miércoles, 25 de noviembre de 2015

Homo Naledi May Be 2 Million Years Old (give or Take)


Homo naledi, by paleoartist John Gurche, appearing in the October issue of National Geographic magazine. Photograph: Mark Thiessen/National Geographi/PA

By Francis Thackeray, University of the Witwatersrand. There has been global interest in the announcement of new fossils from a cave called Rising Star in the Cradle of Humankind World Heritage Site in South Africa.

These fossils were recently reported by Lee Berger and his team who described the discovery of more than 1500 fossils representing a new species of the genus Homo. It has been called Homo naledi, associated with a name for star in the Sesotho language.

But the age of Homo naledi is not yet known with certainty. The new species has not yet been dated. Unsuccessful attempts had been made by Paul Dirks and members of the Rising Star team to obtain an age. They used techniques applied previously to date a range of fossils. These included Australopithecus africanus, such as the famous "Mrs Ples" skull more than 2 million years old, and fossils of Paranthropus robustus and Homo erectus.

In a new paper in the South African Journal of Science I suggest that Homo naledi lived 2 million years ago (plus or minus 500,000 years). If shown to be correct, this will help to place Homo naledi in the family tree of human relatives.

The variance is based on the fact that the earliest date for Homo rudolfensis is about 2.5 million years, and the date for certain African Homo erectus samples is about 1.5 million years. [...]  allAfrica.com


Related post 

Hallado en tierras de cultivo de Chañe (Segovia) un pequeño puñal de la Edad del Bronce


 
EUROPA PRESS, CHAÑE (SEGOVIA). Un pequeño puñal de la Edad del Bronce ha sido hallado en tierras de cultivo de la localidad de Chañe (Segovia), una zona en la que ya han sido localizados restos, aunque de manera muy dispersa y descontextualizada debido al uso de maquinaria agrícola.

El pequeño cuchillo, de siete centímetros de longitud, es de cobre o bronce y presenta enmangue de dos remaches, según informan fuentes de la Delegación Territorial de la Junta en Segovia.

A falta de realizar un estudio más detallado, tipológicamente el hallazgo se corresponde con piezas del Bronce Antiguo, con fechas probables entre 1800-1500 antes de Cristo. Se van a llevar a cabo un análisis metalográficos y un estudio arqueometalúrgico que aportarán más sobre la fabricación y el periodo en el que se utilizó la pieza.

El hallazgo casual ha sido puesto en conocimiento este miércoles de la Comisión Territorial de Patrimonio. En la zona, gracias a la colaboración ciudadana, se han encontrado además numerosos fragmentos de cerámicas campaniformes. Las piezas serán custodiadas en el Museo de Segovia. teinteresa.es

La traición es el eslabón perdido que explica la rápida expansión humana por el mundo


Dispersal pattern of humans after 100,000bp

Europa Press. Una nueva investigación de una arqueóloga de la Universidad de York sugiere que la traición es el eslabón perdido en la comprensión de la rápida propagación de nuestra especie en el mundo. Concretamente, Penny Spikins sostiene que la velocidad y el carácter de las dispersiones humanas ha cambiado significativamente hace alrededor de 100.000 años.

Antes de eso, el movimiento de los humanos arcaicos fue lento y en gran medida obligado por eventos ambientales debidos a los aumentos de población o cambios ecológicos. Después, las poblaciones se extendieron con una velocidad notable superando las principales barreras ambientales, apunta el trabajo.

Pero Spikins, catedrática de Arqueología de los Orígenes Humanos, relaciona este cambio a alteraciones en el intercambio emocional en las relaciones humanas. En una investigación publicada en Open Cuaternary, dice que ni el incremento de la población ni el intercambio ecológico ofrecen una explicación adecuada de los patrones de movimiento humano a nuevas regiones que comenzó alrededor de hace 100.000 años.

Ella sugiere que los compromisos con los demás se volvieron más esenciales para la supervivencia, y que con grupos humanos cada vez más motivados para identificar y castigar a los que hacen trampas, el lado "oscuro" de la especie humana también se desarrolló. Los conflictos morales motivados por la falta de confianza, y un sentido de traición, se hicieron frecuentes entre los humanos creando una necesidad de distanciarse de sus rivales.

Según Spikins, los vínculos emocionales que mantienen unidas a las poblaciones en crisis tenían un lado más oscuro en las reacciones sinceras hacia la traición, que todavía sentimos hoy. Las redes sociales más grandes hacen que sea más fácil encontrar aliados distantes con quienes crear nuevas colonias, y la tecnología de caza más eficiente significaba que cualquier persona con rencor era un objetivo peligroso, pero fueron las emociones humanas las que proporcionaron la fuerza de repulsión desde las áreas ocupadas existentes, algo que no vemos otros animales.

Las primeras especies de homínidos estaban limitadas en su distribución a los entornos específicos y pastizales abiertos, tales como bosques. La expansión del Homo erectus fuera de África a Asia hace alrededor de 1,6 millones de años parece que fue causada por la necesidad de encontrar nuevas praderas a gran escala. Por el contrario, los neandertales ocuparon partes frías y áridas de Europa. Todas las especies arcaicas se adaptaron lentamente a nuevas oportunidades para el asentamiento y eran a menudo disuadidos por barreras ambientales y climáticas.

La dispersión

Hace 100.000 años, sin embargo, la dispersión en áreas remotas, inhóspitas y con riesgo se hizo más común en comparación con los movimientos en áreas ya ocupadas. En particular, la propagación de las poblaciones humanas modernas no fue inhibida por barreras biogeográficas. Las poblaciones se movieron hacia las regiones frías del norte de Europa, cruzaron deltas importantes, como el Indo y el Ganges, desiertos, tundras y selvas, e incluso hicieron travesías marítimas importantes para llegar a Australia y las islas del Pacífico.

Spikins argumenta que las deslealtades resultantes de las disputas morales fueron una razón significativa para estas dispersiones en entornos poco acogedores, que se explican por un deseo de evitar daños físicos de antiguos amigos o aliados descontentos. Cualquier delincuente y sus aliados dentro de la red social se sienten impulsados a escapar del peligro.

"La colonización activa a través de terrenos peligrosos resulta difícil de explicar con opciones pragmáticas inmediatas. Pero son más comprensibles con el refuerzo de motivaciones como dañar a otros. Mientras vemos la dispersión mundial de nuestra especie como un símbolo de nuestro éxito, parte de las motivaciones reflejan un lado más oscuro, aunque no menos 'colaborativo' para la humanidad", ha concluido. EcoDiario.es


Link 2: Betrayals of trust helped the rapid spread of human species around the world  (Via B&W3)
New research by an archaeologist at the University of York suggests that betrayals of trust were the missing link in understanding the rapid spread of our own species around the world.

Dr Penny Spikins, of the University's Department of Archaeology, says that the speed and character of human dispersals changed significantly around 100,000 years ago.

Before then, movement of archaic humans were slow and largely governed by environmental events due to population increases or ecological changes. Afterwards populations spread with remarkable speed and across major environmental barriers.

But Dr Spikins, a senior lecturer in the Archaeology of Human Origins, relates this change to changes in human emotional relationships. In research published in Open Quaternary, she says that neither population increase nor ecological changes provide an adequate explanation for patterns of human movement into new regions which began around 100,000 years ago.

She suggests that as commitments to others became more essential to survival, and human groups ever more motivated to identify and punish those who cheat, the 'dark' side of human nature also developed. Moral disputes motivated by broken trust and a sense of betrayal became more frequent and motivated early humans to put distance between them and their rivals. [...]

Crean una técnica que permite ver imágenes ocultas de petroglifos


 
Fue desarrollada por investigadores de Santiago y probada en Campo Lameiro

Sencilla, rápida, barata y accesible a cualquier científico. Así es la nueva técnica desarrollada por un equipo de investigadores de la Universidade de Santiago que permite desvelar las figuras alojadas en los petroglifos o en cualquier otra representación de piedra e incluso en inscripciones de madera o metal. La metodología no solo permite constatar los dibujos o textos que ya se conocen, sino que también ofrece una nueva lectura de las obras de arte de la prehistoria, ya que saca a la luz las inscripciones que han quedado ocultas por el deterioro o el paso del tiempo.

El procedimiento, denominado AsTrend, aun está en desarrollo para perfeccionarlo, pero ya se ha testado en aras romanas conservadas en el Museo do Pobo Galego, en dólmenes y, sobre todo, en los petroglifos del complejo de Campo Lameiro. [...] lavozdegalicia.es / Link 2 

Descubren cómo comían nuestros ancestros hace unos 400 mil años


1/4. Credit: Rachal Sarig

Jerusalén/ EFE. Un equipo de la Universidad de Tel Aviv ha analizado meticulosamente dientes humanos prehistóricos hallados en la cueva de Qesem, localizada en el centro de Israel en 2000.

Dientes humanos encontrados en una cueva en Israel donde residieron nuestros antepasados hace unos 400 mil años, han arrojado luz sobre las costumbres prehistóricas de alimentación, muy alejadas a cómo comemos hoy en torno a una mesa.

Un equipo de la Universidad de Tel Aviv ha analizado meticulosamente dientes humanos prehistóricos hallados en la cueva de Qesem, localizada en el centro de Israel en 2000, y elaborado a partir de ellos el patrón de comportamiento que siguieron sus habitantes sobre qué comían, con qué potencia masticaban y cómo cortaban los alimentos antes de llevárselos a la boca.

Todo gracias al desgaste, desgarro y pequeñas fisuras que aparecieron en gran parte de las piezas dentales, que permitieron a los científicos reconstruir cómo cortaban el alimento en pequeños trozos antes de deglutirlo.

El procedimiento consistía en coger un trozo de carne de tamaño considerable con una mano y agarrarlo fuertemente por un extremo con los dientes, mientras que con la otra mano se empleaba el filo de un pequeño sílex para cortarla o desgarrarla en el aire, de tal manera que el individuo pudiera ingerir un pedazo razonable.

Pero estos modales podían tener sus riesgos y los menos experimentados llevarse un tajo en los carrillos, encías o los propios dientes con los mismos cantos tallados, lo que provocaba esas incisiones que despertaron la curiosidad de los investigadores.

"Vimos que había pequeños cortes en la parte exterior del diente y que fueron hechas con herramientas como rocas duras o sílex con los que cortaban la comida y en la maniobra podían dañárselos", explicó a Efe Rachel Sarig, antropóloga dental y odontóloga de la citada universidad, que lideró el estudio publicado este mes en la revista científica "Quaternary International". [...]  Panamá América


Link 2: Prehistoric teeth reveal how our ancestors ate 400,000 years ago
Prehistoric humans may not have been the most elegant dining companions, but they too evidently had something akin to table manners...

Un estudio de La Grotta di Fumane descarta la teoría de la extinción de los Neandertales debido a los cambios climáticos


Entrada a la Cueva de Fumane. Wikimedia Commons

Un estudio reconstruye el paisaje y el clima de la Cueva de Fumane a partir del análisis de los huesos de micromamíferos y descarta la extinción de los Neandertales debido a grandes cambios climáticos

... En el transcurso de los trabajos arqueológicos, se han recuperado restos óseos que han proporcionado datos sobre una fauna rica y diversificada. Los huesos de macromamíferos, indican que los Neandertales cazaban predominantemente cérvidos (Cervus sp., Megaloceros giganteus ) y animales de roquedo, de menor tamaño (cabra, rebeco y corzo), y en etapas más recientes oso y zorros. También se ha realizado un análisis de las marcas dejadas en los huesos de algunas aves (rapaces, córvidos, buitres), que parecen indicar que se obtuvieron de ellas las plumas, probablemente para ser utilizadas como adorno personal.

El último estudio realizado por sus investigadores se basa en los restos de micromamíferos (insectivoros, murciélagos y roedores), como indicadores ecológicos, a partir de los que se ha podido realizar una reconstrucción paleoclimática y paleoambiental del entorno. [...] Antrophistoria

2016 Hominin Calendar Fundraiser for UWF Anthro Grad Students



Our Graduate Anthropology Association here at UWF came up with an awesome idea for a fall fundraiser: a "hot hominins" calendar.  Led mostly by Jane Holmstrom and Tarra Wixom, the calendar was created using open-access images of reconstructed hominins... plus clever and funny sayings.  It's a spin on a traditional "pin-up" calendar for those of us who geek out on anthropology. [...] Powered By Osteons