sábado, 9 de agosto de 2014

Presentación de la 23ª campaña de excavación en la "Sima de las Palomas"



El director de la excavación de la 'Sima de las Palomas' del Cabezo Gordo en Torre Pacheco, Michael Walker; el alcalde en funciones de Torre Pacheco, Antonio Madrid; y el codirector de la excavación, Mariano López; han presentado este viernes los hallazgos de esta campaña, en la que se han encontrado restos de animales, así como numerosos útiles de sílex, mármol y cuarzo, entre los que hay puntas y raederas y puntas musterienses "de exquisita belleza", han informado fuentes consistoriales.

Así, entre los restos animales enconetrados en la excavación del yacimiento paleontológico que se ubica en el Cabezo Gordo, de la pedanía de Dolores de Pacheco (Torre Pacheco), se encuentran tortugas, conejos, caballos y ciervos que, algunos no muestran señales de combustión, "hay miles de fragmentos carbonizados, que indican la importancia del lugar para el asado de la carne".

   Además, según han asegurado fuentes municipales, la antigüedad de los tres esqueletos articulados de la especie del Hombre de Neandertal extinta hace aproximadamente 50.000 años, "es un descubrimiento científico insólito que tiene gran repercusión internacional".

   De este modo, mientras el profesor Walker ha agradecido al Ayuntamiento de Torre Pacheco su colaboración y la confianza depositada en el proyecto, el alcalde en funciones ha adelantado que el Museo Paleontológico está en su última fase. Así, en el Museo se van a albergar todos los restos arqueológicos de la Región de Murcia, "con el fin de que los ciudadanos puedan disfrutar durante todo el año de los restos de nuestros antepasados, y puedan conocer más de cerca nuestros orígenes". EUROPA PRESS / Link 2

Noticia relacionada: 23-07-14. La Escuela de Campo ´Sima de las Palomas´ abre sus puertas
Arranca en Torre Pacheco la 23ª edición de la Escuela de Campo 'Sima de las Palomas' de la Prehistoria y Paleoantropología del Cuaternario de la Región.

La campaña, que comenzó ayer, durará hasta el 12 de agosto, tendrá como director al profesor Michael J. Walker. Además, el 8 de agosto, en la explanada del Cabezo Gordo, se mantendrá un encuentro con los medios para explicar los hallazgos encontrados en esta campaña.

Y también se celebrará una jornada de puertas abiertas el 10 de agosto, día en el que la sima se podrá visitar durante toda la mañana, hasta el mediodía. 

Constatan el consumo humano de aceituna desde el Paleolítico

El equipo de la Cueva del Ángel hace balance de la campaña de catalogación de restos

Momento de la catalogación de las piezas encontradas. J. M. G.

El equipo de investigación de la Cueva del Ángel, que dirige Cecilio Barroso, ha hecho balance de lo que ha dado de sí la actual campaña de estudio de los más de mil restos óseos hallados en la sima de la Sierra de Aras durante el pasado verano.

Barroso indicó que los huesos encontrados se han dividido en dos periodos en función de su antigüedad: los pertenecientes al Neolítico —hace unos 7.000 años— y los que se encuadran en el Calcolítico o Edad del Cobre, hace unos 5.000 años. Con todo, Barroso dejó claro que los hallazgos sitúan todavía en unos niveles muy superficiales de excavación, en un yacimiento en el que se tiene la seguridad de encontrar restos de homínidos con una antigüedad de 300.000 a 400.000 años atrás.

El estudio ha permitido descubrir que casi la mitad de los huesos encontrados pertenecerían a niños, lo que determina unos altísimos ratios de mortalidad infantil, que los investigadores ligan al consumo de un agua insalubre tras el destete.

El tercer hecho destacado por el director de la excavación se refiere a la existencia de huesos quemados y descarnados, con marcas dentales en su superficie que determinarían la existencia de rituales de antropofagia durante el Neolítico, mientras que en la Edad del Cobre, la covacha sería utilizada como cueva-dolmen, con un carácter ritual, similar al que se ha observado en la Cueva del Mirador de Atapuerca.

En cuanto a los estudios centrados en el uso de la cueva durante el Paleolítico, Barroso indicó que los datos constatan la excepcionalidad del yacimiento de la Cueva del Ángel. Al abundante material lítico y fauna descubiertos hasta ahora, se suma el descubrimiento de cuatro especies vegetales ligadas al uso de la cueva, llamando poderosamente la atención del equipo de investigación, la constatación del almacenamiento de aceitunas de olivos silvestres para su consumo posterior como alimento, lo que supone el uso más antiguo conocido hasta ahora de esta planta tan ligada a la cultura mediterránea.

Único en Europa

A lo anterior se suma la existencia de uno de los hogares —fuego de cueva— más antiguos conocidos hasta ahora, con más de 2,60 metros de profundidad de cenizas, que definen un poblamiento continuado de la zona durante cientos de miles de años que hacen de la Cueva del Ángel un lugar único en Europa.
De cara al próximo año, Barroso reveló dos datos importantes. El primero se refiere al cambio de denominación y objetivos de la Fundación Cueva y Sima del ángel, que pasa a denominarse Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana, manteniendo su sede en Lucena. La nueva fundación espera contar con un módulo del complejo educativo de Los Santos, que gestiona el Ayuntamiento, como sede permanente.

El segundo asunto es la solicitud a la Junta de Andalucía de dos campañas consecutivas de excavación para los años 2015 y 2016. J. M. G. / lucena / sevilla.abc.es