacimientos que la UNESCO reconoce, en su conjunto, como Patrimonio Mundial o de la Humanidad. Lascaux, de cuyo descubrimiento se cumplieron siete décadas hace dos años, tuvo que ser cerrada al público en 1963 debido a la elevada afluencia de público (un millón de visitantes en los 15 años anteriores habían empezado a degradar los restos). Unos años más tarde se puso en marcha el proyecto Lascaux II, una reproducción facsímil de la sala de los toros y del divertículo. La iniciativa, privada, fue terminada con dinero público y abierta a los visitantes en 1983, a apenas 200 metros de donde se encuentra la original. Hoy, según la oficina de turismo de la región, recibe 250.000 visitantes al año... elcomercio.es

Málaga. La Cueva del Tesoro lanza un SOS

Rincón de la Victoria pide ayuda a la Diputación y el CSIC para combatir el 'mal verde'

El 'mal verde' sigue avanzado sin control en la Cueva del Tesoro de Rincón de la Victoria, poniendo en peligro este monumento natural, declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta de Andalucía, propiedad de la familia Laza Palacio y gestionado por el Ayuntamiento desde los años ochenta merced a un acuerdo de arrendamiento.

Los descendientes del que fuera redescubridor de la gruta a mediados del siglo XX, Manuel Laza Palacio, llevan varios años denunciando el avance del hongo, que pone en peligro las valiosas pinturas rupestres del interior de la gruta, y reclamando una actuación urgente que frene esta situación. Por este motivo, el Ayuntamiento ha pedido al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que se ocupe de la erradicación del 'mal verde' de la Cueva del Tesoro, la única gruta de origen marino visitable de Europa.

El 'mal verde' es un biodeterioro que se produce en las cuevas visitables a consecuencia de microorganismos que, gracias a la luz artificial, realizan la fotosíntesis y se desarrollan sobre las rocas erosionándolas. La concejala responsable de la Cueva del Tesoro, Marta Marín (PP), dijo que el Ayuntamiento ya se ha puesto en contacto con el equipo del doctor del CSIC Cesáreo Sáiz, «que con casi toda probabilidad se encargará de llevar a cabo la eliminación del 'mal verde'».

Marín explicó que «el 'mal verde' que padece la gruta ha llegado a un estado muy avanzado en los últimos años, pero después de las gestiones oportunas que hemos acometido, cada vez estamos más cerca de eliminarlo y recuperar la cueva».

La edil recordó que el pasado febrero el Consistorio aprobó el proyecto de acondicionamiento y musealización de la cavidad, que tiene como objetivo poner en valor la cueva y recuperar su estado original, lo que supone la erradicación del 'mal verde'. Dado que no había financiación suficiente para acometer en su totalidad el proyecto, presupuestado en nueve millones de euros, el Ayuntamiento extrajo una parte del mismo, en concreto la relacionada con la recuperación de la cueva, y solicitó una subvención de 755.000 euros a la Iniciativa de Turismo Sostenible (ITS) de la Costa del Sol-Axarquía.

La concejala precisó que, como el Consistorio no ha tenido noticias sobre la concesión o rechazo de la subvención solicitada a la Junta de Andalucía, desde su área se está gestionando la posibilidad de que sea la Diputación de Málaga la que financie esos trabajos urgentes.

EUGENIO CABEZAS / diariosur.es

Entrée de la grotte de Chauvet

Vídeos (2) el 28/07/2012 por VolupteSensuelle, añadidos a Paleo Vídeos > Prehistoria Universal > L.R.2.4 nº 24 y 25.