viernes, 30 de noviembre de 2012

La Junta incoa la declaración BIC de la Placa Paleolítica de Villalba (Soria)

La Consejería de Cultura y Turismo ha publicado hoy, en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), la Resolución de la Dirección General de Patrimonio Cultural por la que se incoa procedimiento de declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de Bien Mueble, de la Placa Paleolítica de Villalba (Soria)

Foto: JCYL
SORIA, 27 (EUROPA PRESS). Esta pieza constituye uno de los hallazgos arqueológicos "más singulares" de los últimos años en la Comunidad de Castilla y León ya que se trata de una pizarra paleozoica negra con grabados de animales, de forma rectangular, de 36,5 centímetros de largo, 7,6 centímetros de ancho y un grosor de 1,2 centímetros, que en origen debió ser más larga, puesto que podemos apreciar su fractura en uno de los extremos.

El descubrimiento de la pieza se debe a un hallazgo casual en una zona conocida como Barranco Hondo, en la localidad soriana de Villalba.

Fue descubierta en 1986 por Lorenzo Casado Egido, quien la entregó el 28 de enero de 1988, en calidad de depósito, al Museo Numantino de Soria, donde se expone en la actualidad (primera sala de la planta baja).

Presenta un borde superior enrasado y con tratamiento uniforme, y un borde inferior con extremos diferenciados por una mayor anchura y convexidad, que coincide con rehundidos en las caras, lo que hace suponer restos de posibles huellas para su suspensión.

Está grabada sobre un soporte aplanado, con grabados dispuestos en hilera por las dos caras y en algunos de sus bordes. Se han podido distinguir un total de veintiséis animales, trece en cada cara, todos équidos y cápridos, con un claro predominio de estos últimos, dispuestos con orden y aparente simetría.

Se trata de imágenes figurativas y naturalistas, simplemente perfiladas e incompletas. No se reproducen las terminaciones de las extremidades -únicamente siete de los veintiséis animales representados, se presentan completos-, mientras que aparecen detalles muy simples como orejas, boca y orificio nasal, ojos, cola o rabo, cuernos, crin y penachos de la testuz y en los machos cabríos también el sexo.

El análisis estilístico de los grabados permite situar la pieza en un único momento, entre en Solutrense Final y el Magdaleniense III-IV, en torno a 14.000 años a.C., enmarcándose en un momento avanzado del estilo III de Leroi Gourhan.

En cuanto a su organización y composición espacial, la placa presenta una ordenación y disposición pensada; los motivos no se presentan de forma casual, de forma que determinados animales -caballos y machos cabríos- aparecen resaltados mediante la utilización de un trazo más ancho y profundo, un mayor tamaño o por su propia posición en el espacio.

Además, la completa representación de la fauna en los grabados permite realizar una reconstrucción medioambiental del ecosistema que conocieron estas gentes entre el 15.000 y 12.000 a.C.

Por lo que respecta a la naturaleza del soporte, se trata de la pizarra proveniente del Sistema Central, lo que atestigua el intercambio de materia prima entre diferentes poblaciones durante el Paleolítico Superior.

ESTUDIOS DEL PROCESO

El material empleado ha permitido conocer el estudio del proceso y ejecución de las figuras, a partir de los esbozos y trazos de encuadre previos al grabado definitivo, y los ductus, es decir los surcos y dirección de las incisiones, que han quedado reflejados en la superficie de la pizarra, y que han permitido determinar que estos grabados debieron ser trazados en un lapso de tiempo muy amplio.

En general, los más anchos y profundos habrían sido ejecutados en primer lugar, seguidos de grabados más finos.

Finalmente, las diferentes técnicas en la ejecución que se aprecian en los grabados han hecho pensar en el trabajo de varios artistas, si bien se ha mantenido un mismo sentido en la representación y estructura compositiva.  que.es/


Actualización 22-07-14: La Junta saca a información pública la declaración como BIC de la Placa Paleolítica de Villalba

La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ha publicado, en la edición de este marte sdel Boletín Oficial de Castilla y León, la apertura de un periodo de información pública de un mes sobre el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de Bien Mueble, de la Placa Paleolítica de Villalba (Soria).

El expediente podrá consultarse, de 9.00 a 14.00 horas, en el Servicio de Ordenación y Protección, Palacio del Licenciado Butrón, Plaza de Santa Brígida, s/n 47003 – Valladolid...


Actualización 06-11-14: La placa de Villalba, nuevo BIC de Castilla y León


La placa rupestre de Villalba forma parte desde este jueves del catálogo de Bienes de Interés Cultural (BIC) de la Comunidad, en las categoría de bien mueble.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad ha aprobado este jueves la declaración BIC de este elemento patrimonial, junto a la de Los Barrios de Salas en Ponferrada (León), en categoría de conjunto histórico, reconociendo la singularidad y complejidad de la Placa, única e dentro del arte mueble paleolítico de la Península.

Esta pizarra es el único elemento de arte mueble existente en la Comunidad con representación de fauna paleolítica...

Revelando el misterio del origen humano

Universidad de Tel Aviv. Desde el descubrimiento de un cráneo humano de 160,000 años de edad en Etiopía, en 2002, los científicos están reconsiderando su interés en cuestiones relacionadas con la evolución del Homo Sapiens.

¿Cuándo y dónde aparecieron los seres humanos modernos y cuáles fueron sus rutas de dispersión en el mundo?

La única manera de responder a esta pregunta es descubrir restos humanos en capas arqueológicas más antiguas que las de Etiopía, de hasta 200,000 años de antigüedad, lo cual no ha sido logrado con certeza hasta el presente.

Gracias a una asignación del Fondo Dan David, una iniciativa del Sr. Dan David, Doctor Honoris Causa de la UTA y fundador del Premio Dan David, administrado por la UTA , se ha hecho posible el inicio de un proyecto en el norte de Israel destinado a descubrir los restos de Homo Sapiens más antiguo fuera de Africa.

Las excavaciones serán llevadas a cabo durante cuatro años en la cueva Misliya, en el monte Carmel, por el Prof. Israel Hershkovitz, paleoantropólogo de la UTA , con la colaboración de la arqueóloga Prof. Mina Weinstein-Evron, de la Universidad de Haifa. El Prof. Hershkovitz es titular de la Cátedra Tassia y Dr. Joseph Meychan de Historia y Filosofía de la Medicina , en la Facultad Sackler de Medicina

El descubrimiento de un tesoro arqueológico

En las excavaciones realizadas en el monte Carmel hace alrededor de 70 años fueron descubiertos restos humanos de más de 100,000 años. “La cueva Misliya, que aún no fue explorada, contiene capas prehistóricas de cuatro metros de profundidad y de 500,000 años de antigüedad”, dice Hershkovitz.


El techo de la cueva colapsó, lo cual ayudó a proteger los sedimentos de los efectos de la erosión durante miles de años. Las excavaciones preliminares en el sitio han proporcionado huesos de animales, un fragmento de una mandíbula humana antigua con dientes intactos, y el hueso de un dedo humano.

Hershkovitz sostiene que los cráneos de 160,000 años descubiertos en Etiopía se encuentran en el umbral de la anatomía moderna pero no son completamente humanos modernos, debido a lo cual fueron atribuidos a una nueva subespecie: Homo Sapiens Idaltu. Se trata de cráneos anatómicamente diferentes a los del Homo Sapiens moderno encontrados en Israel, de 100,000 años de antigüedad. [...] cciu.org.uy

Relacionado: Misliya Cave Project