miércoles, 2 de julio de 2014

Denmark. 11,000 years old elk bones shrouded in mystery


1/4. Here is a breastbone that is pierced by an arrow head of flint.

Someone put elk bones in a bog several thousand years ago -- but archaeologists have no clue who it was.

When archaeologists dig up ancient skeletons from humans and animals, they often find answers to questions about what our forefathers did and how they lived.

But sometimes they pose new questions.

That's what happened when the bones of several elks were excavated from Lundby bog in south Zealand in 1999, the archaeologists dated some of the animal remains back to sometime between 9,400 and 9,300 BC.

Recently, however, the archaeologists did a new carbon 14 dating on some of the bones which revealed that they dated back to between 9,873 and 9,676 BC.

These elk bones were clearly not buried in the bog over a short period, as originally thought, but were placed there over several centuries – and this surprised the archaeologists.

4/4.

 “People have been living here, that's quite certain,” says Kristoffer Buck Pedersen, an archaeologist and chief curator at Museum Southeast Denmark. “But so far we've not found settlements that are as old as the elk bones, so the identity of the people who put the bones in the bog is something of a mystery.”

He helped analyse the bone remains from the elks. Six deposits with bones from 13 elks were found in the bog.

Ritual positioning of the bones [...] sciencenordic.com/ / Link 2

¿Por qué los tibetanos soportan las alturas?

La población heredó de los arcaicos denisovanos el gen esencial para vivir con poco oxígeno

The Denisovan fossils were found in this cave in southern Siberia

De los enigmas esenciales que plantea la evolución biológica, ninguno toca más de cerca la historia y la cultura que el origen de las adaptaciones que distinguen a unos seres humanos de otros: la piel clara en las latitudes nórdicas o la resistencia a la malaria en los trópicos, donde es endémica. Una de las más llamativas es la adaptación a las alturas de los pobladores del Tíbet, que les permite vivir a más 4.000 metros de altitud con una salud, una energía y una fertilidad que ningún otro humano puede alcanzar en semejante escasez de oxígeno. ¿Cómo lograron los tibetanos ese atributo? Hoy tenemos la respuesta: robándole un gen a los denisovanos, la especie arcaica que campaba por esas alturas asiáticas antes de que los humanos modernos saliéramos de África.

Así como la población europea heredó de los neandertales los genes esenciales para soportar el frío de las estepas del continente, los tibetanos tomaron de los denisovanos –los antiguos humanos que poblaron Asia— un gen clave para adaptarse a las altitudes extremas, una cualidad, por cierto, muy envidiada por los escaladores occidentales. El gen se llama EPAS1, y permite a sus portadores vivir a las bajas concentraciones de oxígeno imperantes en las alturas del Tíbet. Los investigadores dirigidos por Rasmus Nielsen, de la Universidad de California en Berkeley lo han descubierto secuenciando (leyendo) el ADN de 40 tibetanos y 40 chinos de la etnia Han, la mayoritaria en el gigante asiático. [...] sociedad.elpais.com

Link 2: Tibetans Can Thank Ancient Humans for Gene That Lets Them Live the High Life
High-altitude adaptation may have come from interbreeding with Neanderthal relatives...


Actualización 19-08-14: Related news: 8,000-year-old mutation key to human life at high altitudes
In an environment where others struggle to survive, Tibetans thrive in the thin air on the Tibetan Plateau, with an average elevation of 14,800 feet. A University of Utah led discovery that hinged as much on strides in cultural diplomacy as on scientific advancements, is the first to identify a genetic variation, or mutation, that contributes to the adaptation, and to reveal how it works. The research appears online in the journal Nature Genetics on Aug. 17, 2014.

"These findings help us understand the unique aspects of Tibetan adaptation to high altitudes, and to better understand human evolution," said Josef Prchal, M.D., senior author and University of Utah professor of internal medicine...

La comunidad científica de Atapuerca demanda una revisión de las especies de la evolución humana




La comunidad científica de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca es partidaria de iniciar una revisión de las especies que conforman el mapa de la evolución humana para incluir algunos enlaces nuevos, sumar especies o desterrar otras. Juan Luis Arsuaga considera que es necesario examinar la taxonomía de las especies para “revisar especies con una definición muy pobre”.

Así lo ha expresado esta mañana el responsable del yacimiento de la Sima de los Huesos durante el inicio de los trabajos de la nueva campaña de excavaciones de Atapuerca. Arsuaga ha recordado que hace pocas semanas “se abrió un debate en Francia bajo la premisa de que hay que revisarlo todo”. En este punto, el científico ha indicado que tras décadas en las que no se ha revisado la clasificación de las especies, es necesario “plantear una revisión completa de toda la evolución humana en el último millón de años”.

En esta revisión, Arsuaga ha declarado que “habrá especies que se caigan y otras nuevas”. Una nueva clasificación de los antepasados que la comunidad científica de Atapuerca demanda como necesaria. “Hay que repensar toda la nomenclatura que se necesita para los fósiles”, ha apostillado Arsuaga, quien igualmente ha explicado que “hay partidarios de mantener las especies que hasta ahora se han utilizado”- que en el caso de Europa son las especies Homo Heildelbergensis y Neandertal- y a quien piensa que “hay que hacer muchas más especies”.

En su caso, el científico sostiene que la especie Homo Heilderbergensis “está mal definida”, por lo que entiende que hay que “plantear la discusión” para poder iniciar un debate en el mes de septiembre cuando Burgos acoja un congreso único en el que se reunirán los mejores científicos del mundo.

En la misma línea, José María Bermúdez de Castro ha argumentado que en torno a la especie Heilderbergensis existe “un problema muy grave” porque “no se sabe de dónde salió” la mandibula que dio origen a esta especie europea. “Existe una cronología de un nivel de 600.000 años pero nadie sabe si pudo salir de donde se piensa, porque aquello ocurrió en 1907”, añadió el responsable del yacimiento de Gran Dolina. De ahí que Bermúdez de Castro, al igual que Arsuaga apueste por una revisión de las especies.

La Sierra de Atapuerca (Burgos) inicia una nueva campaña. Más corta que la de ediciones precedentes e igual que la de 2013, se enmarca en un contexto científico único, puesto que debe preparar la llegada de alrededor de 1.500 científicos e historiadores que participarán en el mes de septiembre en el XVII Congreso Mundial de la UISPP que se celebrará en la capital burgalesa. diariodeburgos.es/


Actualización 15-07-14: Atapuerca busca definir la evolución humana de los últimos dos millones de años
EFE. El equipo de investigación de Atapuerca trabaja en un "nuevo mapa evolutivo" con la finalidad de completar y definir la cronología humana de los últimos dos millones de años, según ha informado este martes uno de sus tres directores, Eudald Carbonell.

En el ecuador de la campaña de excavación de este año y durante una visita a los yacimientos realizada por los medios de información, Carbonell ha señalado que, de momento, trabajan con restos que rondan los 1,7 millones de años de antigüedad, pero existen "buenas expectativas" sobre el objetivo de los dos millones.

En los próximos años se ampliarán los sondeos en la sierra burgalesa, sobre todo en la parte alta, y se realizarán trabajos en nuevos yacimientos como la llamada "Cueva de los Fantasmas", donde esperan poder hallar restos próximos a los dos millones de años de antigüedad, lo que igualaría los hallazgos de Olduvai (Tanzania), considerados como la cuna de la humanidad.

José María Bermúdez de Castro, otro de los directores, ha señalado que, más allá de los "grandes descubrimientos" que todavía quedan en Atapuerca, la investigación que en la actualidad se realiza permitirá poner en contexto todos los hallazgos que se vayan produciendo sobre la evolución humana.

"Es como una gran enciclopedia en la que vamos ordenando las páginas por capítulos y así podremos encajar en ella los nuevos hallazgos", ha explicado.

Todos ellos se irán sumando a la labor protagonizada durante 36 años de excavaciones, y que permitirá al equipo de investigación completar un "nuevo patrón evolutivo" que esperan presentar a la comunidad científica en los últimos meses de este año, ha informado Juan Luis Arsuaga, el restante director de Atapuerca.

Arsuaga ha afirmado que será una "propuesta seria" con Atapuerca como epicentro porque "aquí están los registros" y "debe ser un lugar de referencia".

Ha recordado que Atapuerca cuenta ya con la especie europea más antigua, el Homo Antecessor (más de 800.000 años de antigüedad), a la que próximamente podría sumarse otra especie más reciente, aún por clasificar, basada en los restos hallados en la Sima de los Huesos.

La Sima de los Huesos, ha añadido, es el lugar de Europa donde se han encontrado más restos fósiles juntos pertenecientes a más de una treintena de individuos de unos 430.000 años de antigüedad.

Su estudio podría concluir en la clasificación de una nueva especie que, según Arsuaga, vendría a llenar uno de los huecos existentes entre las grandes especies conocidas, Neandertal, Heidelbergensis y Antecessor.
Estos estudios, ha agregado, permitirán realizar un nuevo modelo con un "árbol genealógico diferente" que podría ser presentado en los congresos científicos internacionales planificados para finales de este año, como el que tendrá lugar en Burgos en septiembre.

En la actualidad, la evolución humana "no se puede entender sin Atapuerca", pero todavía hay que "convencer" a algunos científicos internacionales de países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Alemania.


Actualización 15-07-14: Vídeo. Balance positivo: los fósiles de la Sima de los Huesos podrían pertenecer a una nueva especie



Vídeo YouTube por Radio Televisión de Castilla y León el 15/7/2014 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.9 nº 6.

Los útiles óseos “poco elaborados” en el Paleolítico inferior y medio y su continuidad en el Paleolítico superior. Una revisión historiográfica

Millán Mozota Holgueras
Complutum, 2014, Vol. 25 (1): 17-34

Fig. 2 en Mozota 2014. Costilla de mamut trabajada de Salzgitter-Lebenstedt, a partir de Fig. 11 en Gaudzinski 1999.

Se presenta una revisión crítica de las evidencias de utillaje en materia ósea a lo largo del Paleolítico inferior y medio en Europa, así como de los denominados útiles “poco elaborados” en el Paleolítico superior y la Prehistoria reciente. Dicha revisión y sus resultados llevan a una serie de reflexiones relevantes para explicar la aparición de la llamada “industria ósea” en Europa, a inicios del Paleolítico superior. Y permiten sugerir algunas hipótesis sobre las posibles razones que subyacen a dicha aparición. Texto completo

Link 2: Presentando un artículo propio sobre utillaje óseo (¡y Neandertales!) / (Vía B&W1)

El Museo de Altamira en verano 2014




Actividades Verano 2014

La Junta protege 18 yacimientos en Porcuna (Jaén) como zona arqueológica

... Los yacimientos se localizan en el valle medio del río Salado de Porcuna y ocupan varios cerros allanados de la campiña alta del valle del Guadalquivir. Corresponden a un asentamiento que tuvo su origen en el Neolítico Final-Cobre antiguo (III milenio a.C.) y que, con distinta extensión e intensidad, ha mantenido una ocupación ininterrumpida hasta la actualidad.

Como antecedentes de este poblamiento se protegen también, entre otros enclaves paleolíticos, los de La Peña de la Grieta, los Farallones del Sulfuro o la Cueva de los Enamorados, hábitats que se desarrollaron al resguardo de pequeños abrigos en los bordes de los cerros de Porcuna. Destaca especialmente el de la Peña de la Grieta, uno de los primeros de este tipo investigados mediante excavación y comparable a las conocidas cuevas de Ambrosio, en Almería, o las del Parpalló y Les Mallaetes, en Valencia.

Al final del Neolítico las comunidades se asientan en las cimas de los cerros de Los Alcores y El Albalate, donde crean sendos poblados fortificados a unos dos kilómetros de distancia el uno del otro y flanqueando el antiguo lago salado pleistocénico de Pescolar.

En la denominada época orientalizante o tartésica, [...] juntadeandalucia.es/ / Link 2

Hallan más motivos pictóricos en la cueva de la Fuente del Trucho

Mañana se presentarán las novedades en el Congreso de Arte Rupestre de Asturias

Expedición del año pasado a la cueva de la Fuente del Trucho. | S.E.

Los resultados de las investigaciones recientes realizadas con nuevas tecnologías han permitido reconocer la existencia de más motivos pictóricos en la cueva de la Fuente del Trucho, en el Parque Cultural del Río Vero. El conjunto se conocerá mañana, por primera vez, en el Congreso Internacional Cien Años de Arte Rupestre Paleolítico, que se celebra en el Museo Arqueológico de Asturias, con motivo del Centenario del Descubrimiento de la cueva de la Peña de Candamo.... (Suscripción) diariodelaltoaragon.es

Noticia relacionada (2013) 

Comienza la XXV Campaña de excavación de la Cueva Negra

La Universidad de Murcia, con el apoyo del Ayuntamiento de Caravaca, desarrolla la XXV campaña paleontológica y arqueológica


Ha dado comienzo la XXV campaña de excavación arqueológica en la Cueva Negra de La Encarnación, enmarcada en la Escuela de Campo de Paleontología y Prehistoria del Cuaternario en la Región de Murcia. Se trata de una actividad organizada por la Universidad de Murcia y el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, con la colaboración de la Asociación Murciana para el Estudio de la Antropología y el Cuaternario (MUPANTQUAT).

Hasta el 22 de julio, en el yacimiento caravaqueño trabajará un equipo de veinte estudiantes y licenciados procedente de universidades de Estados Unidos, Hong Kong, Reino Unido y España. Como en campañas anteriores, la dirección científica estará a cargo de Michael J. Walker, Maríano López y María Haber con la asistencia técnica de los biólogos Antonio López, Jon Ortega, Azucena Avilés, Ángél Buitrago y el arqueólogo Ignacio Martín. [...] lareferencia.net


Actualización 16-07-14: El yacimiento de La Cueva Negra centra la atención de científicos y universidades internacionales
Con la participación una veintena de profesores, licenciados y alumnos de la Universidad de Murcia y otras universidades internacionales se ha llevado a cabo la XXV Campaña de Excavación Arqueológica en el yacimiento “La Cueva Negra”, que ha culminado hoy con una rueda de prensa ofrecida por el alcalde de Caravaca de la Cruz, Domingo Aranda, y el director científico de la excavación, Michael J. Walker...

2/4

Actualización 19-07-14: Michael J. Walker hará de guía en la Cueva Negra
La visita tendrá lugar mañana domingo, a las 10 horas, y tendrá como punto de encuentro La Ermitica, situada junto al río Quípar. El director científico de la XXV Campaña de Excavación... 


Actualización 21-07-14: La Cueva Negra, de primera mano

9/10

 Más de un centenar de visitantes se adentraron ayer en el estrecho de La Encarnación, donde tras acceder por una escarpada senda, se llega a lo alto del cerro, donde se encuentra el Yacimiento de la Cueva Negra en Caravaca de la Cruz. Allí fueron recibidos por el director de la excavación, el profesor Michael J. Walker, que junto los expertos Mariano López y María Haber, y la asistencia técnica de los biólogos Antonio López, Jon Ortega, Azucena Avilés, Ángel Buitrago y el arqueólogo Ignacio Marín han dirigido las excavaciones durante esta edición, que cumple sus bodas de plata.

También han participado un equipo de veinte estudiantes y licenciados procedente de universidades de Estados Unidos, Hong Kong, Reino Unido y España. Gracias a los trabajos que se vienen desarrollando, la Cueva Negra se ha consolidado como un referente internacional para el estudio de la evolución humana. De hecho, los restos hallados en la pedanía caravaqueña han sido objeto de estudio por universidades como las de Berkeley (Estados Unidos), Boston (Estados Unidos), Arizona (Estados Unidos), Toronto (Canadá), Trento (Italia) y Colonia (Alemania), entre otras.

Los visitantes pudieron comprobar de primera mano cómo se realiza el trabajo de campo, la recogida de materiales, su limpieza y su posterior catalogación para ser estudiadas de manera más minuciosa en el laboratorio.

Durante esta campaña se han recuperado nuevos restos paleolíticos (lascas y piezas retocadas) que reafirman las características del singular conjunto lítico ´achelense-levaloisomusteroide´, definido en campañas anteriores. Del mismo modo se han encontrado un hacha de mano achelense de talla bifacial sobre un canto de caliza así como algunas piezas de sílex con filo tallado por retoque abrupto de tipo musteroide.

La Cueva Negra del Estrecho del Río Quípar es un yacimiento paleoantropológico en el que aparecen restos de Homo heidelbergensis y tienen una antigüedad de entre 780.000 y 900.000 años, según indican tres métodos de datación, la bioestratigrafía (de roedores extintos y otros animales), la luminiscencia óptica del sedimento y el paleomagnetismo...

Insect diet helped early humans build bigger brains

Figuring out how to survive on a lean-season diet of hard-to-reach ants, slugs and other bugs may have spurred the development of bigger brains and higher-level cognitive functions in the ancestors of humans and other primates, suggests research from Washington University in St. Louis.

"Challenges associated with finding food have long been recognized as important in shaping evolution of the brain and cognition in primates, including humans," said Amanda D. Melin, PhD, assistant professor of anthropology in Arts & Sciences and lead author of the study.

"Our work suggests that digging for insects when food was scarce may have contributed to hominid cognitive evolution and set the stage for advanced tool use."

Based on a five-year study of capuchin monkeys in Costa Rica, the research provides support for an evolutionary theory that links the development of sensorimotor (SMI) skills, such as increased manual dexterity, tool use, and innovative problem solving, to the creative challenges of foraging for insects and other foods that are buried, embedded or otherwise hard to procure.

Published in the June 2014 Journal of Human Evolution, [...] sciencedaily.com


Actualización 04-07-14: ¿Comer insectos contribuyó al desarrollo cerebral de los primeros humanos?
Cuando la comida escasea, los alimentos vegetales ya no dan más de sí, y las presas de buen tamaño son muy inferiores en número a las de tamaño minúsculo, comer insectos puede ser el único modo factible de nutrirse de carne. Sin embargo, los insectos, por su pequeño tamaño, no son fáciles de detectar y atrapar.

Hace tiempo que se reconoce a las dificultades asociadas a encontrar comida como algo importante en el proceso de modelar la evolución del cerebro y la cognición en primates, incluyendo humanos.

La necesidad de subsistir, durante largas temporadas, de una dieta rica en hormigas y otros insectos y animales diminutos podría haber espoleado el desarrollo de cerebros más grandes y funciones cognitivas de más alto nivel en los ancestros de los humanos actuales y de otros primates. Esta es la conclusión a la que ha llegado en una investigación el equipo de la antropóloga Amanda D. Melin de la Universidad Washington en San Luis de Misuri, Estados Unidos, así como la bióloga Hilary C. Young y las antropólogas Krisztina N. Mosdossy y Linda M. Fedigan, las tres últimas de la Universidad de Calgary, en Canadá.

Basándose en un estudio de cinco años sobre monos capuchinos en Costa Rica, la investigación apoya la teoría evolutiva que enlaza el desarrollo de las habilidades sensoriomotoras, tales como una destreza manual notable, el uso de herramientas, y la adopción de soluciones innovadoras para problemas, a los retos creativos inherentes a localizar insectos y otras fuentes de comida que se encuentren enterrados, ocultos bajo otras superficies o que sean difíciles de localizar y atrapar por cualquier otro motivo.

Este estudio es el primero que proporciona pruebas de campo detalladas sobre cómo los cambios estacionales en la disponibilidad de alimentos influyen en los patrones de búsqueda de comida de los monos capuchinos salvajes.

Las científicas comprobaron que los monos capuchinos comen insectos difíciles de encontrar todo el año, pero intensifican su consumo estacionalmente, durante la temporada en que su comida preferida, la fruta madura, es menos abundante.

Los monos capuchinos son modelos excelentes para examinar la evolución del tamaño del cerebro y la inteligencia ya que para su pequeño tamaño corporal, poseen cerebros impresionantemente grandes.  Saber acceder a los insectos ocultos y bien protegidos que viven en las ramas de los árboles y bajo las cortezas es una tarea cognitivamente exigente.

Blood residue from ancient tools reveals clues about past

Blood residue on spear points and other ancient stone tools made by American Indians thousands of years ago is providing scientists based at the Savannah River Site with new clues about life in the Carolinas thousands of years in the past.

1/8. SUBMITTED PHOTO Bob Van Buren, a Savannah River Archeological Research Program volunteer, holds an Early Archaic point that was used in a residue study.

The research is producing interesting information that indicates what animals those early people hunted and when huge Pleistocene creatures such as mammoths and mastodons might have ceased to exist.

“The results are interesting, but they are not conclusive,” said Christopher Moore, outreach coordinator for the Savannah River Archeological Research Program. “The evidence needs to be tested further; right now, there still are a lot of unknowns.”

Moore and his colleagues are working to interpret the data from the three studies. The tools they looked at were made anywhere from 13,000 to 500 or 600 years ago. They were found at a Carolina bay at the Savannah River Site known as Flamingo Bay, at other locations in the CSRA and in the Fort Bragg area in eastern North Carolina.

Some of the tools were excavated while others were found on the ground’s surface. Some were collected without human hands touching them to help rule out contamination.

All were sent to the University of Calgary in Canada to be analyzed using a technique called crossover electrophoresis. The scientists also examined soil samples from areas surrounding some of the tools. [...] aikenstandard.com via archaeology.org