martes, 7 de octubre de 2014

El equipo Primeros Pobladores recupera un cráneo de hiena de hace 600.000 años

El equipo de investigación Primeros Pobladores de Extremadura (EPPEx) ha extraído un cráneo de hiena de hace 600.000 años en la última campaña de excavación, iniciada en el mes de septiembre, en la Cueva de Santa Ana de Cáceres. 


EUROPA PRESS. Se trata de un cráneo de hiena de hace 600.000 años muy importante para indagar en la biodiversidad en el calerizo de Cáceres y para comprender la relación entre el ser humano y los animales depredadores.

Además de este cráneo, el equipo de investigación ha encontrado bifaces que son los elementos centrales de la cultura achelense y otros pequeños elementos que indican que en la Cueva de Santa Ana de Cáceres se puede estudiar esta citada cultura, la más importante del Paleolítico Inferior en Europa Occidental.

Con estos hallazgos, el equipo de investigación podrá indagar para dar una visión más cercana del uso que hacían nuestros antepasados en la cueva de Santa Ana en la que, en la que ya el EPPEx encontró un cráneo de un oso único.

Cabe recordar que este complejo arqueológico cacereño se abre sobre una pequeña colina en el interior del campamento militar Cefot nº1, a una distancia de 1,2 kilómetros al sur de la ciudad de Cáceres. Además, la campaña de investigación que se ha llevado a cabo en el mes de septiembre está centrada en profundizar en el sondeo exterior y de limpieza en la zona central



DE LOS MÁS IMPORTANTES DEL OESTE EUROPEO

Estos restos han sido expuestos en el Museo Provincial de Cáceres bajo la presencia del codirector de esta investigación, Antoni Canals, de la directora general de Patrimonio Cultural, Pilar Merino, y del diputado provincial de Cultura, Eduardo Villaverde. Canals ha informado de la última campaña de excavación coincidiendo con la clausura de una exposición itinerante sobre la campaña correspondiente a 2013.

Canals ha explicado que con estos hallazgos en la Cueva de Santa Ana aumenta así "el grado y el nivel de biodiversidad del calerizo cacereño, como ya se demostró en la cueva de Maltravieso". Sobre el cráneo hallado, el codirector ha dicho que es los conjuntos "más importantes" del registro fósil del oeste europeo.

También ha resaltado que existe una "voluntad" de que en 2015 la Cueva de Santa Ana pueda ser abierta el público por lo que la campaña continuará el año que viene en el que se trabajará en un acceso en dicho yacimiento arqueológico.

MÁS DE 30.000 PERSONAS

Sobre la exposición que ha recorrido diferentes puntos de la provincia cacereña relacionada con la campaña de excavación del año anterior, el diputado provincial de cultura, Eduardo Villaverde, ha explicado que han sido más de 25.000 personas las que han visitado esta muestra en el Museo Provincia de Cáceres mientras que por los puntos que ha itinerado han sido más de 8.000.

"El yacimiento arqueológico de la Cueva de Santa Ana es único por lo que lo convierte en un centro de conocimiento de primer nivel", ha indicado Villaverde. "Es una riqueza arqueológica de la que han salido a la luz grandes tesoros arqueológicos".


La directora general de Patrimonio Cultural de la comunidad, Pilar Merino, ha asegurado que es una "satisfacción" exponer estos hallazgos gracias al trabajo de 15 profesionales que vienen trabajando desde hace más de una década y que, con ello, "se permite saber de la existencia de ocupación humana desde el Pleistoceno.

Merino también ha valorado especialmente el gran número de persona que han visitado la muestra y, sobre la Cueva de Santa Ana, la directora general ha subrayado que "pone de manifiesto la presencia humana de nuestros primeros antepasados". "El trabajo de este equipo de investigación es intachable y gracias a ello muchos jóvenes se están formado en arqueología y antropología". digitalextremadura.com / Fotogalería

Entrada relacionada

Climate Change Influenced Early Modern Human Occupation of Moroccan Caves, Say Scientists

Study suggests prehistoric human occupation in the Témara caves of coastal Morocco fluctuated with wet and dry periods. 

El Harhoura 2 (Temara, Morocco). Photo: s1.zetaboards.com/anthroscape

A central consideration related to prehistoric human settlement of coastal areas worldwide has revolved around climate change. In a paper published online on October 3 in the Journal of Human Evolution, Emilie Campmas of the Université de Bordeaux and colleagues suggest that early modern humans who occupied caves in the Témara region near the coast of Northern Morocco came and went, at least in terms of the intensity of their occupation, in correlation with major shifts in the climate of the region.

"The study area was selected for two main reasons," write the study authors in their report abstract. "First, it contains numerous caves with Upper Pleistocene deposits, which have yielded remains of anatomically modern humans in association with Aterian and Iberomaurusian artifacts. Second, these caves are currently located on the shore, thus this region is particularly sensitive to major climate change and sea level fluctuations." [...] popular-archaeology.com

Reference:  Emilie Campmas, Patrick Michel, Sandrine Costamagno, Fethi Amani, Emmanuelle Stoetzel, Roland Nespoulet, Mohamed Abdeljalil El Hajraoui, Were Upper Pleistocene human/non-human predator occupations at the Témara caves (El Harhoura 2 and El Mnasra, Morocco) influenced by climate change?, Journal of Human Evolution, 2014, DOI: 10.1016/j.jhevol.2014.08.008

Descubren en la Maragatería una nueva estación rupestre


Detalle de una roca con gran cantidad de cazoletas (marcadas con puntos negros), localizada en Viforcos. - juan carlos campos

En un enclave de Viforcos donde hubo una ermita hay varias rocas con cazoletas.

No es fácil distinguir cazoletas, mensajes de 6.000 años de antigüedad grabados en las rocas, de las simples oquedades naturales. Juan Carlos Campos, un devoto la arqueología que ha puesto de moda los petroglifos desde que descubrió los primeros en la Maragatería, recibe continuas llamadas de aficionados al tema de toda la provincia para notificarle nuevos hallazgos. «La mayoría acierta», dice. «Ya tienen información y casi siempre son realmente grabados prehistóricos», asegura.

Le envían fotos y él visita los enclaves para certificar si se trata de símbolos enigmáticos esculpidos hace milenios.

Como en otras ocasiones, acudió a uno de esos avisos y comprobó que, efectivamente, Ana Franganillo había localizado una estación rupestre en Viforcos, localidad del municipio de Santa Colomba de Somoza. Las rocas cinceladas con decenas de cazoletas (marcas circulares) se hallan en un paraje cercano al río Argañoso. [...] diariodeleon.es

La cueva oscense de la Fuente del Trucho tiene pinturas rupestres de 31.000 años de antigüedad

Especialistas de la Universidad de Bristol y del Instituto Max Planck han datado los vestigios.

Un aspecto de las excavaciones arqueológicas realizadas a finales de septiembre en la cueva oscense de la Fuente del Trucho.

Algunas pinturas rupestres de la cueva de la Fuente del Trucho (Huesca) son mucho más antiguas de lo que se pensaba hasta ahora. Si en la mayoría de los textos divulgativos se les da habitualmente una ‘edad’ de 20.000-22.000 años, la datación por el método uranio-torio alarga su ‘vida’ hasta los 31.000. Además, las pruebas han servido para ordenar cronológicamente las distintas pinturas: así, lo más antiguo serían los puntos (31.000 años), luego estarían los caballos (uno de ellos tiene 29.000 años de antigüedad), luego las manos (27.000) y finalmente los signos polilobulados (25.800).

"Todo el arte rupestre de la cueva es gravetiense –señala Pilar Utrilla, catedrática de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza–, tiene entre 25.800 y 31.000 años de antigüedad". Hace dos años, un equipo de investigadores españoles, portugueses y británicos defendía en la revista ‘Science’, tras estudiar varias cuevas cántabras, que, contrariamente a lo que se pensaba, el hombre neandertal sí tuvo arte rupestre. Y la cueva de la Fuente del Trucho se perfiló como uno de los puntos clave donde confirmar esa teoría. Sin embargo, los análisis han confirmado la teoría tradicional: las pinturas son del Paleolítico Superior.

Los estudios han sido realizados por Dirk Hoffman, del Instituto Max Planck, y Alistair Pike, de la Universidad de Bristol, y se acaban de hacer públicos en un congreso científico. Se han basado en el análisis de las coladas calcíticas que se forman sobre las pinturas a lo largo de los siglos. 

Archivo del Gobierno de Aragón

Paralelamente a los avances en la cronología, sigue el estudio de la cueva. Acaba de terminar una nueva campaña de excavaciones, financiada por el Ministerio de Cultura y la comarca del Somontano. "Hemos trabajado en cuestiones de datación, pero no del arte rupestre, sino de la cueva –señala Utrilla–. Buscábamos datar la ocupación más antigua. En las excavaciones de 2005 encontramos un hueso que nos dio 31.000 años de antigüedad, y queríamos corroborarlo. Hemos buscado un sitio en la cueva cuyo terreno no hubiera sido removido y allí hemos encontrado otro hueso, que es el que ahora se va a analizar. Lo lógico es que tenga entre 20.000 y 30.000 años. Además, hemos hallado un importante conjunto de materiales de sílex y un diente usado como colgante".

Utrilla señala que los nuevos datos sobre la cueva de la Fuente del Trucho corroboran su importancia. "Es una de las cuevas más antiguas del Paleolítico en España, solo superada por algunos testimonos encontrado en las cuevas del Castillo y Altamira. Hay un dato importante y que pocos conocen: los bisontes de Altamira, emblema del arte rupestre en España, tienen 14.400 años de antigüedad. Los caballos encontrados en la Fuente del Trucho les doblan la edad:29.000. La cueva oscense tiene mucho arte rupestre y muy antiguo; es una cueva ‘mayor’: tiene seis caballos pintados, más de 50 manos, un ciervo, una cabra... Muchos especialistas extranjeros han valorado su singularidad". Mariano García / heraldo.es

Entrada relacionada