sábado, 2 de marzo de 2013

Un molar humano de 8247 años en Santa Fe, Argentina

En 2010, investigadores de la UNR llevaron a datar a un laboratorio de Estados Unidos un molar humano y huesos de guanaco con marcas de corte realizadas por humanos, encontrados en una laguna santafesina. El resultado fue sorprendente.

... Parte de estos descubrimientos se podrán ver en la muestra arqueológica "Laguna El Doce. 8247 años antes del presente. Los primeros pobladores en Santa Fe", que se inaugurará por primera vez en Rosario el próximo 9 de marzo, a las 18, en el Espacio Cultural Universitario (ECU) [...] pagina12.com.ar/

Gibert: "Me duele que desacrediten a mi padre, pero me alegra lo del diente"

Granada, 2 mar (EFE).- El geólogo Luis Gibert, hijo del descubridor del "Hombre de Orce", ha dicho hoy que le ha dolido que los científicos encargados de presentar ayer el diente del "Niño de Orce", con 1,4 millones de antigüedad, hayan "desacreditado" la investigación de su padre.

Luis Gibert ha recalcado, en declaraciones a Efe, que le parece bien que hayan sido encontrados nuevos restos en las excavaciones arqueológicas de Barranco León, en Orce (Granada), aunque ha recalcado que era un hecho previsible.

El hijo del fallecido José Gibert ha reprochado sin embargo que el fósil de diente que se presentó ayer se anunciara como el resto humano más antiguo de Europa Occidental, con 1,4 millones de años de antigüedad, y ha recordado que ya se presentó un molar de la misma zona en 1999.

"Me ha dolido que se desacredite el trabajo de mi padre en Orce, porque fue su impulsor, el que abrió el corte de las excavaciones de 15 metros, y porque dio su vida por Orce", ha lamentado Luis Gibert.

El hijo del descubridor del "Hombre de Orce" ha recriminado al profesor del Instituto Catalán de Paleoecología Humana Bienvenido Martínez Navarro, que declarara ayer, durante la presentación del diente, que los restos hallados por su padre correspondían a un rumiante.

Según Gibert, Martínez "publicó un artículo de opinión en una revista y mi padre estaba preparando una réplica cuando murió. Los rumiantes tienen el cráneo mucho más grueso y las investigaciones de mi padre encontraron otras muchas características que demuestran que era humano".

Luis Gibert ha recordado además que los restos encontrados por su padre contaron con análisis de proteínas que demostraban que el cráneo era humano, junto a otros estudios como el inmunológico desarrollado por las universidades de Granada y California.

El geólogo ha recordado que en 1995, durante un congreso paleontológico con 300 expertos de 18 países celebrado en Orce, se presentaron los restos de un molar hallado en la misma zona y que la investigación se publicó en 1999.

"Si hubiéramos seguido trabajando el Orce, mi padre habría descubierto ese fósil. Lamento que no se considere el esfuerzo por dar proyección a los yacimientos que hizo mi padre", ha recalcado Luis Gibert.

El hijo de José Gibert ha criticado que la Junta de Andalucía haya concedido los trabajos de investigación en Orce a un solo equipo y ha apuntado que la cuenca de Guadix-Baza tiene espacio para otros equipos, con más de 4.000 kilómetros cuadrados de extensión.

"En Orce no ha habido ética, y sin ética no hay progreso", ha lamentado Gibert.

"Si mi padre no se hubiera arriesgado a hacer el corte en Barranco León, nada de lo que han anunciado habría sido posible. Y eso, merece mucho más respeto", ha apostillado Gibert. diariovasco.com  

La polémica del Niño o el Hombre de Orce
El artículo que se hizo público sobre los primeros restos de homínido de Europa occidental choca frontalmente con las afirmaciones de otros investigadores que han sido compañeros de excavaciones en este yacimiento. Fue el paleoantropólogo Josep Gibert el que aseguró que había encontrado en el año 1982 en el yacimiento de Venta Micena, también en Orce, un fragmento craneal del Hombre de Orce de 1,3 millones de años.

A preguntas de los periodistas, Martínez Navarro e Isidro Toro contestaron ayer a la duda de cuál de los dos hallazgos, si el del Niño de Orce o el Hombre de Orce, tendría la preeminencia. Los investigadores aseguraron que el hallazgo de Gibert no correspondía a un humano, y ni siquiera a un équido como apuntaron algunos científicos, sino a una "hembra de rumiante". "Lo importante de este diente de leche es que dentro de 10 ó 20 años seguirá siendo considerado como humano, mientras que aquellos restos ya no lo son", defendió.

Martínez Navarro recordó que él publicó un artículo científico en 2002 en el que aseguraba que "correspondía a una hembra de rumiante porque se habían interpretado mal los huesos", de forma que se intercambiaron los parietales por frontales. "Nadie ha contestado ese artículo hasta 2013", sentenció el científico.

"Nosotros hemos tardado cinco años en publicar este artículo. Durante este tiempo especialistas de todo el mundo han visto fotos, escáneres y todo el material que han querido. Son dos formas de trabajar y de presentar los resultados distintas", aseguraron los investigadores, que agregaron que la comunidad científica "no consideran" el anterior hallazgo.

En lo que respecta a investigaciones futuras y los equipos que se seleccionarán, la Consejería de Cultura contrató el pasado mes de diciembre, mediante concurso, a un equipo multidisciplinar de investigadores españoles y extranjeros para la ejecución de una investigación general sobre La presencia humana y el contexto paleoecológico en la cuenca continental Guadix-Baza, por un importe de más de 300.000 euros. huelvainformacion.es

Entrada relacionada

El clan de Atapuerca 2 (La elegida del arcoíris)




Libro: El clan de Atapuerca 2 (La elegida del arcoíris) (Leer Y Pensar)Álvaro Bermejo (Autor), Álex Fernández Villanueva (Ilustrador)
Tapa blanda: 240 páginas
Editor: ANAYA INFANTIL Y JUVENIL; Edición: edición (23 de enero de 2013)
Colección: Leer Y Pensar

La historia del clan del Bisonte continúa. Arika y Balka todavía no saben quién provocó la muerte de su padre, Belar, el gran cazador. Y Súa, la Madre de los Sueños, ha adquirido el papel de protectora de Arika. Parece que el mal se ha instalado entre la tribu y desentrañar su origen corresponde a mentes lúcidas, como la de Súa. Sin embargo, aunque Arika todavía no es consciente de sus poderes, poco a poco se dará cuenta de su potencial, la vida le irá poniendo pruebas, solo debe escuchar a su tótem, el resto vendrá solo.