sábado, 1 de septiembre de 2012

Arranca la nueva campaña de excavaciones en la cueva del Sidrón, en Piloña

A primera hora de esta mañana el director de las excavaciones de la cueva del Sidrón preparaba junto a su equipo los materiales para la temporada de trabajo en el yacimiento.

El profesor de la Universidad de Oviedo, Marco de la Rasilla, dirigirá a un grupo de 12 personas que durante un mes continuará con la búsqueda de restos en la cueva piloñesa, aunque los trabajos se centrarán en una zona anexa a la denominada galería del osario.

El profesor, Marco de la Rasilla, espera completar un trabajo que el año pasado llevó al hallazgo de restos óseos de niño.

En los últimos 12 años, arqueólogos y paleontólogos han hallado más de 2.000 restos óseos que confirman el yacimiento como el más importante del periodo Neanderthal en la península Ibérica.

Las excavaciones en la cueva del Sidrón se han librado, al menos este
año, de la crisis, ya que el Principado ha destinado para esta campaña 85.000 euros... (Vídeo) rtpa.es/

Entrada relacionada

Cáceres. Los expertos vuelven a Santa Ana en busca de los orígenes

EL COMPLEJO ARQUEOLOGICO CACEREÑO YA SE SITUA EN LA ELITE EUROPEA Y ESTA CUEVA ES LA MAS ANTIGUA

Hay hallazgosde 800.000 años y podrían remontarse hasta un millón atrás. Pocas cuevas del mundo conservan los útiles con una calidad semejante

El complejo arqueológico cacereño, formado por tres cuevas --Santa Ana, Maltravieso y Conejar-- y dos yacimientos al aire libre --Millar y Vendimia--, ya figura entre los cinco más importantes de Europa. En Santa Ana han aparecido útiles extraordinariamente antiguos, con registros del periodo Achelense de hasta 800.000 años, y perspectivas de poder remontarse un millón de años atrás, cuando el hombre llegaba al continente. Esta cueva, prácticamente única en la Península por sus sedimentos superpuestos de distintas culturas líticas (desde 30.000 hasta posiblemente 1.000.000 de años atrás), es además una de las pocas del mundo con tal calidad de conservación que permite estudiar el uso de las herramientas, la materia sobre la que trabajaron y la forma en que los prehistóricos las utilizaron.

Pero la cueva aún tiene mucho que revelar. Por ello, diez expertos del proyecto Primeros Pobladores de Extremadura, también vinculados a Atapuerca, incluido el propio Eudald Carbonell, comenzarán una nueva campaña de excavaciones del 3 al 14 de septiembre apoyados desde la Junta de Extremadura, la Diputación Provincial y los ayuntamientos de Cáceres y Malpartida. Además, habrá una nueva colaboración con la Universidad de Extremadura que permitirá la participación de estudiantes en práctica de la rama de Historia.

"Continuaremos en el sondeo del pozo de la entrada excavando los niveles 1 y 2, correspondientes a industrias muy antiguas del modo 1 y las industrias Achelenses (los grandes bifaces ya hallados), y también con la excavación iniciada hace dos años en la parte alta de la cueva para entrar y excavar el gran cono que constituye el relleno por su parte interna", explica Antoni Canals, codirector de Primeros Pobladores junto a Carbonell.

Precisamente, Antoni Canals siempre dice que en Santa Ana "solo se ha destapado la olla y hay mucho por investigar". Sin ir más lejos, durante la última campaña realizada el pasado año se localizaron veinte bifaces y lascas con el mejor estado de conservación de Europa. En realidad se trata de una de las pocas cavidades de la Península con restos de la cultura Achelense que se remontan 700.000 años y de ahí hacia atrás, es decir, de los más antiguos, con numerosos elementos para arrojar luz sobre la Prehistoria europea.

elperiodicoextremadura.com/

Actualización 09-09-12: Vídeo. Excavaciones en la cueva de Santa Ana a cargo de Primeros Pobladores

Un arqueólogo cambrilense halla una mandíbula de 450.000 aC en Francia

El estudiante de arqueología se encontraba en una expedición en la cueva de l’Aragó en la localidad de Tautavel

«Encontré la mandíbula entre restos de caballos y renos», afirma Robert Carracedo Recasens, un estudiante de arqueología de la Universitat Autónoma de Barcelona y natural de Cambrils que encontró el pasado 6 de julio una mandíbula humana del 450.000 a.C. Robert se encontraba de prácticas en una excavación en Tautavel (Francia), acompañado de estudiantes europeos, cuando vio la parte superior de «un diente que parecía humano. Excavé un poco más y también se veía la parte inferior de una mandíbula», explica el joven arqueólogo.

Esta mandíbula pertenece a un Homo Heidelbergensis (Homo erectus europeo), el antepasado del Neandertal. El cambrilense explica que en aquella época se practicaba el canibalismo y que la persona a la que pertenece la mandíbula se la habían comido y tirado a la cueva. «Este hecho explica que haya una incisión en uno de los laterales como si hubiera estado arrancada con la boca». El laboratorio de Tautavel ha creado un molde con la estructura de la mandíbula, que se expondrá en el Museo de Prehistoria Europea de la misma localidad.

Tras el descubrimiento, tanto el arqueólogo como los organizadores de la expedición tenían miedo de que la robaran durante la noche, por lo que se realizaron turnos en parejas para custodiar la mandíbula durante la noche. El descubrimiento, que define el arqueólogo como «un golpe de suerte para mi carrera», le ha abierto muchas puertas. «Sobre todo he conocido a mucha gente y tengo muchos nuevos contactos», admite Robert. De hecho, el joven arqueólogo, que llegó a Francia casi sin conocimiento de la lengua, se convirtió casi en una celebridad durante su estancia en el pueblo francés, en el cual encontró la mandíbula al quinto día. «Vino la televisión y la prensa para hacer fotos del descubrimiento y, cuando llegué a Cambrils, también se interesaron mucho los medios locales», se alegra el catalán... diaridetarragona.com/

Entrada relacionada

Dombate ha recibido este verano cerca de 10.000 visitas

Patrimonio exige un plan detallado de la reconstrucción del corredor

Cerca de 6.000 personas han estado en Dombate a lo largo del mes de agosto, lo que supone que este verano el dolmen ha recibido cerca de 10.000 visitas, todo un récord para este yacimiento situado en Cabana. Además de las actuaciones realizadas por la Diputación, en la mayor atracción de turistas también ha influido el hecho de que el horario de apertura sea de 10.00 a 21.00, aunque no siempre hay guías para atender a los que quieren ver el megalito.

La conclusión del proyecto todavía no tiene fecha fija. Sigue pendiente la reconstrucción del corredor. La Dirección Xeral de Patrimonio ya tiene el informe sobre la colocación de las losas de la cubierta, que fue elaborado por los profesores de la Universidade de A Coruña Luis Esteban Romera y José Manuel Reinosa. Falta un proyecto detallado de cómo se realizará el trabajo, tal como demandaron los técnicos de la Consellería de Cultura. En principio, no habría ningún problema para que la Xunta autorizara este trabajo, que devolverá al dolmen el aspecto que tenía antes de las excavaciones.

Una vez que estén colocadas las cubiertas del corredor serán instaladas las réplicas de los pequeños ídolos que flanqueaban la entrada y que se encuentran en el castillo de San Antón, en A Coruña.

Además, se están realizando labores de mantenimiento en el entorno más inmediato del yacimiento. La colocación de grava en la zona de la coraza no ha impedido que vuelva a crecer la hierba. La pasada semana fue preciso eliminar las plantas que nacieron entre las pequeñas piedras rojas y negras.

En el centro de atención de visitantes ya está lista la neocámara, que reproduce el interior del megalito y que permite a los visitantes conocer las pinturas rupestres, que ha convertido Dombate en uno de los dólmenes más conocidos de Galicia y cuya conservación, de hecho, ha motivado el proyecto de recuperación... La Voz de Galicia

Bisontes en Tejadilla

Restos hallados en las cuevas del Búho y la Zarzamora revelan que este animal ya vivía en la meseta durante el Pleistoceno Superior.

El bisonte de estepa (Bison priscus) llegó a ser común en el norte de la Península Ibérica durante el Pleistoceno Superior. Los huesos hallados en diversos yacimientos y las numerosas representaciones artísticas que se conservan de este gran bóvido en cuevas como la de Altamira así lo corroboran. En cualquier caso, su presencia no se ceñía a la cornisa cantábrica. Los restos óseos más meridionales encontrados de este animal en España se sitúan en el yacimiento de Padul (Granada). Por lo que respecta a la meseta, aunque sí se conservan representaciones artísticas en yacimientos como La Hoz (Guadalajara) o Siega Verde (Salamanca), hasta ahora no se conocían restos fósiles. Hasta ahora. Porque los trabajos que desde el año 2008 están llevando a cabo un equipo de investigadores del Centro Mixto de Evolución y Comportamiento Humano UCM - Instituto de Salud Carlos III en las cuevas del Búho y la Zarzamora, han permitido identificar, por primera vez, huesos de bisonte de estepa en la meseta castellana, de una antigüedad de entre 35.000 y 45.000 años.

“Este hallazgo constituye la primera prueba de la existencia de bisonte en la meseta castellana para esta cronología (Pleistoceno Superior)”, indican el equipo formado por Nohemi Sala, Ana Pantoja, Juan Luis Arsuaga y Milagros Algaba en un artículo científico publicado en el número 61 de la revista ‘Munibe’, titulado “Presencia de bisonte (Bison priscus Bojanus, 1827) y uro (Bison primigenius Bojanus, 1827) en las cuevas del Búho y la Zarzamora (Segovia, España)”.

El equipo investigador ha descubierto en ambas cuevas, localizadas en uno de los barrancos de la vertiente meridional del arroyo Tejadilla, seis restos de Bison priscus y otros nueve restos de Bos primigenius que pertenecen a un mínimo de dos individuos.

Los trabajos realizados han llevado a los investigadores a la conclusión de que el valle del Tejadilla, durante el Pleistoceno Superior, estaba dominado por paisajes abiertos.

La cueva del Búho es una cavidad muy conocida entre los científicos. Durante los últimos años de la década de los 80, un equipo de paleontólogos de la Universidad Complutense de Madrid llevó a cabo labores de excavación en ella, recogiendo múltiples restos faunísticos, de varias especies de équidos, uro, hiena manchada, ciervo, rinoceronte de estepa y jabalí... El Adelantado

Link 2: - Presencia de bisonte (Bison priscus Bojanus, 1827) y uro (Bos primigenius Bojanus, 1827) en las cuevas del Búho y de la Zarzamora (Segovia, España) - Presence of bison (Bison priscus Bojanus, 1827) and auroch (Bos primigenius Bojanus, 1827) in Búho and Zarzamora caves (Segovia, España)

Bronze Age settlement unearthed in China

WENQUAN, China, Aug. 31 (UPI) -- Chinese archaeologists say the discovery of tombs and ruins of residential structures in northwest China offers a glimpse into nomadic life in the Bronze Age.

The settlement in the country's Xinjiang Uygur autonomous region dates back 3,700-3,900 years, placing it in the time of the Xia Dynasty (2070-1600 B.C.), the first Chinese dynasty to be described in ancient documents, China's state-run Xinhua news agency reported Thursday.

In addition to nearly 100 tombs, the center of the stone ruins features a uniquely designed residential structure, leading archaeologist Cong Dexin of the Chinese Academy of Social Sciences said.

"The ruins of the structure are the first of their kind to be found in Xinjiang," he said.

The settlement is located south of the Qagan Usu pass at Mount Alataw, which borders Kazakhstan.

The tombs were built with stones weighing as much as 1 ton, although it isn't known how the nomads were able to cut and carry such large stones, Cong said.

"The tombs and ruins of residential structures are contemporaneous," he said. "This is the only archaeological site in Xinjiang where one can see dwellings for the living and the deceased at the same time."

"Hopefully, we'll find out more about the mysteries of ancient nomads in northwest China."

upi.com/

Around 100 fossils, skeletons and mineralized panels featured in Sotheby's Natural History Sale

On October 2 Sotheby’s will be hosting a third sale in France devoted exclusively to the Wonders of Nature.

Around 100 fossils, skeletons and mineralized panels, from private collections in Europe, the United States and Asia, will delight connoisseurs of curiosities from the prehistoric plant and animal world. These extraordinary items count as veritable works of art – no longer the preserve of natural history museums, but increasingly sought-after by private collectors.

Works from the Kashiwagi Museum, Japan

Yasutada Kashiwagi, a doctor in computer science, discovered a passion for fossils and minerals after attending the first Tokyo International Mineral Fair in 1988. He at once began to start a collection, with an especial interest in ammonites. In 1993 he decided to put his collection on show, and created his own museum in Nagao, west of Tokyo. Around thirty lots from this collection, assembled over a 24-year period, will be offered at Sotheby’s.

One of the most exciting items promises to be a pair of mammoth tusks (Mammuthus primigenius) found in Russia and dating from the Late Pleistocene period. The mammoth, Ice Age symbol par excellence, developed tusks never matched in the animal kingdom – both to defend itself against prehistoric man, and to scrape away the snow to find the food it needed. Its tusks took form at birth, and continued to grow until the end of its life. The pair of tusks to be offered by Sotheby’s are believed to come from an individual mammoth about 50 years old (est. €30,000-50,000 / $37,000-62,000)*... artdaily.org