martes, 26 de marzo de 2013

“Arte en la Prehistoria”, 36 reproducciones en el Centro Cultural Villa de Móstoles

Esta exposición, que se podrá ver desde el 4 de abril al 8 de mayo, pretende acercar el arte rupestre a través de 36 reproducciones realizadas en óleo sobre lienzo.

“Arte en la Prehistoria” de José María Cavo, que permanecerá en el Centro Cultural Villa de Móstoles, desde el 4 de abril al 8 de mayo de 2013. Esta exposición pretende acercarnos al arte rupestre a través de 36 reproducciones realizadas en óleo sobre lienzo.

Las sociedades antiguas carentes de escritura nos transmitieron un enorme legado a través de sus pinturas. Realizadas en rocas al aire libre y en las paredes de las cuevas, los materiales que emplearon, estos primitivos pobladores, eran los propios de la zona (pirolusita, feldespato, carbón vegetal…). Estas pinturas son la expresión más sublime del hombre prehistórico, y su antigüedad conocida supera los 38.000 años antes de nuestra era.

El visitante que se acerque a contemplar esta exposición podrá encontrarse con reproducciones de la cueva de Altamira en Cantabria, Tito Bustillo en Asturias o escenas de caza pintadas por los bosquimanos en el desierto del Kalahari.

La muestra tendrá también un carácter educativo y lúdico, ya que diferentes colegios de Móstoles harán visitas guiadas y realizarán un taller que le instruirá de forma amena sobre el arte rupestre. cronicamadrid.com/ / Link 2

Extraordinary finds from archeological sites in Malta travel for first time to United States

NEW YORK, NY.- The art, architecture and culture of an astonishingly forward-thinking people who lived in Malta, an island group in the Southern Mediterranean, more than five thousand years ago, are examined in Temple and Tomb: Prehistoric Malta: 3600-2500 BCE, on view from Thursday, March 21 through July 7, 2013 at the Institute for the Study of the Ancient World at New York University.

Image: “The Venus of Malta” (Standing Female Figure). Clay. H. 13.3, W. 7.0, D. 4.5 cm, Ħaġar Qim Temple (Malta), 3600–2500 bce. Heritage Malta–National Museum of Archaeology: 21295. Courtesy of Heritage Malta, photography © Daniel Cilia
The first major exhibition in the U.S. to be devoted to the art and artifacts of prehistoric Malta and featuring many objects never before seen outside the Maltese islands, Temple and Tomb provides insights into Malta’s famous temple sites, which were built from stones weighing up to 20 tons each and quarried using only stone and wooden tools. Older than the Egyptian pyramids or Stonehenge, they are believed to be the oldest freestanding stone buildings in the world.

The “Venus of Malta,” an amply proportioned clay figurine of a woman, so small that it fits in the palm of the hand, is the exhibition centerpiece. [...] artdaily.com

Actualización 15-04-13. La Prehistoria maltesa viaja hasta Estados Unidos

El yacimiento del Cerro de la Encina en Monachil, protegido como Zona Arqueológica

El asentamiento constituye uno de los principales enclaves para el estudio de las culturas argáricas y del Bronce Final en el sudeste de la Península Ibérica


El Consejo de Gobierno ha acordado inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Zona Arqueológica, el yacimiento del Cerro de la Encina en Monachil (Granada). Este enclave, con una ocupación prácticamente ininterrumpida durante mil años, desde el siglo XVIII al VIII a.C., está considerado como uno de los lugares fundamentales para el conocimiento de la Edad del Bronce Final y de las culturas argáricas del sudeste de la Península Ibérica.

La zona arqueológica, delimitada con una superficie de 20,63 hectáreas, se localiza muy cerca de la ciudad de Granada sobre la margen derecha del río Monachil, uno de los valles de acceso a Sierra Nevada. El asentamiento se extiende por una amplia cumbre fuertemente escarpada, rica en recursos mineros y de gran interés para el estudio de la explotación y transformación de los metales (fundamentalmente cobre y plata).

La ocupación argárica del enclave presenta una secuencia de tres grandes recintos monumentales que se suceden en el tiempo y se sitúan en la meseta central del poblado, donde hay un mayor control visual del entorno inmediato. Las zonas de hábitat se localizan en las laderas y mesetas contiguas, de tal forma que la fortificación se convierte en el elemento central en torno al que se articula el asentamiento. Este modelo difiere de otros yacimientos de la misma cultura, por lo que ha sido definido como característico del denominado Grupo Granadino de El Argar.

En el periodo correspondiente al Bronce Final del Sureste, el asentamiento varía sustancialmente sus rasgos de ocupación. De este modo, el aterrazamiento y la utilización masiva de la piedra se sustituyen por sistemas de construcción basados en cabañas dispersas y adaptadas a las características topográficas. Estas edificaciones, de planta ovalada y grandes dimensiones, presentan zócalos de piedra de escasa entidad que sustentan paredes de barro y ramaje, techumbres de materiales orgánicos impermeabilizados y, en algunos casos, revestimientos interiores con placas de estuco amarillento decoradas con motivos geométricos.

Junto con los vestigios de la cultura argárica y el Bronce Final, el Cerro de la Encina también ofrece restos de algunas ocupaciones esporádicas correspondientes a la época ibero-romana.

Los trabajos de investigación del yacimiento se remontan a principios del siglo XX, aunque fue entre 1968 y 1983 cuando se acometieron de forma sistemática y planificada por la Universidad de Granada, a lo que se añadieron los estudios de muestras de fauna que realizó la Universidad de Munich. Entre 2003 y 2005 se retomaron las excavaciones con el objetivo del desarrollar un proyecto de recuperación del enclave.

Además de las 20,63 hectáreas delimitadas como zona arqueológica, el decreto de inscripción en el Catálogo del Patrimonio Histórico incluye también un entorno adicional de protección de 7,83 hectáreas al sur del asentamiento, en dirección al río Monachil. De acuerdo con los datos aportados por las prospecciones en el área, este espacio podría constituir una extensión del yacimiento. juntadeandalucia.es/

Texto del decreto

Una exposición conmemora el 50 aniversario del hallazgo del Tesoro de Villena

La muestra gira en torno a la vida y el trabajo de José María Soler, el investigador villenero que descubrió los restos arqueológicos


EFE. El Museo de Alicante (Musa), situado en el Castillo de Santa Bárbara, acoge desde hoy una exposición dedicada al cincuenta aniversario del hallazgo del Tesoro de Villena.

La muestra gira en torno a la vida y el trabajo de José María Soler, el investigador villenero que descubrió los restos arqueológicos conocidos como el Tesoro de Villena, que constituyen "el segundo hallazgo de vajilla áurea más importante de Europa", según ha detallado hoy el alcalde de la localidad, Francisco Javier Esquembre, durante la inauguración de la exposición.

Esquembre se ha referido a José María Soler como "hijo predilecto de Villena" y como "investigador autodidacta", centrado en la arqueología, pero también en el estudio de la música, la lingüística, la historia, las tradiciones y el folclore popular de la zona de Villena (Alto Vinalopó).

En la exposición se exhiben en varias vitrinas los útiles de trabajo de José María Soler, como cámaras de fotos y de vídeo, trípodes o fichas de archivo para las investigaciones de campo, además de su máquina de escribir, su metrónomo y sus partituras, y algunas de las medallas y distinciones que recibió a lo largo de su carrera.

Además, por las paredes de la sala se han instalado diferentes paneles que permiten trazar una cronología de la biografía y la trayectoria profesional de Soler, acompañados de caricaturas y retratos del investigador y citas de sus obras.

Al finalizar el recorrido, una gran vitrina alberga una reproducción exacta y bañada en oro del Tesoro de Villena, que consta, entre otras piezas, de cuencos, brazaletes, vasijas y otros utensilios áureos que datan aproximadamente del año 1000 antes de Cristo, en la Edad del Bronce.

Junto a la vitrina se muestran una fotografía de gran formato que recoge el momento en que fue descubierto el Tesoro y una reproducción de una nota manuscrita de José María Soler que informaba del "hallazgo asombroso" y solicitaba la presencia de "fotógrafo, flash y luces" para retratar la escena.

Las piezas originales que componen el Tesoro de Villena, junto con otras de menor tamaño que pertenecen al llamado "Tesorillo", se siguen custodiando en el Museo Arqueológico de Villena, que precisamente lleva el nombre de José María Soler.

La directora de este centro museístico, Laura Hernández Alcaraz, ha señalado, en declaraciones a Efe, que espera que la exposición del Castillo de Santa Bárbara de Alicante sirva "como reclamo" para atraer a más turistas hacia Villena a visitar el tesoro original.

La exposición en el Musa permanecerá abierta al público desde hoy hasta el próximo mes de septiembre. laverdad.es/

Entrada relacionada

Actualización 10-04-13. Los últimos hallazgos en Cabezo Redondo se mostrarán mañana por primera vez
El brazalete de oro descubierto el año pasado en el yacimiento arqueológico de Cabezo Redondo, ubicado en Villena (Alicante), se mostrará mañana al público por primera vez, junto con otras de las últimas piezas halladas en ese enclave.

Además del brazalete, se presentarán cerca de ochenta pequeños clavos pertenecientes a un collar.

Esos objetos datan de la Edad de Bronce, en la segunda mitad del segundo milenio antes de Cristo, hace aproximadamente 3.500 años, según ha informado hoy a EFE el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Alicante (UA) Mauro Hernández, que coordina las excavaciones en Cabezo Redondo.

El brazalete de oro, de aproximadamente un centímetro de ancho, pertenecería "a un niño o un joven", y presenta "dos pasadores que aseguran su sujeción", ha especificado Hernández.

Los clavos, también de oro, servirían para "unir las diferentes arandelas que componían un collar de bronce", y son cerca de ochenta, ha concretado.

Hernández ha destacado que todas esas piezas son únicas y permiten "datar con mayor precisión" e "reinterpretar la funcionalidad" de otros objetos que conforman el 'Tesoro' y el 'Tesorillo' de Villena, dos conjuntos de utensilios áureos encontrados en el mismo yacimiento en 1963 por el arqueólogo villenense José María Soler.

Precisamente mañana, 11 de abril, se conmemora el cincuenta aniversario del descubrimiento del 'Tesorillo' de Villena, con los primeros actos en homenaje al trabajo de Soler, que concluirán el próximo 1 de diciembre con la celebración del hallazgo del 'Tesoro'...

Actualización 12-04-13. El ´Tesorillo´ se confirma como conjunto de orfebrería prehistórica único en la Península
Mauro Hernández afirma que no existe otro yacimiento de la Edad de Bronce que tenga tanto oro como el de Cabezo Redondo...

Actualización 15-04-13. Los enigmas de diez kilos de oro
Las excavaciones de la Universidad de Alicante en el Cabezo Redondo han desvelado gran parte de las incógnitas sobre este conjunto de la Edad de Bronce, aunque los investigadores siguen planteando dudas sobre la cronología y el origen de tal cantidad de metal precioso...