miércoles, 10 de abril de 2013

Los cocineros de la Edad de Hielo


Recipiente de cerámica de hace 15.000 años hallado en Japón.
Nature
Que Japón es el principal país consumidor de pescado crudo del mundo no es algo en absoluto sorprendente. Que fueron los japoneses, hace 15.000 años, los primeros en cocinar pescado en vasijas de cerámica sí es un descubrimiento asombroso. El arqueólogo de la Universidad de York Oliver Craig (junto a arqueólogos internacionales) ha descubierto en Japón restos de grasas en cuencos de cerámica que datan de hace 15.000 años, lo que demuestra no sólo que la cerámica se comenzó a utilizar antes del desarrollo de la agricultura, sino que algunos cazadores-recolectores de la zona la utilizaron para cocinar. Los restos de grasas se corresponden con pescado, tanto de agua dulce como marino, ya chamuscado y pegado en los bordes de algunos de estos recipientes.

El descubrimiento, como cualquiera relacionado con la arqueología, no está exento de polémica. Pero ésta es mayor aún dadas las implicaciones que tiene en la historia de Japón. La existencia de vasijas y cuencos de cerámica hace 20.000 años, en la cuarta edad del Pleistoceno, no es un descubrimiento nuevo.

Hasta los años 90 se pensaba que los japoneses del periodo Jomon, que vivieron entre el 14.500 a.C. el 300 a.C., eran poblaciones primitivas que se dedicaban únicamente a la recolección de arroz. Los textos sagrados que ratifican esa teoría dibujan a esa población como aborígenes primitivos que poco tenían que ver con los avances posteriores de la cultura japonesa.

Pero posteriores descubrimientos demostraron que el periodo Jomon fue uno de los más prolíficos en fabricación de cerámica e innovaciones técnicas. La reconstrucción de vasijas con restos de grasas miles de años atrás confirma esa teoría y la emplaza en el tiempo mucho más atrás, en la época glacial del Pleistoceno tardío, sacudiendo con mayor virulencia la teoría del Japón primitivo y únicamente recolector de arroz.

"Los recolectores utilizaron por primera vez la cerámica como una estrategia revolucionaria para el procesamiento de peces marinos y de agua dulce, pero quizás lo más interesante es que esta adaptación fundamental surgió a lo largo de un periodo de cambio climático severo", afirma el doctor Craig, responsable del estudio publicado en la revista 'Nature'.

"La fiabilidad y la alta abundancia de alimentos a lo largo de las costas y riberas de los ríos puede perfectamente haber dado el impulso inicial a una inversión en la producción de envases de cerámica, quizás para aprovechar al máximo el exceso de oferta de temporada o como parte de elaborados banquetes de celebración y podría estar vinculado a una reducción de la movilidad", añade el arqueólogo, demostrando que estos avances se produjeron como consecuencia de cambios climáticos y el comienzo del asentamiento de estas poblaciones.

Esta fase inicial de producción de cerámica probablemente allanó el camino para una mayor intensificación en el clima más cálido del Holoceno, cuando vemos mucha más cerámica en diversos sitios japoneses. "Esto abre el camino para un mayor estudio de la cerámica de los cazadores-recolectores en períodos posteriores y aclarar el desarrollo de lo que era una tecnología revolucionaria", concluye. elmundo.es

Link 2: Pottery Reveals Ice Age Hunter-Gatherers’ Taste for Fish
 Hunter-gatherers living in glacial conditions produced pots for cooking fish, according to the findings of a pioneering new study led by the University of York which reports the earliest direct evidence for the use of ceramic vessels.

Scientists from the UK, the Netherlands, Sweden and Japan carried out chemical analysis of food residues in pottery up to 15,000 years old from the late glacial period, the oldest pottery so far investigated. It is the first study to directly address the often posed question "why humans made pots?" The research is published in Nature.

The research team was able to determine the use of a range of hunter-gatherer "Jōmon" ceramic vessels...

Journal Reference:
O. E. Craig, H. Saul, A. Lucquin, Y. Nishida, K. Taché, L. Clarke, A. Thompson, D. T. Altoft, J. Uchiyama, M. Ajimoto, K. Gibbs, S. Isaksson, C. P. Heron, P. Jordan. Earliest evidence for the use of pottery. Nature, 2013; DOI: 10.1038/nature12109

A mystery turns up in the Sea of Galilee

A giant "monumental" stone structure discovered beneath the waters of the Sea of Galilee in Israel has archaeologists puzzled as to its purpose and even how long ago it was built.
Diagram courtesy of Shmuel Marco
Putting all the data together researchers found that the structure is cone shaped, about 230 feet (70 meters) in diameter and nearly 32 feet (10 meters) tall. It weighs an estimated 60,000 tons.
The mysterious structure is cone shaped, made of "unhewn basalt cobbles and boulders," and weighs an estimated 60,000 tons, the researchers said. That makes it heavier than most modern-day warships.

Rising nearly 32 feet (10 meters) high, it has a diameter of about 230 feet (70 meters). To put that in perspective, the outer stone circle of Stonehenge has a diameter just half that with its tallest stones not reaching that height [...] MSNBC.com

Actualización 13-04-13. Analizan misteriosa y colosal agrupación de piedras en el Mar de Galilea
Con unas 60 mil toneladas de peso, el diámetro del cono alcanza 70 metros de diámetro por 10 de altura

Un análisis de una misteriosa estructura de piedras agrupadas en forma de cono de unos 70 metros de diámetro por 10 de alto en el fondo de la parte más occidental del Mar de Galilea, el más grande lago de agua dulce en Israel, fue publicado por la Revista Internacional de Arqueología Náutica por un equipo de investigadores liderados por Yitzhak Paz, de la Universidad de Ben Gurion de Israel.

Foto Shmuel Marco
Inspecciones cercanas realizadas por los buzos determinaron que está formada por adoquines de basalto y piedras sin labrar dispuestas una encima de la otra, sin un patrón aparente de construcción.

Del mismo modo, no se encontró ninguna señal de disposición de paredes. Las rocas están desnudas sin maleza y contrastan con el terreno arenoso que lo rodea: Se caracterizan por tener una abundancia de peces Tilapia en torno a la estructura y entre sus bloques, ya que probablemente aprovechan los escondites y los refugios que ofrece, señala el reporte.

El descubrimiento fue examinado por primera vez en 2003 y se desarrolló una cartografía detallada de la morfología del fondo con avanzados sistemas de sonar y ecosonda, señala el reporte.

Las imágenes resultantes muestran que la planta es circular y los perfiles indican que es ligeramente más pronunciada al lado oriental. Se estimó que pesa alrededor de 60.000 toneladas.

Relación con otros sitios arqueológicos

La localización de esta misteriosa estructura del Mar de Galilea, conocido también como Lago de Titeriade, puedes ser la clave para determinar sus funciones.

Se encuentra a 500 metros del prehistórico sitio Ohalo y a unos 1,2 kilómetros al norte de puesto arqueológico de Bet Yerah.

En las cercanías, según el mismo reporte, hay varias estructuras de piedra. Una de ellas tiene siete metros de diámetro y dos metros de altura, compuesta por una pila de piedras.

En otro lugar, se encuentra una formación de piedra rectangular de 20 x 10 metros, y más al sur hay un semicírculo de piedras de basalto. Son sitios que aún están sin excavar y que se remontan a un período prehelénico.

El equipo de investigación cree que la estructura que se investiga en el lago no es natural, por lo que concluyen que fue hecha por el hombre, pero los sedimentos y la arena alrededor se habrían acumulados con el tiempo.

El misterio

La pregunta que no pueden responder aún, es ¿cuándo fue construido? y ¿con qué propósito?.

Una hipótesis es que el lugar fue un centro de pesca y que fue ideada para atraer peces, ya que otros montículos pequeños fueron encontrados dispuestos a intervalos regulares. Otra opción mencionada es que sería parte de otra estructura submarina.

Según Paz, los supuestos viveros son discutibles, pues algunos están en partes demasiado profundas. Esto último pudo deberse por un hundimiento tras un terremoto repentino 23.000 años atrás. A su vez como la estructura de 60.000 toneladas es muy pesada, se menciona la posibilidad de un hundimiento natural con el tiempo.

Durante una sequía en el invierno de 2002-2003, el lago expuso una isla en el extremo sur, por el bajo nivel de la aguas. Ahí se encontraron similares estructuras de piedra dispuestas circularmente de hasta tres metros de diámetro. Buzos encontraron otras en el fondo del lago, hacia el norte.

Una reconstrucción histórica realizada posteriormente descubrió que los niveles de las aguas en la parte de la desembocadura del río Jordán que da al Mar de Galilea, al norte de Bet Yerah, eran muchos más bajos que en el presente, lo que pudo permitir que la construcción del cono de piedra resultara ser en esa época, más cerca de la orilla.

“La posible relación de la estructura de piedra sumergida a los antiguos asentamientos a lo largo de las orillas del Mar de Galilea es de gran importancia”, dice Paz.

“Sistemas de florecientes asentamientos existieron a lo largo de las orillas (del Mar de Galilea) en la Edad de Bronce y de Hierro, entre 4.000 a 1.000 a. C. Centros urbanos, tales como Bet Yerah, Hadar Tel y Betsaida eran los asentamientos importantes en períodos bíblicos”, describe el investigador mencionando como fuente a los estudios publicados por Kochavi en 1996, Arav, en 2001, y Greenberg, en 2006.

El misterioso cono de piedra sumergido también se puede conectar a un sitio de la Edad de Bronce entre 3000 y 4000 años atrás, que está a 30 kilómetros más al noroeste. Ahí hay tres círculos concéntricos de piedra; el más grande es de 56 metros de diámetro.

Otro hallazgo mencionado es el anillo megalítico de Rogem Hiri, a 17 kilómetros de Khirbet Beteiha. Ahí se halló una tumba en su interior y el diámetro del lugar alcanza los 156 metros. En el valle del Jordán, además se hallan muchas estructuras megalíticas con círculos, menhires y dólmenes.

En su estudio, Yitzhak Paz, especialista de antigüedades de la Universidad de Ben Gurion, cree que el cono de piedra en el Mar de Galilea pudo significar parte de un centro de desarrollo pesquero que se construyó cuando las aguas eran de un nivel más bajo.

En el estudio del Mar de Galilea además participaron Moshe Reshef, Zvi Ben-Avraham y Shmuel Marco, de la Universidad de Tel Aviv, Gideon Tibor de Investigaciones Oceanográficas de Haifa y Dani Nadel de la Universidad de Haifa.

Mammoth skeleton unearthed in Mexico City



Vídeo YouTube por itnnews el 10/04/2013 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria Universal > L.R.2.5 nº 16.

Link 2: Un mamut entre la arena
Según informa el INAH, Instituto Nacional de Antropología e Historia mexicano, un equipo de arqueólogos y paleontólogos excava entre las cenizas que dejó una erupción volcánica hace 10,000 o 12,000 años, los enormes huesos de un Mammuthus columbi que el año pasado fueron descubiertos de manera fortuita por pobladores de Santa Ana Tlacotenco, en Milpa Alta, a unos 50 kilómetros al sur de la capital del país.
Los trabajos de liberación de los restos óseos del mamífero extinto presentan 70 por ciento de avance, y los especialistas piensan que aún pueden encontrar las partes del esqueleto que faltan...

Link 3Mammoth skeleton unearthed in Mexico City
An ancient mammoth skeleton, estimated to be more than 10,000 years old, is displayed after being discovered in Mexico City...


Actualización 26-03-14: Mamut de Milpa Alta: nuevos hallazgo
 El gigante interactuó con el humano y tenía una dieta mixta, revelan los avances en el análisis de sus restos


Tras dos años de estudios de los restos del mamut descubierto en el poblado de Santa Ana Tlacotenco, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) concluyeron que el animal comía herbáceas y que era capaz de ingerir hojas de arbustos para complementar su alimentación.

Señaló que el Mamut de las Praderas es una especie típica del Pleistoceno Tardío de México y que para determinar de qué se alimentaba el animal hallado en Milpa Alta y dónde vivía, se utilizaron tres métodos: el biológico, el morfofuncional y el de marcadores biogeoquímicos.

Víctor Adrián Pérez, del Laboratorio de Arqueozoología del INAH, comentó que probablemente el gigante vivía en una zona abierta con árboles y en una sección boscosa con pastizales.

Los investigadores acudieron por primera vez al poblado de Santa Ana Tlacotenco en 2012, luego del aviso de unas estructuras misteriosas enterradas en un predio, las cuales resultaron ser los restos de un mamut que murió hace entre 17 mil y 19 mil años.

El gigante es uno de los que se han encontrado a mayor altura de la cuenca de México. Además, sus restos estaban cubiertos por ceniza volcánica y no por suelos pantanosos ni murió en las orillas de algún lago, como era lo más común entre los de su especie. Estos hallazgos fueron posibles gracias a que los científicos de la UNAM y del INAH lograron extraer alrededor de 60% de los restos gigante.

Otro dato destacado en el simposio Avances de investigación sobre el estudio del mamut de Santa Ana Tlacotenco, Milpa Alta, que se llevó a cabo en el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, es que algunos de los huesos del gigante presentaron evidencias de cortes y líneas de desgaste hechas por humano, lo que podría ser una muestra de que hubo interacción entre él y el mamut.

Características del entierro

Una parte de los estudios se centró en las condiciones del entierro del mamut en lo que hoy es Santa Ana Tlacotenco. La doctora Marie-Noelle Guilbaud, del Departamento de Vulcanología del Instituto de Geofísica de la UNAM, dijo se originó por escurrimientos de agua de lluvia que removieron cenizas no consolidadas del volcán San Miguel -que se encuentra cerca del hallazgo- y que fueron las que recubrieron los restos óseos de este animal.

Los estudios de campo y químicos de los depósitos de ceniza volcánica que se encontraron alrededor del ejemplar, permitieron establecer la época en que murió el mamut.

Apoyados en estudios de estratigrafía, que consisten en conocer las distintas capas y depósitos de suelo o ceniza que había antes, y después de analizar los restos óseos del mamut, los investigadores realizaron una secuencia de lo que pasó en ese sitio.

La especialista relató que por debajo de dichos restos, se encontraron suelos de tepetate que empiezan a formarse a base de depósitos volcánicos y en los cuales puede haber materia orgánica creciendo. Arriba de ese tipo de suelo, agregó, se encontraron las cenizas del volcán San Miguel, de hace 17 mil años aproximadamente.

Explicó que probablemente algún proceso ocurrió por esa época que hizo que la ceniza que no estaba consolidada fuera removida. Concluyó que pudieron ser lluvias intensas las que provocaron este fenómeno.
Estos y otros resultados logrados hasta ahora, agregó Agustín Ortiz, del Laboratorio de Prospección Arqueológica del IIA, pueden formar parte del conocimiento sobre el comportamiento de este mamut, así como de su interacción con el humano y la situación geológica de la zona donde se encontró.
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM 


Actualización 26-12-16: Historia de un mamut de hace 19 mil años | gaceta Digital UNAM
Fue localizado en 2011, en el pueblo de Santa Ana Tlacotenco, en Milpa Alta 

Una mañana de invierno de 2011, el pueblo de Santa Ana Tlacotenco –en la delegación Milpa Alta, Ciudad de México– despertó con la noticia de que uno de sus vecinos, Hermilo Arellano Flores, impactó sus instrumentos de trabajo contra el molar de un mamut. 

Este hecho convocó a expertos de la UNAM y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y planteó una serie de incógnitas debido a las condiciones únicas en que se dio el hallazgo, que derivó en la publicación del libro Estudios interdisciplinarios de un mamut y su contexto, editado por Luis Barba y que vio la luz con el apoyo de la Red de Ciencias Aplicadas a la Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. 

“La pieza dental montada en la mandíbula fue el primer indicio de lo que más tarde se convertiría en 75 por ciento de los restos de un proboscídeo de la especie Mammuthus columbi. Uno de los aspectos más intrigantes fue el lugar del descubrimiento, pues hasta entonces no había evidencia de que estos animales vagaran tan al sur de la Cuenca de México y mucho menos a una altura tan elevada (dos mil 800 metros sobre el nivel del mar)”, expuso Agustín Ortiz Butrón, del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA).
Otra peculiaridad del ejemplar es que, a diferencia de la mayoría de los huesos, éstos no se preservaron tras ser cubiertos por los usuales sedimentos lacustres, sino que al ser sepultados por ceniza volcánica, por un lado propició que se deterioraran –al introducirse en ellos este material abrasivo y piroclástico sustituyó al tejido esponjoso del hueso– y, por el otro, dio pie a múltiples hipótesis sobre cómo falleció y qué hacía en una serranía...

'Eusko Ikaskuntza': Isturitz. Cuadernos de Prehistoria-Arqueología



Nos interasamos por la Sección de Prehistoria-Arqueología, sobre la historia, balance y futuro de la Revista Isturiz, de la situación académico-profesional de la Arqueología desde el enfoque académico, instrutucional (tradicional, museístico) y el comerical, así como de las nuevas técnicas y temas de investigacion.

Todo ello con la ayuda de Rafa Varón, arqueólogo profesional, de Ondare Basesa, Joseba Ríos, Científico y Gestor de colecciones líticas en el Centro Nacional de Investiación sobre la Evolución Humana y Diego Gárate, Técnico del Museo Arqueológico de Bizkaia.

LIbro on-line: A Arte Rupestre de Monte Alegre


A Arte Rupestre de Monte Alegre, BRASIL: Neste livro, a arqueóloga paraense vinculada ao Museu Paraense Emílio Goeldi, Edithe Pereira apresenta sua pesquisa. Vía RupestreWeb

Link 2: Livro mostra arte rupestre na Amazônia
Um trabalho de pesquisa desenvolvido por uma equipe de arqueólogos do Museu Paraense Emílio Goeldi (MPEG) e a Sociedade de Arqueologia Brasileira (SAB), resultou no projeto intitulado “Arte Rupestre de Monte Alegre: Difusão e memória do patrimônio arqueológico”, que se encontram registradas em um livro que proporciona conhecer mais da arte rupestre encontrada no Parque Estadual de Monte, no baixo Amazonas...

Actualización 11-05-13: Vídeo. Arte Rupestre de Monte Alegre (1/4) - Museu Emílio Goeldi

El libro sobre el Abrigo y Cueva será “de peso” y contará con 34 capítulos

“A todo color, con muchas fotografías, perfiles estratigráficos y reproducciones”; así será la obra que se presentará los próximos días sobre los estudios en Benzú

El libro ‘El Abrigo y la Cueva de Benzú: memoria de los trabajos arqueológicos de una década en Ceuta (2002-2012)’, se presentará en los próximos días. El historiador y profesor de la Universidad de Cádiz (UCA), José Ramos, uno de los coeditores, resume a EL PUEBLO cada uno de los 34 capítulos con los que contará la obra, que se dividirá en “dos partes bien diferenciadas”. Por un lado, el Abrigo, y por otro, la Cueva. Además, los dos últimos capítulos serán de conclusiones de ambas zonas y el prólogo ha sido redactado por la consejera de Educación, Cultura y Mujer, Mabel Deu, y el rector de la UCA, Eduardo González.[...] El Pueblo de Ceuta