miércoles, 2 de septiembre de 2015

Giant prehistoric hyenas may have prevented spread of early humans into Europe


2/3

Early humans are thought to have first ventured into Europe around 1.4 million years ago, but failed to spread far across the continent.

Exactly why these first members of the Homo family to arrive in Europe were unable to press home their advantage while later members of the family like the Neanderthals and modern man did, has puzzled anthropologists for decades.

Now paleontologists claim to have identified a possible cause for this early failure – a giant prehistoric hyena called Pachycrocouta brevirostris.

They claim to have found evidence that this ferocious creature, which was more than twice the size of modern spotted hyenas in Africa, would have dominated Western Europe at the time.

It would have directly competed with early humans like Homo antecessor, which were the first Hominids believed to arrive in Europe, for food left behind by predators.

Previously anthropologists have suggested these early human species were unable to cope with the swings in climate that occurred in Europe during the early Pliestocene.

However, according to Joan Madurell-Malapeira, from the Catalan Institute of Palaeontology at the Autonomous University of Barcelona, and his colleagues, have say it is likely competition with scavengers was the limiting factor.

Writing in the journal Quaternary International, they said: 'Food acquisition must have been one of the key problems for the first human populations of temperate Europe, where meat and fat consumption during the winter was a major limiting factor. [...] Daily Mail Online

La localidad DK (Tanzania), otro lugar para descubrir el pasado de los homínidos


(Foto: Pontificia Universidad Javeriana)

Investigadores de España, Sudáfrica, Reino Unido, Alemania y Colombia lograron hallar evidencia de que hace 1,8 millones de años en la localidad DK, en la Garganta de Olduvai, norte de Tanzania, hubo agua dulce, lo que permitió que los homínidos tuviera en esta región las condiciones básicas para su vida y desarrollo social.

A esta conclusión se llegó luego de que Carlos Rivera, coinvestigador y profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá, analizara unas algas microscópicas llamadas diatomeas, que muestran que sí había el líquido vital en DK, “y por lo tanto es posible que hubieran vivido poblaciones de homínidos en esta zona, ya que este hallazgo permite ser relacionado con muestras de fósiles y huesos de humanos que se han hallado en la localidad”, afirmó el docente especialista en este tipo de algas.

Indica que “lo fundamental era demostrar que existían pequeñas fuentes de agua y humedales permanentes, lo que servía para el establecimiento de poblaciones de homínidos”.

La investigación multidisciplinaria llevada a cabo por el Olduvai Landscape Paleoanthropology Project (Olapp, por sus siglas en inglés), permitió realizar un estudio de la vegetación y del paisaje en los niveles más antiguos (Lecho I) de la localidad de DK, que ya había sido excavada en el pasado por Mary Leakey. La reconstrucción del paisaje y la vegetación se basó en un estudio integral de fitolitos, diatomeas (restos silíceos de plantas y algas, respectivamente) y otros indicadores geológicos.

Los resultados indican que aproximadamente hace 1.8 millones de años, esta zona tenía abundancia de pastos, una diversidad de plantas potencialmente comestibles y disponibilidad de agua relativamente dulce. [...] NCYT


Referencia:
R.M. Albert, M.K. Bamford, I. Stanistreet, H. Stollhofen, C. Rivera-Rondón, A. Rodríguez-Cintas, Vegetation landscape at DK locality, Olduvai Gorge, Tanzania, Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology, Volume 426, 15 May 2015, Pages 34-45, ISSN 0031-0182, http://dx.doi.org/10.1016/j.palaeo.2015.02.022.

Hallan más de una decena de nuevas pinturas en la cueva de Maltravieso de Cáceres


1/3. Una de las nuevas pinturas descubiertas en la cueva de Maltravieso. Se trata sobre todo de caballos, como puede observarse en la imagen de arriba. El trazado en rojo del dibujo se realizó para presentar los hallazgos. - CARLOS CASARES
 
Se trata de figuras de caballos, bóvidos y cérvidos elaboradas con la iconografía clásica

Más de una decena de nuevas pinturas se unen al catálogo de arte rupestre de la cueva de Maltravieso, principal referente de la época del Paleolítico. Se trata sobre todo de figuras que representan animales, algo desconocido para esta cavidad cacereña, en la que hasta ahora solo se habían identificado manos y simbología triangular. Los nuevos hallazgos fueron presentados ayer por primera vez en público en el seno de una conferencia llevada a cabo en el Congreso Internacional de Arte Rupestre, que se celebra hasta el viernes en la faculta de Filosofía y Letras de la ciudad.

Muchos de estos nuevos símbolos fueron hallados hace más de una década, sin embargo nunca antes habían sido expuestos. Según indicó a este diario uno de los organizadores del congreso y participante de la conferencia, Hipólito Collado, en total se han descubierto once figuras de animales, elaboradas con la iconografía clásica de la meseta, que representan caballos, bóvidos y cérvidos.

"Lo que queremos es mostrar a los asistentes un estudio sobre la simbología de la cueva de Maltravieso. La idea es enseñar qué motivos hay representados, qué técnica se utilizó y cómo se distribuyen dentro de la cueva", señaló Collado, quien añadió que, tras estos hallazgos, "Maltravieso ha dejado de ser un santuario monotemático, antes pensábamos que solo tenía manos y ahora tiene manos y algo más, como triángulos, trazos pareados y animales, todo con un aire arcaico".

DESARROLLO TECNOLOGICO Muchas de estas nuevas pinturas han sido descubiertas gracias al desarrollo tecnológico. "Tenemos imágenes de hace 10 o 15 años a las que se les han aplicado sistemas informáticos que permiten ver figuras que antes no veíamos. Y a la inversa, también descartar cosas que habían sido catalogadas como figuras y que ahora no lo son". En este sentido, según aseveró Hipólito Collado, actualmente existen 56 manos contabilizadas en Maltravieso, mientras que en 1996 ese número ascendía a 71. La tecnología ha confirmado que muchas de las pinturas identificadas no pertenecía a la simbología rupestre.

Maltravieso es uno de los principales temas que centra las charlas del congreso. Ya el lunes, en su inauguración, se llevó a cabo otra conferencia sobre cómo se ha conseguido poner en marcha una visita virtual a la cueva cacereña. Por motivos de conservación y accesibilidad la cavidad se encuentra cerrada al público, sin embargo se ha logrado que pueda ser visitada mediante tecnología 3D. En el congreso participan a diario entre 300 y 400 personas. Es el primer evento de estas características que se organiza en España, el siguiente será en Australia. Se ha celebrado ya en Portugal, China, EEUU o Africa. Sira Rumbo Ortega / El Periódico Extremadura