lunes, 5 de agosto de 2013

Once personas trabajarán tres semanas en Cova Eirós

La sexta campaña de excavaciones de Cova Eirós de Triacastela comenzará el próximo 12 de agosto y se prolongará durante tres semanas, en las que trabajarán 11 personas de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona.

Este año las tareas se centrarán en la localización de motivos. Por ello revisarán todas las salas de la cueva por si existieran más pinturas o gravados. Hasta ahora se localizaron 84 motivos, que todavía están sin datar. Según explicó el arqueólogo y codirector de los trabajos, Arturo de Lombera, se remitieron varias muestras, aunque son muy pequeñas, por lo que no se conocerán los resultados hasta octubre. Se cree que la mayoría de los motivos tendrán entre 10.000 y 12.000 años de antigüedad, aunque algunos podrán ser de hace 20.000 años... (Suscripción) elprogreso.galiciae.com


Actualización 05-09-13. Nuevos hallazgos en Cova Eirós permitirán profundizar en las semejanzas y diferencias entre sapiens y neandertales
El yacimiento de Cova Eirós (Triascatela, Lugo) ha aportado nuevos datos que pueden ayudar a resolver algunas cuestiones, tal como se ha evidenciado durante la campaña de excavación arqueológica desarrollada del 11 al 31 de agosto, bajo la dirección del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) y el Grupo de Estudos para a Prehistoria do Noroeste (GEPN) de la Universidade de Santiago de Compostela (USC). 

Estos días se han obtenido numerosos restos de herramientas de piedra y restos de fauna, así como restos humanos, que pueden esconder información muy válida para poder comparar aspectos como el uso del territorio, las estrategias de caza o la gestión del entorno....
5/6. Puntes de Levallois obtingudes durant l'excavació - IPHES

Actualización 13-09-13. 500 siglos oscuros en Cova Eirós
Las riadas borraron en Triacastela el rastro de los últimos neandertales

La última campaña de excavaciones de Cova Eirós, en Triacastela, ha confirmado la existencia de un gran hueco en el registro arqueólogico de este yacimiento. Los investigadores ya levantaron en toda la superficie de la galería principal de la cueva las capas de terreno que guardaban los vestigios de las ocupaciones del Paleolítico Superior -correspondientes al Homo sapiens moderno- y se encuentran en los niveles más recientes del Paleolítico Medio, la época del hombre de Neandertal. Entre estos dos niveles hay un brusco salto de unos 50.000 años de amplitud, que ya se detectó en los sondeos realizados con anterioridad y que ahora se ha visto que se extiende por toda la gruta. En suma, de todo lo que sucedió en Cova Eirós durante ese largo periodo no ha quedado el menor rastro.

Según explica Arturo de Lombera, codirector de las excavaciones, los exámenes estratigráficos indican que en determinado momento -hace entre 30.000 y 40.000 años, aproximadamente- se produjo un fuerte fenómeno erosivo que arrasó la superficie del suelo de la cueva e hizo desaparecer todos los vestigios de ocupaciones humanas que pudieron producirse en este intervalo de cincuenta milenios. En esa etapa de la Prehistoria, hace entre 80.000 y 30.000 años, fue precisamente cuando se extinguió el hombre de Neandertal y la Península empezó a ser colonizada por el Homo sapiens. «El proceso erosivo que borró las huellas de ese periodo nos impide saber cómo y cuándo vivieron los últimos neandertales de Cova Eirós -explica De Lombera- y es una pena, porque se trata de uno de las etapas menos conocidas y de mayor interés del Paleolítico».

Todo indica por otra parte que durante ese episodio de erosión el agua corrió abundantemente por el suelo de la cueva. La capa de terreno correspondiente al techo del llamado nivel 3 -el rastro más reciente del Paleolítico Medio que se conserva en la cueva- presenta una forma curvada que sugiere la existencia de un arroyo, formado seguramente por las aguas filtradas a través de las paredes de la gruta caliza. Junto con las capas superficiales del suelo, esa corriente pudo arrastrar al exterior de la cavidad muchos artefactos y restos fósiles.

Primeras ocupaciones 

Si bien no permite encontrar huellas de los últimos neandertales, el yacimiento de Triacastela conserva por el contrario los vestigios de algunas de las primeras ocupaciones del Homo sapiens en el noroeste ibérico. «Por lo que sabemos, las primeras poblaciones humanas modernas llegaron a Galicia hace unos 32.000 años y los registros más antiguos del Paleolítico Superior que tenemos en Cova Eirós son de esa misma etapa cultural», señala De Lombera. [...] lavozdegalicia.es/

Expertos franceses vuelven a la Cueva de Nerja para continuar el estudio de su arte rupestre

EUROPA PRESS. El grupo de expertos de la gruta francesa de Chauvet que el pasado año estuvo estudiando las pinturas y tomando muestras de carbón y calcita en el interior la Cueva de Nerja, llegando a indicar que se trata de la cavidad paleolítica más importante del mundo, está visitando de nuevo esta gruta malagueña con el fin de continuar su estudio.

   Cinco investigadores se han desplazado de nuevo al municipio malagueño de Nerja para seguir analizando las pinturas que alberga el interior de la gruta, estudios en los que usan los métodos de datación del Uranio Torio --muy utilizado por científicos para conocer la antigüedad de las pinturas rupestres-- y el acelerador de masas por espectrometría (AMS) para fechar las pinturas.

   Los expertos están tomando muestras en diferentes manifestaciones pictóricas ubicadas en distintos puntos de la Cueva, aunque especialmente centran sus estudios en la focas pintadas en el 'Camarín de los Pisciformes', en las Galerías Altas, que han creado cierta polémica en el mundo científico al desvelar unas primeras dataciones una antigüedad superior a los 40.000 años, lo que las convertirían en las más antiguas de la humanidad.

   Edwige Pons-Branchu, geóloga especialista en dataciones por Uranio-Torio y en la génesis de las cuevas, se encarga de estudiar la formación de espeleotemas, es decir, de estalactitas, estalagmitas o columnas, relacionados con las pinturas, algo que ya hizo el pasado año.

   En cuanto al método AMS, de él se encarga Hélène Valladas, que dirige el laboratorio Gif sur Yvette de París y que es pionera en el uso de este sistema de datación, que ya  utilizó en la Cueva de Nerja en 2001, siendo la primera gruta de Andalucía en ser datada por este procedimiento.

   Otro miembro de este laboratorio que también ha regresado a la cavidad nerjeña es Anita Quiles, directora de un proyecto internacional del Ministerio de Cultura Francés sobre los orígenes del arte, en el que la de Nerja es la única cavidad española incluida.

   La responsable del Centro de Investigación y Estudios del Arte Prehistórico (CREAP) e investigadora del Centro Nacional de Investigación Científica Francés (CNRS), Carole Fritz, adscrita a la Universidad de Toulouse, y el prehistoriador Guilles Tosello, responsable de la documentación del arte de Chauvet, completan el equipo desplazado a Nerja. europapress.es

Entrada relacionada