martes, 23 de septiembre de 2014

La cerámica prehistórica de la Cueva de la Murcielaguina de Hornos (2012)

La cerámica prehistórica de la Cueva de la Murcielaguina de Hornos (Hornos de Segura, Jaén) / Prehistoric Pottery from Murcielaguina Cave at Hornos (Hornos de Segura, Jaén)
JESÚS GÁMIZ CARO
Cuadernos de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada Vol 22 (2012)
Texto completo

Relacionado: Descubrimiento arqueológico en Jaén - Grupo de Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.)
23-09-14. Tras muchos años de investigación espeleológica en el Sistema de la Murcielaguina (Hornos, Jaén), que se ubica en pleno Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, hace un par de años nos encontramos algo interesante, mientras hacíamos un muestreo bioespeleológico en la Sala Zape...

2/3

Actualización 10-01-15: La cerámica prehistórica de la Cueva de la Murcielaguina de Hornos en la revista de Prehistoria y Arqueología de la UGR
GRANADA.- La revista de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada (número 22) da cuenta de un trabajo de investigación en el que se presenta una selección del conjunto de cerámicas prehistóricas halladas de forma casual en la cueva jiennense de la Murcielaguina de Hornos por el Grupo de Espeleología de Villacarrillo. La muestra corresponde a “contenedores cerámicos adscribibles al Neolítico Tardío/Final, encontrados in situ que ponen de manifiesto el uso de dicha cavidad por grupos humanos durante la Prehistoria Reciente, dando como resultado un yacimiento arqueológico inédito y que guarda relación directa con otros de su entorno enmarcados en la misma fase cultural”, asegura el autor.

Se trata de un trabajo de investigación de Jesús Gámiz Caro, titulado “La cerámica prehistórica de la Cueva de la Murcielaguina de Hornos (Hornos de Segura, Jaén)”, en el que se hace constar el hallazgo de un yacimiento arqueológico ubicado en la localidad jienense de Hornos de Segura, a cargo del grupo ya citado, que fue dirigido por Antonio Pérez Fernández.

Así, en el transcurso de la colocación de trampas para la captura de invertebrados para su estudio en la Sala Zape, perteneciente al sistema de la Murcielaguina de Hornos (Hornos de Segura, Jaén), encontraron un conjunto de fragmentos cerámicos. Los restos arqueológicos se situaban debajo de un gran bloque de piedra que al parecer se desprendió de la parte superior de la sala. Parte de estos fragmentos fueron recogidos por los espeleólogos y enviados al Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada para su estudio.

Estos materiales guardan gran similitud entre ellos, y a su vez la concordancia física de estos fragmentos con los que no se seleccionaron del conjunto para su estudio también es clara y notoria. “Estas semejanzas se observan principalmente en un tratamiento de la superficies muy similar y unas matrices cerámicas, a nivel de composición y compactación prácticamente idénticas, de lo que podemos deducir que el grupo humano que las elaboró fue el mismo, al usar en los diferentes contenedores cerámicos las mismas técnicas de elaboración y las mismas materias primas. Por otro lado, podemos afirmar que la deposición de estos objetos en la sala de Zape se hicieron de forma simultánea y no progresiva como ocurre en otro tipo de cavidades, lo que nos indicaría un uso puntual y concreto de la misma. Sin embargo, definir el contexto de la cavidad es una tarea algo más difícil”...

Exposición “Restes de vida, restes de mort”



Ontinyent exhibe “Restes de vida, restes de mort”, la primera revisión exhaustiva en la Comunitat Valenciana sobre la arqueología de la muerte.

La muestra, producida por el Museo de Prehistoria de la Diputación de Valencia, está expuesta en la Casa de Cultura-Palau dels Barons de Santa Bàrbara hasta el próximo 26 de octubre. Posteriormente, del 31 de octubre al 7 de diciembre, la exposición viajará hasta Tavernes de la Valldigna.

En “Restes de vida, restes de mort” se sintetiza el conocimiento sobre las sociedades prehistóricas a través de los avances en el campo de la arqueología funeraria y de la osteoarqueología, en el ámbito de las tierras valencianas.

Vida y muerte en la Prehistoria

La exposición plantea diversos temas en torno al hecho de la muerte: enfrentarse a la muerte, la arqueología funeraria, cómo era morir en nuestras tierras durante la Prehistoria y finalmente, las nuevas técnicas para estudiar viejos huesos.

El primer ámbito expositivo, Enfrentarse a la muerte, tiene dos partes diferenciadas que hacen el recorrido del presente al pasado. La primera muestra cómo diferentes sociedades actuales de todo el mundo representan y viven el hecho de la muerte. Imágenes que exhiben rituales y ceremonias que describen, cómo hoy, las sociedades abordan el momento del final de la vida y la separación del ser estimado. La segunda parte presenta los primeros rituales funerarios conocidos.

Arqueología funeraria

El segundo ámbito explica qué es la arqueología funeraria y cómo se realiza el estudio de los restos. Tres audiovisuales ayudan a entender dónde, cómo y por qué se documentan los restos humanos prehistóricos. Así, el público podrá conocer los diferentes lugares utilizados para enterrar, el número de gente que se enterraba en cada momento y el ajuar que acompañaba a los muertos.

El tercer ámbito muestra cómo era morir en las tierras valencianas durante la Prehistoria mediante un recorrido por los yacimientos valencianos más emblemáticos que recogen los restos humanos enterrados, desde los últimos grupos de cazadores-recolectores, hasta las sociedades metalúrgicas de hace tres mil años.

En concreto se trata de enterramientos en abrigos, como el del Cingle del Mas Nou; en silo, como los espectaculares de la necrópolis de Costamar; en cueva, como el múltiple de Blaus o individual en cista, como los de Tabayá. Todos ellos muestran la diversidad ritual y cómo las prácticas funerarias van cambiando a lo largo del tiempo y van adquiriendo complejidad, reflejo de cómo las sociedades evolucionan social, económica, y culturalmente.

Finalmente, el último ámbito presenta nuevas técnicas para estudiar viejos huesos. Dos yacimientos sirven de ejemplo: La Cova de la Pastora (Alcoi) y Sant Joaquim de la Menarella (El Forcall). vlcnoticias.com


Actualización 14-03-15: Llíria: La exposición ‘Restes de vida, restes de mort’ muestra los últimos hallazgos prehistóricos en la Comunidad Valenciana :: elperiodic.com
El alcalde de Llíria, Manuel Izquierdo, ha inaugurado esta tarde la exposición 'Restes de vida, restes de mort', organizada por el Museo de Prehistoria de Valencia en colaboración con Turisme Llíria. La muestra permanecerá en el edificio Multiusos hasta el próximo 3 de mayo... 

Evento añadido a la Agenda

Las historias alrededor del fuego influyeron en nuestra evolución cultural y social

Los humanos descubrieron el fuego hace entre 400.000 y un millón de años. Sus llamas fueron usadas para cocinar alimentos, defenderse de depredadores e iluminar la oscuridad. Ahora, un estudio con bosquimanos del Kalahari, en África, dice que las historias contadas al calor del fuego sirvieron también para hacer evolucionar el pensamiento humano, al reforzar las tradiciones sociales y cultivar la imaginación.

Un estudio llevado a cabo por Polly Wiessner, una antropóloga de la Universidad de Utah (EE UU), con bosquimanos del Kalahari indica que las historias contadas a la luz del fuego ayudaron a construir la identidad social y cultural humana.

El trabajo, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), explica que estos relatos al calor de las llamas sirvieron para hacer evolucionar el pensamiento al reforzar las tradiciones sociales, promover la armonía y la igualdad, y cultivar la imaginación.

Investigaciones previas habían estudiado cómo ha influido el hecho de cocinar los alimentos en la dieta y la anatomía, “pero se sabía poco acerca del efecto que había tenido la extensión de la jornada, gracias a la luz del fuego, en la cultura y la sociedad”, señala Wiessner. [...] agenciasinc.es


Link 2: Firelight talk of the Kalahari Bushmen: Did tales told over fires aid our social and cultural evolution? 
A study of Africa's Kalahari Bushmen suggests that stories told over firelight helped human culture and thought evolve by reinforcing social traditions, promoting harmony and equality, and sparking the imagination to envision a broad sense of community, both with distant people and the spirit world... 

Chauvet-Pont d'Arc, le Premier Chef-d'Oeuvre de l'Humanité Revele par la 3D



Livre: Chauvet-Pont d'Arc, le Premier Chef-d'Oeuvre de l'Humanité Revele par la 3D
Pedro Lima et Philippe Psaïla
Synops Editions
(7 juillet 2014)
Lien de l'éditeur www.lepremierchefdoeuvre.com 

Richement illustré d'images issues de la technologie 3D, ce beau-livre transmet l'émotion unique ressentie devant les peintures, partage les principaux résultats des recherches menées dans cette cavité qui a bouleversé nos conceptions sur l'origine de l'art, et détaille l'exploit architectural et technologique de sa réplique, la Caverne du Pont d'Arc, qui ouvrira au public en avril 2015... hominides.com (Via B&W4)

paläon – Research and Experience Centre Schöningen Spears




Vídeo YouTube por Paläon Forschungs- und Erlebniszentrum el 9/9/2014 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria Universal > L.R.2.7 nº 25.

Welcome to the paläon – the most fascinating archaeological experience centre of the world! Experience exciting stories all around the worldwide sensation of the Schöningen Spears – approximately 300,000 years old and thus the oldest preserved hunting weapons of mankind. Discover the prehistoric man in you!...  ice-age-europe.eu

Hombres modernos y neandertales coexistieron en Europa hace 43.500 años

El análisis de unas herramientas de piedra halladas en el yacimiento austríaco de Willendorf constata que el Homo Sapiens se asentó en Europa Central hace 43.500, lo que significa que los primeros hombres modernos y los neandertales pudieron coexistir en Europa durante varios miles de años.

1/3. Imagen de los trabajos de excavación. Fotografía cedida por Philip Nigst, investigador de la Universidad de Cambridge y del Instituto Max Planck.

EFEFUTURO. La investigación, internacional y multidisciplinar, ha sido dirigida por el arqueólogo y profesor del Departamento de Antropología de la Universidad de Cambridge e investigador del Instituto Max Planck, Philip Nigst, y se publica en PNAS.

Hasta hace poco, la paleontología y la arqueología trabajaban en una sola línea de investigación (herramientas, restos humanos, dataciones…etc), pero hoy en día se hacen estudios interdisciplinares “que implican a muchos especialistas y que permiten llegar a conclusiones mucho más completas”, explica a Efe la coautora del estudio Carolina Mallol, de la Universidad de La Laguna (Tenerife).

En este trabajo, por ejemplo, hemos analizado unas piedras de 43.500 años de antigüedad que pertenecen a la cultura auriñaciense -una industria asociada al Homo Sapiens Sapiens-, pero también hemos estudiado su contexto paleoambiental”, es decir, el entorno medioambiental que rodeaba a estos individuos.

“Hasta ahora se pensaba que los hombres modernos habían llegado a esta parte del continente mucho más tarde, hace 30.000 o 40.000 años”, cuando ya estaba extinguido el neandertal, asegura Mallol.

Sin embargo, las herramientas documentadas en este yacimiento son una prueba de que la llegada de los hombres modernos a esta región europea es “más antigua de lo que se suponía”, y que, por lo tanto, probablemente coexistieran con los neandertales en alguna región del continente europeo (los restos más recientes de estos homínidos en la zona están datados en torno a 42.000 años).

“En Willendorf, hemos podido fechar el Auriñaciense antiguo en 43.500 años, un poco antes que en otros lugares y que se solapan con la datación de otros restos neandertales”, subraya Nigst.

Junto al estudio de las piedras, los científicos han analizado el suelo en el que se hallaron y han reconstruido el clima de la zona.

Esta parte del trabajo, realizada en la Universidad de La Laguna, ha constatado que estos hombres vivían en un clima frío, “en un entorno estepario, con algunas coníferas”, precisa Mallol.

Al estudiar el suelo y los moluscos -que son sensibles a la humedad y a los cambios de temperatura-, hemos encontrado evidencias de suelos sometidos a hielo y deshielo estacional, y alternancias con periodos de sedimentación eólica sin cobertera vegetal, lo que demuestra que vivían en condiciones bastante frías, de estepa”.

Conocer el clima en el que vivían estos homínidos no es una curiosidad, sino “un dato empírico que además demuestra la capacidad de los sapiens a adaptarse a entornos hostiles y fríos como este” y que esta especie, aunque procedía de África y del sur de Europa, “estaba bien adaptada” al clima frío, concluye la investigadora. efefuturo.com


Link 2: Estudio de Willendorf II confirma que neandertales y sapiens fueron contemporáneos en Europa (Vía B&W2) 

Comparación de la cronoestratigrafía de Willendorf II (AH 3) y las dataciones de los últimos neandertales datados directamente.

Link 3: Early modern human settlement in Central Europe
Modern humans may have migrated into Austria around 43,500 years ago during a period with a cold steppe-like climate...
 

La Capacidad reproductiva del hombre moderno pudo haber extinguido al Neandertal

Guía de Isora (Tenerife), 22 ago (EFE).- La extinción del hombre de Neandertal sigue siendo un misterio pero parece claro que la mayor capacidad de reproducción del ser humano moderno, que en algún momento convivió con esta especie para crear comunidades más numerosas, puede ser un factor clave en este fenómeno.

Así lo ha asegurado hoy la antropóloga Katerina Harvati durante su conferencia "¿Neandertales en el espejo? Los orígenes de los humanos modernos y nuestros parientes extintos del Pleistoceno", impartida en la primera sesión de la segunda edición del Festival Starmus que hoy se ha inaugurado en Tenerife.

Según la experta, la capacidad de tener muchos hijos en intervalos muy cortos "ha sido clave", dijo, para que la población haya crecido tanto como la actual, con siete mil millones de humanos en el planeta.

Las glaciaciones han podido ser, a su juicio, otro de los factores que acabó con el hombre de Neandertal, aunque "sobrevivieron a climas más hostiles", especificó la experta.

El desarrollo de instrumentos más sofisticados por parte del hombre moderno, como agujas u objetos punzantes que permitían mejores vestimentas, parece dar también algunas claves de la supervivencia del hombre moderno.

Según Harvati, hay evidencias de que hubo cruces entre hombres y neandertales y que la población asiática tiene un mayor porcentaje de ADN neandertal que la europea.

La antropóloga dijo que los neandertales son los parientes más cercanos y el hecho de que tenga un cerebro más grande que el hombre moderno no significa que fuesen más inteligentes "pero tontos no eran", apostilló.

En los últimos años se ha demostrado que se puede averiguar la edad del neandertal niño contando señales en los dientes.

Así, la tecnología de alta resolución que ha hecho posible verificar "que los niños crecen mucho más rápido con un desarrollo similar a etapas más tempranas en comparación con nuestros hijos modernos", comentó la antropóloga.

Parece que los neandertales tenían unos patrones de mortalidad extraños o que se morían muy pronto pues no se han descubierto demasiados adultos.

"Eran muy parecidos a nosotros, con herramientas líticas , cuidaban de los enfermos, enterraban a su muertos y eso sugiere algún tipo de ritual" dijo la experta.