domingo, 13 de abril de 2014

Cultura reedita la primera guía publicada sobre la caverna de La Peña de Candamo


Dibujo de Francisco Benítez Mellado para una guía de La Peña de Candamo publicada en 1929 / artepaleoliticoenasturias.com/

12 abr (EFE).- La Consejería de Cultura ha reeditado la primera guía publicada sobre la caverna de La Peña de Candamo, en cuyos actos de celebración del centenario de su descubrimiento ha participado hoy el viceconsejero de Cultura y Deporte, Alejandro Calvo.

Esta actividad también ha dado el pistoletazo de salida a la apertura de la temporada de yacimientos rupestres en el Principado, con la asistencia del director general de Patrimonio Cultural, Adolfo Rodríguez Asensio.

En el encuentro han participado los descendientes de los primeros vecinos de Candamo que se adentraron en la cavidad, caso de Casimiro González, informa el Principado en una nota en la que apunta que gracias a estas personas se supo de la existencia de una cueva que sería reconocida científicamente en 1914 por el geólogo Eduardo Hernández Pacheco y por el conde de la Vega del Sella.

Además, se ha presentado el facsímil de la primera guía turística que se publicó sobre la cueva de La Peña, obra de Hernández Pacheco, quien en 1919 escribió una monografía científica sobre esta cueva, que aún hoy es de obligada consulta para los interesados en el arte paleolítico.

Unos años después publicó la guía divulgativa que ahora se reedita en versión facsimilar.

Se trata de una guía de 23 páginas, acompañada de un desplegable en el que se ofrece un plano general de la caverna y una panorámica del valle del Nalón, en la comarca de Candamo, vista desde la entrada a la caverna.

La guía, acompañada de abundantes fotografías y dibujos, ofrece una descripción pormenorizada de la cueva y del arte que alberga, y también expone las circunstancias de su descubrimiento y de los primeros estudios científicos realizados... elcomercio.es/

Link 2Cultura reedita el facsímil de la guía de la cueva de Candamo
Durante la inauguración, el viceconsejero de Cultura, Alejandro Calvo, presentó el facsímil de la primera guía de la cueva, obra de Eduardo Hernández-Pacheco, que se repartirá este año entre los visitantes a la caverna. Se trata de una guía de 23 páginas acompañada de un desplegable en el que se ofrece un plano general de la caverna y una panorámica del valle del Nalón. La guía, acompañada de abundantes fotografías y dibujos, ofrece una descripción pormenorizada de la cueva y del arte que alberga. También expone las circunstancias de su descubrimiento y de los primeros estudios científicos realizados.

Por otro lado, también presentó la lámina número 27 de la monografía que realizó Hernández-Pacheco en 1919, tras el descubrimiento de la cueva. La ilustración original y que ahora se reedita era de Francisco Cabré y Francisco Benítez Mellado. Un estudio pormenorizado que es "de obligada consulta para los interesados en el arte paleolítico", subrayó Calvo. Además, en el 15 de junio se inaugurará la exposición "El arte de la frontera", en el palacio Valdés-Bazán, de San Román.

New insights on ancient Portuguese horse engraving

Foto: António Martinho Baptista / arte-coa.pt
Archaeologists Professor Dr George Nash and Dr Sara Garcês from the Earth and Memory Institute (ITM) in Central Portugal have been conducting fieldwork within the lower section of the Ocreza Valley for over 4 years. The fieldwork involves the recording of rock art within an 850 m stretch of the valley, at a point where the Ocreza flows into the Tagus River.

     In the recent past, both rivers have been subjected to water levels dictated by the various dams that interfere with seasonal river flow. The team directors, who organise each year a field school devoted to rock art, have since 2011 been recording six panels.  One of these is an Upper Palaeolithic engraving of a horse which was initially discovered in September 2000. Since then it has been the focus for further research.

     The horse is engraved on a smooth angled-surface that forms part of a schist outcrop and appears to be headless. However, a recent tracing exercise in the summer of 2013 revealed that this figure did in fact possess a head. The style of the figure is representative of other engraved Upper Palaeolithic horses found elsewhere within the western part of the Iberian Peninsula.[...] stonepages.com (B&W3)