sábado, 6 de octubre de 2012

LOS SEÑORES DE LA TIERRA. La búsqueda de nuestros orígenes humanos


Libro: Señores de la tierra, los
Autor: Ian Tattersall
Tapa blanda (reforzada)
Editor: Pasado Y Presente Editorial; Edición: 1 (14 de mayo de 2012)
Colección: Historia (pasado)

Libro riguroso, revolucionario y esencial sobre el origen de nuestra capacidad cognitiva. Los señores de la tierra descubre, contra lo esperable, que nuestra capacidad mental, rara y sin precedentes, no es una competencia básica que fue refinándose a lo largo de millones de años, como se había creído, sino que se trata de una habilidad adquirida hace relativamente poco, que cambió el mundo para siempre y gracias a la cual prevalecimos sobre el resto de especies de homínidos.

Escavacións da Cova de Eirós



Vídeo el 01/10/2012 por TVG añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.6 nº 18.
Reportaxe do programa Reporteiros interesándose polo estado das escavacións da Cova de Eirós, en Triacastela. É un dos maiores xacementos arqueolóxicos de Galicia, onde hai pouco se descubriron probas de arte rupestre paleolítico, motivos gravados e pintados que poderían remontarse a hai arredor de 30.000 anos e que serían as primeiras evidencias no noroeste peninsular.

Entrada relacionada: Presentan en Triacastela hallazgos paleolíticos de Cova Eirós

Hallan un yacimiento con huesos del cuaternario en una finca de de Ribadesella

Se trata de una cavidad subterránea que cuenta en su interior con restos óseos de entre 40.000 y 20.000 años de antigüedad

06-10-12. Fueron localizados hace bastantes semanas pero no se han empezado a conocer hasta ahora detalles de la noticia. Los propietarios de una finca ubicada en la localidad riosellana de Cuerres se topaban con una cavidad subterránea en la que les sorprendió la presencia de huesos de importantes dimensiones. Se trata, según ha confirmado la Consejería de Cultura del Principado de Asturias, de huesos pertenecientes a la época del cuaternario, con una antigüedad comprendida entre los 40.000 y los 20.000 años. En concreto son restos de animales de grandes dimensiones y muy bien conservados. Por ejemplo, y según ha podido saber este diario, la colección hallada incluye un cráneo de bisonte o restos óseos de rinocerontes lanudos. Aunque no está confirmado, también podría haber huesos de hienas e incluso mamuts.

El hallazgo se produjo de una forma casual. Los propietarios del terreno donde se ubica, Pedro y Alejandro García, hijos del dueño del conocido restaurante riosellano La Cerezal, se encontraban desarrollando una obra para la construcción de una vivienda. Tras realizar varios movimientos de tierras con una pala excavadora, localizaron una roca que parecía esconder algo debajo. Al moverla, una bocanada de aire salió al exterior, lo que terminó por despertar su curiosidad. Una vez dentro del agujero que se abría a sus pies fue cuando se percataron de la presencia de los enormes huesos. A partir de entonces pusieron el asunto en manos del Principado.

Poco después se personó en la zona un equipo de la Facultad de Geología de la Universidad de Oviedo, capitaneado por el profesor Diego Álvarez Lao. Él mismo confirmaba ayer a EL COMERCIO la existencia del yacimiento. «Hemos encontrado huesos, y sí, es cierto que por sus características parecen tener relativa importancia, pero de momento el estudio de los mismos se encuentra en una fase muy inicial», detalló el experto [...] elcomercio.es

Actualización 09-10-12. El último hallazgo de la comarca
Aún no se puede hacer una estimación exacta de su magnitud pero todo apunta a que el nuevo yacimiento descubierto en la localidad riosellana de Cuerres es el último eslabón en una saga de importantes hallazgos prehistóricos en la comarca oriental. Novedades respecto a la nueva cavidad riosellana hay pocas. La finca privada que alberga el posible tesoro, de nombre La Ruxidora, ha sido lugar de peregrinación contínua durante las últimas jornadas. Los curiosos han preguntado a los vecinos por la ubicación, han roto la valla del terreno en repetidas ocasiones, pero en ningún caso han conseguido dar con la localización exacta de la cueva cuaternaria. Y es que ya lo adelantaban tanto los propietarios de la finca como el paleontólogo de la Universidad de Oviedo encargado de los estudios, Diego Álvarez Lao, el nuevo yacimiento es muy difícil de encontrar.

Como adelantaba el pasado sábado EL COMERCIO, los hermanos Pedro y Alejandro García se encontraron por sorpresa con un sospechoso hueco en el suelo, mientras realizaban movimientos de tierra con una pala excavadora. Una vez dentro de la galería pudieron admirar los restos, cráneos y enormes huesos en perfecto estado de conservación, que hacían presagiar que aquel hueco en el terreno albergaba notables restos del pasado.

Álvarez Lao encabeza el equipo de investigación de este nuevo hallazgo, aunque en este momento no se están llevando a cabo muchos avances. Trabajan en la conclusión de un proyecto pormenorizado para obtener el permiso de explotación por parte del Principado con el que iniciar de forma efectiva las excavaciones. El paleontólogo es casi quien más teme a la popularidad de este descubrimiento, ya que una posible inclusión de unas manos inexpertas podría dar al traste con el descubrimiento. Por este motivo los propietarios esperan que el Ayuntamiento proceda en los próximos días a cerrar debidamente del acceso a la galería subterránea...

Actualización 10-10-12. Patrimonio urge la tramitación del permiso de excavación en la cueva de Cuerres
La Dirección General de Patrimonio del Principado se encuentra trabajando sin demora para que el permiso de excavación en el recientemente descubierto yacimiento, en la localidad riosellana de Cuerres, pueda tramitarse a la mayor brevedad. Así lo ha confirmado la propia administración, asegurando que «ya tenemos todo bajo control». La semana pasada salía a la luz, pero hace ya casi medio año que los hermanos Pedro y Alejandro García eran sorprendidos en su propia finca por la existencia de una galería subterránea. Tras haber visto la importante colección de restos óseos que la misma albergaba en sus entrañas, Patrimonio confirmaba ayer que «no hay duda de que se trata de un yacimiento paleontológico, falta por determinar ahora su relevancia».

El Principado también ha explicado que se encuentra en contacto con el Ayuntamiento riosellano para abordar este asunto. La propia alcaldesa, Charo Fernández Román, también reconocía ayer haber mantenido finalmente el primer contacto con los propietarios de la finca La Ruxidora. Ambas partes discutieron sobre la conveniencia o no de proporcionar a la cavidad algún tipo de cierre. Y es que, por una parte, impediría el acceso de curiosos a su interior pero, por otra, serviría como señal inequívoca de su ubicación exacta, lugar con el que nadie a logrado dar a pesar de haber sido muchos los que se acercaban hasta el lugar el pasado fin de semana. Mientras se toma una decisión el arquitecto municipal ya ha visitado la zona. A. INGUANZO | RIBADESELLA.

Actualización 25-10-12. Extraen 50 restos paleontológicos de «gran valor» del yacimiento de Cuerres
Mañana geólogos, paleontólogos y un arqueólogo de Patrimonio analizarán la cueva con el fin de autorizar el inicio de las excavaciones

El yacimiento de Cuerres podría ser un filón en lo que a la aparición de huesos de animales de la época del Cuaternario se refiere. Y es que sólo en las primeras incursiones en esta cueva riosellana se extrajeron unos «cincuenta restos paleontológicos de gran valor», según aseguraron ayer mismo fuentes de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte; unos huesos que se encuentran actualmente en las dependencias del Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo.

Por el momento, según pudo saber este diario, entre los vestigios descubiertos no se ha localizado ningún resto humano y lo hallado pertenece principalmente a grandes animales de aquella época como pueden ser los rinocerontes lanudos o también un gran cráneo de bisonte. Tampoco se ha distinguido hasta el momento ningún hueso que perteneciese a algún mamut, en contra de lo que apuntaban algunas fuentes. Y es que, a tenor de los testimonios del puñado de personas que han bajado a esta cueva, lo que se ha extraído puede ser sólo la punta del iceberg en comparación con todos los restos óseos del Cuaternario que descansan en el subsuelo de la finca La Ruxidora, en Cuerres, a la espera de ser analizados.

Con el objetivo de proseguir con las investigaciones, desde la Consejería de Educación, Cultura y Deporte se ha indicado que mañana mismo un equipo compuesto por geólogos y paleontólogos, además de un arqueólogo que trabaja para la Dirección General de Patrimonio, bajarán al yacimiento riosellano para comprobar 'in situ' el estado de la gruta y ver si es viable autorizar el permiso de excavación para que prosigan las indagaciones en esta cueva...

Actualización 27-10-12. Cuerres desvela sus secretos cuaternarios

Pedro García, a la entrada de la cueva de Cuerres.  p. m.
Los técnicos examinan la cavidad riosellana, que consideran de «gran entidad» y de la que extraen más restos, la mayor parte en superficie

Los científicos que ayer accedieron a la cueva de Cuerres, en Ribadesella, pueden «garantizar que el yacimiento tiene una gran entidad». Así lo describió el paleontólogo de la Universidad de Oviedo Diego Álvarez Lao, quien acompañó al arqueólogo de la Consejería de Cultura, César García de Castro, en su primera inspección del yacimiento.

La cavidad alberga un gran número de huesos del periodo Cuaternario, entre 40.000 y 20.000 años atrás, y se ha confirmado la presencia de grandes mamíferos -hervíboros y carnívoros- como el bisonte, el rinoceronte lanudo y la hiena.

El paleontólogo indicó que ahora es la Consejería de Cultura la que «tiene que decidir lo que se hace y cómo se hace, fuimos a evaluar lo que hay». Álvarez Lao apuntó que la excavación es «complicada por las condiciones de la cueva, pero haremos lo posible. Depende de la información que se saque de lo que hemos estado viendo y de la evaluación que se haga, de momento no se puede garantizar».

Describió la cavidad como «estrecha con una bajada vertical, es bastante ingrato el trabajo dentro y con condiciones bastante complicadas». El científico también advirtió de que «si alguien puede querer entrar en plan furtivo, que tenga mucho cuidado, porque hay una bajada vertical que es peligrosa». Hasta el momento y sin contar con lo extraído ayer, de la cueva de Cuerres se han sacado «50 fósiles del más alto valor paleontológico», según explicaron esta semana fuentes de la Consejería de Cultura...

Bronze Age discoveries at Cheeseman's Green development site

Archaeologists have uncovered artefacts dating back 12,000 years during excavation work at the proposed development site at Cheeseman’s Green.

A fascinating picture is emerging about how Ashford’s agricultural landscape looked from the late Bronze Age through to the early years of Roman occupation.

A Bronze Age pottery vessel found at Cheesemans Green, Ashford
Some interesting and unusual finds have been unearthed in the excavations at Cheeseman’s Green, a site given planning permission by Ashford Borough Council for up to 1,180 new homes, where the first phase has just started.

Crest Strategic Projects commissioned the large-scale archaeological investigations at Cheeseman’s Green.

The search has been managed by consultants CgMs, together with Kent County Council Heritage and Wessex Archaeology.

It began in June and has revealed human activity on the site stretching back 12,000 years, including the flint tools of ancient hunter gatherer communities, and Neolithic, Bronze Age and Iron Age activity sites, settlements and farmsteads [...] kentonline.co.uk/

Who Mastered Fire?

The heated archaeological debate about which hominids first started cooking.

Richard Wrangham, an anthropologist at Harvard, claims that hominids became people—that is, acquired traits like big brains and dainty jaws—by mastering fire. He places this development at about 1.8 million years ago. This is an appealing premise no matter who you are. For those who see cooking as morally, culturally, and socially superior to not cooking, it is scientific validation of a worldview: proof that cooking is literally what makes us human. For the rest of us, it means we have a clever retort the next time one of those annoying raw-food faddists starts going on about how natural it is never to eat anything heated above 115 degrees Fahrenheit.

There’s one problem with Wrangham’s elegant hypothesis: It’s hardly the scientific consensus. In fact, since 2009, when Wrangham explained his theory in the book Catching Fire, several archaeologists have come forward with their own, wildly divergent opinions about what is arguably the oldest intellectual property debate in the world. Who really mastered fire, in the sense of being able to create it, control it, and cook with it regularly? Was it Homo erectus, Neanderthals, or modern humans? [...] slate.com

Actualización 25-10-12. ¿Quién dominó primero el fuego y el arte de cocinar?
Richard Wrangham (izquierda), antropólogo de Harvard, afirma que los homínidos se convirtieron en personas, es decir, adquirieron rasgos tales como cerebros grandes y delicadas mandíbulas, por dominar el fuego. Él coloca este desarrollo hace alrededor de 1,8 millones de años. Es esta una premisa atractiva, no importa quién seas.

Para aquellos que ven el cocinar como moral, cultural y socialmente superior a no cocinar, es la validación científica de una visión del mundo: la prueba de que la cocina es, literalmente, lo que nos hace humanos. Para el resto de nosotros, eso significa que tenemos una respuesta inteligente la próxima vez que una de esas molestas dietas de comida cruda comience hablando de lo natural que es no volver a comer nada caliente por encima de 46 grados centígrados.

Hay un problema con la elegante hipótesis de Wrangham: con ella es más difícil el consenso científico. De hecho...