lunes, 22 de junio de 2015

Las visitas a Altamira se mantendrán "de forma indefinida"


Fotografía de archivo tomada hace 14 años de las pinturas rupestres en las cuevas de Altamira (Efe)

El secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, dice que "según la información que tenemos, no se ha producido ningún tipo de deterioro atribuible a las visitas"

Las visitas experimentales a la cueva de Altamira continuarán de forma indefinida, según ha anunciado el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle. Se continuará así con el plan de visitas restringidas y experimentales que se puso en marcha hace algo más de dos años, y que supuso la reapertura del recinto.

El estudio sobre el estado de conservación de las pinturas ha arrojado dos conclusiones fundamentales: que continúa la pérdida de pigmentación y que la explicación no se debe buscar, de acuerdo con Lasalle, en el nuevo régimen de visitas restringidas: "Según la información que tenemos, no se ha producido ningún tipo de deterioro atribuible a las visitas. Hay un proceso de pérdida de pigmentación como consecuencia de la propia naturaleza del espacio, y lo que estamos haciendo es tratar de conocer el grado de deterioro que experimentan las pinturas por el proceso natural de la cueva".

En conclusión, el régimen de visitas continuará de forma indefinida, en contraste con el límite temporal que se le calculaba cuando se puso en marcha. Lasalle apuesta por la continuidad del programa como "una parte fundamental del desarrollo de la actividad del museo", con lo que el ritmo de visitas "se va a mantener a lo largo de los años", aunque siempre compatibilizándolo con "a conservación de la cueva". El programa "no tiene previsto acabar", inisitió Lasalle.

Mucho más pesimista se mostró respecto a las últimas conclusiones del estudio, que evidencian nuevos deterioros de las pinturas: "Desgraciadamente, el proceso natural, producto de filtraciones de agua y el deterioro ambiental, ha provocado nuevas pérdidas de pigmentos. Es un proceso que no se puede alterar, porque la cueva funciona como un organismo vivo. No hay capacidad humana para intervenir directamente".

De hecho, el secretario de Estado sostiene que de cerrarse a las visitas, la cueva "seguiría deteriorándose, porque las filtraciones y los cambios de temperatura anuales se producen de todas formas".
Por último, ha anunciado una "próxima reunión" del Patronato, "a lo largo de este verano, porque entre otras cosas hay que formalizar la incorporación de dos nuevos patronos, que son Ana Patricia Botín y Javier Botín". eldiariomontanes.es


Link 2: Cultura dice que el cierre total de Altamira no garantizaría su conservación - EcoDiario.es

Entrada relacionada
 

World’s most inaccessible art found in the heart of the Colombian jungle

Prehistoric paintings on vertical rock face in wilderness photographed and filmed for the first time

1/3. Images of rock art that could be 20,000 years old, found in Chiribiquete national park, Colombia. Photograph: Francisco Forero Bonell/Ecoplanet

A British wildlife film-maker has returned from one of the most inaccessible parts of the world with extraordinary footage of ancient rock art that has never been filmed or photographed before.
In an area of Colombia so vast and remote that contact has still not been made with some tribes thought to live there, Mike Slee used a helicopter to film hundreds of paintings depicting hunters and animals believed to have been created thousands of years ago. He said: “We had crews all over the place and helicopters filming all over Colombia. As a photographer, Francisco Forero Bonell discovered and took the pictures for my movie.”

The extraordinary art includes images of jaguar, crocodiles and deer. They are painted in red, on vertical rock faces in Chiribiquete national park, a 12,000 square kilometre Unesco world heritage site that is largely unexplored. There are also paintings of warriors or hunters dancing or celebrating. “It is the land that time forgot,” Slee told the Observer. [...] theguardian.com (Vía B&W3)


Actualización 24-06-15: El sorprendente arte rupestre de la Amazonía que asombró a 'The Guardian' - Semana.com
El diario británico destacó el “arte más inaccesible del mundo” encontrado en pinturas prehispánicas colombianas. 

Uno de los mayores tesoros de los colombianos está escondido en la profundidad de la selva amazónica, en un territorio inaccesible e inexplorado. Casi que ninguna persona los ha visto, pero constituyen un enorme patrimonio cultural de la Nación. El prestigioso diario The Guardian acaba de hacer un gran reportaje sobre los valiosos rastros que los primeros seres humanos del continente dejaron allí.
 
Ese oasis queda en el Parque Nacional Chiribiquete, un refugio natural de tres millones de hectáreas, con una superficie similar a la Holanda, en el sur del país. Es tan atractivo y tan inexplorado que fue uno de los lugares que el príncipe Carlos pidió conocer en su visita a Colombia. La Unesco lo incluyó en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Hasta allá llegó Mike Slee, un documentalista inglés, en un helicóptero para filmar, según The Guardian, miles de pinturas de cazadores y animales hechas posiblemente en el periodo paleoindio, entre 18.000-8.000 A.C. Se cree que fueron hechas por los karijonas, una de las primeras especies humanas que habitó América. Sobre las rocas estas comunidades dejaron impresas jaguares, cocodrilos y venados. “Es la tierra que el tiempo olvidó”, le dijo Slee al diario británico.

El documentalista describió el lugar como una “capilla de la biodiversidad” y se declaró maravillado por el respeto que estas comunidades tenían por la naturaleza. Agregó que estaba explorando el país con el fin de hacer una película llamada Colombia: Wild Magic, con la cual él quiere contarle al mundo y a los mismos colombianos la extraordinaria biodiversidad que tiene este país suramericano.