martes, 5 de agosto de 2014

Muestra sobre arte rupestre paleolítico en el MUPAC

El Museo acoge hasta el 28 de septiembre una "visión personal" de este arte de Ludovico Rodríguez, quía de Monte Castillo y Hornos de la Peña


EUROPA PRESS. El Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria acoge desde este martes, 5 de agosto, y hasta el próximo 28 de septiembre, la primera de sus exposiciones temporales, que versa sobre el arte rupestre paleolítico.

La muestra, que lleva por lema 'Mi tiempo en la Prehistoria-Atrapado en sus redes', está integrada por 24 obras de Ludovico Rodríguez, guía desde hace casi 30 años de las cuevas Monte Castillo y Hornos de la Peña.

Constituye una visión "personal" y "reinterpretativa" del autor acerca del arte rupestre, que "sale" así de las cuevas para mostrar a visitantes y turistas cómo se hicieron las pinturas prehistóricas.

El objetivo de la exposición, en la que se pueden contemplar motivos de este arte --como signos, manos y animales, pintados sobre papel de acuarela, que refleja la humedad de una cavidad, y con los mismos útiles y pigmentos que empleó el hombre del Paleolítico-- es que a la gente que pase por la exposición "le entren ganas" de conocer las cuevas.

Entre otras obras de Ludovico Rodríguez se pueden contemplar, en esta primera muestra temporal del MUPAC, un bisonte que aparece representado en Altamira, un caballo al galope de La Pasiega, ciervos grabados de El Castillo, un reno de Las Monedas o un mamut de El Pindal, pintados sobre acuarelas con óxido de hierro y otros pigmentos y materiales.

La exposición ha sido presentada a los medios por el propio autor, que ha estado acompañado del consejero de Cultura, Miguel Ángel Serna, el director del Museo, Roberto Ontañón, el director general de Cultura, Joaquín Solanas, o el concejal de Cultura de Santander, César Torrellas, entre otros. gentedigital.es/
 / Link 2

Rare Golden Ornament Unearthed in England


2/2
 
NORTHUMBERLAND, ENGLAND—A gold ornament, thought to be one of the earliest pieces of metalwork in the United Kingdom, was unearthed by four school-aged children during a community excavation at Kirkhaugh. The burial mound at the site was first excavated in 1935 by Herbert Maryon, who unearthed a matching ornament. The tresses, which date to 2,300 B.C., were probably worn in the hair, perhaps by someone who traveled to Britain in search of gold and copper. “It can be regarded as marking the very start of mineral exploitation in the North Pennines, leading in due course to Roman exploitation of lead and silver, and eventually to the vast post-medieval lead industry for which the region is internationally famous,” Paul Frodsham of Altogether Archaeology told The Express. ...
Via archaeology.org

Actualización 06-08-14: Video. Schoolboys find gold hair clip from 4,300 years ago on a community dig in Northumberland

Lección Magistral de Jean Clottes en Candamo



El próximo domingo 10 de agosto a partir de las 13:00 h., el prof. Jean Clottes dará una Lección Magistral desde el Gran Salón de los Grabados de la Caverna. El acto será retransmitido en directo por televisión (TPA) y por Internet a través de la página www.rtpa.es/televisión.


Actualización 11-08-14: La Cueva de Candamo acoge una charla de Jean Clottes con motivo de su centenario
10-08-14. Candamo ha acogido hoy uno de los actos centrales del centenario del descubrimiento de las pinturas de La Peña de Candamo. Un acto que ha tenido como eje central la conferencia de Jean Clottes, uno de los mayores expertos del mundo en arte rupestre.

La Cueva alberga una de las pinturas que mejor ha llegado a nuestros ojos. Para algunos, una yegua preñada para otros, un caballo panzudo. Fuera lo que fuese que el artista quisiera representar, lo cierto es que la figura se ha convertido en el emblema de la cueva... (Vídeo) 


Actualización 15-08-14: Candamo Cave's live TV broadcast
The Candamo Cave in Asturias on the north-west coast of Spain, which was declared a World Heritage Site by UNESCO in 2008, hosted a unique experience earlier this month. As 2014 is the centenary of the discovery of this important painted and engraved cave, Dr. Jean Clottes was invited to give a live televised lecture from within the cave..


Actualización 15-08-14: Vídeo. Los orígenes del arte y Candamo - TPA a la Carta
10-08-14. Retransmisión del acto central del centenario del descubrimiento de la Cueva de Candamo desde el interior de la propia cueva...


Actualización 24-08-14: Fastos nefastos en Candamo
Siempre es un placer tener la oportunidad de escuchar a Jean Clottes hablar sobre arte paleolítico. Experto conocedor del arte rupestre mundial y extraordinario divulgador, contagia su entusiasmo por un patrimonio singular, el arte paleolítico de las cuevas, con cuya gestión ha mantenido fuertes vínculos, como asesor científico de arte rupestre del Ministerio de Cultura de Francia y de la Unesco. La última vez que tuvimos la oportunidad de escucharle fue en Santander, el pasado mes de abril, en el salón de actos del campus universitario, disertando sobre la cueva Chauvet, uno de los grandes sitios con arte paleolítico del mundo.

Parecía así una buena iniciativa contar con él para impartir una conferencia en el marco de los actos de celebración del centenario del descubrimiento de la cueva de La Peña de Candamo y que dicha conferencia fuese retransmitida por televisión e internet, dando la mayor cobertura posible a su presencia en Asturias. Sin embargo, lo que se presentaba como una oportunidad para mostrar la importancia del arte paleolítico en la región, los avances en la investigación y la preocupación por cuestiones de gestión y conservación, aspectos sobre los que la cueva de La Peña encierra importantes singularidades, fue organizado como una ceremonia mediática, bastante alejada de lo que creemos debe ser la gestión responsable del arte rupestre. Se decidió realizar la conferencia dentro de la cueva, convirtiendo el Salón de los Grabados en un estudio de televisión, con todo lo que esto conlleva en medios técnicos y humanos, incluyendo luces y cámaras. A este respecto, cabe recordar que la cueva de La Peña, como resultado de una desastrosa gestión a lo largo de sesenta años, hubo de ser clausurada durante más de una década y que, desde entonces, su estado de conservación es, cuando menos, delicado. Su reapertura pública en los años 90 del siglo XX fue posible precisamente por aquel cierre, tras el que se logró la recuperación de sus constantes ambientales y la disminución de la contaminación orgánica que la afectaba.

El estudio y seguimiento realizados entonces sobre su estado de conservación determinaron una reapertura con estrictas medidas de acceso en lo referido a periodos de apertura, número de visitantes y control de tiempos de visita, así como la limitación de luz al uso exclusivo de linternas portátiles.

Preocupados por los aspectos relacionados con la gestión y la conservación del arte rupestre paleolítico, no podemos sino mostrar inquietud por lo que consideramos una actuación irresponsable por parte de la Consejería de Cultura y de la Dirección General de Patrimonio Cultural, en una cueva donde, dados los antecedentes, se debe ser especialmente cuidadoso. Así, como guías de cuevas con arte rupestre y personal de la Consejería de Cultura, queremos desvincularnos expresa y públicamente de ese acto, con el que entendemos la Dirección General de Patrimonio Cultural, de la que dependemos orgánicamente, no ha hecho otra cosa que contravenir el modelo de gestión vigente.

Para terminar, nos gustaría recordar que, a pesar de la aparente originalidad del evento, no es la primera conferencia que se imparte en el Salón de los Grabados de la cueva de La Peña. Hay noticia de una más, impartida por Aurelio del Llano en 1921 para más de un centenar de personas. Eran aquéllos otros tiempos, caracterizados por el desconocimiento de lo que implica la presencia y actividad humana dentro de una cueva con arte rupestre. Dado que ahora sabemos mucho más, sería conveniente no volver a caer en errores pasados, con el fin de evitar que dentro de otros cien años en La Peña ya no haya nada que celebrar.

González Morales cree que la política debe intervenir "lo menos posible" en la reapertura de Altamira

El director del IIIPC cree que la decisión debe tomarse buscando un "balance equilibrado" entre los intereses sociales y de protección

EUROPA PRESS / 04-08-14. El director del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), Manuel González Morales, ha manifestado que "lo ideal sería que la política interviniera lo menos posible en la cuestión de la reapertura de la cueva de Altamira" y que la decisión final debería tomarse buscando "un balance equilibrado" entre "los intereses sociales y de protección de la caverna".

   Sin embargo, González Morales, que dirige en Ramales de la Victoria el Curso de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) 'Cavernas y cambio climático global: una mirada al pasado', reconoció que "es inevitable" que las cuestiones de tipo político tengan peso en esta decisión porque Altamira forma parte del Patrimonio Mundial, que está gestionado "por las administraciones" y porque existe "un pleito por la titularidad de la cueva" entre "el Estado, el Ayuntamiento de Santillana del Mar y el Gobierno de Cantabria" que "viene de largo".

   En opinión del director del IIIPC, la cueva de Altamira "sí se puede reabrir" al público "aunque sea con limitaciones", porque "cualquier cueva, salvo casos muy extremos, se puede visitar", además de que uno de los fines de los Bienes Patrimonio de la Humanidad es que "desde el punto de vista social, se puedan aprovechar".

   Para González Morales, catedrático de Prehistoria de la UC, "no tendría el menor sentido" que Altamira se vuelva a reabrir "masivamente", pero tras el "análisis de conservación" que se está llevando a cabo con visitas experimentales, se podría plantear "un programa de 5 visitas al día 5 días a la semana".

   En cualquier caso, se decida o no que Altamira se reabre, el experto indicó que "siempre va a haber tensión" entre quienes abogan por "la conservación extrema" de la cueva y defienden que no se visite y quienes consideran que la caverna "es un gran potencial turístico".

Entre los inconvenientes de conservación de Altamira, el director del IIIPC mencionó el hecho de que la cueva "está fuertemente modificada" y la existencia de formaciones biológicas como "colonias de algas y bacterias", factores que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) "ha estado estudiando en los últimos años" porque preocupa más que los "problemas ambientales".

MÁS CONVOCATORIAS PARA VISITAR CUEVAS ACTUALMENTE CERRADAS

   El director del IIIPC subrayó que "Cantabria es la región de la Cornisa Cantábrica con más cavernas con arte paleolítico" por lo que es un "lugar estrella para el estudio de las pinturas rupestres", tras añadir que también "debería ser un punto clave" para el análisis de "los problemas de conservación y de gestión de estos conjuntos".

   Asimismo, el catedrático de Prehistoria manifestó que la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno regional "tendría que ampliar" el número de convocatorias para visitar cuevas "que normalmente están cerradas por conservación" porque "en Cantabria hay muy pocas cavernas con arte paleolítico abiertas al público".

   Manuel R. González Morales concluyó destacando que "hay que aprender de los errores" en que se ha incurrido con Altamira para establecer controles y límites y que "todas las cuevas" de la región se puedan visitar.

   El director del IIIPC coordina el monográfico que esta mañana han inaugurado en Ramales de la Victoria la teniente alcalde de dicho cabildo, María Dolores Sainz Lastra; el director general de los Cursos de Verano UC, Manuel Estrada, y la vicerrectora de Cultura, Participación y Difusión de la UC, Elena Martín Latorre.
europapress.es

El hombre de Flores sufría síndrome de Down


Reuters

Nuevos análisis de los fragmentos de huesos echan por tierra la teoría que hablaba de una nueva especie de homínido

El «Homo floresiensis», más conocido como «hombre de Flores» no es una nueva especie de homínido como se creía. La explicación es mucho más sencilla. Un nuevo análisis de los fragmentos de huesos del cráneo LB1, perteneciente a este especie, ha revelado signos de haber padecido síndrome de Down.

Los restos, encontrados en 2003 en una cueva de la isla indonesia de Flores, han sacado a la luz la enfermedad de este especimen, rasgo que lo hacía radicalmente distinto del «Homo erectus» y del «Australopithecus» y que explicaría la confusión de los investigadores que creían que estaban ante una nueva especie de homínido. 

Cerebro con capacidad de 430 mililitros

Los investigadores encontraron un error en la estimación inicial del volumen del cráneo LB1 y una subestimación de su tamaño. Según los nuevos cálculos, el cráneo humano Flores tenía una capacidad de alrededor de 430 mililitros, un 16% más de lo calculado anteriormente.

«Esta diferencia es importante, porque es el tamaño del cerebro en los humanos modernos que padecen síndrome de Down y viven en la misma región», dijo Robert Eckhardt, profesor de genética en la Universidad de Pennsylvania y uno de los principales autores del estudio publicado en la Academia Americana de Ciencias.

Además, Eckhardt reconoció que las características anatómicas del hombre de Flores son inusuales, «pero no lo suficiente como para concluir que se trata de una especie de homínido»

Según los investigadores japoneses, el hombre de Flores sería un descendiente perdido del «Homo erectus», que redujo su capacidad progresivamente durante generaciones para adaptar sus necesidades a los recursos escasos de la zona.

El hombre de Flores

El «Homo floresiensis» se caracteriza por el pequeño tamaño de su cuerpo y de su cerebro, éste con una envergadura similar a la de un chimpancé. Desaparecieron hace unos pocos miles de años, por lo que llegaron a ser coetáneos del ser humano actual, «Homo sapiens». maría josé garcía / abc.es


Link 2: Flores bones show features of Down syndrome, not a new 'Hobbit' human

In October 2004, excavation of fragmentary skeletal remains from the island of Flores in Indonesia yielded what was called "the most important find in human evolution for 100 years." Its discoverers dubbed the find Homo floresiensis, a name suggesting a previously unknown species of human.

This figure compares the skull of LB1 to that of Liang Momer E, another skull from Flores, dated in the range of 3,000 to 5,000 years ago.
 
Now detailed reanalysis by an international team of researchers including Robert B. Eckhardt, professor of developmental genetics and evolution at Penn State, Maciej Henneberg, professor of anatomy and pathology at the University of Adelaide, and Kenneth Hsü, a Chinese geologist and paleoclimatologist, suggests that the single specimen on which the new designation depends, known as LB1, does not represent a new species. Instead, it is the skeleton of a developmentally abnormal human and, according to the researchers, contains important features most consistent with a diagnosis of Down syndrome.

"The skeletal sample from Liang Bua cave contains fragmentary remains of several individuals," Eckhardt said. "LB1 has the only skull and thighbones in the entire sample."

No substantial new bone discoveries have been made in the cave since the finding of LB1.

Initial descriptions of Homo floresiensis focused on LB1's unusual anatomical characteristics: a cranial volume reported as only 380 milliliters (23.2 cubic inches), suggesting a brain less than one third the size of an average modern human's and short thighbones, which were used to reconstruct a creature standing 1.06 meters (about 3.5 feet tall). Although LB1 lived only 15,000 years ago, comparisons were made to earlier hominins, including Homo erectus and Australopithecus. Other traits were characterized as unique and therefore indicative of a new species.

A thorough reexamination of the available evidence in the context of clinical studies, the researchers said, suggests a different explanation.

The researchers report their findings in two papers published today (Aug. 4) in the Proceedings of the National Academy of Sciences.

In the first place, [...] sciencedaily.com

Journal References:
  1. Maciej Henneberg, Robert B. Eckhardt, Sakdapong Chavanaves, and Kenneth J. Hs. Evolved developmental homeostasis disturbed in LB1 from Flores, Indonesia, denotes Down syndrome and not diagnostic traits of the invalid species Homo floresiensis. PNAS, 2014; DOI: 10.1073/pnas.1407382111
  2. Robert B. Eckhardt, Maciej Henneberg, Alex S. Weller, and Kenneth J. Hs. Rare events in earth history include the LB1 human skeleton from Flores, Indonesia, as a developmental singularity, not a unique taxon. PNAS, 2014; DOI: 10.1073/pnas.1407385111

Related: 360° View Hominid Skull - Homo floresiensis "Hobbit"


Actualización 16-08-14: Scientists at war over claim that Flores hobbit man is modern human with Down's syndrome (Vía B&W3)
A furious international dispute has erupted over the publication of a paper that claims the hobbit man of Flores was a modern human who had Down's syndrome. Published in the Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) this month, the research has been denounced by scientists around the world. The tiny Homo floresiensis, discovered on Flores, an island in Indonesia, is definitely a member of a distinct ancient species of hominins, they insist...


Actualización 20-08-14: ¿"Hobbit" o humano con síndrome de Down? Polémica por un esqueleto enano 
El 4 de agosto la revista científica estadounidense 'PNAS' ('Proсedimientos de la Academia Nacional de Ciencia') publicó dos artículos de un grupo de científicos liderado por Maciej Henneberg que causaron polémica en la comunidad de antropólogos, y que especulaban sobre la procedencia de unos restos que denominaron como homo floresiensis, y que apodaron como "el hobbit".

Los restos del "hobbit" pertenecían a un adulto de tan solo un metro de altura y fueron hallados en la caverna Liang Bua, en la isla indonesia de Flores, en 2003. Desde entonces, varios antropólogos pensaron que se trataba del representante de una especie de homininis antigua que vivió hace entre 95.000 y 12.000 años.

Simultáneamente, surgió otro punto de vista alternativo, según el cual los restos pertenecen a un homo sapiens, pero con anomalías anatómicas. Dichos artículos iban incluso más allá, sugiriendo que, en realidad, se trata de uno de los primeros hombres con síndrome de Down. Esta posición ha despertado una acalorada discusión entre científicos de todo el mundo en las últimas dos semanas, siendo mucho los que criticaron los postulados y métodos que llevaron a Maciej Henneberg y sus colegas a hacer esta afirmación.

Según el antropólogo ruso Stanislav Drobishevski, la publicación contiene incluso errores terminológicos, sin mencionar que uno de los argumentos principales de Henneberg es que no se puede destacar una especie distinta basándose en los restos de un solo cráneo. Hasta ahora han sido hallados al menos dos cráneos que muestran las mismas deformaciones, aunque Henneberg cree que el segundo cráneo es normal.

El problema de fondo radica en la verificación científica de las revistas actuales de corte científico. En este sentido, muchos atacan a la revista 'PNAS', ya que, supuestamente, pasa por ser una de las revistas científicas más importantes y de la mayor calidad. ¿Cómo puede ser que un artículo tan débil desde el punto de vista científico, pudo ser publicado en una revista de tan alto nivel?, se preguntan muchos. La respuesta es sencilla, ya que, a diferencia de otras revistas del mismo nivel, 'PNAS' hasta ahora publica los artículos sin revisión de pares independientes, escribe 'The Guardian'.

Aunque el misterio de los 'hobbits' hallados sigue sin estar resuelto, pues se desconoce su procedencia y su evolución, lo único de lo que está segura la mayoría de investigadores es de que los restos hallados son auténticos.


Actualización 22-10-14: Human or Hobbit? - Scientific American
By Kate Wong. ...  In a paper published in August in the Proceedings of the National Academy of Sciences USA, Maciej Henneberg of the University of Adelaide in South Australia and his colleagues argue that the bones of the most complete individual from the site, known as LB1, exhibit features indicative of Down syndrome. They base their argument on the small circumference of LB1’s skull, among other traits...