lunes, 5 de enero de 2015

Prevén obtener este año resultados del ADN de la Mujer del Peñón III


Osamenta de la 'Mujer del Peñón III'. Foto Melitón Tapia, INAH.

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) prevén que a mediados de este año se podrán hacer públicos los primeros resultados de las pruebas de ADN realizadas a los restos óseos de la Mujer del Peñón III, vestigio que data de hace 12 mil 700 años y que pertenece a la colección Los hombres del Peñón que resguarda el Museo Nacional de Antropología (MNA).

De acuerdo con José Concepción Jiménez, titular de la Dirección de Antropología Física del INAH, la Mujer del Peñón fue el tercer hallazgo del sitio arqueológico Peñón de los Baños, ubicado al oriente de la ciudad de México e importante por ser el sitio prehistórico (del Pleistoceno, hace 10 mil años) más importante de la Cuenca de México.

“Ahora estamos en proceso de hacer un convenio con un laboratorio del extranjero y posiblemente a mitad del año tendremos los resultados de ADN de la Mujer del Peñón. Es importante hacer este convenio porque hay protocolos muy estrictos para sacar la muestra de colágeno, enviarla y analizarla”, indica a Crónica José Concepción Jiménez.

Sobre por qué es importante conocer el ADN de esta osamenta hallada en 1959, el especialista indica que permitirá hacer la reconstrucción física y anatómica de la mujer más antigua del centro del país que hasta el momento se tiene en resguardo.

“Es muy importante porque es uno de los esqueletos más antiguos que tenemos en México, si llegamos a conocer el genoma completo de esta mujer, sabremos qué color de cabello, piel y ojos tuvo. Posteriormente conoceríamos si tenía enfermedades o era propensa a alguna, ya que estos datos están anunciados dentro del genoma”, comenta. [...] cronica.com.mx


Entrada relacionada

Señoras, guerreros y buscadores - Arqueomanía

Uno de los temas que más vamos a tratar en profundidad en esta temporada, es la Cultura de El Argar. Esta civilización, si así se nos permite tratarla, evolucionó en el Sureste Peninsular entre el 2200 a. C y el 1500 a.C. aproximadamente.

Durante este año (2013), un equipo de investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona, encabezado por Vicente Lull, Cristina Rihuete, Rafael Micó y Roberto Risch, ha realizado nuevos descubrimientos que abren la puerta para que el Argar sea considerado una forma de estado primigenia.

Vídeo: Señoras, guerreros y buscadores (I)
Emitido el 04-01-15. Ver en RTVE.es

Vídeo: Señoras, guerreros y buscadores (II)
Avance de la segunda parte de Señoras, guerreros y buscadores



Vídeo YouTube por Web Arqueomanía el 4/1/2015 añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.9 nº 40.

Entrada relacionada

Actualización 13-01-15: El yacimiento argárico de La Bastida protagoniza el programa de Arqueomanía de La 2
El yacimiento argárico de La Bastida de Totana protagonizó el pasado domingo 11 de enero el programa de Arqueomanía de La 2 titulado 'Señoras, guerreros y buscadores II', dedicado a la sociedad argárica.

'Arqueomanía' es un programa, de Radio Televisión Española, dedicado a descubrir el legado de civilizaciones pasadas. Manuel Pimentel es el encargado de conducir este espacio.

La Bastida es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la prehistoria europea. Fue habitado hace unos 4.000 años, en la Edad del Bronce de El Argar, y atesora un enorme potencial para el conocimiento de nuestro pasado y para la proyección cultural y patrimonial de la Región de Murcia, destacan fuentes municipales.

El yacimiento se ubica en la Sierra de la Tercia, sobre un cerro abrupto en la confluencia de la rambla de Lébor y el barranco Salado, a unos 6 kilómetros al oeste del casco urbano de Totana.

La Bastida fue el primer asentamiento argárico investigado y publicado monográficamente (1869) y la sociedad de El Argar supuso un hito en el desarrollo de la vida sedentaria y el urbanismo, en el despegue de la metalurgia y en la formación de las desigualdades políticas y económicas. (EuropaPress)

Ver vídeo: Señoras, guerreros y buscadores II