viernes, 7 de marzo de 2014

No consiguen datar la erupción del volcán de Santorini a partir de la información de los anillos de los árboles

Photo: Turi Humbel, WSL and University of Zurich
La datación de la erupción volcánica de la isla griega de Santorini, si ocurrió hace 3.500 o 3.600 años, es de gran importancia historiográfica y ha sido en ocasiones objeto de una acalorada discusión entre los expertos.

Después de investigar los anillos de los árboles, un equipo internacional de científicos liderado por el Instituto Federal Suizo de Investigación de los Bosques, la Nieve y el Paisaje (WSL) ha llegado a la conclusión de que el volcán entró en erupción en el siglo XVI a.C., y no antes de esa fecha.

Una serie de estudios realizados desde la década de 1980 habían indicado que el volcán de Santorini podría haber no hecho erupción en el siglo XVI como se pensaba tradicionalmente, sino posiblemente un siglo antes.

Si se hubiera confirmado esta datación, habría implicado la reescritura de toda la historia del desarrollo cultural de la región del Mediterráneo oriental. La última evidencia de esta datación temprana de la erupción la suministró un estudio realizado en Dinamarca que utilizó la datación por radiocarbono (carbono 14) para examinar la madera de olivo de la época de la erupción.

Sin embargo, el equipo liderado por la WSL ha demostrado que la datación por carbono 14 de piezas individuales de madera de olivo envueltas de ceniza volcánica es muy poco fiable. "La investigación de este tipo de muestras sólo tiene sentido si se puede demostrar claramente que los árboles estaban todavía vivos en el momento de la erupción. En el caso de los viejos árboles de olivo de la región del Mediterráneo, no es raro en absoluto que las ramas muertas permanezcan en el lugar durante varias décadas", señala el líder de la investigación, Paolo Cherubini.

"En las regiones cálidas como Santorini, con periodos de sequía frecuentes en el verano e inviernos primaverales, la madera de olivo a menudo produce anillos que son difíciles de identificar. Hay fluctuaciones de densidad dentro de ciertos anillos", que surgen principalmente en períodos secos del año. Es fácil incluso para un experto confundir esas fluctuaciones de densidad con anillos anuales. En consecuencia, una pieza de madera de olivo fechada con 72 años de edad podría tener tan sólo 30 años.

Mediante una "prueba doble ciego' Cherubini preguntó a 10 expertos de cinco laboratorios de anillos de árboles de varios países que fechara las mismas muestras de madera de ramas de olivo de Santorini.

El número de anillos contabilizados variaba entre laboratorios en más de un 44 %. Cherubini cree que la hipótesis de que el volcán de Santorini estalló casi un siglo antes de lo pensado no se puede confirmar con los métodos actuales. tendencias21.net/

Link 2: Santorini tree rings support the traditional dating of the volcanic eruption
Will the dating of the volcanic eruption of Santorini remain an unsolved mystery? The question whether this natural disaster occurred 3,500 or 3,600 years ago is of great historiographical importance and has indeed at times been the subject of heated discussion among experts. After investigating tree rings, an international team of scientists led by the Swiss Federal Institute for Forest, Snow and Landscape Research (WSL) has concluded that the volcano erupted in the 16th century BC, rather than any earlier than that...

Related post

Exponen máscaras ancestrales en Jerusalén

Cara a Cara: Las máscaras más antiguas del mundo
Museo de Israel, Jerusalén
Del 11 de marzo al 13 de septiembre 2014 



El Museo de Israel reúne por primera vez un grupo de máscaras de piedra con más de 9.000 años de antigüedad, el más antiguo conocido hasta la fecha.

El Museo de Israel culmina con esta pionera exposición una década de investigación. "Cara a Cara: Las máscaras más antiguas del mundo" exhibe doce máscaras neolíticas extraordinarias, todas originarias de la misma región en la antigua Tierra de Israel.

La muestra, que podrá visitarse del 11 de marzo hasta el 13 de septiembre 2014, reúne por primera vez que este conjunto en su lugar de nacimiento, y permitirá contemplar muchas de estas máscaras por primera vez, puesto que la mayoría de ellas no se había mostrado al público hasta hoy.

Originarias de las colinas y del desierto de Judea, los doce máscaras muestran sorprendentes rasgos estilísticos. Grandes agujeros para los ojos y bocas abiertas crean la expresión de un cráneo humano.

Las perforaciones que se pueden ver alrededor de estos rostros fueron seguramente utilizadas para fijar el cabello, lo que habría dado las máscaras una apariencia más humana, también se baraja la posibilidad de que estas perforaciones sirvieran para suspender las máscaras de pilares u otras arquitecturas.

Se cree que las máscaras representaban a los espíritus de antepasados ​​muertos, y que su uso estaba destinado a las ceremonias religiosas y sociales y en los ritos de curación y magia.

El recrear imágenes humanas con fines de culto refleja el creciente dominio del mundo natural y la creciente comprensión de la naturaleza de la existencia en las primeras sociedades agrícolas del Neolítico... (Fotos) guiarte.com

Link 2: Israel reveals eerie collection of Neolithic 'spirit' masks | The Times of Israel
12 relics of 9,000-year-old ancestor worship from Judean Desert to go on display at Israel Museum for first time...


Related post


Actualización 12-03-14. Jerusalén: exhiben máscaras de hace 9.000 años


AP. Las máscaras conocidas más antiguas del mundo, que anteceden a la Biblia en miles de años, se exhiben en Jerusalén a partir del martes en la mayor muestra hasta ahora de los rostros macabros.

Las 11 máscaras de piedra, que al parecer fueron descubiertas en el desierto y colinas cerca de Jerusalén, datan de hace 9.000 años y ofrecen un atisbo sobre algunos de los rituales más antiguos de la civilización.

“Es digno de entusiasmo”, dijo James Snyder, director del Museo Israel, que presenta la exhibición de siete meses. “Es emocionante estudiar objetos tan antiguos, tan anteriores a la teología que devino judaísmo, cristianismo y después islam, para sentir que existe algún tipo de conexión, que forman parte de una historia continua”.

Se cree que las máscaras fueron creadas para semejar cráneos y cada una tiene su propia personalidad. Algunas presentan orificios redondos para los ojos y otras insinúan una hilera de dientes. Una máscara alargada recuerda la del villano Hannibal Lecter en la película “El silencio de los inocentes”.
Las máscaras constituyen un enigma. La mayoría llegó a manos de coleccionistas privados en las últimas décadas, de modo que tomó diez años de datación científica y comparación con máscaras similares descubiertas en excavaciones israelíes para que los expertos determinaran su origen y autenticidad.

Según Iain Morley, profesor de paleoantropología en la Universidad de Oxford, son los objetos más antiguos de su clase. “No creo que haya nada en el mundo de una época tan remota que se pueda calificar de máscara”, afirmó Morley, que no participa en la exhibición.

En las últimas semanas, los investigadores dicen haber resuelto uno de los misterios. Pruebas de simulación informática efectuadas en la Universidad Hebrea en Jerusalén llevaron a los expertos a la conclusión de que muchas de las máscaras fueron usadas en rostros humanos y no adosadas a estructuras en lugares de culto, como se suponía.

Datan del período neolítico, antes de la invención de la escritura. Pero la tradición del uso de las máscaras es al parecer aun anterior.

Pinturas rupestres de hace 25.000 años muestran a seres humanos con máscaras animales, señaló la curadora Debby Hershman. Pero no se han hallado máscaras de esa época, posiblemente porque fueron confeccionadas con material biodegradable.

Las máscaras de piedra fueron creadas en un momento decisivo en la historia de la civilización, cuando los seres humanos en la Media Luna Fértil abandonaron su estilo de vida como cazadores y recolectores para abrazar la agricultura, dijo Hershman. La región de Jerusalén fue uno de los principales centros de la revolución agrícola.

“Es la revolución más importante que haya sucedido jamás”, afirmó. La gente que creó estas máscaras, agregó, “son de hecho los fundadores de la civilización”.

Las comunidades agrícolas necesitaban reforzar sus vínculos sociales para mantener su conexión con la tierra y entre sí, de modo que empezaron a efectuar ritos, creen los expertos. Se supone que las máscaras de piedra fueron creadas para que se parecieran a los cráneos de los antecesores muertos y se usaron en las primeras ceremonias públicas de la civilización.

El Museo de Israel es propietario de dos de las máscaras. Una fue descubierta en una excavación israelí y otra provino de la colección personal del general y político Moshe Dayan, entusiasta de las antigüedades que murió en 1981. Judy y Michael Steinhardt, prominentes coleccionistas de Nueva York, accedieron a prestar sus máscaras al museo para investigación y exhibición.

En busca de las murallas de Jericó

Kathleen Kenyon no encontró rastro de los muros cuyo derrumbe milagroso narra la Biblia, pero a cambio sacó a la luz la ciudad más antigua del mundo

3/5. Vista aérea de Tell-El Sultán, la antigua Jericó.
La bíblica ciudad de Jericó, situada en la actual Cisjordania, fue objeto de excavaciones arqueológicas desde mediados del siglo XX. En los años treinta, el arqueólogo John Garstang creyó identificar los muros derribados a la llegada de los israelitas liderados por Josué, tal y como se narra en el Antiguo Testamento. Con sus métodos de trabajo mucho más precisos, Kathleen Kenyon demostró que se había equivocado. Pero además descubrió que el origen de la ciudad se remontaba a la prehistoria, a una fase del neolítico en la que todavía no se había inventado la cerámica. Como ella afirmó, se trataba de la ciudad más antigua del mundo. [... ] elcorreo.com/

Did Humans Evolve On The Savanna? The Debate Heats Up

"Without original research or new data, Dominguez-Rodrigo attempts to resurrect 'the spirit of the old savanna hypothesis' via word games and revisionist history ... This attempted resurrection of an obsolete mind-set will stand as a monument to futility. — paleoanthropologist Tim White, in response to prehistorian M. Dominguez-Rodrigo's , in the February 2014 Current Anthropology.
"By denying [the] evidence [for the savanna hypothesis], White exemplifies perfectly Kuhn's idea that when a paradigm is assaulted, supporters of the old guard remain intentionally blind to the mounting evidence or selectively utilize data in order to resist change."
— Dominguez-Rodrigo's reply to White's critique.
In a word, wow.
By the standards of discussion these days on blogs and discussion boards, this exchange may seem relatively mild. But it's acidic stuff for a peer-reviewed science article, even in the contested arena of human-evolution research. When I read Dominguez-Rodrigo's article and White's reply last week, I wondered, is this sort of exchange good for science? [...] npr.org/


Actualización 08-03-14. La hipótesis de la sabana reformulada  (B&W 2)
M. Domínguez-Rodrigo revisa la vigencia de la hipótesis de la sabana.