sábado, 12 de diciembre de 2015

Un arqueólogo eleva el origen de la escritura tartesia al arte prehistórico


El arqueólogo Pablo José Ramírez, investigador de la Universidad de Sevilla, durante la entrevista con Efe en la que ha explicado que la escritura tartesia tiene su origen en el arte prehistórico de la Península Ibérica, con la que comparte más de cuarenta signos, la práctica totalidad de su alfabeto. EFE

EFE. La escritura tartesia tiene su origen en el arte prehistórico de la Península Ibérica, con la que comparte más de cuarenta signos, la práctica totalidad de su alfabeto, según las investigaciones de Pablo José Ramírez, arqueólogo e investigador de la Universidad de Sevilla.

Ramírez, que ha dedicado ocho años a estudiar hasta trescientas referencias arqueológicas, ha explicado a Efe que ha comparado el alfabeto tartesio -reflejado en la totalidad de las estelas conocidas y documentadas- con símbolos prehistóricos que van desde el neolítico antiguo hasta el final de la Edad del Bronce. [...] eldiario.es

La sospechosa coincidencia entre la llegada humana y las extinciones


Algunos de los animales que vivían en el norte de España durante la última edad de hielo y que ya se han extinguido / Mauricio Antón

La expansión de los 'Homo sapiens' está asociada a la desaparición de grandes mamíferos, algo que no había sucedido con ninguno de sus ancestros

... Después de su aparición en África, hace algo más de 100.000 años, los Homo sapiens se lanzaron a la colonización del planeta con un éxito sin precedentes. Junto a su tecnología o a los vestigios de su cultura, los humanos dejaron tras de sí un rastro distintivo de la especie. Hace unos 11.000 años, la llegada de los sapiens a Norteamérica coincide con la desaparición de los mamuts, lo mismo que había sucedido 20.000 años antes con los canguros gigantes cuando nuestros antepasados comenzaron a poblar Australia. En las islas Baleares, la cabra Myotragus balearicus, había sobrevivido a todo tipo de visicitudes durante millones de años hasta que hace 5.000 llegaron los humanos, y la pauta se repite en otra isla del Mediterráneo, Chipre, donde había hipopótamos y elefantes enanos hasta hace 11.000 años, fecha de aparición de los sapiens.

“No niego que pueda haber una influencia del clima, pero la intervención humana es un factor decisivo en muchos casos”, apunta Jesús Rodríguez, investigador en paleoecología del CENIEH (Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana), en Burgos. “Lo más probable es que sea una concatenación de ambos”, añade. Según el científico, si las extinciones de grandes animales hubiesen sido provocadas por cambios globales en el medio se habrían producido en la misma fecha y hay muchas oleadas de extinción que coinciden con la llegada de los humanos. [...] EL PAÍS

Unique Neolithic sculpture found at Czech site


3/3.  Photo: Zdeněk Schenk

Archaeologists in the east Moravian town of Přerov have discovered a unique statuette which they believe dates back to the early Neolithic period. The richly ornamented torso has been hidden under ground for over seven thousand years ago.

The valuable finding was discovered during initial excavations of an archaeological site near Lipník nad Bečvou, a small town on the edge of the Moravian Gate valley. It is a torso of a body, or what the archaeologists call an anthropomorphic sculpture, richly engraved with geometric ornaments. It is about 76 millimetres tall and its head and arms have been broken off.

According to the head of the archaeological research at the site Zdeněk Schenk, the statuette must be at least seven thousand years old, since it was found on the site of an early Neolithic settlement:

“It is the site of the first farmers settling on the territory of the Czech Republic, who were represented by the so-called linear pottery culture. They settled in the Moravian Gate at the start of the Old Neolithic Period, that’s 5,000 years B.C. We know that they used to build long buildings and they traded stone, which they used for creating tools. They also made pottery for daily use, but also statuettes such as this one.” [...] Radio Prague