lunes, 22 de septiembre de 2014

Cultura financia el proyecto sobre la ocupación prehistórica del valle del Serpis

La Generalitat apoya el proyecto de investigación de la Mola d'Agres en colaboración con la Universidad de Valencia | El proyecto sobre la ocupación prehistórica en el valle del Serpis, se enmarca en el plan de actuaciones de Cultura lleva a cabo con las universidades en yacimientos arqueológicos

 
La directora general de Cultura, Marta Alonso, ha visitado el yacimiento arqueológico de La Mola de Agres, donde se desarrolla el plan de excavaciones financiado con 24.000 euros por la Generalitat, e incluido en el plan de actuaciones desarrollado en colaboración con las universidades valencianas.

La Mola d’Agres es un poblado prehistórico ubicado al norte de la Sierra de Mariola, que se está excavando desde los años 70 del pasado siglo por la Profesora Milagros Gil-Mascarell de la Universitat de València. Desde 1995 han asumido la dirección del proyecto, los profesores del Departamento de Prehistoria i d’Arqueología, Elena Grau y José Luis Peña.

Estos trabajos han servido para conocer que su ocupación se inicia en el Calcolítico (2300 a.C.) continua durante la Edad del Bronce (1600 a.C.), donde se amplía el poblado, tras su abandono temporal se vuelve a ocupar durante el Bronce Final-1ª Edad del Hierro (1000 a.C.), siendo la última ocupación humana constatada en época medieval.

La presente campaña se centra en definir las estructuras exhumadas hasta la fecha, así como ampliar el área de excavación con el fin de establecer la superficie total de esta zona de hábitat. Por otra parte, la actuación se concentrará en estudiar la continuidad y funcionalidad de la estructura muraria constatada en la campaña de 2009.

La excavación de la Mola d’Agres se integra en el proyecto de alcance comarcal sobre la ocupación humana en la prehistoria en el Valle del Serpis, financiado por la Generalitat con 24.000 ?, cuyas etapas iniciales ilustran las excavaciones en les Coves de San Maira, segunda intervención de este proyecto.

Les Coves de Santa Maira

Les Coves de Santa Maira son una referencia en el análisis de los cambios medioambientales y el marco cronológico y cultural de los cazadores prehistóricos, por cuanto su ocupación se inicia en el Magdaleniense (18.000 a.C.) y perdura hasta el Neolítico (5.000 a.C.). Se trata de dos cavidades: Boca oeste de Santa Maira y Corral del Gordo. Su excavación se inició en los años 80 del pasado siglo por el profesor Joan Emili Aura, de la Universitat de Valencia y han continuado hasta la actualidad. Los trabajos vigentes se centran en la excavación arqueológica de las cuadrículas iniciadas en campañas anteriores y en los análisis paleobiológicos (fauna, carbón y semillas) y de cultura material (lítica y ósea). Javier Furió / vlcnoticias.com

Tras los vestigios de los pueblos del Pacífico



En las últimas dos semanas, el Centro Cultural Real Alto, un museo rústico asentado en el agreste territorio peninsular -a 112 km de Guayaquil-, es el laboratorio científico de una expedición de arqueólogos rusos, japoneses y ecuatorianos.

Atravesaron océanos y cruzaron continentes, como lo hicieron sus antepasados, con una hoja de ruta clara: estudiar las relaciones entre los poblados precerámicos de la costa del Pacífico, de China a Mongolia, pasando por Rusia y las islas de Japón hasta llegar a Ecuador.

La investigación, que durará dos años, intenta hilvanar una historia en común alrededor del océano Pacífico; una historia con sistemas de navegación a larga distancia y el uso de recursos marítimos; una historia que desembocó en una explosión de creencias que quedó plasmada en cerámicas, plazas ceremoniales y en rituales como la deformación de cráneos.

Parte de la evidencia de ese nexo está en los vestigios recolectados por estos investigadores en los últimos años, en las costas orientales y occidentales del Pacífico. Las piezas conservan impresionantes similitudes, a pesar de la distancia.

“El océano Pacífico fue una avenida para el traspaso del conocimiento”, resume Jorge Marcos, director de la Corporación Nacional de Arqueología, Antropología e Historia (Conah) y de la carrera de Arqueología de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), universidad que tiene un convenio con arqueólogos extranjeros para el estudio.

Y es que la cultura Valdivia tiene mucho para aportar. Surgió en el Neolítico de la Costa ecuatoriana, hace unos 6 000 años, y desde su descubrimiento -en 1956 por Emilio Estrada Icaza-, es considerada uno de los primeros asentamientos de América, con unos 2 500 años antes de que se desarrollen otros poblados al norte o al sur. [...]  elcomercio.com

Jose Latova - Decumano Historia




Hoy charlamos con el prestigioso fotógrafo arqueológico español José Latova. Actualmente tienen una exposición en el museo arqueológico regional de Madrid y nos contará sus detalles de su profesión.(Desde el min. 03:50).