miércoles, 10 de diciembre de 2014

Confirman que el húmero de Lezetxiki es el resto humano más antiguo hallado en Euskadi




Las nuevas pruebas de datación otorgan al hueso una antigüedad de unos 164.000 años

Cincuenta años después de que José Miguel Barandiaran y Jesús Altuna encontraran el húmero en la cueva de Lezetxiki, un estudio realizado en Australia con mediciones de las series de uranio ha datado el resto humano en al menos 164.000 años. Este húmero es por tanto el resto humano más antiguo datado en la Península Ibérica, a excepción de los hallazgos de Atapuerca. Es por tanto, el más antiguo encontrado en Euskadi.

El paleontólogo y codirector de la excavación de Lezetxiki y la catedrática de Antroplogía de la UPV Concepción de la Rúa han presentado este estudio emprendido por el centro Goaz, que ha contado con una ayuda del Gobierno Vasco para la datación.

"Podemos concluir ahora que no se trata de un resto de Neanderthal, periodo con el que siempre se ha asociado el húmero de Lezetxiki, sino anterior, más parecido a los del Yacimiento de la Sima de los Huesos de Atapuerca", ha señalado Concepción de la Rúa.

"Por medio del carbono 14 no se podía datar el húmero porque ese sistema sólo alcanza unos 40.000 años", ha señalado Altuna. Hasta ahora no se había podido datar adecuadamente este resto humano que "probablemente perteneciera a una mujer, aunque es algo difícil de precisar", ha añadido Concepción de la Rúa. ricardo aldarondo | diariovasco.com/

Link 2: El húmero de Lezetxiki se aleja de los neandertales y se acerca a Atapuerca - EcoDiario.es
EFE.- Medio siglo después del hallazgo del húmero de la cueva de Lezetxiki, en Arrasate (Gipuzkoa), una datación directa de este año ha establecido que este hueso tiene un mínimo de 164.000 años, lo que le convierte en el resto humano más antiguo de la Península tras los encontrados en Atapuerca... 


Underwater excavation reveals lost Levantine village


1/4. Dr Benjamin (left) and the Haifa University team clear away mobile sands covering the excavation site. Photo by J. McCarthy.

A 7,500-year-old underwater water well that has been partially excavated from a site on Israel’s Mediterranean coast near Haifa will give important insights into the Neolithic society that once lived there.

Flinders University maritime archaeologist Jonathan Benjamin was part of the team that excavated and recorded the site in October under the leadership of Dr Ehud Galili, a world-renowned expert in submerged prehistory and a senior maritime archaeologist at the Israel Antiques Authority and the University of Haifa.

Submerged under five metres of water due to prehistoric sea-level rise, the excavated structure was an important water well that supplied fresh water to the ancient civilisation dated to the pre-pottery Neolithic period that lived on the Kfar Samir site, near Haifa, Israel. [...] blogs.flinders.edu.au/ / Link 2 


Actualización 27-12-14: Hallan en Israel la estructura de madera más antigua - RT
 Los arqueólogos han explorado los restos de un pueblo hundido hace 7.700 años en la costa de Haifa y encontraron lo que podría ser la estructura de madera más antigua conocida del mundo. 

El escenario del hallazgo es el sitio arqueológico de Kfar Samir, que fue descubierto en 1991 y esconde un antiguo poblado neolítico. Este año un equipo de científicos dirigido por la Universidad de Haifa ha descubierto un pozo del poblado. Fue construido con ramas de madera y piedras y podría ser una de las más antiguas estructuras de madera conocidas.

La particularidad de Kfar Samir es que reúne todos los elementos para ser considerada la 'Atlántida' de Israel: está en el mar, a unos 200 metros de la costa y a 16 metros bajo el agua. Para descubrir el pozo, los científicos tuvieron que bucear hasta el sitio para hacer todas las mediciones y registraciones.

Durante la última glaciación, que finalizó hace 20.000 años, los niveles globales del mar eran más bajos de lo que son actualmente. Cuando Kfar Samir estaba habitado, el nivel del mar era ocho metros inferior y la orilla se encontraba 700 metros más al oeste respecto a la situación actual. Con el derretimiento de los casquetes polares y los glaciares, el mar empezó a aproximarse a este poblado.

"Hemos encontrado pruebas de que las poblaciones neolíticas trataron de hacer frente a la salinización de los pozos, pero en algún momento dejaron de usarlos y los abandonaron", dijo el arqueólogo Ehud Galili, citado por 'Space News'.

Galili espera que las excavaciones que siguen en curso en Kfar Samir aportarán información sobre sus habitantes, que se supone fueron las primeras personas del mundo en producir aceite de oliva.


Actualización 09-01-15: Poblado prehistórico bajo el mar
Restos conservados de un pueblo prehistórico sumergido en la costa de Haifa fueron encontrados por buzos, y provee sorprendentes hallazgos arqueológicos.

Entre algunos de los restos conservados y descubiertos bajo el agua por investigadores israelíes frente a la costa de Dado Zamir, en la playa de Haifa, están un pozo de agua que puede ser la estructura de madera más antigua que se ha encontrado y la evidencia de una industria de aceite de oliva.

Estas y otras pistas fascinantes de la cultura de la Nueva Edad de Piedra (Neolítico) de hace unos 7.700 años fueron descubiertas debajo de 100 metros cúbicos de arena.

“El Estado de Israel es pionero en el estudio de los pueblos prehistóricos submarinos inundados por el mar, y está en la vanguardia de la investigación en este área en términos de estado de conservación y la calidad de los resultados”, dijo el arqueólogo Ehud Galili, de la Universidad de Haifa y la Autoridad de Antigüedades de Israel, quien encabezó un equipo de académicos, estudiantes y voluntarios junto con la
investigadora marina Deborah Cvikel de la Universidad de Haifa y el arqueólogo submarino Jonathan Benjamin de la Universidad de Flinders, Australia.

Los científicos marinos han estado explorando seis pueblos neolíticos que prosperaron en la costa mediterránea entre Haifa y Atlit antes de quedar sumergida cuando el nivel del mar subió, posiblemente como resultado de la fusión masiva de los casquetes polares y los glaciares. Huesos de aceituna triturados proporcionan la evidencia más antigua para la extracción de aceite de oliva en el Neolítico.

El pozo de madera, la prensa, los tamices con los cuales trituraban las aceitunas y les sacaban la pulpa fueron examinados en el transcurso de 68 inmersiones en octubre de 2014 en Kfar Samir, a una profundidad de hasta siete metros (23 pies) bajo el nivel del mar y sobre 200 metros (656 pies) de una de las playas más populares de Israel.

Se espera que las muestras de sedimentos tomadas desde el pozo provean más información sobre el clima y la vegetación a lo largo de la antigua línea de costa, con implicaciones para nuestro propio futuro, dijo Galili.