lunes, 9 de noviembre de 2015

Los yacimientos de Orce son los más antiguos con restos humanos en Europa occidental


Gráfico biocronológico donde se observa la ausencia de cerdos en Europa hace entre 1,8 y 1,2 millones de años - Bienvenido Martínez-Navarro/IPHES

La presencia de restos humanos y la ausencia de cerdos fósiles permiten contemplar una cronología superior a 1,2 e inferior a 1,8 millones de años

En Europa, la presencia de cerdos fósiles es bien conocida con anterioridad a 1,8 millones de años de antigüedad, como en Saint Vallier o Senèze (Francia) o Poggio Rosso (Italia), donde se ha registrado una especie llamada Sus strozzi, pero también, y es especialmente relevante su hallazgo en la misma cuenca de Guadix-Baza en el sur de la Península Ibérica, donde en el yacimiento de Fonelas P-1, datado en unos 2,0 millones de años, se ha publicado la presencia de un cerdo allí llamado Potamochoerus magnus.

Sin embargo, es muy importante resaltar que no hay registro de cerdos fósiles en todo el continente europeo, en cronologías que van desde 1,8 hasta 1,2 millones de años. “Es decir, los cerdos desaparecen de Europa durante más de medio millón de años, por causas que aún se desconocen”, comenta Bienvenido Martínez-Navarro, investigador ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) en el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) y autor principal del artículo que recoge este estudio publicado en la revista Quaternary International. [...] Noticias IPHES (Vía B&W2) 

El enigma de los primeros turolenses


2/2

Los científicos constatan la necesidad de seguir excavando el yacimiento de Cuesta de la Bajada tras la publicación de un artículo científico con su estudio tafonómico

El equipo de arqueólogos y paleontólogos que ha excavado en los últimos tiempos en el yacimiento del Pleistoceno medio de Cuesta de la Bajada, a las afueras de Teruel, ha arrojado abundante información sobre cómo se comportaban los primeros turolenses hace 300.000 años, pero sigue habiendo enigmas y es preciso continuar con los trabajos de excavación para poder resolverlos. Se trata de uno de los afloramientos españoles más importantes de esa edad y los científicos que han trabajado en él aseguran que si se excavase en su totalidad podría arrojar nueva luz sobre nuestros orígenes.

El estudio tafonómico de Cuesta de la Bajada, es decir, de cómo se formó el yacimiento, acaba de ser publicado en la revista científica internacional Quaternary Science Reviews. El trabajo lo encabeza el arqueólogo Manuel Domínguez Rodrigo, un referente internacional en evolución humana y pionero en España de las investigaciones que equipos españoles están llevando a cabo en la denominada Cuna de la Humanidad en África. De hecho, es codirector del Institute of Evolution in Africa. [...] Diario de Teruel

Entrada relacionada 

Universidad del País Vasco publica un estudio arqueológico sobre las motillas


Motilla de El Azuer. Foto: IGME

EFE. La Universidad del País Vasco ha publicado los resultados de un estudio arqueológico sobre las motillas de La Mancha, los primeros pozos de La Mancha, construidos en la Edad del Bronce, realizado por los expertos Luis Benítez de Lugo y Miguel Mejías.

El estudio se ha publicado en la revista científica Veleia, que publica anualmente, desde 1984, la Universidad del País Vasco y está dedicada al estudio de la prehistoria, historia antigua y filología y arqueología clásicas.

Bajo el título "La prehistórica cultura de las Motillas: nuevas propuestas para un viejo problema", Benítez de Lugo y Mejías han centrado su trabajo en los primeros pozos de La Mancha y aportan un nuevo enfoque para comprender la cultura de las motillas.

Estos investigadores han explicado a Efe que los primeros estudios científicos de las motillas se remontan cuatro décadas atrás.

Desde entonces, distintas universidades y expertos han intentado encontrar explicación al origen, evolución y desaparición de este singular grupo humano que habitó La Mancha durante la prehistoria reciente.

Ahora, Luis Benítez de Lugo y Miguel Mejías plantean que las motillas pueden ser, en realidad, el más antiguo sistema de captación de agua subterránea a nivel comarcal establecido en Europa.

En segundo lugar, apuntan que la implantación de esta red de pozos pudo estar relacionada con una crisis climática que hizo desaparecer de forma generalizada las aguas superficiales durante un largo periodo de tiempo.

Asimismo, consideran que la ruina de las motillas forman montículos muy similares a los túmulos funerarios y, de hecho, los autores relacionan un horizonte funerario tumular, asociado a la cultura de las motillas y desconocido hasta ahora.

Este trabajo aporta, además, el inventario actualizado de todas las motillas conocidas.

Benítez de Lugo es profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia, y sus primeros trabajos en una motilla comenzaron en 1985, en la motilla de El Acequión (Albacete).

Mejías, por su parte, es jefe del Área de Hidrogeología Aplicada del Departamento de Investigación y Prospectiva Geocientífica del Instituto Geológico y Minero de España, especialista en procesos hidrogeológicos de La Mancha y uno de los mejores conocedores de las masas de agua subterránea sobre las que se construyeron las motillas.