viernes, 18 de julio de 2014

Audiosignoguía: Cueva de los Murciélagos (Frigiliana, Málaga) - YouTube




Vídeo YouTube por Jose Antonio Fortis el 12/06/2013 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.7 nº 4.

Museo Arqueológico de Frigiliana (MAF) 

AV Maltravieso - YouTube




Vídeo YouTube por canimal el 25/11/2013 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.7 nº 5.

made by César González
Realizado para "Reinadecorazones".
Animaciones realizadas en Flash, y postproducidas en After Effects.

Diecinueve años de fructíferas excavaciones en Lezetxiki

Diecinueve años después de que dieran comienzo las campañas de excavaciones en el yacimiento de Lezetxiki, los hallazgos continúan siendo fecundos.

Hallazgos. El equipo de trabajo, dirigido por el profesor Arrizabalaga, ha recogido diverso material que será analizado y estudiado. / O.C.F.

La campaña de esta edición ha sido fructífera ya que la superficie de excavación se ha ampliado en uno de sus laterales y ha ganado en profundidad. «Hemos entrado en unos niveles que están muy bien conservados; la cueva se conserva en mejores condiciones y el material de ella también. Los restos no sólo son de osos. Se intensifica la presencia y actividad humana y cada vez se nota una actividad más intensa de los seres humanos, que cazan, que vienen con las presas aquí, hay huesos que aparecen quemados, y otros muchos que aparecen hendidos para extraer la médula ósea que para ellos era muy nutritiva», apuntó el profesor de la UPV y miembro de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, Álvaro Arrizabalaga.

Entre los materiales encontrados este año destacan restos de fuego y comida, huesos de animales como el oso cavernario e industria lítica. «Curiosamente la pasada campaña, la 18, y la actual, que es la 19, han sido para nosotros y para nuestra sorpresa, las más ricas. Se supone que debería ir descendiendo la densidad del yacimiento pero lo que nos pasa es al revés. Ahora mismo estamos empezando a excavar en el nivel U que calculamos que estará en 180.000 o 200.000 años aunque eso todavía está por confirmar», manifestó Arrizabalaga.

Una veintena de estudiantes

Un verano más, una veintena de estudiantes de Geología, Historia y Arqueología, han trabajado en la cueva, codo con codo, desde el pasado 30 de junio, y culminan mañana esta experiencia, bajo la dirección de Arrizabalaga. Mientras unos, como Javier Somoza, es el primer año que acuden a Lezetxiki, otros como Eder Domínguez y Alejandro Prieto, ya llevan desempeñando estos trabajos en el yacimiento arrasatearra desde hace seis años, algo que califican como «una experiencia muy positiva», y que combinan con otras excavaciones en otros municipios como Azpeitia o Abadiño.

Los trabajos que se realizan en Lezetxiki parecen no tener fin. En palabras de Arrizabalaga «todavía quedan campañas por realizar porque sedimento queda seguro. Sabemos que tenemos por debajo de esto como mínimo un metro o más, lo cual significaría según la media de la velocidad de crucero de las excavaciones, unos dos años más como mínimo».

El yacimiento continúa a día de hoy sin contar con la protección legal que brinda la Ley de Patrimonio Cultural vigente desde 1990, a pesar de que se han cursado diferentes solicitudes desde 1991 para que se proteja la cueva; la última, en noviembre de 2011, apoyada por Aranzadi, el Ayuntamiento, la Diputación y Arrasate Zientzia Elkartea. «La primera solicitud se realizó en el año 97, y luego se han hecho varias más; la última hace dos años. Yo casi ya he tirado la toalla, porque tengo la sensación de que no va a llegar, al menos próximamente», indicó Arrizabalaga.

En 1956

Fue en 1956 cuando Joxe Miguel Barandiaran comenzó su trabajo en las excavaciones, descubriendo en Lezetxiki el resto humano más antiguo de Euskal Herria, el húmero de una mujer, en 1964.
Además, dos dientes neandertales, fósiles de osos de las cavernas, bisontes, cabras montesas, los restos de un macaco de berbería, uno de los últimos monos que habitaron en Europa y un ratón de abedul (sicista betulina) son ejemplos de la nutrida lista de hallazgos que avalan la importancia del yacimiento arrasatearra. O.C. FERNÁNDEZ / diariovasco.com

Hellín podría convertirse en un lugar clave para solucionar problemas de investigación prehistórica


Fotografía facilitada por el profesor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Alberto Mingo, de las excavaciones que se han llevado a cabo en el yacimiento arqueológico El Acebuchal.

Durante siete días un equipo de estudiantes y arqueólogos de la UNED, dirigidos por el profesor Alberto Mingo, ha excavado en un nuevo yacimiento arqueológico dentro del término municipal de Hellín, un abrigo al que se le ha puesto por nombre “El Acebuchal”, y cuya existencia se conoce desde hace unos cuantos años, tras el inicio de las excavaciones en Cueva Blanca, también dirigidas por Mingo junto a Jesús Barba.

Se trata de un abrigo de considerable extensión y en el que sus investigadores parten con la hipótesis de que se trata de un lugar de habitación con la misma cronología que la que afirman que tienen otros yacimientos en los que están trabajando, como Cueva Blanca o Pico de la Tienda, que sitúan en el Mesolítico, entre el 9.000 y el 5.000 a.C.

El Mesolítico, que algunos autores prefieren denominar Epipaleolítico, es un largo periodo de transición entre el Paleolítico y el Neolítico, que puede ser identificado con las últimas sociedades de cazadores-recolectores. Los hábitos de las gentes del epipaleolítico eran básicamente nómadas, con asentamientos estacionales de invierno y campamentos de verano, aunque poco a poco se fueron volviendo más sendentarios. Esto fue posible gracias a la ampliación del espectro alimentario, que incluyó una gran variedad de alimentos que los especializados cazadores del Paleolítico superior no consumían. Relacionado con estos cambios de dieta estaría la mayor diversificación, especialización y cantidad de utensilios líticos.

Alberto Mingo dirige el proyecto de investigación titulado “La transición humana del Mesolítico al Neolítico en los campos de Hellín”, que comenzó en 2008 y que se ha centrado en estas últimas campañas en los estudios de población, economía y sociedad de este periodo, aunque el proyecto se inició con un claro intento de tratar de determinar la cronología de los abrigos con arte rupestre cercanos, como la propia Cueva Blanca o el Abrigo Grande de Minateda.

En la actualidad varios son los equipos de investigación que están trabajando en estos periodos en nuestro municipio, sin contar los que se dedican en exclusiva al estudio del arte rupestre, y ninguno parece ponerse de acuerdo a la hora de fechar tanto asentamientos como manifestaciones artísticas.

Un interesantísimo debate científico entre partidarios de que el arte rupestre levantino sea una expresión del epipaleolítico-mesolítico o sea una manifestación neolítica se está produciendo en los últimos años en nuestro país, y quién sabe si todo el trabajo que se está llevando a cabo en nuestro término municipal pueda ser la clave para ratificar cualquiera de las dos posibilidades, puesto que, hoy por hoy, ambas tienen argumentos a favor y en contra.

Mientras que el equipo que encabeza Alberto Mingo parece decantarse por una cronología mesolítica para estos yacimientos y para el arte rupestre levantino, otros investigadores como Gabriel Atiénzar, que recientemente dirigía la excavación de un yacimiento como acción preventiva frente al avance de una de las canteras que la empresa Levantina S.L. posee en Torreuchea, y en la que se documentó un amplio sector de un poblado en ladera formado por cabañas circulares, apunta a que buena parte de la ocupación de estos yacimientos y de la plasmación de las pinturas rupestres son claramente de cronología neolítica.

Solo la continuación de todos estos trabajos y, sobre todo, la publicación de los resultados, de los que conocemos tan solo datos muy parciales, podrán situarnos más cerca de una u otra posibilidad, y quien sabe si aportar algún dato para solucionar uno de los debates más candentes de toda la investigación prehistórica en la Península. elobjetivodehellin.com  / Link 2

Noticia relacionada: Curso de Arquelogía de la UNED en Hellín
Del 20 al 27 de septiembre tendrá lugar en La Escarihuela de Agramón un curso de extensión universitaria de la UNED con el título de "Teoría y práctica de una excavación arqueológica: el yacimiento neolítico de Pico Tienda (Hellín, Albacete)"...

Entrada relacionada (Audio)