domingo, 14 de octubre de 2012

Cuando el hombre cazaba macacos

Los trabajos arqueológicos en la Cova del Bolomor (Tavernes de la Valldigna) sacan a la luz más de 15.000 restos faunísticos de 20 especies diferentes, entre las que están el león y el mono - Los fósiles tienen entre 100.000 y 700.000 años

MIQUEL JOAN TAVERNES DE LA VALLDIGNA. La campaña del 2012 en la Cova del Bolomor (Tavernes de la Valldigna, Valencia) se ha cerrado esta semana con la finalización de los trabajos de excavación en uno de los niveles que mayor número de restos arqueológicos ha proporcionado. Se trata del nivel XII de la secuencia estratigráfica del yacimiento, ubicado cronológicamente en el estadio isotópico marino 6, datado hace entre 188 y 132 mil años, y que se corresponde con uno de los periodos glaciares más fríos del Pleistoceno medio (entre 782 y 122 mil años).

El equipo de arqueólogos de Bolomor, que dirige Josep Fernández, lleva cinco años excavando y analizando el material arqueológico recuperado en este nivel y según han manifestado a Levante-EMV, «la campaña actual ha servido para confirmar algo que ya se sabía: la excepcionalidad del enclave. En total, el nivel XII ha proporcionado más de 15.000 restos faunísticos que se han sido atribuidos a 20 especies animales».

Los restos presentan una diversidad de taxones que van desde el león (Panthera leo spelaea) hasta el cisne (Cygnus olor), pasando por los más abundantes, como el caballo y el ciervo y algunos más esporádicos, como el macaco de berbería (Macaca sylvana). Los científicos han confirmado que «todas las especies mencionadas presentan evidencias de procesamiento humano en forma de marcas de carnicería y fracturas intencionadas de los huesos para acceder a la médula ósea». Los hallazgos arqueológicos no sólo se centran en la fauna, puesto que las herramientas líticas componen también una gran parte del registro recuperado. El conjunto de herramientas está compuesto por más de 3.000 piezas líticas elaboradas sobre caliza, sílex y cuarcita, que provienen de cantos marinos, coluviales y fluviales del entorno inmediato al yacimiento de Bolomor y puntualmente, de zonas más alejadas como son las cuencas del Xúquer y del Serpis. Aunque este año el nivel XII ha llegado a su fin, las expectativas que tiene el equipo de investigación para la campaña próxima son prometedoras. El nivel que comenzará a excavarse en el próximo 2013 es el XIII, que en el 2004 proporcionó una de las evidencias más antiguas del uso controlado del fuego en Europa y cuyo hallazgo publicó en primicia Levante-EMV. Este año se ha publicado su estudio detallado en la prestigiosa revista internacional Quaternary International.

Los hogares publicados poseen una datación de 228.000 (±53 mil) años y proceden de un área reducida situada en el sector occidental del yacimiento. «En la campaña siguiente, la superficie de excavación se ampliará más de 30 m2 y ayudará acon estas perspectivas y se adentrará de forma decisiva en el debate temporal y metodológico europeo sobre el origen y control del fuego por el hombre.

Las excavaciones en el yacimiento de la Cova del Bolomor se vienen realizando de forma sistemática desde 1989 per un equipo de investigación dirigido por el doctor Josep Fernández Peris del Servei d´Investigació Prehistòrica (SIP) de la Diputación de Valencia. Las subvenciones para el trabajo de campo se realizan a través de la propia diputación y la Conselleria de Cultura de la Generalitat. levante-emv.com/

Vivir como en el Paleolítico

Ekainberri llega a su cuarto aniversario programando visitas personalizadas. La réplica se ha convertido en un ejemplo de explotación sostenida

Poco antes de que Ekainberri abriera sus puertas al público, la original fue declarada el 7 de julio de 2008 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. Además de una importante responsabilidad, para los gestores de la réplica suponía recoger el testigo de una labor de muchos años «del propio pueblo, de ese querer saber de dónde venimos que ha ocupado muchas páginas de la interpretación histórica de nuestra cultura» y que ha estado protagonizada por José Miguel Barandiaran, los fundadores de Aranzadi y Jesús Altuna entre otros.

Cuando hace cuatro años se inauguró la réplica, cuyo objetivo es descubrir, conocer y sentir el legado artístico paleolítico vasco, la atracción era esa copia, casi perfecta donde todas las pinturas de la original se han representado y es difícil distinguirlas. Desde entonces, los responsables de Ekainberri han ido dotando a la infraestructura de nuevas actividades que permiten profundizar aún más en el conocimiento de la forma de vida de los habitantes de la cueva. Un camino que les está dando muchas satisfacciones [...] Diario Vasco (Suscriptores)

Los panda 'están para comérselos'

Los pueblos antiguos de China cazaban a estos osos para alimentarse

Un equipo de científicos ha estudiado los fósiles de pandas gigantes en Chongqing, en el suroeste de China, en las zonas donde vivieron pueblos antiguos. Según ellos, las poblaciones de pandas se vieron reducidas debido a que los hombres los cazaban.

"En la época primitiva, el hombre no mataba a animales que eran inútiles para ellos", explica Wei Guangbiao, director del Instituto de Paleoantropología en el Museo Chongqing, en China. El experto subraya que estas especies en aquella época no eran gigantes, aunque eran los antepasados ​​directos de los pandas gigantes que viven en la actualidad.

Wei explica que hace miles de años las altas montañas en Chongqing fueron el hábitat de los pandas salvajes que, más tarde emigraron a otras áreas, incluyendo la vecina provincia de Sichuan, ahora bautizada como ‘la ciudad natal de los pandas’. Wei atribuye su migración masiva a la extinción de su dieta básica, el bambú, así como al cambio climático. RT

Link 2: Chinese scientist says prehistoric man ate pandas
BEIJING (AP) -- In a newspaper interview, Wei Guangbiao says prehistoric man ate the bears in what is now part of the city of Chongqing in southwest China.

Wei, the head of the Institute of Three Gorges Paleoanthropology at a Chongqing museum, says many excavated panda fossils "showed that pandas were once slashed to death by man."

The Chongqing Morning Post quoted him as saying: "In primitive times, people wouldn't kill animals that were useless to them" and therefore the pandas must have been used as food.

But he says pandas were much smaller then.

Wei says wild pandas lived in Chongqing's high mountains 10,000 to 1 million years ago.

Pandas don't eat much apart from bamboo.