miércoles, 12 de febrero de 2014

La genética descarta que los primeros humanos llegaran a América desde el golfo de Vizcaya

Una punta de sílex llevó en 1999 a los arqueólogos Dennis Stanford, de la Institución Smithsoniana, y Bruce Bradley, de la Universidad de Exeter, a plantear que los primeros humanos pudieron haber llegado a América por mar desde el golfo de Vizcaya. Era, para ellos, la única explicación lógica a la extrañeza de la pieza, que, descubierta en el yacimiento de Cactus Hill (Virginia, Estados Unidos) y datada entre hace 17.000 y 15.000 años, guardaba gran similitud con los útiles de la cultura solutrense, que se desarrolló en Francia y la Península Ibérica entre hace 22.000 y 18.000 años. ¿Cómo podía ser? Stanford y Bradley proponían la hipótesis solutrense: pobladores de la zona del golfo de Vizcaya habrían llegado al Nuevo Mundo y dado lugar a la cultura de Clovis, una de las más antiguas de América. La publicación hoy en la revista Nature de los resultados del análisis del genoma de un niño de esa cultura echa por tierra tal idea.

Afinidad genética de Anzick-1 con 143 poblaciones contemporáneas -de rojo, la mayor, a negro, la menor-, excluida el África subsahariana. Gráfico: 'Nature'.
La cultura de Clovis se desarrolló entre hace 13.000 y 12.600 años en Norteamérica y Centroamérica. Los prehistoriadores no saben si tal expansión se debió a la pujanza de un solo pueblo o a la adopción por parte de diferentes comunidades de una tecnología muy avanzada para la época, que se caracteriza por la forma aflautada de sus puntas de piedra. Sus primeros vestigios se encontraron en Nuevo México en la década de 1930 y, en 1968, se descubrió en el yacimiento de Anzick (Montana) el único enterramiento conocido asociado a Clovis. Los huesos reposaban debajo de una capa de artefactos de piedra y estaban cubiertos por ocre rojo. Correspondían a un niño que había vivido entre hace 12.707 y 12.556 años. El pequeño del que ahora se ha analizado el genoma. [...]  blogs.elcorreo.com/

Link 2: Ancestry of first Americans revealed by a boy's genome
The genes of a boy who died 12,600 years ago show that all indigenous people in the Americas seem to be descended from the same group of ancestors...


Link 3: The genome of a Late Pleistocene human from a Clovis burial site in western Montana


Actualización 22-02-14. Pobladores americanos
Cualquier estudiante familiarizado con la paleoantropología sabe que los humanos modernos aparecieron en África, ocuparon en el Pleistoceno Superior Europa y Asia, y no colonizaron el continente americano hasta mucho más tarde. Podría decirse, pues, que a los efectos de la evolución de nuestra especie lo que pueda decirnos el Nuevo Continente es de poca importancia. Pero el mundo actual está en manos americanas „de momento, al menos„ así que no cabe sorprenderse de que el interés científico por los primeros pobladores de ese continente vaya más allá de lo que suponen sus registros cronológicos.

En términos culturales, la tradición Clovis es la primera que se encuentra extendida por Norteamérica. Se considera de forma generalizada que la llevaron allí los colonizadores procedentes de Asia pero una parte de los arqueólogos sostiene que su semejanza con los útiles solutrenses hace pensar que la cultura Clovis procede de Europa. Una vez más, ha sido la genética la que ha logrado aportar los indicios más fiables acerca de cuál es el origen de esos pobladores antiguos de América del Norte.

Morten Rasmussen, del Centre for GeoGenetics de la universidad de Copenhague (Dinamarca), como primer firmante de un equipo muy numeroso de investigadores, ha publicado en la revista Nature el genoma de un niño pequeño „entre uno y dos años„ enterrado en el yacimiento de Anzick, Montana (Estados Unidos), de donde proceden numerosos útiles clovienses. Bien curioso resulta que la segunda firmante de ese artículo sea Sarah Anzick, cuyo apellido no coindice de manera casual con el nombre del yacimiento. La genetista Anzick es miembro de la familia que bautizó la localidad; por mucho que se trate de una anécdota, la búsqueda de los ancestros no puede ser más textual en este caso.

El genoma de Anzick-1 „el niño enterrado„ ha puesto de manifiesto una paradoja. Comparado con 143 poblaciones „de todo el mundo salvo las sub-saharianas, que difícilmente podrían haber contribuido a la primera ocupación de América„, el genoma de Anzick-1 resulta más cercano a los nativos de Sudamérica que a cualquier otro grupo (véase la ilustración, en la que el color rojo indica la mayor proximidad genética y el negro la más lejana). Ese hecho indica que los pobladores norteamericanos de la época Clovis pertenecían al mismo grupo original que ocupó también el subcontinente sudamericano.

Los nativos actuales de América del Norte difieren algo más de Anzick-1 porque son con toda probabilidad el resultado de una mezcla con nuevas oleadas de inmigrantes que llegaron desde Asia más tarde. Por otra parte, lo lejano que queda el genoma del niño de Anzick de los nativos europeos deja en mal lugar la hipótesis de que la cultura Clovis procede del sudoeste de Europa. La idea más extendida, la del origen asiático, se apuntala de nuevo como la más probable.


Actualización 28-06-14. Nativos vuelven a enterrar a un niño prehistóricoRemains of ancient child ceremoniously reburied

Canarias envía restos del Neolítico al futuro Museo de Prehistoria de Andalucía

Cueva del Toro / s2.wklcdn.com
Santa Cruz de Tenerife, 12 feb (EFE).- Restos óseos y de cerámica hallados en la cueva malagueña de El Toro, una de las más relevantes del Neolítico en la Península, viajarán desde la Universidad de La Laguna al futuro Museo de Prehistoria de Andalucía para su exhibición como muestra de la cultura anterior a los constructores de dólmenes.
El material ha sido custodiado por la Universidad de La Laguna desde finales de la década de los 70 del pasado siglo, explica en una entrevista a Efe el catedrático de Prehistoria Dimas Martín Socas, quien ha especializado su área de investigación en Andalucía, norte de África y sur de Portugal.
El catedrático, que dirige el proyecto de investigación en la cueva de El Toro de Antequera, explica que la primera campaña en este enclave de la sierra malagueña se realizó en 1977, cuando conoció el lugar y se percató de que los materiales que contenía podían ser muy importantes.
Dimas Martín Socas, que entonces realizaba su tesis sobre la Edad del Cobre y los megalitos, constató que la cueva estaba muy bien conservada y decidió proponer el proyecto de excavación, que continuó hasta 1988 para después proceder al estudio de todo el material encontrado.
La cueva de El Toro se ocupó como lugar de habitación de forma intermitente desde finales del sexto milenio antes de la Era, en torno a 5.250, hasta mediados del segundo milenio, en torno al 1.500.
En ella se han encontrado restos de unas doce personas y además se localizaron semillas básicamente de tres tipos, cereales (trigo y cebada), leguminosas (habas) y bellota dulce destinada a consumo humano y restos de cestería vegetal.
El catedrático de Prehistoria explica que también había en la cueva de El Toro ejemplares de cerámica "muy elaborada y de una calidad extraordinaria", pues casi el 80 por ciento de las piezas encontradas están decoradas con inscripciones incisas o acanaladas, que cubren toda la vasija o parte de ella.
Esta cerámica era destinada al uso cotidiano, para la cocina, como contenedor o para el transporte de sustancias y Martín subraya que las piezas tienen "una fuerza y una potencia importante".
Parte de ellas también están pintadas y en la cueva Los investigadores han encontrado asimismo evidencias de que en torno al 4.200-4.000 se cocía la cerámica dentro de la cueva y había además producción de tejidos.
En cuanto a los pobladores de El Toro, el catedrático precisa que la cueva se ocupó en una primera fase, entre el 5.250 y 4.800 aproximadamente, se habitaba entre diciembre y abril, en invierno, y se usaba en momentos determinados, además de para el hábitat humano, como redil para el ganado.
En torno al 4.000 la cueva pudo haber sido habitada de forma permanente durante unos 150 años, añade Dimas Martín Socas, quien señala que lo importante de El Toro es su extraordinario estado de conservación, hasta el punto de que las bellotas se encontraron "con la carcasa".
A ello ha contribuido el que la cueva está en la sierra, en un lugar de difícil acceso que sólo frecuentaban los espeleólogos, pues en su interior hay una sima de casi 32 metros. Ana Santana / ideal.es

Ancient Britons 'loved dairy food'

Britons embraced a "convenience food" lifestyle around 6,000 years ago when they replaced hunting and fishing with dairy farming, scientists say.

Studies of old rubbish dumps and dirty dishes found our ancient ancestors gave up their passion for fish and wild meats to begin a love affair with milk.

Early hunters feasted on venison and wild boar and ate large quantities of seafood, including seals and shellfish, research by the University of Bristol and Cardiff University found.

But when experienced immigrants introduced domestic animals 6,000 years ago, Britons quickly gave up wild foods and fishing was largely abandoned.

Seafood was shunned for the next 4,000 years, reappearing in the British diet during the Iron Age and becoming a significant part of it only with the arrival of the Vikings.

The findings come from a large-scale investigation of British archaeological sites dating from around 4,600 BC to 1,400 AD. [...] times-series.co.uk

Reference: 'Immediate replacement of fishing with dairying by the earliest farmers of the northeast Atlantic archipelagos' by Lucy J. E. Cramp, Jennifer Jones, Alison Sheridan, Jessica Smyth, Helen Whelton, Jacqui Mulville, Niall Sharples and Richard P. Evershed in Proceedings of the Royal Society B Link


Actualización 18-02-14Los antiguos britones abandonaron los platos a base de pescado en favor de una dieta rica en lácteos hace 6.000 años
Los productos del mar tenían escasa importancia en las dietas de los granjeros del Neolítico
Los productos lácteos dominaban el menú tan pronto como las vacas lecheras y las ovejas llegaron a Inglaterra. Los primeros granjeros britones, que vivieron hace 6.000 años, preferían la ternera, el carnero y la leche. Se cree que el uso de ganado vacuno para producir lácteos desde comienzos del Neolítico indica que la ganadería fue introducida por inmigrantes experimentados...

Can we reliably identify if handprints in prehistoric caves were made by males or females?

Handprints from El Castillo cave Spain dated around 40,000 years ago (Source: PEDRO SAURA | AP PHOTO/AAAS)
Recent years there has been a focus on estimating the gender of prehistoric artists who left hand stencils in caves and rock shelters around the world. This includes the famous Upper Palaeolithic handprints in Spain and France, as well as studies on more recent handprints from South Africa and Australia. These gender identifications are based on a series of measurements and indices, and results have been used to argue that both males and females were involved in prehistoric painting. A recent study, published in Journal of Archaeological Science, now reassess the reliability of using these metric approaches. [...] globalpalaeonews  (B&W3)

Wiltshire bronze age jewellery hoard declared treasure

1/4. The collection is termed an ornament horizon hoard as it contains jewellery rather than tools
A hoard of "extraordinary" Bronze Age jewellery discovered in a Wiltshire field has been declared treasure.
Some 41 copper alloy pieces including bracelets, neck rings and tools, were found by metal detectorists near the village of Wylye in 2012.

A Salisbury coroner declared the hoard treasure at an inquest and it will now be valued.

Salisbury Museum has already registered its intention of buying the hoard as an "exquisite addition" to a new gallery.

"The hoard is outstanding and in beautiful condition," said Richard Henry, finds liaison officer for Wiltshire.
It was recorded and catalogued by the Portable Antiquities Scheme and a market value will be placed on it by the Treasure Valuation Committee. [...] bbc.co.uk