sábado, 4 de enero de 2014

Ciclo de conferencias para conmemorar el centenario del descubrimiento del Abrigo Grande de Minateda

 

El Abrigo Grande de Minateda, una de las joyas patrimoniales de nuestro municipio, celebra en el recién estrenado 2014 el centenario de su descubrimiento, por lo que a buen seguro se realizarán, a lo largo de los próximos 12 meses, diferentes actividades culturales con esta interesante e importante estación arte rupestre como tema principal.

Una de las actividades más tempraneras la ha organizado la Asociación de Amigos del Museo de Albacete. Consiste en un ciclo de cuatro conferencias bajo el título “Minateda. 100 años después”, que se realizaran todos los martes de enero a partir de las 20:00 horas en el salón de actos del Museo, en el Parque de Abelardo Sánchez de Albacete, impartidas por varios especialistas en el ámbito de la gestión del patrimonio, el arte rupestre y la prehistoria.

El ciclo comenzará el próximo día 8, con una conferencia de Julián Martínez, quien fuera hace unos años Director General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura, ahora en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, bajo el título “El arte rupestre como patrimonio de la humanidad”.

El martes 14 de enero Mauro Hernández, Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Alicante se centrará en el Abrigo y en las pinturas allí representadas. Hernández, especialista en arte prehistórico, es gran conocedor del Abrigo Grande, en el que trabajó con un proyecto de investigación durante más de una década.

Con el título “Los que pintaron Minateda (epipaleolítico y neolítico)” el profesor de Prehistoria Gabriel García, que ha trabajado en diferentes proyectos en nuestra comarca, contextualizará esta manifestación el día 21, haciendo un repaso por los datos conocidos gracias a los trabajos arqueológicos realizados sobre los hombres que habitaron estas tierras en el momento en el que se pintó en el Abrigo.

El ciclo terminará el día 28, con la conferencia del Director del Museo de Santa Cruz de Toledo, Alfonso Caballero, titulada “El abrigo de Minateda, 100 años después”. El que fuera durante más de una década Jefe de Servicio de Patrimonio de la Consejería de Cultura de Castilla-La Mancha realizará un repaso de cómo ha evolucionado este BIC desde que en 1914 Federico de Motos comunicara a Henri Breuil su hallazgo.

Sin duda una buena oportunidad para conocer un poco mejor el que quizá sea el más espectacular e importante bien patrimonial de nuestro término municipal y que lamentablemente es tan desconocido por muchos hellineros. elobjetivodehellin.com


Actualización 25-01-14: Vídeo


Actualización 31-01-14: Vídeo. Mauro Hernández: “Lo que no se explica y no se enseña, no existe” - Minateda, 100 años después



Vídeo YouTube por La Cerca el 30/01/2014 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.8 nº 6.

El catedrático de Prehistoria de la Universidad de Alicante ha participado en el ciclo “Minateda, 100 años después” que, los martes de enero, ha albergado el Museo Provincial de Albacete. Junto a la directora del mismo, Rubí Sanz, nos explica las claves de este “lugar único” [...] lacerca.com/

Top Ten Stone Circles in Britain

The following is our view of the top ten stone circles in Britain, covering the neolithic and bronze age. During this period, 1,300 stone circles were constructed as a part of a megalithic tradition that lasted from 3,300 to 900 BC. [...] heritagedaily.com

3 : The Ring of Brodgar

Danish finds reveal rare glimpse of Neolithic life

Excavations by Lolland-Falster Museum archaeologists are currently ongoing in advance of the upcoming construction of a new crossing from Denmark to Germany. Work began in August 2013, and since then an array of  stunning archaeological finds have been recovered.

1/4. Tip of bow. Image: © Lolland-Falster Museum
The area was  extremely attractive to a Neolithic population 5-6,000 years ago, as fishing in the low-lying and protected lagoon was a safe environment with rich marine resources. Included among some of the remarkably well preserved materials recovered from the site was part of a wattle fence from a fish trap. [...] pasthorizonspr.com (B&W3)

Stonehenge Man: not just a pretty face



Vídeo YouTube por New Scientist el 23/12/2013 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria Universal > L.R.2.6 nº 14. Título: Reconstruction gives Stonehenge man a face.

Forensic analysis of a prehistoric skull gives the UK's most iconic monument a human face

TOURISTS entering English Heritage's new £27 million visitor centre at Stonehenge will quickly confront its most spectacular exhibit – a man who was born 500 years before the earliest stone monument appeared at the site.

He may have a touch of Hollywood about him, but this "Stonehenge Man" was once real. His face has been reconstructed from a 5500-year-old skeleton found in the area. Local protest groups continue to press for him to be reburied, but forensic analysis has allowed scientists to create the most lifelike model yet of an individual from British prehistory. Their work reveals how he lived and ate, and may even shed light on the origins of Stonehenge itself.

The well-preserved skeleton was discovered in an elaborate tomb in the 1860s, providing a rare example of the anatomy of Neolithic people. [...] newscientist.com (B&W3)


Entrada relacionada / Related post 


Actualización 08-01-14. El Hombre de Stonehenge: no sólo una cara bonita (Traducido de  newscientist.com)
El análisis forense de un cráneo prehistórico proporciona un rostro humano al monumento más icónico del Reino Unido

Los turistas que entren en el nuevo centro de visitantes con 27 millones de visitas en Stonehenge se verán frente a frente con esta espectacular muestra, un hombre nacido 500 años antes de la construcción del más antiguo monumento de piedra que se conoce en el lugar.

Puede que tenga un aire hollywoodiense, pero este Hombre de Stonehenge fue real. Su cara ha sido reconstruida a partir de un esqueleto de 5500 años de antigüedad encontrado en la zona. Algunos grupos locales continúan sus presiones para que sea enterrado de nuevo, pero el análisis forense ha permitido a los científicos crear el modelo más realista hasta la fecha de un individuo de la Prehistoria británica. Su trabajo revela como vivió y se alimentó, y podría incluso arrojar luz sobre los orígenes del propio Stonehenge.

Este esqueleto, muy bien preservado, fue descubierto en una elaborada tumba en la década de 1860, proporcionando un raro ejemplo de la anatomía de las gentes del Neolítico. Su rostro ha sido revivido por el escultor sueco Oscar Nilsson, empleando información de los análisis de hueso y dientes. La longitud de los huesos, el peso del esqueleto y su edad (estimada entre 25 y 40 años) se han usado para determinar el grosor de su piel sobre su cara y la definición de sus músculos.

Nilsson usó una copia en vinilo del cráneo, hecha por Andrew Wilson en la Universidad de Bradford, Reino Unido, como base para su resonstrucción de los músculos en arcilla, guiado por los marcadores que denotan la carnosidad de la cara. El escultor creó la piel con silicona moldeada y añadió la pigmentación antes de colocar el cabello.

El relieve del cráneo revela que este hombre estaba musculado, lo que no resulta sorprendente teniendo en cuenta el estilo de vida neolítico.Tenía características plenamente masculinas, como una barbilla y una madíbula bien definidas. "Tuve que ponerle barba, no había cuchillas entonces", dice Nilsson.

El biólogo especialista en el esqueleto humano Simon Mays, de la Universidad de Southampton, Reino Unido, no ha podido deducir la causa de la muerte a partir del esqueleto, por lo que sugiere que el Hombre de Stonehenge murió por algún tipo de infección que acabó con él demasiado rápido como para dejar huella en los huesos. Por otro lado, Mays encontró dos heridas en las piernas, una causando un profundo daño muscular y otra resultante en una proyección ósea.

El análisis dental realizado por Alistair Pike, también de la Universidad de Southampton, ha resultado especialmente esclarecedor. Pike extrajo una sección del esmalte, y después recogió partículas de diferentes periodos de crecimiento del diente. El espectrómetro de masas mostró los índices de de dos isótopos de estroncio en los diferentes periodos, lo que unido a una geología concreta indicaría de dónde procedía el agua que bebía este individuo.

Los dientes tardan unos cuatro años en formarse, lo que posibilita registrar los movimientos de un individuo durante ese tiempo. El Hombre de Stonehenge parece haber viajado durante su infancia. Nació en una zona con una geología antigua, que se piensa estaría en algún lugar de Gales, y se trasladó a otra zona que coincide con las características de Stonehenge cuando tenía unos tres años de edad.Si vino desde gales, dice Pyke, podría tener relación con el deplazamiento de las piedras más antiguas de Stonehenge, llamadas "bluestones". "Ambas comunidades habrían estado conectadas durante siglos", dice.

Los dientes están escasamente desgastados para la edad del individuo, lo que sugiere una dieta blanda para los estándares prehistóricos. Los isótopos de carbono presentes en los dientes varían en función de las plantas que se coman, y con la cantidad de nitrógeno, procedente de la carne presente en la dieta. El patrón de carbono del hombre de Stonehenge muestra que comía más carne que sus contemporáneos, probablemente estofada. Estos datos unidos a lo elaborado de su enterramiento sugieren que era una persona importante dentro de la comunidad.

Desafortunadanmente, los dientes del hombre estaban inusualmente limpios. "Si hubiéramos sido capaces de analizar su sarro, podríamos haber identificado las especies que comía secuenciando las proteínas de los fragmentos atrapados, mientras que las bacterias podrían haber revelado la salud de su intestino", dice Pike. El equipo no tuvo suficiente tiempo antes de la apertura del centro de visitantes para hacer análisis de ADN de la pigmentación del Hombre de Stonehenge, pero eso habría sido difícil en todo caso, ya que la manipulación durante años ha contaminado el ADN del esqueleto. Se aventuraron con unos ojos color avellana y pelo cataño oscuro, con un toque cobrizo, para reflejar su posible origen celta.

Si este modelo del apuesto Hombre de Stonehenge es fiel, entonces no parecería fuera de lugar hoy. "Podría sentarse a tu lado en el Metro", dice Nilsson.