martes, 15 de julio de 2014

Felsbilder im Hunsrück: Erst altsteinzeitliche Felskunst in Deutschland

(Arte rupestre en Hunsrück: el primer arte paleolítico de Alemania)

01.07.2014. Der Fundort der Felsgravuren liegt in einem Steilhang. Es handelt sich nach Angaben der Generaldirektion Kulturelles Erbe Rheinland-Pfalz (GDKE) um den aktuell nördlichsten Fund paläolithischer - so der Fachausdruck für altsteinzeitliche - Felskunst in Europa überhaupt. Vergleichbare Felsgravierungen seien bisher nur in Portugal, Spanien und Frankreich bekannt. [...] rhein-zeitung.de / Link 2 / Link 3


Vía facebook.com/rockartconservation
Entrada relacionada (2011)


Actualización 16-07-14Descubren por primera vez grabados rupestres del Paleolítico superior en Alemania (Traducido del alemán por Terrae Antiqvae)

Por primera vez han sido hallados grabados rupestres del Paleolítico Superior en el norte de Alemania, en Hunsrück, Renania-Palatinado.

El descubrimiento, realizado por un vecino de la localidad, el señor Jürgen Weinheimer (izquierda) consiste en una placa de pizarra de 1,2 metros cuadrados con grabados de caballos y otros cuadrúpedos, a la cual se le otorga una datación de entre 20.000 y 25.000 años. Tal descubrimiento fue anunciado por diversos medios alemanes en distintos momentos desde hace unos pocos meses, si bien este magnífico ejemplo de arte rupestre no trascendió a otros medios europeos.

Se da, además, la circunstancia de que el señor Jürgen conocía de la existencia de esta placa desde hace ya 22 de años, y sólo lo reveló hace ocho al arqueólogo Arno Quirin, el cual, junto con otras autoridades lo han dado a conocer oficialmente al público el pasado 1 de julio.

Los motivos del grabado, muy detallados, tienen paralelos en otros hallados en cuevas de Francia y España. No obstante, nunca se habían hallado tan al norte de Europa. Su excelente grado de conservación hace suponer que estuvo protegido casualmente de la interperie. El caballo más pequeño grabado tiene unos 25 centímetros de alto por unos 50 de ancho.

Localizan tres sepulturas de la cultura argárica en Callosa del Segura


blogdelmarqexcavaciones.com

Callosa del Segura (Alicante), 15 jul (EFE).- Tres sepulturas de la época argárica, cultura que pobló el sur de la provincia alicantina hace más de 4.000 años, han sido localizadas en la última campaña de excavaciones del Museo Arqueológico de Alicante (Marq) realizada en un yacimiento arqueológico de Callosa del Segura.

Esas sepulturas, halladas en el interior de una vivienda, son de un menor de dos años -enterrado dentro de un vaso de cerámica-, de un hombre adulto y de un niño de unos 6 o 7 años de edad, junto al que han aparecido dos botones de marfil, según han informado hoy fuentes de la Diputación Provincial.

Los descubrimientos se produjeron el pasado mes de junio durante los trabajos de la tercera campaña de excavaciones que impulsa la Diputación de Alicante, a través del Marq, en el yacimiento de las Laderas del Castillo, en el municipio de Callosa del Segura.

Los enterramientos dentro de las viviendas era una práctica habitual de la antigua cultura argárica, han señalado las mismas fuentes.

La denominada cultura del Algar corresponde a la Edad del Bronce y ocupó el área sudoriental de la península ibérica.

Campaña 2013. callosadesegura.es

El yacimiento de Las Laderas del Castillo fue explorado por primera vez a principios del siglo XX por el jesuita Julio Furgús y, más tarde, por el arqueólogo catalán Josep Colominas. Sin embargo, años después, el yacimiento quedaría abandonado.

Tras comprobar el proceso de deterioro de los restos, la Diputación de Alicante decidió impulsar un proyecto de documentación y excavaciones que se vienen desarrollando desde 2012.

Los diversos trabajos de recuperación, promovidos a través del Marq, han puesto de manifiesto que la aldea era uno de los principales centros poblacionales de la fachada mediterránea, ya que acogía a un millar de habitantes en una extensión superior a las dos hectáreas.

En las tres campañas de excavación desarrolladas en el citado yacimiento alicantino hasta el momento han participado personal de la Diputación de Alicante, del Ayuntamiento de Callosa del Segura y licenciados y estudiantes de las universidades de Alicante, Murcia, Valencia y Autónoma de Madrid.

Entre los hallazgos materiales más sorprendentes se encuentran dos figuritas de terracota con forma de toro, piezas excepcionales de las que apenas existen paralelos en otros poblados argáricos de la península.

La continuidad de las excavaciones permitirá seguir profundizando en el conocimiento de las sociedades arcaicas de la provincia de Alicante y el origen y costumbres de sus primeros habitantes. lavanguardia.com 

Noticia relacionada: 08-07-14. Finalizada la segunda campaña de excavaciones en el yacimiento de Laderas del Castillo | Los Blogs del MARQ: Excavaciones y Yacimientos


Actualización 21-07-14: ARCHAEOLOGISTS UNEARTH GRAVES IN CALLOSA DE SEGURA

The latest excavations by the Archaeological Museum of Alicante (MARQ) at the site of the Argaric 'Hillside Castle' in Callosa del Segura, has exposed three graves inside a family home.

They are of a child under two years old, buried inside an earthenware sontainer, an adult male and a child of about 6 or 7 years of age, next to which they also discovered two important ivory buttons.

Burials inside houses was a common practice by this ancient civilization that lived in the south of the province of Alicante over 4000 years ago.

The discoveries were made last month during the work of the third excavation campaign authorized by the Provincial Council of Alicante and carried out by staff from the museum.

The residents of Algar were a Bronze Age settlement that occupied the southeastern area of the Iberian Peninsula between the years 2100 and 1500 BC. The site of 'Las Laderas del Castillo’ (the Slopes Castle), was first explored in the early twentieth century by Jesuit Julio Furgús and later by the Catalan archaeologist Josep Colominas.

The site is one of the most important Bronze Age settlements found on the Iberian Peninsula covering twenty hectares with over a thousand residents.

Meanwhile a Little further up the coast in Calpe, excavations carried out in Pobla d'Ifach has unearthed a document confirming the ‘right to fire’ in their homes in the fourteenth century. The 'fogatge' was a hearth tax, one of the oldest taxes known, which was imposed on settlements by the landowners, in this case to 100 families, which implies that the settlement would have about 400 inhabitants.

The team of archaeologists from the Archaeological Museum of Alicante (MARQ) have so far discovered 50 tombs in which the have made many new ‘finds’. including many bodies of children, their bones showing signs of premature disease which suggests they were suffering from poor nutrition.

Archaeologists have speculated that the settlement came north, perhaps from Lleida, looking for a better life.

Ötzi's non-human DNA: Opportunistic pathogen discovered in Iceman tissue biopsy



Ötzi's human genome was decoded from a hip bone sample taken from the 5,300 year old mummy. However the tiny sample weighing no more than 0.1 g provides so much more information. A team of scientists from EURAC in Bolzano/Bozen together with colleagues from the University of Vienna successfully analysed the non-human DNA in the sample. They found evidence for the presence of Treponema denticola, an opportunistic pathogen involved in the development of periodontal disease. Thus, by just looking at the DNA, the researchers could support a CT-based diagnosis made last year which indicated that the Iceman suffered from periodontitis. The results of the current study have recently been published in the online scientific journal PLOS ONE. [...] sciencedaily.com

Entrada relacionada (2013)


Actualización 16-07-14: Ötzi, el "hombre de hielo", padecía enfermedad periodontal
Investigadores del Instituto EURAC en Bolzano (Italia) y de la Universidad de Viena han descubierto un patógeno oportunista en una biopsia de tejido del "hombre de hielo" Ötzi, un cazador que vivió hace unos 5.300 años y que, por aquel entonces, murió desangrado...

¿Tenían los primeros Homo sapiens las habilidades lingüísticas de los Neandertales?

No hubo una separación total entre los primeros hombres y los neandertales. El hallazgo de evidencia genética ha demostrado que el cruce entre ambos no solo fue viable, sino -probablemente- común. 
 
El doctor Antoni Gomila investigó uno de los enigmas que surgieron a partir de este descubrimiento. Para entender mejor este hallazgo científico, “imaginemos que un grupo de homo sapiens secuestró a una mujer neandertal para tener más capacidad de reproducción”, comenta Gomila. Si estas especies coexistieron e, incluso, pudieron cruzarse, ¿tenían entonces las mismas capacidades de comunicación?

El genotipo lingüístico no existe

La búsqueda de “genes del lenguaje” despierta, cada vez más, el interés de investigadores de las ciencias naturales y sociales. Cuando se halló la evidencia de ADN neandertal en los primeros Homo sapiens, Gomila agrupó, en dos escenarios, las hipótesis sobre el rol de la genética en la evolución del lenguaje. La reproducción conjunta de ambas especies apoya el escenario temprano: si la separación de los primeros hombres y los neandertales fue parcial, el lenguaje no es una propiedad evolutiva única de nuestra especie.

Esto no quiere decir, necesariamente, que los neandertales hayan compartido las mismas habilidades lingüísticas de nuestros primeros ancestros. Gomila argumenta que el hecho de compartir ADN no significa que se tenga el mismo “genotipo lingüístico”, pues este ni existe ni es plausible.

La primera razón es que si bien cada capacidad mental requiere de una estructura genética, esto no implica que haya una parte específica de nuestro ADN que constituya un “genotipo lingüístico”. La segunda: si un bebé necesita estar en contacto con el lenguaje para desarrollar capacidades lingüísticas, un “genotipo lingüístico” no es plausible. La interacción siempre es necesaria.

“El cerebro es el resultado del aprendizaje y viceversa. Nuestras experiencias cotidianas modifican nuestro cerebro. Cuando aprendemos algo, una parte de nosotros cambia de manera permanente: los circuitos cerebrales se reorganizan y los patrones de reacción hormonal se modifican”, agrega Gomila.

Hacer nudos es como construir oraciones


Así, el enigma inicial no puede resolverse solo con la evidencia genética. El factor social es ineludible. Por un lado, Gomila declara que la evidencia arqueológica y forense señala que, culturalmente, los neandertales y los sapiens eran similares.

Pero, por otro, la evidencia indica que los bebés neandertales maduraban mucho más rápido que los bebés homo sapiens; es decir, que los primeros tenían menos tiempo para construir relaciones complejas dentro de su comunidad.

Otra diferencia: en los sitios donde se encontraron restos de hombres neandertales, no se halló evidencia arqueológica de técnicas para hacer nudos. Los primeros sapiens sí las tenían. Así como las oraciones, estas técnicas requieren de la capacidad de estructurar de manera jerárquica y de identificar y crear patrones.

Lo que nos hace ser Sapiens

El doctor Gomila afirma que el lenguaje es un medio muy poderoso para acumular el conocimiento y la experiencia humana, para transmitir esto a las nuevas generaciones y  para ordenar y regular la propia conducta.

Además, el lenguaje permite representar nuestra experiencia de modos cada vez más abstractos: “Identificar el color de un objeto es representar una característica superficial, los pájaros también pueden hacerlo. Pero, gracias al lenguaje, nosotros somos capaces de representar algo por su función y relación con nosotros. También colocamos nuevas etiquetas lingüísticas a las experiencias nuevas”, explica.

Gomila agrega que si bien los animales también pueden tener señales para indicar peligro (por ejemplo), los humanos podemos comunicar el por qué hay peligro. Otro ejemplo: “Los primates pueden responder a imperativos como ‘haz esto’, ‘toma esto’. Pero, nosotros, además, podemos describir esas acciones”.

La capacidad del lenguaje es lo que separa a los humanos de los animales. Y esta capacidad, elevada y desarrollada en otros niveles, es lo que separó a los primeros sapiens de los neandertales. El análisis de la evidencia arqueológica lo señala. Así, lo más probable es que el enigma inicial tenga un “no” como respuesta.

El doctor Gomila visitó la Universidad para dirigir talleres sobre cognición y evolución, organizados por el grupo Mente y Lenguaje. puntoedu.pucp.edu.pe

Gonfoterios, los elefantes ancestrales que convivieron con los primeros americanos

Hallan restos de estos animales en yacimientos de 13.400 años de antigüedad de la civilización clovis en México

Estas esculturas, realizadas por el artista mexicano Sergio de la Rosa, muestran tres ancestros de los elefantes: el mastodonte, el mamut y el gonfoterio

El gonfoterio, un ancestro de los elefantes, como el mamut o el mastodonte, pero poco más grande que un bisonte moderno, desapareció de Norteamérica, según se creía hasta ahora, antes de que llegaran los humanos. Sin embargo, nuevos hallazgos paleontológicos demuestran que estos animales no solo continuaban allí, sino que formaron parte de la lista de presas que los clovis, posiblemente los primeros seres humanos del continente, cazaban para alimentarse hace al menos unos 13.400 años.

Arqueólogos de la Universidad de Arizona (EE.UU.) han descubierto artefactos de la cultura prehistórica de los clovis junto a los huesos de dos gonfoterios en un yacimiento arqueológico en el noroeste de Sonora, México. El descubrimiento sugiere que los clovis probablemente cazaban y comían gonfoterios. Los miembros de esta cultura ya eran bien conocidos como cazadores de los primos de los gonfoterios, los mamuts y mastodontes.

Aunque ya se conocía que los humanos han cazado gonfoterios en América Central y del Sur, esta es la primera vez que esta relación se confirma en América del Norte, dice el arqueólogo Vance Holliday, coautor de una nueva investigación, publicada este semana en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

Los gonfoterios eran más pequeños que los mamuts, aproximadamente del mismo tamaño que los elefantes modernos. En el pasado estuvieron muy extendidos por América del Norte, pero parecían haber desaparecido del registro fósil del continente mucho antes de que los humanos llegaran a América del Norte, lo que ocurrió hace de unos 13.000 a 13.500 años, durante la última Edad de Hielo.

Sin embargo, los huesos encontrados por Holliday y sus colegas tienen unos 13.400 años. En la excavación de los huesos también descubrieron numerosos artefactos clovis de la misma época, incluyendo puntas de proyectiles o puntas de lanza, así como herramientas de corte y lascas de pedernal. Se trata de uno de los sitios clovis conocidos más antiguos de América del Norte.

La posición y la proximidad de los fragmentos de las armas clovis y los huesos de los animales sugieren que los humanos los mataron allí. El hallazgo «añade otro elemento al menú de los clovis», dice Holliday. abc.es


1/2. This quartz Clovis spear point was found near the gomphothere bones at El Fin del Mundo, an archeological site in northwestern Mexico.

The discovery at the El Fin del Mundo site in northwestern Mexico's Sonora Desert provides the first archaeological evidence that the so-called Clovis people, who belonged to the earliest well-defined culture of the New World, preyed upon gomphotheres, ancient animals similar in size to modern-day elephants.  

It's not just the meal that has archaeologists intrigued; it's the age of the leftovers. El Fin del Mundo is one of the oldest and southernmost Clovis sites ever discovered, according to University of Arizona archaeologist Vance Holliday, a co-author of the study announcing the find, released Monday by the Proceedings of the National Academy of Sciences. Far from the famous Bering land bridge, the location has researchers questioning the origin of our early ancestors...

Entrada relacionada (2012)