martes, 17 de febrero de 2015

Recuerdan el 125 aniversario de Barandiaran en Bilbao


Barandirán en la cueva de Ekain-Deba descubierta en 1969
Fuente: Koldo Mitxelena
 
La Red de Bibliotecas Municipales de Bilbao se suma a la conmemoración del 125 aniversario del nacimiento de José Miguel de Barandiaran –que se cumplió el pasado 31 de diciembre–, con dos charlas sobre arqueología y prehistoria, a cargo de los investigadores Joseba Ríos y Diego Garate. Las conferencias (entrada libre) se celebrarán los 19 y 26 (19 horas), en las bibliotecas municipales de Deusto y Begoña.

En primer encuentro el investigador Joseba Ríos hablará de los neandertales, que habitaron en Bizkaia, y de quienes más restos y descubrimientos se han hecho en los últimos años, lo que ha permitido conocer mucho mejor a esta especie que sobrevivió más de 100.000 años. En la actualidad se sabe que explotaban amplios territorios, que eran cazadores muy eficientes y que tenían una cultura y una sociedad relativamente estructurada....

... El siguiente jueves en la Biblioteca Municipal de Begoña será Diego Garate quien introduzca a los asistentes en el origen del arte, asociado a la especie humana actual, el homo sapiens. Este tipo de expresión artística tiene su máximo exponente en las espectaculares cuevas, abrigos y rocas decoradas del paleolítico superior (40.000-10.000 A. C.). Las últimas investigaciones han descubierto interesantes conexiones artísticas y simbólicas entre las cuevas decoradas de los Pirineos y de la Cornisa Cantábrica. [...] ccaa.elpais.com/


Actualización 17-03-15: Álvaro Arrizabalaga: «Barandiaran era un hombre extraordinariamente moderno»
«Los yacimientos que excavó todavía constituyen la columna vertebral para poder entender el Paleolítico en el País Vasco», indica el prehistoriador...

Nuevos hallazgos en el yacimiento arqueológico de Getsemaní en Pedrera



Este lunes, el arqueólogo que trabaja en la zona, José Miguel Bascón de la empresa "Servicios Arqueológicos BM", ha confirmado el hallazgo de un enterramiento en cueva artificial en el que están comenzando a aparecer algunos restos óseos y diversos elementos de ajuar como hachas de piedra pulimentada y una lámina de sílex (utilizada como cuchillo) asociados, en principio y a falta de un estudio más riguroso, a la Edad del Cobre.

Ésta estructura funeraria en cuestión se encuentra parcialmente destruida al verse afectada tanto por el encofrado de hormigón de un pozo de recepción de aceituna que se hallaba en la cooperativa, como por una conducción de agua (tubería) que la destroza transversalmente con la fortuna de no haber afectado completamente al suelo de ocupación en el que se encuentran los restos muebles que se están comenzando a recuperar. Junto a este enterramiento, según las primeras e hipotéticas indicaciones del arqueólogo, podría encontrarse otro espacio funerario que será excavado y estudiado en los próximos días.


En este sentido, cabe recordar, que los trabajos de ampliación de la cooperativa de aderezo de aceitunas de mesa de Pedrera llevados a cabo durante el año 2012 propició el descubrimiento de una cueva artificial asociada a la Edad del Cobre y en la que descansaban los restos óseos de seis seres humanos de tal período. Las excavaciones, que permitieron además la recuperación de una lámina de sílex tallada a dos filos (cuchillo), han dado lugar y se constituyen, por tanto, como uno de los descubrimientos arqueológicos más destacados en la Sierra Sur de Sevilla de los últimos años.

Las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo, por parte del arqueólogo José Miguel Bascón, de la empresa "Servicios Arqueológicos BM", se encuentran en su fase inicial y se enmarcan en los proyectos acogidos a las obras del Plan Emplea Joven para la revitalización de una zona de incalculable valor histórico para Pedrera. pedrera.es / Link 2 (Prensa)

Entrada relacionada (2012)

Stone Age skeleton judged Norway's oldest

The Stone Age skeleton found in Norway last summer could be as much as 8000 years old, archeologists now believe, making it by far the oldest ever discovered in the country. 
 
1/5. Archeologists dig at Stokke following the discovery of a Stone Age grave containing a skeleton. Photo: Museum of Cultural History in Oslo

“Brunstad man”, whose remains were found in Stokke, south of Oslo, is now believed to be from the Mesolithic period, which spans from 10,000BC-4000BC)

“The discovery is sensational in Norwegian, and indeed even in a north European context,” Almut Schülke, an archaeologist working for the Museum of Cultural History at the University of Oslo, told Aftenposten journalists when they visited the laboratory where the find is being analysed on Monday. “It is very seldom that we find bones from the stone age.”

The skeleton is in an extremely fragile condition, meaning researchers are painstakingly examining it tiny fragment by tiny fragment, documenting the location of everything as accurately as possible and feeding it into a 3-D computer model of the find.

The archaeologists hope to learn the age of the man, his diet and the extent to which the people who found their way so far north had contact with other settlements around the Skagerrak and the Baltic Sea.

The skeleton was found lying in the fetal position, a typical stone-age burial position, in a pit which had been bricked in on the inside.

The researchers had to divide the skeleton and the surrounding soil into eight parts to remove it from the earth and bring it back to the archeological laboratory in Oslo.

Schülke told the newspaper she hoped to find further evidence of human activity at the same site.

“We do not know if Brunstad was a fixed settlement or whether it  was a place people went to pick up special resources, such as different types of stone,” she told the newspaper. “We do not know of other major tombs nearby, but it was not uncommon to add a single grave so close to a settlement, as they have done here.” thelocal.no

Entrada relacionada / Related post


Actualización 20-02-15Exceptional Stone Age Norwegian excavated | ScienceNordic

Archaeologists work painstakingly at separating ancient, soft and vulnerable skeletal remains from rock-hard soil. (Photo: Natural History Museum, UiO)