jueves, 3 de abril de 2014

Homo habilis, un enigma 50 años después

El anuncio del hallazgo de unos extraños restos en abril de 1964 revolucionó el campo de la evolución humana y generó preguntas que se mantienen hoy en día


Fue uno de esos grandes descubrimientos que han marcado la historia de la paleoantropología y, por añadidura, la del ser humano. Era abril de 1964 cuando el paleontólogo británico Louis Leakey y su equipo, en el que se encontraba su esposa, Mary Leakey, encontraron una serie de fósiles en el Gran Valle del Rift, en Tanzania, que catalogaron como una nueva especie dentro de nuestro propio género. Se llamó Homo habilis. Según explica el paleontólogo Bernad Wood, de la Universidad George Washington, en un comentario en la revista Nature, el descubrimiento cambió la búsqueda de los primeros seres humanos desde Asia a África e inició una polémica que perdura hasta nuestros días. Según explica, incluso con toda la evidencia fósil y las técnicas de análisis de los últimos 50 años, una hipótesis convincente para el origen del Homo sigue siendo difícil de alcanzar. [...]  abc.es/

La Comisión de seguimiento de Maltravieso aprueba un protocolo de uso para garantizar la supervivencia de sus pinturas y la labor investigadora


Cueva de Maltravieso. es.wikipedia.org
En una reunión celebrada hoy en Mérida, presidida por la directora general de Patrimonio Cultural, Pilar Merino, y a la que ha asistido el subdirector general del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), Alfonso Muñoz Cosme, los especialistas de este organismo dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte han presentado las conclusiones de las distintas investigaciones que se vienen realizando respecto a la conservación de la cueva, desde el punto de vista geológico, microbiológico y ambiental.
Todos los informes de los especialistas del IPCE concluyen en la necesidad de establecer ese protocolo de uso con el objetivo de frenar el deterioro que sufren las pinturas rupestres.

Entre las actuaciones permitidas en la cueva figuran los controles y registro de datos y sondas, la toma puntual de muestras para analíticas, visitas especializadas y estudios de arte rupestre. Cada una de estas actuaciones llevan aparejadas una limitación de tiempo y del número de personas que pueden acceder en cada momento, limitaciones que estarán sujetas a revisión en función de la evolución de los distintos estudios.

El protocolo establece la continuación del programa de registro digital de los paneles donde se encuentran las pinturas y de los parámetros ambientales a través de las sondas y medidores instalados en distintos puntos de la cavidad. Un registro que será realizado mensualmente por técnicos de la Dirección General de Patrimonio Cultural, que podrán permanecer un tiempo máximo de cinco horas en la cueva. [...] gobex.es/

Entrada relacionada (2012)


Actualización 04-04-14. El protocolo de uso de Maltravieso no contempla las excavaciones.
La cueva está cerrada desde 2008 y, por ahora, no se maneja ninguna fecha para el retorno del equipo Primeros Pobladores

... Lo que no se contempla por ahora en ese protocolo son las excavaciones arqueológicas que el equipo Primeros Pobladores de Extremadura venía desarrollando en este enclave desde 2002 hasta su cierre seis años después al detectarse entonces, según la Consejería de Cultura, graves problemas de conservación.
A la reunión de ayer celebrada en Mérida acudió Antoni Canals, codirector del proyecto Primeros Pobladores y miembro del equipo de Atapuerca. Sus impresiones tras el encuentro no parecían demasiado alentadoras. «La cueva va a seguir cerrada; se va a alargar el periodo de estudio y análisis. Y el protocolo no contempla la arqueología», lamenta Canals al tiempo que avanza que su equipo trabajará para intentar cambiar este aspecto...

Dall’11 aprile esposizione definitiva degli Amanti di Valdaro

7/7. L'installazione realizzata per la domus di piazza Sordello
E’ stata una delle scoperte archeologiche più importanti degli ultimi decenni. Gli Amanti di Valdaro, risalenti al neolitico, saranno ora esposti, dopo un’attesa interminabile, al Museo Archeologico di Mantova a partire dall'11 aprile.  Si tratta di uno degli eventi più attesi dalla comunità internazionale, da sempre affascinata dagli scheletri dei due amanti ritrovati nel 2007 in un campo di scavi a Valdaro [...] gazzettadimantova.gelocal.it/

Tusk clue to Saudi desert's green past

Deep in the deserts of Saudi Arabia, a team led by Oxford University has made a startling discovery: a giant, 325,000-year-old tusk belonging to an extinct species of elephant, remarkably preserved and embedded by an ancient lake.

1/3. The tusk is thought to have belonged to a species of straight-tusked elephant known as Palaeoloxodon
It is vivid proof, say archaeologists, that giant beasts once roamed lush and fertile plains where today the wind-blown sand covers the searing Nafud Desert.

Picture the Nafud Desert and it is almost impossible to imagine it as anything other than a place of heat, wind and sand.

Yet scratch beneath the surface, as an international team of archaeologists have been doing, and there is evidence of a green and wet landscape where huge animals once hunted and foraged.

"Using satellite technology to map out the terrain, we predict there are tens of thousands of unknown archaeological sites in the Arabian Desert," says project leader Prof Mike Petraglia. "There are over 7,000 [dried-up] lake beds on the peninsula, most in Saudi Arabia."[...] bbc.com/

El ‘Homo’ es el único primate cuyo tamaño de los dientes decrece conforme aumenta el del cerebro

Investigadores andaluces, liderados por la Universidad de Granada, señalan la “paradoja evolutiva” que ha supuesto este fenómeno durante más de 2,5 millones de años
Su trabajo acaba de ser publicado en la revista BioMed Research International

A la izquierda, vistas superior e inferior del cráneo OH5 (Paranthropus boisei). A la derecha, mismas vistas de un cráneo de Homo Sapiens.
Investigadores andaluces, liderados por la Universidad de Granada, han descubierto una característica peculiar de los representantes del linaje humano, encuadradas en el género Homo: somos los únicos primates en los que, a lo largo de sus más de 2,5 millones de años de historia, el tamaño de los dientes ha ido decreciendo a medida que aumentaba el tamaño del cerebro.
La clave de este fenómeno, que los científicos catalogan de “paradoja evolutiva”, podría estar en la evolución de la dieta del Homo. La digestión acontece, en primera instancia, en la cavidad oral, y los dientes son fundamentales para la reducción de los alimentos a partículas de menor tamaño. Por tanto, lo normal sería que si crece el tamaño del cerebro, y con ello las necesidades metabólicas, también lo hagan los dientes.

Pero en el caso del género Homo no ha ocurrido así, según destacan los científicos en un artículo que acaba de ser publicado en la revista BioMed Research International. “Esto significa que debieron operar importantes cambios que permitieron el mantenimiento de esta tendencia”, apunta el investigador Juan Manuel Jiménez Arenas, del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, autor principal de este trabajo.

Un cambio en la dieta, con la inclusión de una mayor cantidad de alimento de origen animal, debió ser una de las claves de este fenómeno. [...] canal.ugr.es/

Link 2: 'Homo' is the only primate whose tooth size decreases as its brain size increases