sábado, 25 de mayo de 2013

Dólmenes tapados por la maleza en Ronda

La inacabada urbanización deja sin poner en valor el conjunto de enterramientos de la Edad del Cobre y el Bronce de Arenal.


El conjunto dolménico de Arenal sigue sin ver la luz. Aunque el proyecto de construcción de esta urbanización, situada a poco más de un kilómetro de Ronda, contempla su puesta en valor y hacerlo visitable, a día de hoy estos enterramientos prehistóricos, datados de la Edad del Cobre y Bronce, siguen tapados por el matorral y sin que puedan añadirse al lista de atractivos que existen en la ciudad del Tajo o en sus proximidades.

La situación de estos dólmenes ha sido denunciada en las redes sociales por algunos amantes de la conservación del patrimonio, mientras desde la delegación municipal de Medio Ambiente, se realizaba recientemente una actuación para la retirada de la basura que se acumulaba sobre en enterramiento. Para ello contó con la colaboración de la asociación rondeña de caminos andaluces (Araca), que había denunciando la situación y mostrado fotos de la basura que se había arrojado sobre uno de los enterramientos.

El convenio firmado en su fomento entre el Ayuntamiento de Ronda y la promotora de la urbanización contemplaba la construcción de un centro de interpretación de este espacio, aunque la crisis económica provocó que la obra de urbanización no fuese terminada en su totalidad y este parque no llegase a realizarse.

Precisamente, el Consistorio anunciaba recientemente la incautación de avales depositados por la promotora para reparar las deficiencias y finalizar la urbanización, aunque las fuentes municipales consultadas dicen "desconocer" si recuperación y puesta en valor de los dólmenes se incluirá en dicho proyecto de actuación.

De momento, los dólmenes siguen siendo un atractivo escondido en mitad del campo, aunque a pocos metros de la ciudad y la civilización. Javier Flores / malagahoy.es/


Actualización 08-04-15: Acondicionarán los dólmenes de La Planilla | La Voz de Ronda
Los trabajos tendrán lugar este domingo y podrán participar los voluntarios que lo deseen

Rafael Flores y Federico Bastida, junto a los restos.

La Delegación Municipal de Medio Ambiente, dentro del plan de acción ‘Ronda limpia’, con la colaboración del voluntariado medioambiental y de la Asociación para la Protección del Patrimonio de Ronda y su Serranía ArqueoRonda, realizará este próximo domingo día 12 de abril un operativo de limpieza y adecentamiento en la necrópolis megalítica de La Planilla, donde se encuentran ubicados cuatro dólmenes de gran valor histórico.

Estos vestigios se encuentran situados en la parte trasera de la urbanización El Arenal, en unos terrenos próximos a los caminos de Calvente y de la Venta El Sucio. El espacio que ocupa el yacimiento es un solar baldío “que es usado a menudo por unos insensatos para depositar escombros y todo tipo de basura, por lo que con esta iniciativa vamos a proceder a retirarlos”, según anunció el delegado de Medio Ambiente, Rafael Flores, que estuvo acompañado por Federico Bastida, miembro de ArqueoRonda.

Además, se está barajando la posibilidad de acotar este recinto y colocar una señalización informativa sobre los cuatro dólmenes que se encuentran visibles y que pueden ser perfectamente visitados por escolares y por aficionados a la naturaleza y a la arqueología.

Los voluntarios han sido citados a las 10:30 horas del domingo en la gasolinera del barrio de San Francisco y Medio Ambiente aportará el material necesario para las labores de limpieza, que tendrán una duración aproximada de una hora. Se requiere que las personas que quieran participar lo comuniquen al correo electrónico rflores@ayuntamientoronda.es con el objeto de contratar el correspondiente seguro de accidentes.

Are Human Evolutionists Confusing Cause and Effect?

These scientists caution that theorists of human evolution need to reconsider which came first: genetic change or cultural innovation.

In a Perspecive article published in the May 24, 2013 issue of the journal Science, scientists Simon E. Fisher and Matt Ridley argue the case that at least some evolutionary changes in the human genome in humankind's distant past may actually be consequences of cultural evolution and not the other way around, as is commonly assumed by mainstream human evolutionists.

"A common assumption is that the emergence of behaviorally modern humans after 200,000 years ago required—and followed—a specific biological change triggered by one or more genetic mutations", write Fisher and Ridley. "But are evolutionary changes in our genome a cause or a consequence of cultural innovation?...........The smallest, most trivial new habit adopted by a hominid species could— if advantageous—have led to selection of genomic variations that sharpened that habit, be it cultural exchange, creativity, technological virtuosity, or heightened empathy". [...] popular-archaeology.com

Reference: Fisher, Simon E. and Ridley, Matt, Culture, Genes and the Human Revolution, Science, May 24, 2013.