jueves, 13 de diciembre de 2012

El Mirador fue la última cueva ocupada en Atapuerca

La Cueva del Mirador fue la última cavidad en la que se asentaron los homínidos que poblaron la Sierra de Atapuerca. De esta manera, los famosos pobladores de este paraje permanecieron en las cuevas hasta la Edad de Bronce, momento en el que dejaron las mismas para hacer vida fuera de ellas.

Así se desprende de una publicación que, bajo el título ‘Cuevas de Atapuerca. Una visión de la mano del Grupo Espeleológico Edelweiss’, realiza un recorrido histórico y científico sobre las cavidades más famosas de Burgos. Ana Isabel Ortega y Miguel Ángel Martín, de Edelweiss, son los autores de un libro en el que se repasan aspectos científicos e históricos de las cuevas en las que años después se encontrarían los restos del Homo Antecesor y del Homo Heildelbergensis. En la publicación se asegura que «las cuevas se ocuparon hasta la Edad de Hierro», momento en el que los pobladores pasaron de ocupar las mismas como guaridas para convertirlas en santuarios.

La Cueva del Mirador es el yacimiento más avanzado en el tiempo de toda la sierra burgalesa, y en el que se conservan restos de los enterramientos de la Edad de Bronce. En concreto, el Mirador es si cabe más importante ya que en este espacio se han encontrado restos del Calcolítico (4.800-4.300 años), momento en el que la cueva se utiliza como cueva sepulcral.

El libro recoge aspectos relacionados con la geología, la arqueología y repasa los momentos que hicieron que Atapuerca pasase de ser una desconocida a ocupar un puesto privilegiado en el mundo de la ciencia.  

diariodeburgos.es/
Entrada relacionada

El queso más antiguo

 Lo fabricaban con filtros en recipientes de cerámica

Los seres humanos ya eran amantes del queso hace 7.500 años. Así lo ha demostrado un equipo científico liderado por la Universidad de Bristol (Reino Unido) que ha hallado evidencias inequívocas de la fabricación del primer queso en un yacimiento arqueológico de Polonia.

Los investigadores llegaron a estos resultados tras analizar los ácidos grasos incrustados en una especie de 'filtros' fabricados en cuencos de cerámica. La Unidad de Geoquímica Orgánica de la Universidad de Bristol junto a investigadores de la Universidad de Princeton (EEUU) detectó productos lácteos en estos agujeros, muy parecidos a los modernos coladores de queso. Una evidencia clara, según los científicos, de que era usado para fabricar quesos.

M. Salque et al / Nature
"La presencia de residuos de leche en filtros constituye la primera evidencia directa de fabricación de queso. Hasta ahora, las evidencias eran solamente iconográficas, a través de murales que mostraban el procesamiento de la leche", explica Melanie Salque, una de las autoras del paper, publicado en 'Science'. Hasta el momento, se habían descubierto restos de leche en recipientes en Libia, hace también 7.000 años, y aún más antiguos en Anatolia (8.000 años). Sin embargo, fue imposible detectar que esta leche fuera procesada para hacer queso.

Sofisticadas tecnologías de procesamiento de alimentos

Este descubrimiento muestra una profunda sofisticación a la hora de procesar alimentos. "Es realmente notable la profundidad de conocimientos en la dieta humana antigua y las tecnologías de procesamiento de alimentos que estas cerámicas nos han mostrado", explica el profesor Richard Evershed, el líder del equipo de Bristol.

Además, los análisis de otras muestras evidencian una especialización a la hora de fabricar los diferentes productos. En otros recipientes de cerámica, utilizados como botellas u ollas no se detectaron restos de leche procesada. Sí se toparon con restos de grasas de rumiante en las ollas, que revelaban su uso como recipiente para cocinar carne o cera de abeja en las botellas que sugerían un sellado para almacenar agua. Las cerámicas, por tanto, se moldeaban de distintas maneras según el uso que le quisieran dar.

El procesamiento de la leche y en particular, la producción de queso, supuso un acontecimiento crítico en las primeras sociedades agrícolas ya que les permitió preservar la leche de un modo no perecedero y de fácil transporte, así como hizo de la leche un producto más digerible para los primeros agricultores.

Peter Bogucki, coautor del estudio, va más allá en el análisis de estos resultados: "Muestran la evidencia del consumo de productos lácteos bajos en lactosa. La fabricación de queso permitía reducir la lactosa contenida en la leche. Fue una manera eficiente de explotar los beneficios nutricionales de la leche para aquellos que no toleraban la lactosa". ELMUNDO.es

Referencia: Mélanie Salque, Peter I. Bogucki, Joanna Pyzel, Iwona Sobkowiak-Tabaka, Ryszard Grygiel, Marzena Szmyt, Richard P. Evershed. Earliest evidence for cheese making in the sixth millennium bc in northern Europe. Nature, 2012; DOI: 10.1038/nature11698

Link 3: Chemical analysis reveals first cheese-making in Northern Europe 7,000 years ago
Archeologists have the first unequivocal evidence that humans in prehistoric Northern Europe made cheese more than 7,000 years ago...

Relacionado: Quesera de La cueva de la Pileta

La ciencia quiere desvelar el misterio del hombre de Piltdown

Un siglo justo ha pasado desde que se perpetró el más famoso fraude en la historia de la paleontología. El crimen fue un cráneo con una singular combinación de rasgos humanos y simiescos. El perfecto eslabón perdido, para la época. La emboscada se inició en una gravera del sureste de Inglaterra, en Piltdown, el engaño duró cuatro décadas y aún no se ha descubierto al autor. Entre los varios sospechosos figuran encumbrados expertos de la época junto con un joven Pierre Teilhard de Chardin (antes de ser un destacado filósofo) y el mismísimo padre de Sherlock Holmes, Sir Arthur Conan Doyle. [...] ELPAIS.com

Link 2: Scientists seek to solve mystery of Piltdown Man

Mega-drought triggered collapse of prehistoric Aboriginal society

A new study has shed light on the disappearance of a pre-historic culture, pre-dating present day aboriginal inhabitants. Researchers from The University of Queensland, Central Queensland University and Wollongong University made the discovery while investigating rapid climate change and its catastrophic impacts in the remote Kimberley region of northwest Australia.

Their findings were published last month (November) in the American Geophysical Union Journal. Associate Professor Hamish McGowan from UQ’s School of Geography, Planning and Environmental Management said the studies in the north west Kimberley have shown there was a rapid change in climate around 5500 years ago. [...] Past Horizons

PDF download – McGowan, H., S. Marx, P. Moss, and A. Hammond (2012), Evidence of ENSO mega-drought triggered collapse of prehistory Aboriginal society in northwest Australia, Geophys. Res. Lett., 39, L22702, doi:10.1029/2012GL053916