domingo, 24 de febrero de 2013

Gavà, la Amberes del neolítico

El Louvre investiga si las minas de Can Tintoré de Gavà fueron un gran taller joyero hace 6.000 años

Hace 6.000 años Gavà fue la Amberes del neolítico. La ciudad belga es desde hace 150 la capital mundial de la talla de diamantes tal y como durante más de 1.000 Gavà fue el mayor centro productor del mundo de joyas de variscita, un mineral escaso, pese a ello de poco valor, pero que por su singular color verde fue la materia prima con la que se tallaron algunas de las joyas más hermosas de la prehistoria. Los yacimientos conocidos de variscita son pocos. Hay tres en la península Ibérica, dos en Francia y uno en Alemania. También hay variscita en Utah (Estados Unidos), pero la gran explotación de este mineral al que Plinio el Viejo bautizó como 'callais' --"las más estimadas son de color verde esmeralda..."-- estaba en Gavà.

Se ha supuesto siempre que las decenas de abalorios encontrados en sepulturas neolíticas del Mediterráneo occidental fueron manufacturadas allí, junto a las minas de Can Tintoré. Pronto se sabrá con certeza. El Centro de Investigación y Restauración de los Museos de Francia, con sede en el Louvre, analiza desde enero la composición química exacta de aquellos ancianos tesoros. Del resultado de la investigación se podrá concluir cuán crucial fue Gavà en la construcción de esa especie de Mercado Común Europeo del neolítico.

>>Lea la información completa sobre las joyas de variscita de Gavà en e-Periódico

Entrada relacionada

Cavernas de Cáceres: el patrimonio oculto

Unas han estado en peligro, otras han sido estercoleros, algunas han desaparecido bajo el ladrillo y las hay de dudosa existencia histórica. Cáceres tiene varias cuevas en su entorno, unidas por cierta falta de reconocimiento a su valor

El Calerizo es el auténtico origen de Cáceres. Este terreno formado por masas calizas de la Era Primaria alberga un acuífero que se extiende unos 14 kilómetros cuadrados bajo Cáceres y almacena 3 hectómetros cúbicos. Rebosa en la Charca del Marco y corre todo el año con un caudal medio de 90 litros por segundo. La continua presencia de agua, atípica en estas tierras, ha posibilitado la riqueza histórica de Cáceres, la presencia del hombre prehistórico, el florecimiento de la Norba romana, la construcción del bastión almohade, la acumulación de palacios renacentistas... Pero además, ese mismo Calerizo ha dado lugar a la formación de oquedades que han favorecido la vida en estas tierras desde hace 800.000 años, y posiblemente antes.

Sin embargo, Cáceres ha dado la espalda al Marco y a sus cavernas durante largo tiempo. El entorno del acuífero y el arroyo ha sido conquistado por basuras, maleza y vertidos. La misma cueva de Maltravieso, segunda del mundo en número de manos prehistóricas representadas en sus paredes (64), fue descubierta hace medio siglo y ya ha estado a punto de desaparecer en ocasiones.

La cueva del Conejar resistió durante milenios, convertida en basurero y cementerio de animales, hasta que el avance urbanístico engulló la zona, pero al menos fue delimitada. Santa Ana ha corrido mejor suerte por estar en zona militar, aunque se conoce desde antaño, al igual que el Conejar, y nadie sabe el daño infligido por el hombre o por la acción del clima en las partes expuestas.

En cualquier caso, nunca este patrimonio oculto ha alcanzado el reconocimiento ni mucho menos la protección de la Ciudad Monumental. Los estudios se realizan a trompicones, sin cobertura institucional que permita una continuidad en los trabajos de excavación.

Hay otro grupo de cuevas que se han perdido para siempre, pero que aparecen en las crónicas de tiempos pretéritos: La Becerra, Martín Paredes, San Benito, la Mora, Cantarrana... También la actividad extractiva de la mina provocó la aparición de cuevas creadas por la mano del hombre, que ya forman parte del catálogo singular de las grutas del Calerizo. Lola Luceño
...
  • SANTA ANA: la huella de los primeros pobladores : Una joya encerrada en el Calerizo cacereño
  • MALTRAVIESO: mutilada, olvidada y cerrada por protección : Grandes hallazgos prehistóricos y mucho todavía por descubrir
  • Las incógnitas de otros tiempos
  • Las grutas abiertas por los mineros
  • El basurero que escondía una historia milenaria
  • Lo que el hormigón se llevó...
elperiodicoextremadura.com

«Una exposición temporal en el MEH difundirá cada año los los hallazgos de Atapuerca»

La entrevista tiene lugar en el Museo de la Evolución Humana, un lugar donde se siente cómodo. Su formación de arqueólogo le ayuda pero también su conocimiento sobre muchos de los tesoros que guarda la Sierra de Atapuerca, de los que algunos están expuestos en el MEH. José Javier Fernández Moreno (Burgos, 1959) fue, además, uno de los coordinadores de la candidatura de los yacimientos de Atapuerca como Patrimonio Mundial de la Unesco. [...] Diario de Burgos

El Solutrense meridional ibérico: el núcleo de la provincia de Málaga

Autores: María D. Simón Vallejo, Maria Mercè Bergadà Zapata, Juan Francisco Gibaja Bao, Miguel Cortés Sánchez
Localización: SPAL: Revista de prehistoria y arqueología de la Universidad de Sevilla, ISSN 1133-4525, Nº 20, 2011 , págs. 67-80

Resumen: La provincia de Málaga es una de las áreas con mayor número de yacimientos solutrenses del sur de la Península Ibérica. En este trabajo abordamos el contexto estratigráfico, sedimentario y paleoambiental del Solutrense en esta área, sobre todo a partir de los análisis efectuados en Cueva Bajondillo, y tratamos su correlación con otros registros del Mediterráneo ibérico. Así mismo, el análisis de la secuencia tecnocultural, las estrategias de subsistencia desde una perspectiva morfológica y funcional o de las manifestaciones simbólicas nos permiten identificar los principales rasgos culturales del Solutrense en este ámbito geográfico. Texto completo

Artículo relacionado: El Solutrense en la costa de Málaga: contexto paleoambiental y cronocultural (Pyrenae, 2011).