lunes, 6 de octubre de 2014

Investigadores sevillanos descubren que los preneandertales «cocinaban»


Extracción de muestras en el yacimiento la Cueva del Ángel

Los fósiles estudiados por expertos de la Hispalense pertenecen a la Cueva del Ángel, en Lucena, Córdoba

El hombre prehistórico «cocinaba». Esta es una de las tesis a la que apunta la investigación llevada a cabo por expertos del grupo Mineralogía y Geoquímica Ambiental y de la Salud de la Universidad de Sevilla. Un trabajo que ha sido publicado por la revista Journal of Archaeological Science.
 
Los participantes en esta investigación han estudiado los huesos fósiles hallados en la Cueva del Ángel, sitos en la localidad cordobesa de Lucena. Tras su estudio, la conclusión a la que han llegado ha sido que estos huesos fueron quemados en lo que todo parece apuntar, era «una gran estructura de combustión», según los investigadores.

Alrededor de ella los preneandertales «despedazaban a los animales cazados para su consumo, por lo que se puede decir que los ‘cocinaban’».

Así lo explica la investigadora principal del proyecto, Guadalupe Monge, quien relata que «los cambios de coloración fueron la primera pista de que los huesos habían sido quemados». Cuando los huesos se queman, aclara la experta, «su color cambia: primero a amarillo ocre muy intenso, luego a diferentes tonalidades de marrón oscuro, a gris, y, por último, si sufren calcinación completa, se quedan de color blanquecino».

Huesos quemados

Los huesos hallados en Lucena mostraron colores marrones y algunos de ellos grises, pero sin llegar al blanco. Por ese motivo, los investigadores concluyeron que no se alcanzaban temperaturas demasiado extremas.

Posteriormente, el estudio mineralógico confirmó que, efectivamente, los huesos habían sido quemados y que la horquilla de temperaturas que habían alcanzado (650-700 grados) coincidía con los cambios de color observados.

El siguiente paso del que se percataron los investigadores fue que los restos se vieron cubiertos por sucesivas capas de carbonato cálcico que goteaba del techo de la cavidad en la que se encontraban. Esto indica que, después de su enterramiento, siguieron durante mucho tiempo en el interior de esa cavidad.
 
Aunque se han encontrado huesos quemados en otros lugares del país, lo novedoso de este yacimiento arqueológico es, por un lado, «la gran potencia de sedimentos que presentan los huesos quemados, que de confirmarse la estructura de combustión in situ, sería la mayor encontrada hasta estos momentos».

El hogar más antiguo

Así lo explica Monge, quien destaca que, por otro lado, esta investigación es importante por «la antigüedad de los restos». Según relata la investigadora de la Universidad de Sevilla, esta antigüedad «podría situarnos ante el hogar más antiguo de nuestro país, si las dataciones que actualmente están en marcha así lo confirmaran».

Y es que, estudios llevados a cabo con anterioridad en la Cueva del Ángel afirman que estos restos fósiles pertenecen a una edad comprendida entre los 427.000 y los 130.000 años.
 
Hasta ahora, el hogar más antiguo datado en España corresponde al yacimiento valenciano de Cova de Bolomor (228.000 años), por lo que, de confirmarse las dataciones en la Cueva del Ángel, éste sería un gran descubrimiento.

Quemados 'in situ'

También investigaciones anteriores apuntaron a que la mayoría de los huesos pertenece a grandes herbívoros que fueron consumidos por el hombre prehistórico.

El siguiente paso que toca dar en la investigación, y en el que, según los expertos, ya se ha avanzado bastante, es el estudio mineralógico de los sedimentos que forman el depósito arqueológico.
 
Con ello se pretende determinar si los huesos se quemaron en alguna parte y posteriormente fueron colocados allí por el hombre prehistórico, o bien si se quemaron in situ. «Si los sedimentos que rodean y engloban los huesos aparecen también quemados, eso confirmaría la hipótesis de la existencia de una gran estructura de combustión en el yacimiento», explica Monge.

Los miembros de este grupo colaboran además en varios proyectos con los equipos de investigación de Atapuerca, Gibraltar y Orce. E. FUENTES / sevilla.abc.es/

Entrada relacionada 

Valderredible entregará al MUPAC una estela datada 2.000 años a.C.

La pieza, de "extraordinario valor arqueológico", fue localizada en Salcedo por un vecino y se entregará al museo el próximo día 8

Estela encontrada en Salcedo. / DM

 europa press. El Ayuntamiento de Valderredible entregará este miércoles al Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) una estela datada unos 2.000 años antes de Cristo, una pieza "de un extraordinario valor arqueológico".

Se trata de una estela decorada, la inscripción de un puñal, finamente pulida, que pasará a formar parte de los fondos museísticos y de la exposición permanente del MUPAC.

La pieza fue localizada de forma casual en Salcedo, por un vecino, Ernesto Rodrigo, y entregada al Ayuntamiento del Valderredible.

Podría tratarse de una estela ceremonial o funeraria y su interés emana asimismo de su posible vinculación con inscripciones parecidas ubicadas en yacimientos que se encuentran en torno al Monte Hijedo, el mismo ídolo en El Pico, en Ruanales, y otras manifestaciones del norte de España, como el ídolo de Peña Tú, en Asturias.

El alcalde de Valderredible, Fernando Fernández, hará entrega de la pieza el miércoles 8 al director del MUPAC, Roberto Ontañón, en un acto que también contará con la asistencia del director general de Cultura del Gobierno de Cantabria, Joaquín Solanas. eldiariomontanes.es

Nuevo número de los Cuadernos de Prehistoria y Arqueología de la UGR

MÉTODOS ANALÍTICOS DE LA ANTROPOLOGÍA FÍSICA APLICADOS AL ESTUDIO DE LAS POBLACIONES ANTIGUAS
En homenaje a Don Manuel Sotomayor en su 90 cumpleaños.
Vol 22 (2012)
Vía arqueoprehistoria.wordpress.com

Lo que esconden los dientes

 
 
En los últimos años el estudio de los restos dentales descubiertos en los yacimientos arqueológicos se ha convertido en un elemento importante para obtener nuevos conocimientos que nos permitan entender las sociedades del pasado. Este potencial está relacionado con la aplicación de nuevos métodos o mejora de los existentes que contribuyan a proporcionar una mejor comprensión de la paleoecología humana, la subsistencia y el comportamiento social.
 
Con este objetivo el IPHES (Institut Català de Paleoeoclogia Humana i Evolució Social) ha organizado una sesión, "Stories written in teeth" (Historias escritas en los dientes),  en el marco del XII Congreso Internacional ICAZ 2014 (International Council for Archaeozoology), celebrado entre el 22 y el 27 de Septiembre de 2014 en San Rafael (Mendoza, Argentina). Allí se han reunido arqueólogos que estudian la relación entre los homínidos y los animales a lo largo del tiempo en todo el mundo. Este encuentro es uno de los más prestigiosos eventos científicos del área de las Ciencias Naturales y Sociales, a nivel mundial, y por primera vez se desarrolla en el hemisferio sur. [... ] iphesnoticias

Investigan el origen de la domesticación del chile en México

Los resultados apuntan a la región centro-oriente y noreste del país y a que el proceso se produjo hace aproximadamente 6.000 años iniciado probablemente por la cultura Otomanguean


Un equipo internacional de científicos encabezado por Kraig Kraft, de la Universidad de California (EEUU), ha indagado el lugar donde se domesticó la especie Capsicum annuum, conocida popularmente como chile en México y a la que actualmente pertenecen casi todas las variedades de ajíes y pimientos que se cultivan en el mundo. El trabajo, publicado en la revista PNAS, ha obtenido unos interesantes resultados con implicaciones en el conocimiento del origen de la agricultura mesoamericana. [...] dicyt.com

Una rápida evolución del cerebelo podría cambiar la historia del cerebro humano

Científicos descubren que esta región se desarrolló seis veces más deprisa de lo previsto, potenciando la inteligencia técnica de nuestra especie 

Cerebelo humano. Credit: CLIPAREA l Custom media | Shutterstock.com

Hasta ahora, se pensaba que el neocórtex o "corteza nueva" era la región del cerebro más vinculada a las capacidades cognitivas avanzadas de nuestra especie. Sin embargo, se ha descubierto que la evolución del cerebelo, una región del encéfalo relacionada con la motricidad, evolucionó seis veces más rápido de lo previsto. El hallazgo sugiere que el desarrollo de nuestra inteligencia técnica (vinculada al cerebelo) fue tan importante como el desarrollo de nuestra inteligencia social (relacionada con el neocórtex). [...] tendencias21.net/ / Link 2