jueves, 6 de diciembre de 2012

Celebración del Solsticio de Invierno en el Conjunto Arqueológico Los Dólmenes de Antequera

El Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera celebran el próximo viernes 21 de diciembre la llegada del Solsticio de Invierno con una visita especial al Dolmen del Romeral.


Durante todo el día habrá visitas guiadas gratuitas a los tres monumentos megalíticos de 9 a 18 horas –Menga, Viera y Romeral–, con una muy especial al Dolmen del Romeral donde a las 14,20 horas se podrá observar la entrada del sol hasta el fondo del monumento hasta las 15 horas aproximadamente. Para esta visita es imprescindible reservar plaza, ya que el máximo de personas admitidas es de quince. Se pueden hacer la reserva de plaza en el 952 71 22 06-08 elsoldeantequera.com/

National Geographic unveils new phase of genographic project

The National Geographic Society has announced the next phase of its Genographic Project -- the multiyear global research initiative that uses DNA to map the history of human migration. Building on seven years of global data collection, Genographic shines new light on humanity's collective past, yielding tantalizing clues about humankind's journey across the planet over the past 60,000 years. [...] ScienceDaily

Actualización. National Geographic ofrece saber si una persona tuvo antepasados neandertales
Los participantes aprenderán cómo su ADN está afiliado a varias regiones del mundo
Madrid. (Europa Press).- National Geographic Society ha anunciado este miércoles la próxima fase de su Proyecto Genográfico, una iniciativa de varios años de investigación global que utiliza el ADN para trazar la historia de la migración humana.

A partir de una recopilación de datos global de siete años, el proyecto Genográfico alumbra nueva luz sobre el pasado de la humanidad, dando pistas sobre el viaje de nuestra especie a través del planeta en los últimos 60.000 años.

"Nuestra primera fase contó con la participación de más de 500.000 participantes de más de 130 países", dijo el director del Proyecto, Spencer Wells, genetista de población. "La segunda fase supone una oportunidad aún mayor de ciencia ciudadana, y cuanta más gente participe, más crecerá nuestro conocimiento científico".

Esta nueva etapa de la investigación aprovecha la potente tecnología genética para explorar y documentar los caminos históricos de la migración humana.

Basado en parte en una única base de datos compilada durante la primera fase del proyecto, la próxima generación del Proyecto de Participación Genográfico - Geno 2.0 - examinará una colección de cerca de 150.000 identificadores de ADN que ofrece una rica y relevante información relevante de todo el genoma humano.

Además de aprender su historia migratoria detallada, los participantes aprenderán cómo su ADN está afiliado a varias regiones del mundo, e incluso si tienen rastros de ascendencia neandertal o Denisovan. Los participantes recibirán sus resultados a través de un nuevo diseño de la web multi-plataforma www.genographic.com.

Además de la visualización completa de su ruta migratoria y afiliaciones regionales, los participantes pueden compartir información sobre su genealogía. De momento, los resultados del proyecto han llevado a la publicación de 35 artículos científicos que ofrecieron resultados tales como el origen de las lenguas caucásicas y las rutas iniciales de las migraciones fuera de África.

Los resultados y el análisis del ADN se almacenan en una base de datos que es la mayor colección de información antropológica genética humana jamás reunida. De cara a esta nueva fase, el proyecto invita a solicitudes de subvención de investigadores de todo el mundo para los proyectos que estudian la historia de la especie humana utilizando innovadoras herramientas genéticas antropológicas.

El Estrecho de Gibraltar como puente para las sociedades prehistóricas

Editorial La Serranía presenta el libro de José Ramos Muñoz "El Estrecho de Gibraltar como puente para las sociedades prehistóricas".

Martes 18 de diciembre a las 19:00 h en el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz.


Actualización 10-12-12. Texto de la contraportada.
Consideramos el Estrecho de Gibraltar como una región histórica que abarca las dos orillas del Sur de la Península Ibérica y del Norte de África. Los efectos de las regresiones y cambios del nivel del mar y de las líneas de costa han sido importantes en esta zona, permitiendo la cercanía de ambas orillas y facilitando la posibilidad de contactos y relaciones humanas entre ellas durante el Pleistoceno y el Holoceno.

Aquí se documentan registros arqueológicos que están en la base de la explicación de muchos problemas concernientes a las ocupaciones humanas de África y de Europa. Estamos desarrollando proyectos de investigación en la región desde hace algunos años y estudiamos las posibles relaciones y contactos de las sociedades prehistóricas entre ambas orillas.

Esta región ha sido ocupada por diversas sociedades durante el Pleistoceno y Holoceno, que han explotado los recursos de caza, pesca y recolección. Cuenta con una secuencia histórica y arqueológica que ofrece muchas semejanzas en la técnica y modos de vida, en las dos orillas. Han predominado modelos de explicación basados en ideas difusionistas.

Proponemos como hipótesis de trabajo que las semejanzas tecnológicas son producto de relaciones y contactos en el marco de las movilidades típicas de las sociedades cazadoras-recolectoras paleolíticas, de procesos de distribución en las sociedades tribales comunitarias neolíticas y de procesos de jerarquización social que conducen a los estados prístinos con las sociedades clasistas iniciales.

Actualización 26-12-12. Libro. El Estrecho de Gibraltar como puente para las sociedades prehistóricas


Los arqueros ´cazados´ en la Catxupa

Descubierto hace 22 años, este conjunto de pinturas rupestres de Dénia describe con precisión a los cazadores neolíticos de hace seis milenios. El museo realiza el domingo una visita guiada.


¿Cómo eran los habitantes de la Marina Alta del periodo neolítico? La Cova de la Catxupa, en Dénia, ofrece casi una fotografía de esos hombres de la prehistoria. Las pinturas rupestres descubiertas en 1990 sorprenden por la precisión de las representaciones, sobre todo la del arquero-cazador que lleva en su mano el arco y las flechas. El artista "cazó" con toda precisión al cazador neolítico. Tal es el detalle que incluso se intuye la talla de las puntas de flecha. Esa "foto" es una bendición para los investigadores, que pueden afinar al máximo la cronología de las pinturas.

El arqueólogo de Dénia, Josep A. Gisbert, explica que, "mientras que los segmentos (de las punta de flecha) nos sitúan en el entorno del 4.700 a. C., al final del epicardial reciente y del neolítico postcardial, los trapecios alargados nos sitúan en el neolítico medio, entre el 4.200 y el 3.700 a. C.".

La Catxupa, por tanto, ofrece un vívido fresco de cómo eran y cómo vivían los cazadores que hace seis milenios recorrieron el Montgó y su valle. Pese a su importancia, este abrigo es bastante desconocido. Como todo el arte rupestre del arco mediterráneo, está declarado Patrimonio de la Humanidad.

Este domingo, a partir de las 10.30 horas, en una visita guiada, el arqueólogo de Dénia mostrará ese universo iconográfico de estilizados arqueros, cabras y ciervos y escenas cotidianas de la remota prehistoria.

"La Catxupa -explica el director del museo de Dénia- tiene para los autores de este arte un fuerte componente sagrado. Es un santuario donde, poco a poco y a través de la investigación de estas manifestaciones, descubriremos la impronta de costumbres, mitos y ritos que nos ayudarán a comprender la vida, la devoción y la religión de nuestros lejanos antepasados".

Gisbert destaca "el cuidado en el modelado de la anatomía y las dimensiones de la figura" del arquero-cazador. El artista demostró sus dotes descriptivas. El arquero tiene un tocado de plumas. Su rostro aparece de perfil y su cuerpo transmite movimiento. Incluso en las piernas se vislumbra un intento de representar la textura de la piel o la vestimenta. La mano derecha aparece levantada y se adivinan los dedos. En la izquierda lleva el arco y cuatro flechas. Ese cazador surge de la noche de los tiempos para hablarnos de la prehistoria en la comarca. A. P. F.

levante.emv.com
Entrada relacionada

Región siberiana propone legalizar el comercio de los colmillos de mamut

EFE. Los diputados de la región siberiana de Yakutia han propuesto al Parlamento de Rusia que apruebe la legalización del comercio de colmillos de mamut, animal prehistórico desaparecido de la faz de la Tierra hace varios miles de años.

"Según el proyecto de ley que ya ha recibido un informe positivo de nuestro comité, se propone que los colmillos de mamut sean considerados un recurso extraíble. Eso permitiría legalizar ese negocio", afirmó hoy Guennadi Gorbunov, jefe del comité de política agraria del Senado.

El senador estimó en unas 450.000 toneladas el volumen de colmillos de mamut que se encontrarían sólo en territorio de Yakutia, donde se concentraría el 80 % del total, según la agencia Interfax.

"El coste comercial de los colmillos que se encuentran bajo tierra en la república podría superar los 1.500 millones de dólares", dijo.

Gorbunov destacó que "los huesos de mamut presentan una demanda estable tanto en el mercado interior como exterior y el precio de la materia primera oscila entre los 100 y los 700 dólares por colmillo". [...] abc.es/

Cavemen outdo modern artists at drawing animals

Study finds that Paleolithic depictions of four-legged gait were correct more often

Paleolithic people living more than 10,000 years ago had a better artistic eye than modern painters and sculptures — at least when it came to watching how horses and other four-legged animals move.

A new analysis of 1,000 pieces of prehistoric and modern artwork finds that "cavemen," or people living during the upper Paleolithic period between 10,000 and 50,000 years ago, were more accurate in their depictions of four-legged animals walking than artists are today. While modern artists portray these animals walking incorrectly 57.9 percent of the time, prehistoric cave painters made mistakes only 46.2 percent of the time.

Modern artists are also worse at capturing the gait of horses and other quadrupeds than taxidermists, anatomy textbook writers and toy figurine designers, the researchers reported Wednesday in the open-access journal PLOS ONE. [...] MSNBC

Actualización. El sofisticado realismo de la pintura rupestre
Nuestros antepasados cavernícolas eran auténticos artistas. Un estudio revela que las pinturas rupestres retrataban mejor el movimiento de los animales que las representaciones modernas.

La investigación, llevada a cabo por investigadores de la Universidad Eotvos, de Budapest (Hungría), consistió en examinar y comparar el trabajo artístico prehistórico y moderno en dibujos (y estatuas en el caso del arte contemporáneo) de vacas, caballos, elefantes y demás cuadrúpedos. Los investigadores concluyeron que eran más fieles a la realidad las pinturas rupestres.

Para llevar a cabo este análisis se basaron en el estudio de Eadweard Muybridge, que en 1880 examinó y registró la secuencia de movimientos de los cuadrúpedos, en la que reveló que apenas había variaciones entre las diferentes especies.

Esta investigación, publicada en la revista PLOS ONE, reveló que la mayoría de las representaciones reflejaban errores en el posicionamiento de las patas. Sin embargo, el error en las pinturas prehistóricas era menor que en las modernas.

Concretamente, los retratos modernos son erróneos en un 57,9%, mientras que en las pinturas rupestres se reduce a un 46,2%. Parece claro que los primeros artistas de nuestra especie eran muy sofisticados y perfeccionistas a la hora de pintar en sus cuevas.

Pese a estos datos, los investigadores no han podido concluir si esa mayor 'perfección' de los retratos animales se deben a las licencias artísticas que se toman los artistas modernos o al mayor conocimiento del movimiento animal por parte de los humanos prehistóricos.

International conference on Rock Art 2012 to bridge gap between modern and pre-historic era

New Delhi : In times when the world talks about developing technology and hi-tech means of communication, does any one of us recall the origin of it? The pictorial depiction of human-made markings on natural stone, popularly known as Rock Art is the most ancient form of expression. These rock art images are a source of cultural communication between the past and the present. In a bid to spread awareness and address the urgent need to preserve this art form Indira Gandhi National Centre for the Arts along with Ministry of Culture, Government of India is organizing the International Conference on Rock Art 2012 along with international exhibition and workshops.

The event, to be held from 6thto 13th of December, would mainly focus on the recent developments in rock art research and documentation. The event will be inaugurated by Hon’ble Shri M. Hamid Ansari, Vice President of India, Hon’ble Ms. Chandresh Kumari Katoch, Union Minister of Culture, Prof. R G Bednarik, Governor & CEO and International Federation of Rock Art Organizations. [...] apnnews.com/ vía Rupestreweb

How Death Played a Role in the Evolution of Human Height

Perhaps no other human trait is as variable as human height. At 5’4″, I’d be dwarfed standing next to 6’3″ Kerri Walsh, the 2012 Olympic gold medalist in beach volleyball. But next to an African pygmy woman, I’d be a giant. The source of that variation is something that anthropologists have been trying to root out for decades. Diet, climate and environment are frequently linked to height differences across human populations.

More recently, researchers have implicated another factor: mortality rate. In a new study in the journal Current Anthropology, Andrea Bamberg Migliano and Myrtille Guillon, both of the University College London, make the case that people living in populations with low life expectancies don’t grow as tall as people living in groups with longer life spans. They also argue changes in mortality rates might account for the jump in body size from Australopithecus to Homo some 2 million years ago. [...] Hominid Hunting