lunes, 13 de julio de 2015

Visita a la necrópolis de Panoría en Darro




Vídeo por GEA añadido a Paleo Vídeos > Prehistoria de España y Portugal > L.R.1.10 nº 28.

Video drone de la visita guiada a la necrópolis de Panoría en Darro el 9 de julio de 2015. Fotos

Los primeros homininos. Paleontología humana



Libro: Los primeros homininos: paleontología humana
Antonio Rosas González (Autor)
Tapa blanda: 128 páginas
Editor: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas; Edición: 1 (6 de julio de 2015)
Colección: ¿Qué sabemos de?

Resumen
La evolución humana, lejos de ser un proceso lineal y simple, es un complejo entramado del que han surgido múltiples géneros, especies y formas de relacionarse con la naturaleza. Tras más de un siglo de trabajo de campo y laboratorio, hoy disponemos de un respetable registro de fósiles que nos permiten indagar, aunque con carencias, el curso de nuestra evolución. La paleontología humana aporta a este conocimiento un caudal de pruebas empíricas con las que tratamos de reconstruir las pautas y procesos que nos han modelado. Y entre estos, el origen y la diversidad de los primeros homininos constituyen uno de los temas más apasionantes de abordar porque nos ayudan a entender cómo se han configurado las bases de nuestra anatomía. Desde este libro, queremos mostrar un ensayo de superación de este modelo lineal y abrirnos a esquemas en los que la ramificación y la diversidad sean la base de nuestra ordenación de los procesos de la naturaleza.

Sumario 
Prólogo.- Capítulo 1. Introducción al mundo de los fósiles humanos.- Capítulo 2. La posición del hombre en el árbol de la vida.- Capítulo 3. El antepasado común de humanos y chimpancés (géneros "Homo" y "Pan").- Capítulo 4. Los simios del Mioceno.- Capítulo 5. Manos liberadas y postura erguida. Primeras evidencias.- Capítulo 6. Los australopitecinos: ¿cuántos, dónde, quiénes?- Capítulo 7. El género "Paranthropus".- Capítulo 8. Las formas de transición.- Epílogo.- Glosario.- Bibliografía.
 
Venimos del mono… pero no del chimpancé  (Texto extraído del libro)
‘Venimos del mono’. Este enunciado, que sintetiza la noción popular de que el ser humano desciende evolutivamente de antepasados primates, suele emplearse en contraposición a la doctrina creacionista, según la cual los seres vivos no son fruto de la evolución, sino de un acto creador. Sin embargo, la idea de que venimos del mono está, por lo general, mal entendida. Por supuesto que descendemos de antepasados primates. Pero no ‘venimos’ de ninguna especie de mono actualmente viva. Una anécdota personal puede ilustrar lo que pretendo decir. Hace ya bastantes años me preguntaba mi abuelo, incómodo e incrédulo ante su dificultad de entender la lógica del proceso evolutivo humano: “Si la evolución es cierta, ¿por qué no siguen saliendo humanos de los monos?” (queriendo decir de los chimpancés; en el imaginario popular, el mono del que venimos se encarna en estos animales). “¿Por qué no siguen evolucionando los monos en hombres?” Una pregunta, por cierto, a la que se enfrentan con frecuencia los profesores de instituto ante sus alumnos. Mi respuesta ese día no fue del todo aclaratoria, y ya lo siento. Creo que hoy respondo mejor diciendo: sencillamente, nunca ‘salieron’ humanos de los monos (los chimpancés). Los chimpancés nunca fueron nuestros antepasados. Son, en un sentido amplio, nuestros hermanos evolutivos. Ambas especies descendemos de un antepasado común que vivió en las selvas africanas del Mioceno. El género Pan (chimpancés) y el género Homo (humanos) compartimos un antepasado común a partir del cual cada linaje siguió su propio rumbo. Los chimpancés son especies vivas que tienen su propia historia evolutiva. Nosotros hemos seguido la nuestra...

Il più antico caso di intervento dentale datato 14.000 anni fa


1/6. Vista frontale e laterale del cranio di Villabruna. In basso: punte litiche epigravettiane (a sinistra) utilizzate per produrre le strie identificate all’interno della cavità cariosa del terzo molare inferiore destro (a destra) (foto di M. Romandini)
 
Una delle ultime ricerche pubblicate sulla rivista “Scientific Reports”, svela l’esistenza del Paleodentista e ha retrodatato al tardo paleolitico superiore la più antica evidenza archeologica di intervento manuale per trattare le lesioni cariose.

Il team, guidato dall’Università di Bologna (Dipartimento di Beni Culturali) e dall’Università di Ferrara (Dipartimento di Studi Umanistici), ha analizzato una lesione cariosa, presente sul terzo molare inferiore (mandibolare), appartenente ad un individuo maschile datato a 14,000 anni fa e scoperto nel 1988, presso il Riparo Villabruna (Dolomiti Venete – Nord Italia) dal team dell’Università di Ferrara.

Varie analisi scientifiche confermano che la cavità cariosa è stata intenzionalmente trattata, al fine di ripulirne il tessuto infetto, tramite l’utilizzo di una punta microlitica. Fino ad oggi le più antiche evidenze di trattamento dentale erano datate a 9,000-7,000 anni fa, ma la nuova scoperta retrodata di 5,000 anni le prime evidenze di trattamento dentale. [...] bolognatoday.it / Link 2 (Photos)


Actualización 16-07-15: Oldest Dentistry Found in 14,000-Year-Old Tooth : Discovery News
An infected tooth partially cleaned with flint tools represents the oldest known dentistry, says a new international study on a 14,000-year-old molar.

The find represents the oldest archaeological example of an operative manual intervention on a pathological condition, according to researchers led by Stefano Benazzi, a paleoanthropologist at the University of Bologna.

“It predates any undisputed evidence of dental and cranial surgery, currently represented by dental drillings and cranial trephinations dating back to the Mesolithic-Neolithic period, about 9,000-7,000 years ago, “ Benazzi said...


Actualización 16-07-15: Hallan la 1ª prueba de intervenciones dentales hace 14.000 años
Un equipo de científicos europeos ha dado con la primera prueba de que en el Paleolítico Superior existió lo más parecido a un “dentista” prehistórico. Imagina intentar curar una caries de una muela infectada escarbando el diente con objetos puntiagudos de piedra. Eso es justo lo que ocurrió hace 14.000 años.

El hallazo, publicado en Scientific Reports, es importante porque ofrece nuevas pistas sobre la vida y técnicas utilizadas durante el Paleolítico Superior y hasta ahora desconocidas. Se sabía que nuestros ancestros hominidos utilizaban algo parecido a palillos para limpiarse los dientes, pero esto databa del Neolítico (9.000 a 7.000 años). Ahora es la primera prueba que se encuentra de que, además, intentaban procurarse cuidados dentales mediante intervenciones rudimentarias y herramientas puntiagudas de piedra, y en un periodo aún más antiguo. [...] es.gizmodo.com