miércoles, 30 de abril de 2014

Los neandertales no eran inferiores a los humanos modernos



Europa Press. La idea generalizada de que los neandertales tenían "pocas luces" y que su limitada inteligencia permitió que fueran llevados a la extinción por los antepasados mucho más brillantes de los humanos modernos no cuenta con evidencia científica que la respalde, según una investigación realizada por expertos de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos.

Los neandertales prosperaron en una gran franja de Europa y Asia entre aproximadamente hace 350.000 y 40.000 años y desaparecieron después de que nuestros antepasados, un grupo conocido como "los seres humanos anatómicamente modernos", cruzara desde África a Europa. En el pasado, algunos expertos han intentado explicar la desaparición de los neandertales sugiriendo que los recién llegados eran superiores a ellos en aspectos clave, como la habilidad para cazar, comunicar, innovar y adaptarse a diferentes ambientes.

Sin embargo, en una extensa revisión de la investigación reciente sobre los neandertales que se publica en 'Plos One', la investigadora de CU-Boulder Paola Villa y el coautor Wil Roebroeks, arqueólogo de la Universidad de Leiden, en Países Bajos, señalan que la evidencia disponible no apoya la opinión de que los neandertales eran menos avanzados que los humanos anatómicamente modernos.

"La evidencia de inferioridad cognitiva simplemente no existe --afirma Villa, conservadora del Museo de Historia Natural de la Universidad de Colorado--. Lo que decimos es que la visión convencional de los neandertales no es cierta". Villa y Roebroeks escrutaron casi una docena de explicaciones comunes sobre la extinción de los neandertales que se basan en gran medida en la idea de que éstos eran inferiores a los humanos anatómicamente modernos.

Entre esos planteamientos, están las hipótesis de que los neandertales no usaron comunicación simbólica compleja, que eran cazadores menos eficientes que tenían armas inferiores y que llevaban una dieta limitada que los puso en desventaja competitiva con los humanos anatómicamente modernos, que consumían una gran variedad de alimentos. Estos científicos descubrieron que ninguna de esas hipótesis se apoya en la investigación disponible, de forma que, por ejemplo, la evidencia de varios sitios arqueológicos en Europa sugiere que los neandertales cazaban en grupo, utilizando el paisaje para ayudarse.

Los investigadores han demostrado que los neandertales probablemente hacinaron cientos de bisontes hasta su muerte en un pozo en el suroeste de Francia y que en otro lugar utilizado por los neandertales, esta vez en las Islas del Canal, en el Canal de la Mancha, se descubrieron restos fosilizados de 18 mamuts y cinco rinocerontes lanudos en la base de un profundo barranco. Estos resultados implican que los neandertales podían planificar el futuro, comunicarse como un grupo y hacer un uso eficiente de su entorno, según los autores de este trabajo.

Otra evidencia arqueológica desenterrada en los sitios neandertales ofrece razones para creer que esta especie llevaba una dieta variada. Los microfósiles encontrados en los dientes neandertales y los alimentos hallados en los sitios de cocina indican que pudieron haber comido guisantes, bellotas, pistachos, semillas de césped, olivos silvestres, piñones y dátiles en función de lo que estaba disponible a nivel local.

Rituales Culturales y comunicación simbólica

Asimismo, los investigadores han encontrado ocre, un tipo de mineral terroso, en los lugares habitados por los neandertales, que puede haber sido utilizado para la pintura corporal, además de que se han recogido ornamentos en los sitios neandertales. Tomados en conjunto, estos hallazgos sugieren que los neandertales tenían rituales culturales y comunicación simbólica.

Villa y Roebroeks dicen que la tergiversación de la capacidad cognitiva de los neandertales realizada hasta ahora puede estar relacionada con la tendencia de los investigadores a comparar a los neandertales, que vivieron en el Paleolítico Medio, con los humanos modernos que vivían durante un periodo más reciente, el Paleolítico Superior, cuando se estaban realizando avances tecnológicos.

"Los investigadores comparaban a los neandertales no con sus contemporáneos en otros continentes sino con sus sucesores", advierte Villa. "Sería como comparar el rendimiento del Modelo Ford T, ampliamente utilizado en Estados Unidos y Europa a principios del siglo pasado, con una versión moderna de Ferrari y concluir que Henry Ford fue cognitivamente inferior a Enzo Ferrari", pone como ejemplo.

Aunque muchos aún buscan una explicación simple y les gusta atribuir la desaparición del hombre de Neandertal ('Homo neanderthalensis') a un solo factor, como la inferioridad cognitiva o tecnológica, la arqueología demuestra que no hay apoyo para este tipo de interpretaciones, según los autores.

Estos investigadores sostienen que la verdadera razón de la extinción de los neandertales probablemente sea compleja, pero creen que se pueden encontrar algunas pistas en los recientes análisis del genoma neandertal de los últimos años. Estos estudios genómicos sugieren que los humanos anatómicamente modernos y los neandertales probablemente se cruzaron y que los niños varones resultantes pueden haber tenido menor fertilidad.

Otros estudios genómicos recientes plantean la posibilidad de que los neandertales vivían en grupos pequeños. Todos estos factores pueden haber contribuido a la disminución de los neandertales, que fueron finalmente ocupados y asimilados por un creciente número de inmigrantes modernos. diariodenavarra.es

Link 2Cavemen died out 'as they bred with early humans' - Independent.ie
An analysis of archaeological evidence dating back 200,000 years reveals they were more advanced and sophisticated than has widely been thought.
The differences between the two human sub-species are not enough on their own to account for the demise of Neanderthals, say the two US and Dutch researchers...


Actualización 13-05-14: Los últimos neandertales (vía B&W2)
Es difícil estimar la cantidad de artículos científicos y de divulgación que se han escrito para contar el hecho de la desaparición de los Neandertales. Sentimos verdadero interés, curiosidad (y tal vez hasta un poco de culpabilidad) por saber que pudo suceder con esta población, que tuvo un enorme éxito como especie y que se […]

Datan en la Edad del Bronce los restos humanos aparecidos en una finca particular de Arellano (Navarra)



EUROPA PRESS. Los restos humanos aparecidos recientemente en un pequeño habitáculo a modo de tumba, en la finca particular de Ismael Busto, vecino de Arellano, pertenecen a la Edad de Bronce (segundo milenio a. de C.), según ha afirmado la Sección de Arqueología del Gobierno de Navarra.

   No eran, por tanto fruto de algún asesinato de la guerra civil española, tal y como creían los vecinos, quienes aseguraban que el cráneo presentaba la marca de un tiro, ni pertenecían tampoco a algún soldado de las guerras carlistas, como esgrimieron algunos aduciendo que el cráneo yacía mirando hacia Montejurra, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

   Los huesos aparecidos en el pequeño habitáculo bajo una piedra cuando Ismael Busto quitaba los olivos, llevaban allí, por tanto, aproximadamente 3.000 años y pertenecieron a un ser humano mucho más antiguo, que aún no había descubierto el hierro como material para fabricar armas y herramientas, pero fundía ya esa aleación del cobre y el estaño llamada bronce.

   Ahora, la Sección de Arqueología ha dictaminado que los restos se sitúan en un yacimiento arqueológico catalogado con el nombre San Pelayo IV, atribuido a esta época y ha llevado a cabo una excavación arqueológica de los restos por vía de urgencia por intermediación de la empresa Gabinete Trama S.L.

   El pequeño agujero bajo el olivo ha resultado ser lo que los arqueólogos denominan una 'cista', palabra procedente del griego que significa cofre o caja, y que define una estructura funeraria, una especie de dolmen a pequeña escala, formado por cuatro piezas planas o lajas colocadas verticalmente formando un rectángulo. Sobre ellas suele haber otra pieza horizontal a modo de tapa. En el interior los hombres y mujeres del bronce despositaban a sus difuntos, generalmente en posición fetal.

   La cista, típica de la primera fase de la cultura de El Argar, del final del Bronce Antiguo, aparece en covachas o excavada en el suelo de las viviendas, y presentan una gran diversidad, lo que ha permitido establecer la existencia de clases sociales diferenciadas ya en esta época.

   La de San Pelayo IV consta de una pequeña cámara funeraria de planta rectangular, de 0,90 x 0,60 m que se cubría con una lastra de piedra de 1,10 x 1,75 m. Toda la estructura, excepto la rotura de la tapa que fue perforada por los aperos agrícolas, se encontraba intacta, tal y como la dejó el hombre prehistórico hace más de 3000 años. Sin embargo la cámara no albergaba en su interior ningún tesoro ni objeto de singular valor histórico, sino algunos fragmentos de cerámica muy deteriorados.

   A la espera del estudio antropológico, se ha determinado que los restos corresponden a un único individuo de edad adulta-senil y que fueron depositados en la cámara subterránea tras haber sido previamente inhumados en otro lugar.

   Este tipo de construcciones en piedra son la última y más tardía manifestación de la costumbre del hombre prehistórico por inhumar en grandes construcciones de piedra, los dólmenes, cuyo ejemplo más señero en Navarra son los de Artajona.

   Si bien las construcciones de esta tipología no son fáciles de detectar, en los últimos años se han excavado tumbas en Larraga y las Bardenas Reales. europapress.es/


Actualización 01-05-14. Datan en la Edad del Bronce (3.000 años) los restos humanos aparecidos en una finca de Arellano. Diario de Noticias de Navarra

Vista de la lastra de cubierta de la sepultura. (Cedida)

Actualización 02-05-14. Los restos humanos hallados en Arellano son de la Edad de Bronce. Diario de Noticias de Navarra

Ismael Busto, junto a la tumba en su finca. (Foto: R. Usúa)

La Academia Médico-Quirúrgica mira hacia la prehistoria humana



La semana cultural de la Academia Médico-Quirúgica de Ourense se centrará en esta edición en asuntos relacionados con la atropología y la evolución de la especie humana en sus orígenes. La primera cita del ciclo de actividades será el lunes, a las 20.00 horas en el Centro Cultural Marcos Valcárcel, con María Martinón Torres. La científica del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, responsable de la línea de investigación de atropología dental en homínidos, hablará sobre los primitivos habitantes de Atapuerca y los datos sobre salud y enfermedad entre los miembros de esa humanidad extinguida.

El jueves, 8 de mayo, será el turno de Jordi Serrallonga, profesor de prehistoria en la Unviersidad Oberta de Catalunya. Este arqueólogo, naturalista y escritor ha titulado su charla «Darwin, África y el eslabón perdido», en la que analizará la contribución de Darwin a las teorías y estudios sobre el origen y la evolución de la humanidad. lavozdegalicia.es  / Link 2


Actualización 05-05-14: “El palillo dental pudo haber sido nuestra primera herramienta - La Región
María Martinón, médico y experta en evolución humana

La experta en evolución humana María Martinón será la primera ponente de la Semana Cultural de la Academia Médico-Quirúrgica de Ourense, que hoy da comienzo a las 20,00 horas en el Centro Cultural "Marcos Valcárcel". Presentada por la tesorera de la Academia, Susana Blanco, Martinón presentará sus estudios en el yacimiento burgalés de Atapuerca acerca de la salud y la enfermedad en los antecesores del ser humano.

¿Por qué estudiar las enfermedades de los homínidos?

Como médico de formación, estudiar las enfermedades que hemos podido deducir del estado de los fósiles nos da muchísima información sobre las debilidades y las fortalezas de los individuos y los grupos, es decir, el grado de adaptación que tenían frente a las dificultades o cuáles eran éstas. Las enfermedades son una prueba de fuego que te permite poner en manifiesto tus recursos para salir adelante y cómo tu grupo responde ante esta situación.

¿Padecían las mismas enfermedades que el ser humano?

Nosotros nos encontramos con una limitación: sólo podemos identificar aquellas enfermedades que hayan dejado una señal, sobre todo en los huesos, ya que todo lo que son partes blandas (músculos, vísceras...) han desaparecido. En los huesos hemos encontrado cosas en común con el Homo sapiens, el ser humano, pero el patrón, la frecuencia y la gravedad sí que han cambiado.

¿Con qué patologías se han encontrado?

Las más fáciles de identificar son las dentales, porque los dientes son el registro fósil mejor conservado. Estamos hablando de poblaciones que no tenían los tratamientos médicos de hoy en día, y las enfermedades que nos encontramos están muy relacionadas con un uso agresivo de los dientes, que podían a ser causa de muerte al carecer de medios para tratar una infección, pero curiosamente no tienen caries. No tenían hábitos higiénicos, pero sólo hasta cierto punto, ya que sí utilizaban el palillo de dientes, y hay quien dice que quizá ésta fue la primera herramienta que empleó el hombre. También se ven fracturas, como traumatismos en la cabeza que podrían proceder de pedradas, pero sorprendentemente no hemos encontrado ninguna fractura de huesos largos.

¿Qué han descubierto a nivel social?

El comportamiento es algo que no fosiliza, y estos estudios nos permiten conocer aspectos de su vida social, como la compasión. Tenemos casos de patologías que han conllevado la necesidad de cuidados del grupo para poder sobrevivir, como el de una niña de unos diez años con una deformación craneal de nacimiento y que llegó hasta esa edad porque había un grupo que cuidó de ella, hace medio millón de años.

¿Tenían tratamientos?

En la actualidad, la debilidad ante infecciones locales cambió totalmente gracias a los antibióticos, pero antes podían causar de todo. Una infección mortal podía entrar en el riego sanguíneo a través del hueco que deja un diente que se ha roto. Quizás en la época del hombre de Neanderthal ya había algunos medios para calmar dolores, e incluso se conocen casos de amputaciones a la altura del codo, pero es difícil precisar el carácter de estos tratamientos.


Actualización 06-05-14: María Martinón: «A estas alturas sé que hay cosas en Atapuerta que no llegaré a ver»
La ourensana abrió con una conferencia la semana cultural de la Academia Médico-Quirúrgica...

Link 2: María Martinón busca casos de raquitismo o escorbuto inadvertidos en Atapuerca - Faro de Vig

Scientists Uncover Evidence of Change from Hunting to Herding at Early Neolithic Settlement


Location of As¸ıklı Höyük on the Melendiz River in western Cappadocia (Central Anatolia), Turkey. Credit: (c) PNAS, doi: 10.1073/pnas.1322723111

An international team of researchers examining the earliest known pre-ceramic Neolithic mound site in Turkey, called Aşıklı Höyük, suggests that humans shifted from hunting wild ungulates and small animals to managing sheep and goats at the site over a period of a few hundred years beginning on or before 8200 BCE.

The mound, located in south-central Turkey about 25 km southeast of Aksaray, Turkey, has been the subject of a number of studies and excavations in recent years, beginning with Professor Ian A. Todd in 1964. Subsequent investigations included salvage excavations by Professor Ufuk Esin (University of Istanbul) beginning in 1989, followed by those of Nur Balkan-Ath, also of Istanbul University, and more recent excavations in 2010.

Site finds have been stratified into 5 different levels, with the oldest (or earliest) being 5. The most significant findings for these study purposes were discovered in level 4, which contained evidence of human habitation dated to the Pre-Pottery Neolithic Period (a time period generally defined as lasting from 8500-5500 BCE), which is thought by many scholars to mark the transition from a hunter-gatherer way of life to a more settled way of life, including the beginnings of animal domestication.[...] popular-archaeology.com

The study details have been published in the Proceedings of the National Academy of Sciences: “A forager–herder trade-off, from broad-spectrum hunting to sheep management at Aşıklı Höyük, Turkey,” by Mary C. Stiner et al.  http://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1322723111


Actualización 02-05-14Descubren evidencias de un temprano cambio de la caza al pastoreo en un asentamiento neolítico en Turquía
Huesos desenterrados en un antiguo montículo en Turquía sugieren que las gentes del lugar cambiaron su dieta de caza por la cría de animales en unos pocos siglos, un hallazgo que arroja luz sobre los albores de la agricultura, dicen los científicos.

La agricultura comenzó en el Neolítico o en la Nueva Edad de Piedra hace alrededor de 11.500 años. Una vez que los grupos nómadas se asentaron y comenzaron a cultivar la agricultura y el pastoreo, cambió radicalmente la sociedad humana, así como la relación que las personas mantenían con la naturaleza.

Para descubrir más sobre las condiciones iniciales subyacentes en la evolución de los pueblos, un equipo internacional de científicos ha investigado el yacimiento de Asikli Höyük, el montículo neolítico más antiguo conocido de Capadocia, en Turquía central. En este paisaje volcánico, la erosión talló la débil roca en agujas finas conocidas como "chimeneas de hadas". Los pobladores también utilizaron las condiciones del terreno maleable para construir cavernas y ciudades subterráneas.

El túmulo, cuyo nombre significa "colina del hueso del tobillo", tiene unos 16 metros de altura. Los niveles más antiguos de la zona abarcan desde el año 9.000 al 8.200 a.C, un periodo anterior a la aparición de la cerámica en la región. El mismo se ha formado como resultado de la acumulación continua de materiales como el barro y la madera para la edificación de edificios, incendios y otros fines. Durante siglos, los escombros elevaron la altura del asentamiento, con los residentes ajustando sus edificaciones en consecuencia al terreno...


Actualización 12-11-14: Cappadocia’s 11,000-year-old settlement thrills experts 
After 25 years of excavations, Aşıklı Höyük continues to thrill archaeologists, who believe the number of things left to discover at the site would allow for at least another 25 years of work or more...


Neandertales en Atapuerca




Vídeo YouTube por cyltvBurgos el 29/4/2014 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.8 nº 27.

En Atapuerca se puede conocer mucho sobre los neandertales. Un trabajo de Marta Navazo en Quaternary International así lo asegura.

Referencia: Navazo, M., & Carbonell, E. (2014). Neanderthal settlement patterns during MIS 4-3 in Sierra de Atapuerca (Burgos, Spain). Quaternary International, (0). doi:10.1016/j.quaint.2014.03.032

Entrada relacionada (2012)