jueves, 24 de julio de 2014

Jornada de puertas abiertas en el Cabezo Redondo y el Museo Arqueológico

Este próximo fin de semana se celebrarán las tradicionales jornadas de puertas abiertas y visitas guiadas por los yacimientos arqueológicos del Cabezo y Redondo y por el Museo Arqueológico de Villena

3/4

El próximo sábado y domingo 26 y 27 de julio tendrán lugar las XVIII Jornadas de Puertas Abiertas del Cabezo Redondo. Se trata un año más de la oportunidad para visitar y conocer uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Edad del Bronce en la Península Ibérica acompañados por el grupo de arqueología que realiza las excavaciones “ArqueUA” de la Universidad de Alicante.

Se organizarán visitas guias al poblado prehistórico así como a la Sala de Exposiciones del Museo Arqueológico José María Soler con las explicaciones de los descubrimientos realizados en los últimos tiempos. Además el Museo ha organizado un taller gratuito titulado “Laboratorio Arqueología” para explicar el proceso que siguen las piezas arqueológicas desde que son extraídas del yacimiento hasta que llegan a las vitrinas del Museo. Laura Hernández, directora del Museo lo ha calificado como “un proceso sistemático y científico que sorprenderá a aquellos que lo desconozcan”. [...] elperiodic.com/

Entrada relacionada

Actualización: Una plaga de conejos obliga a reforzar los muros del yacimiento de la Edad de Bronce
Los agujeros que excavan los animales ponen en peligro construcciones levantadas hace tres milenios

1/2.

La sequía y la plaga de conejos son los grandes enemigos del yacimiento de la Edad del Bronce del cabezo Redondo de Villena. Por ello, en los primeros días de la campaña anual de excavaciones arqueológicas se limpiaron y consolidaron los polvorientos departamentos en los que está dividido. Mauro Hernández, catedrático de Prehistoria y director de la excavación, destacó que «además de ver grandes madrigueras, hemos observado gran cantidad de excrementos de conejos»...

Nuevos sondeos acercan el karst de Atapuerca a cronologías africanas


2/2. Prospección que se ha realizado al pie de Gran Dolina para estudiar la geofísica de Atapuerca. Luis López Araico

Los yacimientos de Atapuerca podrían deparar nuevas sorpresas cuando se conozcan los resultados de los sondeos que se están llevando a cabo para conocer la antigüedad del sistema kárstico. Según los primeros indicios, podría haber sedimentos de entre 1,5 y 2 millones de años, lo que les acercaría a cronologías africanas como las de Olduvai (Tanzania).

Los propios codirectores han sido los encargados de abrir manualmente un sondeo a los pies del yacimiento de Gran Dolina, en el que se encontraron hace 20 años los primeros restos de Homo antecessor, la nueva especie datada en 900.000 años, y la idea es seguir haciendo más en sucesivas campañas. «Nuestra hipótesis era que no íbamos a encontrar nada más antiguo de 1,5 millones de años pero empezamos a pensar que se podíamos cambiarla al haber cuevas abiertas y registros más antiguos. Pensamos que podemos tener cronologías como las de Olduvai en la Trinchera del Ferrocarril», indicó Eudald Carbonell, codirector de las excavaciones de Atapuerca.

En el mismo sentido, Juan Luis Arsuaga, otro de los codirectores, asegura que la formación del karst es más antiguo de que lo que se pensaba. «Para que haya relleno tiene que haber formación de cavidades. Creo que el gran tesoro por descubrir y que convertirá de nuevo a Atapuerca en un yacimiento histórico es el nivel TD6 de Gran Dolina. Cada año nos falta menos para llegar», apuntó.

Todas las cuevas de la Sierra de Atapuerca estaban conectadas, es decir, formaban parte de una misma red kárstica, aunque no estén comunicadas en la actualidad. Los investigadores las estudian desde la superficie, con métodos de prospección geofísica, para averiguar por dónde van las galerías y cómo se cruzan. Según avanzó Eudald Carbonell, la idea es trabajar cuatro o cinco años en este ámbito y alcanzar también cronologías del Paleolítico Superior, similares a los de las cuevas de Altamira.

De este modo, los científicos podrían reconstruir la evolución humana desde la actualidad hasta hace 1,5 millones de años y todo ello en un mismo espacio (hasta ahora el resto más antiguo es una mandíbula de 1,3 millones encontrada en la Sima del Elefante). «Tenemos el mejor registro fósil de Eurasia y debemos seguir apostando por este proyecto científico porque aportará mucha información sobre la evolución humana».

La idea es continuar con estos sondeos en la superficie que está por encima de la Trinchera del Ferrocarril. «Queremos saber si debajo de Gran Dolina hay cronologías de 1,7 millones de años como las de Olduvai. Hemos abierto el melón y en Atapuerca hay trabajo para muchos años», añadió Carbonell.

Campaña 2015

La actual campaña de excavación, que se inició el pasado 2 de julio, echa el cierre y mañana la consejera de Cultura, Alicia García, presentará los hallazgos junto a los tres codirectores, así como también el Congreso Internacional de Ciencias Históricas y Protohistóricas que se celebrará en Burgos y reunirá a más de 3.000 científicos de todo el mundo.

Al igual que ocurriera en 2013, la de este año ha durado solo un mes. Sin embargo, la previsión es que la de 2015 vuelva a extenderse durante mes y medio como consecuencia de la recuperación económica. Además, de la financiación de las excavaciones, la Junta ha cedido gratuitamente la residencia Gil de Siloe para la estancia de los investigadores de fuera.

La campaña se han centrado en los yacimientos de Gran Dolina, Galería, Sima del Elefante, Portalón, Sima de los Huesos, Galería de las Estatuas y el asentamiento al aire libre Fuente Mudarra. Durante la jornada de ayer se inició también la limpieza de la Trinchera para dejarla preparada para la visita científica de septiembre. diariodeburgos.es


Actualización: Encuentros en Atapuerca… en busca de Olduvai | Laboratorio para Sapiens

1/10. Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro, en el agujero de Gran Dolina. |ROSA M. TRISTÁN

... Al fondo, justo a los pies del yacimiento de la Gran Dolina, me encuentro con Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro, de barro hasta las cejas y con picos entre las manos. Son dos de los tres codirectores de un proyecto que este verano ha movilizado a 150 personas ( aunque necesitaría el doble) y andan estos días localizando la base de los sedimentos para confirmar la cronología más antigua de la sierra, el llamado ‘subcron’ Olduvai, de hace casi dos millones de años. “Mira las manos, llenas de callos. No parecen de catedrático”, me dice Carbonell al saludarme. [...]


Actualización 27-07-14: Vídeo. Excavando en Dolina, Atapuerca


Vídeo YouTube por cyltvBurgos el 25/7/2014 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.9 nº 10.

Actualización 08-08-14: Vídeo. Datación más antigua de Atapuerca: Cueva de Dolina


Vídeo YouTube por cyltvBurgos el 30/7/2014 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.9 nº 12. 

3-D image of Paleolithic child's skull reveals trauma, brain damage


This is a 3-D reconstruction of skull compound fracture and endocranial surface changes. PLoS ONE

Three-dimensional imaging of a Paleolithic child's skull reveals potentially violent head trauma that likely lead to brain damage, according to a study published July 23, 2014 in the open-access journal PLOS ONE by Hélène Coqueugniot and colleagues from CNRS -- Université de Bordeaux and EPHE.

A Paleolithic child that lived ~100 thousand years ago found at Qafzeh in lower Galilee, Israel, was originally thought to have a skull lesion that resulted from a trauma that healed. The child died at about 12-13 years old, but the circumstances surround the child's death remain mysterious. To better understand the injury, the authors of this study aimed to re-appraise the child's impact wound using 3D imaging, which allows scientists to better to explore inner bone lesions, to evaluate their impact on soft tissues, and to estimate brain size to reconstruct the events surrounding the skull trauma.

3D reconstruction reveals that the child's skull fracture appears to be compound, with a broken piece depressed in the skull, surrounded by linear fractures. The authors suggest that this fracture type generally results from a blunt force trauma, often a result of interpersonal violence, but can also occur accidentally. The depressed fracture was likely caused a moderate traumatic brain injury, possibly resulting in personality changes, trouble controlling movements, and difficulty in social communication. The authors conclude that, the child represents the oldest documented human case of severe skull trauma available from south-western Asia. Furthermore, the child appears to have received special social attention after death, as the body positioning seems intentional with two deer antlers lying on the upper part of the adolescent's chest, likely suggesting a deliberate ceremonial burial.

Hélène Coqueugniot added, "Digital imaging and 3D reconstruction evidenced the oldest traumatic brain injury in a Paleolithic child. Post-traumatic neuropsychological disorders could have impaired social life of this individual who was buried, when teenager, with a special ritual raising the question of compassion in Prehistory." [...] sciencedaily.com/


Actualización: Le mystère de l’enfant aux bois de cerf 
 Le crâne d'une des plus anciennes sépultures de la préhistoire vient d'être passé au scanner. Les résultats éclairent les raisons de l'inhumation, il y a près de cent mille ans... (Vidéo) Vía lithos-perigord.org (Ver B&W4)

2/2. La sépulture de l'adolescent à Qafzeh
Anne-Marie Tillier

Actualización 08-08-14: Reconstruyendo la lesión craneal de un niño de hace cien mil años
Las imágenes 3D del cráneo de un niño del Paleolítico, obtenidas y analizadas en un nuevo estudio, han revelado un fuerte traumatismo craneal, potencialmente fruto de un acto violento, capaz de producir lesiones cerebrales.

Los restos mortales de este niño, que vivió hace unos 100.000 años, fueron hallados en Qafzeh, cerca de Nazaret, en la Baja Galilea, Israel. El niño murió alrededor de los 12 ó 13 años de edad, pero las circunstancias en torno a su muerte no quedaron nada claras. Para entender mejor la lesión, el equipo de Hélène Coqueugniot, integrado por especialistas del Centro Nacional francés para la Investigación Científica (CNRS), la Universidad de Burdeos y la Escuela Práctica de Altos Estudios (EPHE, por sus siglas en francés) decidió reevaluar los efectos de la herida en el niño usando imágenes 3D de escaneos. Estas imágenes permitieron a los expertos explorar mejor las lesiones óseas internas, evaluar su impacto en los tejidos blandos y estimar el tamaño del cerebro, para reconstruir, hasta donde fue posible, los hechos que condujeron al traumatismo craneal.

La reconstrucción 3D ha revelado que la fractura craneal del niño parece constar de una pieza rota hundida en el cráneo, rodeada de fracturas lineales. Los autores del estudio sugieren que este tipo de fractura generalmente es resultado de una contusión, causada a menudo por violencia entre personas, pero también por accidentes. La fractura hundida probablemente fue causada por un traumatismo craneoencefálico moderado, y posiblemente produjo cambios de personalidad, dificultad para controlar los movimientos y dificultades para la comunicación social. Los investigadores han llegado a la conclusión de que este niño representa el caso humano documentado más antiguo de traumatismo craneal severo descubierto en el sudoeste de Asia. Además, todo apunta a que el niño, después de su muerte, recibió una atención social especial propia de un entierro ceremonial, ya que parece que le colocaron intencionalmente dos astas de ciervo sobre la parte superior del pecho.

Wyoming cave with fossil secrets to be excavated


2/2.

CHEYENNE, Wyo. (AP) - For the first time in more than 30 years, paleontologists are about to revisit one of North America's most remarkable troves of late Pleistocene fossils: The bones of tens of thousands of animals piled at least 30 feet deep at the bottom of a sinkhole-type cave.

Natural Trap Cave in north-central Wyoming is 85 feet deep and almost impossible to see until you're standing right next to it. Over tens of thousands of years, many, many animals - including now-extinct mammoths, short-faced bears, American lions and American cheetahs - shared the misfortune of not noticing the 15-foot-wide opening until they were plunging to their deaths.

Now, the U.S. Bureau of Land Management is preparing to reopen a metal grate over the opening to offer scientists what may be their best look yet at the variety of critters that roamed the foothills of the Bighorn Mountains during the planet's last glacial period around 25,000 years ago.

Des Moines University paleontologist Julie Meachen said she has been getting ready to lead the international team of a dozen researchers and assistants by hitting the climbing gym. [...] myfoxdfw.com


Actualización 27-07-14:  Unos científicos buscan en una cueva de Wyoming secretos de la glaciación 

Por Laura Zuckerman (Reuters) - Un grupo de científicos va a comenzar a excavar a principios de la próxima semana en una antigua sima de Wyoming que contiene un raro botín de restos fósiles de animales prehistóricos, como mamuts y lobos gigantes, conservados inusualmente bien.

Las dos semanas de excavación, que tienen previsto empezar el lunes bajo la dirección de la paleontóloga de la universidad de Des Moines Julie Meachen, suponen la primera exploración de la cueva Natural Trap desde su descubrimiento en los años 70.

En ese momento, los científicos hallaron que en el fondo de la caverna se habían ido depositando fósiles, algunos con una antigüedad de casi 100.000 años, pero hasta el momento no se ha llevado a cabo una expedición completa.

La cueva, formada al derrumbarse el suelo de caliza en la base de las montañas Bighorn, se convirtió en una tumba para miles de antiguos mamíferos que cayeron en el agujero, entonces oculto por la vegetación.

Las condiciones de la sima son frías y húmedas, lo que permite un grado de conservación de los fósiles que generalmente sólo se asocia con los que han permanecido congelados en Siberia o el Ártico, dijo Meachen.
"Cayeron en un frigorífico", dijo sobre animales como camellos, leones americanos, leopardos, mamuts u osos.

Meachen encabezará un equipo de científicos internacionales que descenderán a la cueva -cuya boca está cubierta desde hace décadas por una rejilla de metal instalada por los gestores federales del terreno - donde cargarán los fósiles en cubos para ser elevados a la superficie.

El análisis de los fósiles recuperados se prevé que aporte nueva información sobre el clima, la dieta y la diversidad genética de los mamíferos en América del Norte, que desaparecieron durante la glaciación hace más de 10.000 años.  


Actualización 12-08-14: Video. Insights from Natural Trap Cave


Professor Alan Cooper of the University of Adelaide discusses fossil finds from the Natural Trap Cave in Wyoming. These remains, recovered during the August 2014 expedition to the cave, will be analysed at the Australian Centre for Ancient DNA, Adelaide.


Actualización 12-08-14: Restos de animales prehistóricos fueron descubiertos en una cueva de EU
Un grupo de científicos descendió a una cueva profunda esperando encontrar restos de mamíferos de la Era de Hielo. Lo que encontraron los sorprendió: los restos de cientos de grandes mamíferos prehistóricos.
El tesoro fue descubierto en la cueva Natural Trap en la base de las montañas Bighorn en el norte-centro de Wyoming, Estados Unidos.

"No sabíamos qué esperar. No habíamos estado allí en 30 años y no sabíamos cómo sería la cueva”, dijo a CNN, Julie Meachen, una profesora de la Universidad Des Moines en Estados Unidos. Ella era parte de los científicos que descendieron a la cueva de 25.9 metros para excavar...

Mammoth and Mastodon Behavior Was Less Roam, More Stay at Home


1/3. Research led by UC's Brooke Crowley, posing with this mammoth mandible.

According to research from the University of Cincinnati, the famously fuzzy relatives of elephants liked living in Greater Cincinnati long before it was trendy – at the end of the last ice age. A study led by Brooke Crowley, an assistant professor of geology and anthropology, shows the ancient proboscideans enjoyed the area so much they likely were year-round residents and not nomadic migrants as previously thought.

They even had their own preferred hangouts. Crowley's findings indicate each species kept to separate areas based on availability of favored foods here at the southern edge of the Last Glacial Maximum's major ice sheet.

"I suspect that this was a pretty nice place to live, relatively speaking," Crowley says. "Our data suggest that animals probably had what they needed to survive here year-round."

COULD THE PAST SAVE THE FUTURE?

Crowley's research with co-author and recent UC graduate Eric Baumann, "Stable Isotopes Reveal Ecological Differences Among Now-Extinct Proboscideans from the Cincinnati Region, USA," was recently published in Boreas, an international academic research journal [...] uc.edu


Actualización: Mamuts y mastodontes preferían quedarse en casa
La antropóloga y geóloga Brooke Crowley, de la Universidad de Cincinnati, en EE. UU., está convencida de que los mamuts y mastodontes, al menos los que rondaron el noreste americano hasta hace entre 9.000 y 11.000 años, eran animales más sedentarios de lo que se cree.

En general, la mayoría de los paleontólogos ha venido sosteniendo que estos grandes proboscidios no solían permanecer mucho tiempo en el mismo territorio, sino que preferían mantenerse en movimiento.

No obstante, los datos obtenidos por el equipo de Crowley sugieren que cuando hallaban una zona con suficientes recursos se quedaban en ella. De hecho, ambas especies se asentaban en áreas diferentes, según donde encontrasen sus alimentos favoritos.

“Existen marcadas diferencias entre los fósiles de una región y otra”, destaca Crowley, cuyo estudio ha sido publicado en la revista Boreas. “Las poblaciones de mamuts que habitaban lo que hoy es Nueva York no se comportaban del mismo modo que las que vivían en Florida, por ejemplo”. Para determinarlo, los científicos estudiaron piezas dentales de distintos especímenes conservados en museos de Ohio y Kentucky.

El análisis de los isótopos estables de ciertos elementos (unos átomos no radiactivos con distinto número de neutrones que los normales) contenidos en ellos aporta pistas sobre la vida de los animales.

Así, la firma isotópica del carbono proporciona información sobre su dieta, mientras que la del oxígeno muestra las condiciones climáticas con las que tuvieron que lidiar. La del estroncio, por su parte, puede utilizarse para conocer su origen y determinar si se desplazaron mientras se formaban sus denticiones.

El examen de los restos reveló que los mamuts consumían más plantas herbáceas que los mastodontes (estos preferían las hojas y arbustos) y que estos últimos optaban por enclaves más alejados del hielo y próximos a los bosques.

Eso sí, en casi todos los casos, el estroncio reveló que ingerían agua de la misma región, lo que cuestiona que fuesen mamíferos nómadas. Los investigadores esperan que su trabajo pueda servir para idear nuevas estrategias de conservación de los elefantes en Asia y África.