martes, 2 de febrero de 2016

Los humanos evolucionaron compartiendo tecnología y cultura


This image shows Blombos Cave, South Africa. University of Bergen.

Nuevos hallazgos de la Cueva de Blombos, en Sudáfrica, muestran que el hombre de la Edad de Piedra en África intercambiaba tecnología con grupos vecinos, incluso hace 100.000 años.

EUROPA PRESS. Blombos contiene depósitos de la Edad de Piedra Media, hace entre 100.000 y 70.000 años, y una secuencia de la Edad de Piedra tardía fechada hace entre 2.000 y 300 años.

Investigadores de las universidades de Bergen y Witswatersrand han estado buscando más de cerca la tecnología utilizada por diferentes grupos en ésta y otras regiones de África del Sur, tales como puntas de lanza de piedra, así como cáscaras de huevo de avestruz decoradas, para determinar si existe un solapamiento y contacto entre los seres humanos de la Edad de Piedra Media.

"El patrón que estamos viendo es que, cuando la demografía cambian, las personas interactúan más. Por ejemplo, hemos encontrado patrones similares grabados en cáscaras de huevo de avestruz en diferentes sitios. Esto demuestra que la gente probablemente estaba compartiendo material cultural simbólico en ciertos momentos, pero no en otros", dice Karen van Niekerk, investigadora de la Universidad de Bergen (Noruega) y co-autora.  

Este intercambio de cultura material simbólica y tecnología también nos dice más sobre el viaje de Homo sapiens desde África, a Arabia y Europa. El contacto entre culturas ha sido vital para la supervivencia y el desarrollo de nuestros antepasados comunes Homo sapiens. Cuanto más contacto tenían los grupos, más fuerte se hacía su tecnología y su cultura.

"El contacto a través de grupos y la dinámica de la población, hace que sea posible adoptar y adaptar nuevas tecnologías y cultura, y es lo que describe el Homo sapiens. Lo que estamos viendo es el mismo patrón que dio forma a las personas en Europa que crearon arte rupestre muchos años después", dice Christopher S. Henshilwood, también coautor de la Universidad de Bergen. lavanguardia.com/


Link 2: Humans evolved by sharing technology and culture | EurekAlert! Science News
Our early ancestors, Homo sapiens, managed to evolve and journey across the earth by exchanging and improving their technology

Blombos Cave in South Africa has given us vast knowledge about our early ancestors. In 2015, four open access articles, with research finds from Blombos as a starting point, have been published in the journal PLOS ONE.

"We are looking mainly at the part of South Africa where Blombos Cave is situated. We sought to find out how groups moved across the landscape and how they interacted," says Christopher S. Henshilwood, Professor at the University of Bergen (UiB) and University of the Witwatersrand and one of the authors of the articles...

El Abrigo de Atxoste fue utilizado por los alaveses en el mesolítico y el neolítico


Paraje de las cuevas de Atxoste.

El abrigo de Atxoste, en Vírgala Mayor, fue utilizado durante más de 10.000 años por los humanos: tanto en el Mesolítico, cuando eran cazadores-recolectores, como en el Neolítico, cuando ya eran productores. Analizando las huellas halladas en el utillaje lítico del yacimiento, un investigador de la UPV/EHU ha deducido que Atxoste fue, en ambos periodos, un lugar de ocupación de larga duración, pero nunca llegó a ser un alojamiento fijo.

Los abrigos —cuevas naturales poco profundas situadas en rocas, y, a menudo, al pie de las mismas— eran muy utilizados por los grupos humanos cazadores-recolectores. Concretamente, elegían aquellos abrigos que tenían recursos al alcance, y hacían estancias para explotación del medio animal y vegetal. Por ejemplo, el abrigo de Atxoste, en Álava, se encuentra a 12 metros del río, en la parte baja del valle, pero muy cerca de la media montaña de la cuenca. “Debido a esta ubicación estratégica, los habitantes del abrigo podían explotar diversos recursos, en el Mesolítico, es decir, cuando los humanos eran cazadores-recolectores”, explica Unai Perales, investigador del Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología de la UPV/EHU.

Una vez entrado el Neolítico, cuando los humanos se convirtieron en productores, dejaron de lado la mayoría de estos abrigos. El paso a otro tipo de vida les llevó a ocupar el espacio de otra manera: empezaron a cultivar la tierra, a cuidar animales domesticados, etc. Concretamente, en esta zona, han encontrado 10-12 abrigos que fueron ocupados en el Mesolítico, “e incluso cuando el Neolítico estaba bien establecido en la zona, los humanos siguieron utilizando Atxoste. Eso demuestra que era un asentamiento importante, o rentable”, remarca el investigador.

Durante su tesis doctoral, ha realizado un análisis traceológico del yacimiento de Atxoste, es decir, ha analizado restos de útiles líticos encontrados en el yacimiento, desde el punto de vista de su utilización. “El uso que se le da a cada útil deja una huella específica en el mismo. Por tanto, analizando estas huellas, puede deducirse para qué y cómo utilizaban cada útil”, ha explicado Perales. Ha investigado, sobre todo, herramientas de pedernal, muy utilizado por los humanos del Mesolítico y del Neolítico. Analizó mediante lupa las principales marcas, y, después, realizó un análisis más minucioso utilizando un microscopio. [...] gasteizhoy.com/


Vídeos relacionados (2015): 
- Atxoste, La aventura del Saber - RTVE.es A la Carta



- El Valle de Arraia, La aventura del Saber - RTVE.es A la Carta

Wooden phalluses found at lost burial site in Xinjiang desert


 
Team finds evidence at Xiaohe Tomb complex that ‘blood worship’ may also have been a signature of this ancient socio-religious culture in Northwest China

Wooden carvings of male genitals found in the hands of female mummies discovered in northwest China’s Xinjiang Uyghur autonomous region were part of an ancient ritual, not sex toys, according to a new study by Chinese scientists.

The phallic carvings measured as small as 4 centimetres in length and were discovered in graves at the Xiaohe Tomb complex in Lop Nur, Xinjiang in the grip of 4,000-year old female mummies.

They were smaller than expected and mostly painted red to highlight their sacred status - hinting at their use in certain religious rituals.

They were found by a research team led by Yang Yimin, a professor of archaeological science at the University of Chinese Academy of Sciences in Beijing.

The findings have been published in a paper in the peer-reviewed journal PLOS ONE, run by the San Francisco-based Public Library of Science.

Phallicism, also known as male organ worship, was a common ritual in many ancient cultures, with archaeologists often encountering relics representing sexual organs in tombs and other excavation sites.

In this case, the sexualised relics and sculptures could be separated into two categories: phalluses that played a role in tribal or social rituals, and olisboi - a classical word for dildos - that served an erotic function. In the majority of cases, their category is decided primarily by their size. South China Morning Post

El hombre moderno, un «depredador» para el neandertal


Neanderthal skull replica. Original recovered in St. Michael's Cave, Gibraltar. Nathan Harig, Wikimedia Commons

Una nueva investigación sugiere que la otra especie humana inteligente se extinguió incapaz de competir con el Homo sapiens, que tenía una cultura más desarrollada

La extinción de los neandertales, la otra especie humana inteligente, es un rompecabezas cuyas piezas nunca parecen encajar con exactitud. Se cree que ocurrió en Europa hace unos 40.000 años, después de haber permanecido durante más de 300.000 en el continente. ¿Qué causó su desaparición? Una de las principales hipótesis nos apunta directamente a nosotros, el Homo sapiens. Nuestra llegada pudo ser el declive de nuestros primos, ya que la posesión de una cultura más avanzada nos daba una ventaja competitiva.

Una nueva investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Stanford y que publica esta semana la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de EE.UU., apoya esta teoría. Marcus Feldman y sus colegas probaron la verosimilitud de esta hipótesis utilizando un modelo de competencia entre especies llamado ecuaciones de Lotka-Volterra, también conocidas como ecuaciones predador-presa o presa-predador y que es ampliamente utilizado en ecología. En este caso, el modelo incorpora las diferencias en los niveles de desarrollo cultural de las especies competidoras.

De acuerdo con estos cálculos, una población de humanos modernos inicialmente pequeña podría haber desplazado por completo a una población neandertal más grande, a condición de que los humanos modernos tuvieran una diferencia en su capacidad de aprendizaje o una ventaja cultural suficientemente grande sobre los neandertales.

Estos hallazgos arrojan luz sobre la desaparición de los neandertales, lo que, según los autores, demuestra que factores endógenos como el nivel de la cultura relativa, en lugar de otros extrínsecos como epidemias o un cambio climático, podrían haber causado la eventual exclusión de una población comparativamente mayor, la de los neandertales, por una inicialmente más pequeña, la del Homo sapiens.

La mayoría de los investigadores está de acuerdo con que los seres humanos modernos tenían una cultura más desarrollada que los neandertales, aunque este grupo humano también destacaba por su inteligencia. Numerosas investigaciones han demostrado que cazaban en grupo, cocinaban, enterraban a sus muertos, se adornaban e incluso es posible que hicieran arte abstracto. abc.es


Link 2: Neanderthal extinction driven by cultural level of modern humans / Link 3 
Neanderthals were driven to extinction by competition with modern humans – with the latter's "higher culture level" giving them a competitive edge that pushed the species to extinction. Researchers say their findings support the idea that humans wiped out Neanderthals rather than climate change or epidemics, as has previously been claimed by some scientists.

Neanderthals became extinct in Europe around 40,000 years ago. They are believed to have lived alongside humans for up to 5,000 years, although exact dates are uncertain. Evidence suggests the two species interbred and interacted during this time. However, Neanderthals would eventually be wiped out and there are a number of theories about what caused their disappearance.

One line of thinking is that modern humans were not the driving factor, and the Neanderthal inability to adapt to climate change drove them to extinction. Some scientists say that during the last Ice Age, they were less able to hunt than modern humans, ultimately causing their decline. Another idea is that they were killed off by pathogens introduced by the first modern humans.

A third option, however, suggests humans directly killed off the Neanderthals. Violence akin to genocide has been proposed, while others have said humans possessing a slight competitive edge would have been enough to trigger the Neanderthal's downfall.

Researchers from Stanford University and Tokyo's Meiji University say they have found evidence of a casual role of competition in the extinction of the Neanderthals. Publishing their findings in the journal, Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), the team suggested a model for how humans would have outcompeted Neanderthals because they were more advanced culturally...