miércoles, 26 de noviembre de 2014

Neandertales sin fronteras: inauguran una red sobre la Edad de Hielo europea

En el proyecto iniciado por el museo alemán 'Ice Age Europe' participan 18 museos de siete países europeos. 

Mettmann (Alemania). (Redacción y agencias). – Un nuevo proyecto presentado este miércoles conectará a través de una red comunitaria los principales lugares donde se hallaron restos de Neardentales de esta época en Europa.

En el Museo Neandertal en la ciudad alemana de Mettmann, cerca de Dusseldorf, dio este miércoles el pistoletazo de salida con la presentación del proyecto ‘Hallo Eiszeitnachbar’ (Hola vecinos de la Edad de Hielo), dentro de la red ‘Ice Age Europa’, con el que buscan acercar la prehistoria a jóvenes y niños.
"Las personas de la Edad de Hielo se movieron libremente por Europa. No había frontera alguna y eran extremadamente móviles", afirmó el director del museo alemán, Gerd-Christian Weniger.

Desde Gibraltar a Croacia, los lugares donde se descubrieron restos de la edad de hielo estarán intercomunicados a través de una red comunitaria y serán los encargados de responder todo tipo de cuestiones sobre esta época desde todas las partes del continente europeo.

En el proyecto iniciado por el museo alemán ‘Ice Age Europe’ participan 18 museos de siete países europeos. De España participan cinco: el centro de arte rupestre Tito Bustillo, el Museo de Evolución Humana de Atapuerca, la Cueva de Santimamiñe y el Museo de Arqueología de Vizcaya, Ekainberri y el Museo de Altamira.

A través de un chat los fans de las glaciaciones podrán entrar en contacto con el lugar del hallazgo en la pequeña ciudad croata de Krapina, donde los arqueólogos descubrieron un gran número de restos de neandertales, o con la cueva de Fumane en Verona (Italia).

Ancient rock art discovery across Asia


1/3. A naturalistic painting of a deer at a rock art site near Siem Reap, Cambodia is the oldest painting of the region . (photo: Paul Taçon).

Latest research on the oldest surviving rock art of Southeast Asia shows that the region’s first people, hunter-gatherers who arrived over 50,000 years ago, brought with them a rich art practice.

Published this week in the archaeological journal Antiquity, the research shows that these earliest people skilfully produced paintings of animals in rock shelters from southwest China to Indonesia. Besides these countries, early sites were also recorded in Thailand, Cambodia and Malaysia.

Griffith University Chair in Rock Art Professor Paul Taçon led the research which involved field work with collaborative international teams in rugged locations of several countries.

The oldest paintings were identified by analysing overlapping superimpostions of art in various styles as well as numerical dating. It was found that the oldest art mainly consists of naturalistic images of wild animals and, in some locations, hand stencils.

The research shows that 35,000 – 40,000 year old dates for some rock art in Sulawesi, Indonesia announced in October by Griffith University Senior Research Fellow Maxime Aubert is not an anomaly. Instead, the practice was widespread across the region. [...] app.griffith.edu.au/ via EurekAlert! (B&W3)


Actualización 28-11-14: Descubren valiosos restos de arte rupestre en Asia
Europa Press. La investigación sobre el arte rupestre más antiguo del sudeste asiático, ha revelado que los primeros humanos modernos llegaron a la región con una rica práctica artística.

Estas personas realizaban hábilmente pinturas de animales en los refugios de roca que habitaron desde el suroeste de China a Indonesia. Además de estos países, también han sido localizados yacimientos de estas características en Tailandia, Camboya y Malasia. 

La revista arqueológica Antiquity publica un trabajo al respecto del profesor de Arte Rupestre de la Universidad Griffith Paul Taon, que dirigió la investigación de campo de equipos internacionales de colaboración en lugares agrestes de varios países.

Las pinturas más antiguas fueron identificadas analizando las capas superpuestas de pintura en diferentes estilos, así como con datación numérica. Se encontró que este arte ancestral se compone principalmente de imágenes naturalistas de animales salvajes y, en algunos lugares, plantillas de mano.

La investigación muestra que el descubrimiento en octubre de arte rupestre de hace 35.000 a 40,000 años en Sulawesi, Indonesia, por el investigador de Griffith Maxime Aubert no es una anomalía. En su lugar, esta práctica estaba muy extendida en toda la zona.

El profesor Taon dijo que «al igual que con el arte ancestral de Europa, las imágenes del sudeste asiático más antiguas se realizaron a menudo en relación con las características naturales de la superficie de las rocas.

«Esto demuestra un compromiso intencional con los nuevos asentamientos de los pueblos primitivos por razones simbólicas y prácticas. Esencialmente, humanizaron paisajes por donde quiera que iban, transformando lugares salvajes en paisajes culturales. Este fue el comienzo de un proceso que llega hasta hoy».

A diferencia de Europa, el arte rupestre más antiguo del sudeste de Asia se encuentran más a menudo en abrigos rocosos que en cuevas profundas, lo que sugiere que las cuevas pudieron no resultar un lugar de inspiración como se argumentado a favor de Europa.

«Esto cambia significativamente los debates sobre los orígenes del arte y apoya la idea fundamental de que el comportamiento humano se inició con la mayoría de nuestros antepasados en Africa más que en Europa.

«Esta investigación apoya la idea sugerida por el arte rupestre temprano indonesio de que los primeros humanos llevaron las primeras imágenes a los paisajes rocosos de Africa a Europa y Asia» el profesor Taon.
Estos resultados tienen implicaciones no sólo para nuestra comprensión del arte rupestre del sudeste de Asia y Europa, sino también del australiano, ya que en Kakadu-Arnhem y otras partes del norte de Australia el arte rupestre más antiguo también incluye animales y plantillas.

UNESCO recibe el Plan de Conservación Preventiva de la cueva de Altamira


ipce.mcu.es

25 nov (EFE).- El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha presentado hoy a la UNESCO el informe de conclusiones del programa de investigación para la conservación preventiva y régimen de acceso de la cueva de Altamira (2012-2014), así como el Plan de Conservación Preventiva de dicha cueva.

El director del Centro de Patrimonio Mundial, Kishore Rao y el director general adjunto y responsable de UNESCO para la Cultura, Alfredo Pérez de Armiñán, han sido los encargados de recibir a la delegación española, encabezada por el director general de Bellas Artes, Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio.

En dicho encuentro, y tras la explicación de los detalles de la investigación que se está desarrollando en la cueva de Altamira, Recio ha manifestado, según un comunicado del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, su "voluntad" de mantener informada a la UNESCO de los avances que produzcan en el marco del Plan de Conservación Preventiva.

En este sentido, y como informa el Ministerio, el pasado septiembre el Patronato del Museo de Altamira decidió asumir las recomendaciones del equipo científico y continuar las visitas experimentales a la cueva hasta febrero de 2015. El objetivo de esta medida, añade la nota, es poder obtener "datos de todo un año de visitas", desde que se iniciaran en febrero de 2014.

Dichas visitas, que "poseen un carácter científico", son necesarias para medir los efectos que produce la presencia humana en la cueva de Altamira.

En este sentido, aclara el texto, "una vez a la semana" un grupo de cinco personas elegidas por sorteo entre los visitantes al Museo entran a la cueva cumpliendo unos protocolos de acceso establecidos.

Con la información científica recopilada entre febrero de 2014 y febrero de 2015, se evaluará si es "adecuado modificar el número de visitantes semanales".

El Plan de Conservación Preventiva (PCP) define y articula la estrategia de conservación de la cueva de Altamira.

Este Plan, coordinado por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), mantiene el seguimiento y control continuo de los riesgos que afectan o pueden afectar a la cueva y su entorno, con especial atención a la Sala de Polícromos.

A dicho encuentro también han acudido la subdirectora general de Patrimonio Histórico, Elisa de Cabo y el director del Museo de Altamira, José Antonio Lasheras. lavanguardia.com

Entrada relacionada