jueves, 25 de febrero de 2016

A Guide to the Prehistoric Rock Engravings in the Italian Maritime Alps



Book: A Guide to the Prehistoric Rock Engravings in the Italian Maritime Alps (Cambridge Library Collection - Archaeology) / Link 2
Clarence Bicknell (Author) 
Series: Cambridge Library Collection - Archaeology
Paperback: 214 pages
Publisher: Cambridge University Press (February 19, 2016)

In the mountainous border region between France and Italy lies the Vallée des Merveilles. Still surprisingly remote, and dominated by Mont Bégo, it contains alpine meadows, rare flora and fauna, spectacular glaciated rock formations, and over 35,000 Bronze Age rock engravings that are only free of snow for a few months of the year. Though this major archaeological site was mentioned in print around 1650, the first thorough guidebook was published in 1913 by Clarence Bicknell (1842-1918), a Cambridge graduate and Anglican clergyman who had settled on the Riviera around 1880. Bicknell published several books on the botany of the region, but it was not until the 1890s that he began in earnest to explore the petroglyphs, a project he continued into his seventies. He built up a collection of over 12,000 drawings, rubbings and photographs, which form the basis of the 46 plates that illustrate this book.

Nuevos estudios aclaran cómo vivían los homínidos de las Muntanyes de Prades hace 10.000 años


2/6. Treballs d'excavació a la Cova de les Borres - Maria Soto/IPHES
 
Los resultados obtenidos con el estudio de los fósiles de la última excavación y dos nuevas tesis doctorales han aportado datos sobre su tecnología

IPHES/DICYT El ciervo, la cabra y el conejo eran algunos de los animales que comieron los homínidos que vivieron por las Muntanyes de Prades (Tarragona) hace entre 12.000 y 9.000 años. Para conseguir algunos de estos animales usaron diferentes instrumentos líticos, como puntas de dorso (flechas) y raspadores, según se ha comprobado con el estudio de los más de 1.400 restos fósiles que se encontraron en la última campaña de excavación llevada a cabo por el IPHES (Institut Català de Paleoecología Humana i Evolució Social), en la Cova de les Borres (La Febró, Tarragona), hace unos meses. Además, dos nuevas tesis doctorales que ha incluido el estudio de piezas encontradas en diferentes niveles de este yacimiento han permitido saber cómo era la movilidad de estos homínidos por el territorio y la duración de sus estancias en dicha cavidad.

Todos estos nuevos datos amplían el conocimiento sobre la organización tecnológica y las características de los sistemas de ocupación de las Muntanyes de Prades en el Paleolítico superior final, hace entre 12.000 y 9.000 años. En la campaña arqueológica tomaron parte también estudiantes del Master Erasmus Mundus de Cuaternario y Prehistoria que se imparte en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (URV), gracias a los proyectos de investigación que lleva a cabo el IPHES. [...] dicyt.com / Link 2 

Aboriginal Australians 'have been genetically isolated for 50,000 years'


Aboriginal Australians on the Tweed River, New South Wales, Australia, circa 1880 Getty
 
DNA study says there is no direct evidence they ever intermarried with South-East Asians as some had suggested 

Aboriginal Australians have been genetically isolated from the rest of humanity for 50,000 years with no direct evidence that they had ever intermarried with South-East Asians about 4,000 years ago, as some scholars have suggested, a DNA study has revealed.

A detailed analysis of the male Y chromosome from 13 Aboriginal men found no traces of DNA from other ethnic groups, such as people from the Indian sub-continent who were thought to have migrated to Australia about 2000BC.

Geneticists have calculated from mutations present in the Aboriginal Y chromosome that the first inhabitants of Australia had separated from other members of Homo sapiens living elsewhere in the world about 50,000 years ago – probably long before our species had arrived to live in Europe.

The findings of the study, however, fail to explain the arrival on the dingo wild dog in Australia, which is not a native species and was almost certainly brought by humans to the continent from other parts of south-east Asia. [...] The Independent / Link 2


Actualización: El ADN-Y de los aborígenes australianos apoya una única migración hace unos 54 ka


Actualización:  Aborígenes australianos y asiáticos no se cruzaron hace 4 milenios
Los aborígenes australianos han estado genéticamente aislados del resto de la humanidad durante 50 mil años, sin evidencia directa de que alguna vez se hayan mezclado con asiáticos del sureste, hace unos 4 mil años, como algunos especialistas han sugerido. Esto se reveló en un estudio de ADN.

Un análisis detallado del cromosoma masculino Y de 13 hombres aborígenes no encontró rastros de ADN de otros grupos étnicos, como gente del subcontinente indio que se creía que emigró a Australia alrededor del año 2000 aC. Genetistas han calculado, a partir de mutaciones presentes en el cromosoma Y aborigen, que los primeros habitantes de Australia se separaron hace unos 50 mil años de otros miembros de Homo sapiens que vivían en otras partes del mundo, probablemente mucho antes de que nuestra especie llegara a vivir en Europa. ‘

El caso del dingo salvaje

Los hallazgos del estudio, sin embargo, no explican el arribo del perro dingo salvaje a Australia, el cual no es una especie nativa y casi de seguro fue llevado por humanos al continente desde otras partes del sureste asiático.

Estudios genéticos anteriores, junto con evidencia arqueológica de herramientas importadas y un cambio de lenguaje, sugerían que el dingo había llegado con asiáticos del sureste que se habían establecido en Australia y mezclado con aborígenes locales.

Sin embargo, el estudio más reciente, publicado en la revista Current Biology por un equipo angloaustraliano de investigadores, descarta cualquier cruza con no aborígenes, por lo menos en la línea masculina de descendencia, expuso Chris Tyler Smith, genetista de la evolución en el Instituto Sanger del Wellcome Trust, en Cambridge (Inglaterra).

Hemos comprobado que no hubo cruza con asiáticos del sureste, al menos en el linaje Y del cromosoma masculino, pero aún no hemos podido demostrar que no ocurrió en el linaje no Y, aunque no parece probable, apuntó el doctor Smith. Se sabe que Australia y Papua Nueva Guinea, estuvieron pobladas desde muy temprano en la historia humana, pero la extensión del aislamiento geográfico y genético apenas ahora se vuelve evidente con el análisis genómico.

Hemos descubierto que es una historia muy profunda, de 50 mil años, que es específica del cromosoma Y de los aborígenes australianos. Esta profunda división muestra en esencia que tenemos dos linajes de evolución humana después de 50 mil años: uno en Sahula y otra en el resto del mundo, aseveró el doctor Smith.

Los investigadores se involucraron de cerca con comunidades aborígenes para realizar el estudio de ADN, y ya han compartido los resultados con ellas, apuntó. En realidad les dijimos lo que ya sabían. Los hallazgos no los sorprendieron en absoluto, comentó el científico.

Lesley Williams, anciano aborigen, afirmó que la ciencia había confirmado “lo que nuestros antepasados nos enseñaron: que por muchas generaciones hemos vivido aquí”. The Independent - Traducción: Jorge Anaya

The time has come to lay Mungo Man to rest


1/2. Dr Jim Bowler's original picture of Mungo Man's bones.
  
Today, February 26, 2016, marks the 42nd anniversary of the discovery of what is the oldest known ritual inhumation in Australia and one of the oldest ritual burials in the world.

Dr Jim Bowler, the then Australian National University academic who discovered the bones when they were exposed by erosion at Lake Mungo near Mildura in 1974, said time was running out for Mungo Man to be reburied​ in accordance with the wishes of the traditional owners of the area but in a way that also marked his resting place and spoke of his significance.

He said the initial "handover" of the red ochre coated skeleton, the oldest human remains ever discovered in Australia, was little more than an "outing" for them.

"The 40,000-year-old remains, along with more fragmentary remains of some 90 other individuals from the Willandra​ Lakes area, were transferred from the Australian National University to the interim storage of the National Museum of Australia," the 86-year-old scientist said.

"After years of frustration, the traditional owners – the Mutthi Mutthi​, Ngiyampaa​ and Paakantji​ tribal groups – [have] reluctantly decreed that unless appropriate keeping arrangements were made by the end of 2017, they will dispose of all Willandra​ remains, with the possibility of complete reburial​. [...] canberratimes.com.au


ActualizaciónMungo Man set to return home by November 2017 - ABC New

Photo: The top of the dunes at Lake Mungo where Mungo Man revealed himself in 1974. (photography by Tom Ulman)
A New South Wales government department says it is working with traditional owners to return Australia's oldest known human remains to the Willandra World Heritage Area by November 2017... 

Three Big Mysteries of Human Evolution We Still Don’t Understand




Although a lot is known about the history of human beings and our ape-like origins, many evolutionary questions remain a mystery.

We still aren’t really sure why we walk on two legs, why we don’t have fur, and where our big brains come from. A new video from New Scientist’s Explanimator lays out some of the main theories behind how we came to be human, and all we still have left to learn.

Very little is known, for example, about why humans became bipedal. One theory, originally put forth by Darwin, was that humans needed to free their hands for the use of tools, but fossils show our hominid ancestors started walking upright almost two million years before tools were used. Other potential reasons include being able to more easily spot predators and traveling faster, but nobody knows for sure which advantages drove the evolutionary change.

Explanimator explores these theories and contradictions in the video, and the biggest mystery of all: why humans continued to evolve when our fellow hominids became extinct. With these questions remaining, and scientists making new discoveries about homo sapiens all the time, it’s clear we still have a lot to learn about ourselves. Motherboard

Vídeo añadido a PaleoVídeos > L.R.2.9 nº 33. 

Laetoli’s lost tracks: 3D generated mean shape and missing footprints


Figure 1

Abstract:
The Laetoli site (Tanzania) contains the oldest known hominin footprints, and their interpretation remains open to debate, despite over 35 years of research. The two hominin trackways present are parallel to one another, one of which is a composite formed by at least two individuals walking in single file. Most researchers have focused on the single, clearly discernible G1 trackway while the G2/3 trackway has been largely dismissed due to its composite nature. Here we report the use of a new technique that allows us to decouple the G2 and G3 tracks for the first time. In so doing we are able to quantify the mean footprint topology of the G3 trackway and render it useable for subsequent data analyses. By restoring the effectively ‘lost’ G3 track, we have doubled the available data on some of the rarest traces directly associated with our Pliocene ancestors. [...] Scientific Reports

Las mujeres y la Prehistoria: desmontando mitos, construyendo otras narrativas - #aCienciaCerca - 01




Vídeo añadido a PaleoVídos > L.R.2.9 nº 32.

En este capítulo de #aCienciaCerca, la investigadora del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, Margarita Sánchez Romero, explora la capacidad de la Arqueología de transformar la sociedad en la que vivimos. Analiza cómo las sociedades prehistóricas han sido utilizadas para generar estereotipos sobre las mujeres, los hombres y sus relaciones justificando desigualdades en la actualidad con importantes consecuencias, y cómo desde la investigación comprometida y de excelencia podemos utilizar nuevas aproximaciones teóricas y metodológicas que presten atención a otras experiencias, conocimientos, trabajos y cultura material de las comunidades del pasado para generar discursos más inclusivos.

Noticia relacionada: La UGR pone en marcha un nuevo programa de divulgación científica denominado “A ciencia cerca” | Universidad de Granada


Actualización: Vídeo. Las mujeres en la Prehistoria
20/08/2016. Entrevista a Margarita Sánchez, profesora titular de Prehistoria de la UGR. Ver a partir del min 12:50 (Andalucía TV).
Ver en PaleoVídeos > L.R.1.11 nº 54: Entrevista a Margarita Sánchez Romero. "Arqueología, Feminismo, Mujeres, Género".

El profesor Javier Garcia del Toro, nos invita a una protesta popular en Cueva Victoria



El próximo DOMINGO 28 FEBRERO,12 H. EN EL GRAN APARCAMIENTO DE LA ENTRADA DE LA CUEVA VICTORIA , nos invita el profesor a una protesta popular por el estado de la misma.

“CLASE UNIVERSITARIA DE ARQUEOLOGÍA DE CAMPO PÚBLICA E IN SITU EN LA MISMÍSIMA CUEVA. POR EL PROF.GARCIA DEL TORO, DOMINGO 28 FEBRERO, 12 H. EN EL GRAN APARCAMIENTO DE LA ENTRADA DE LA CUEVA…espero a todos los del MAR MENOR-LA MANGA-CABOPALOS! – CUEVA VICTORIA ES LA RAIZ Y LA MADRE DE TODO EL MAR MENOR…EN ELLA ESTÁN LOS RESTOS ÓSEOS DEL ABUELO DEL ARCO SUR DEL MAR MENOR Y CARTAGENA!! OS ESPERO, haré también una PERFORMANCE ARQUEO GASTRONÓMICA DE un chupito de ANÍS DEL MONO…..GARUM…GOMINOLAS EN FORMA DE CRANEOS…………….Y HAREMOS UNA PROTESTA POPULAR POR EL MALÍSIMO Y PELIGROSO ESTADO EN EL QUE SE ENCUENTRA TODA LA ZONA PERIMETRAL Y EL INTERIOR. lavozdelamanga.com

Puertas a una de las épocas más oscuras de la prehistoria



Dos yacimientos de O Courel y Becerreá arrojan luz sobre el Mesolítico, un período aún muy mal conocido en toda Europa

El Instituto Universitario de Xeoloxía de A Coruña espera que en un plazo breve concluya el análisis de ADN que se realiza desde hace tiempo sobre unos restos humanos y animales prehistóricos hallados en la Cova do Uro, en la sierra de O Courel, cuyo descubrimiento se dio a conocer en el 2010. Aparte del hecho de haber proporcionado material genético muy antiguo -algo insólito en Galicia-, este yacimiento ofrece un interés excepcional para los investigadores por otro motivo. Junto con una serie de artefactos y fósiles de animales encontrados en la cueva de Valdavara, en Becerreá, es uno de los principales rastros que se conocen en Galicia del período Mesolítico, uno de los más oscuros de la prehistoria remota.

Esta etapa cultural -de transición entre el Paleolítico y el Neolítico- comenzó en Europa hace unos 11.600 años, al terminar la última glaciación, y en algunas regiones del continente se prolongó hasta hace unos 4.000 años. Tras los más de ochenta milenios que duró la Era Glacial, en esta época empezaron a darse unas condiciones climáticas similares a las actuales y las últimas sociedades paleolíticas de cazadores y recolectores dieron paso al surgimiento de la ganadería y la agricultura. El arqueólogo Manuel Vaquero, que dirigió las excavaciones de Valdavara entre el 2007 y el 2013, señala que las huellas de este período son muy escasas no solo en el noroeste sino también en el resto de la Península Ibérica y en general en toda Europa. Ello se debe probablemente a que los fuertes procesos erosivos de la era posglacial arrasaron la mayoría de los rastros arqueológicos de esa época. [...] lavozdegalicia.es/

Resuelto el enigma de la muela del juicio


Imagen de la calavera de un 'Homo ergaster' de kenia, incluido en el estudio. David Hockin

La reducción del tercer molar en nuestra especie responde a un mecanismo universal en los mamíferos

¿Para qué están ahí? Salen tan tarde que ya no hacen falta, y eso en el caso de que lleguen a salir. A veces se enquistan de formas intrincadas que enriquecen a los odontólogos, o empujan a los demás dientes con dolor y penalidad. Son las muelas del juicio. ¿Quién las encargó? ¿A qué fuerza evolutiva se le ocurrió diseñar ese estorbo bucodental? ¿Lo hizo igual de mal con nuestro cerebro? Es el enigma evolutivo de las muelas del juicio, y acaba de ser resuelto por científicos australianos. La respuesta en corto: los humanos ni siquiera somos especiales en eso.

Nuestros ancestros los homínidos (homininos, técnicamente) sí que tenían un buen tercer molar: hasta cuatro veces mayor que el nuestro, y con una superficie plana obviamente adaptada para masticar. Que esa obra magna de la naturaleza se corrompiera hasta producir nuestra muela del juicio nunca se ha entendido muy bien, aunque no han escaseado las hipótesis hechas a medida para explicarlo: ora los cambios de dieta, ora aquel avance cultural o este otro y, en cualquier caso, unas teorías que delegan en la selección natural la tarea ardua de destruir una muela sin tocar mucho las otras. Y que, desde luego, son exclusivas de la evolución humana, sin precedentes en los 600 millones de años de historia animal.

La bióloga del desarrollo Kathryn Kavanagh, de la Universidad de Massachusetts en Dartmouth, propuso en 2007 un modelo teórico del desarrollo de la dentición en los mamíferos. Se basaba en datos obtenidos en ratones, y explicaba esos resultados, que eran bastante complicados, con un modelo simple de “inhibición en cascada”: cuando un diente se desarrolla, emite señales activadoras o represoras sobre su vecindad, y la proporción entre ambas señales determina el tamaño de los dientes vecinos.

Uno de los colegas de Kavanagh en aquel trabajo, Alistair Evans, de la Universidad de Monash en Victoria, Australia, encabeza ahora una investigación publicada en Nature donde aquel modelo se extiende a los homínidos. La investigación revela que el modelo de inhibición en cascada de Kavanagh puede explicar la degeneración del tercer molar de los australopitecos hasta la modesta y molesta muela del juicio que abruma al Homo sapiens. [...] EL PAÍS


Link 2: Predicting human evolution: Teeth tell the story
Monash University-led research has shown that the evolution of human teeth is much simpler than previously thought, and that we can predict the sizes of teeth missing from human fossils and those of our extinct close relatives (hominins).

A new study published today in the journal Nature, led by evolutionary biologist Dr Alistair Evans from Monash University, took a fresh look at the teeth of humans and fossil hominins. The research confirms that molars, including wisdom teeth, do follow the sizes predicted by what is called 'the inhibitory cascade' - a rule that shows how the size of one tooth affects the size of the tooth next to it. This is important because it indicates that human evolution was a lot simpler than scientists had previously thought...

Las aves aportan pistas sobre la vida de los neandertales en el Peñón


 
El Museo de Gibraltar, en colaboración con investigadores, publica nuevas evidencias del valor de las cuevas Gorham's y Vanguard.

El Museo de Gibraltar, en colaboración con otros investigadores, ha publicado recientemente dos artículos en la revista Quaternary International. En ellos pone de manifiesto la importancia internacional de las cuevas de Gibraltar, como Gorham's y Vanguard, no sólo para los neandertales, sino también para las aves. Hasta la fecha, se han identificado 151 especies de aves en los fósiles obtenidos en estas cuevas, lo que demuestra que Gibraltar es el yacimiento en Eurasia, y probablemente en todo el mundo, donde más especies de aves de hace 125.000-10.000 años se han identificado.

Otras publicaciones anteriores han demostrado que los neandertales se servían de las aves como alimento, pero también por sus plumas. Estos dos nuevos artículos aportan información novedosa.

El primer artículo utiliza la rica avifauna de Gibraltar para probar la calidad medioambiental del yacimiento. Así, lo compara a otro yacimiento neandertal, el de Zafarraya, en Málaga. A pesar de la proximidad de ambos (apenas 150 kilómetros), la calidad medioambiental difiere notablemente en vista de las especies de aves encontradas en un lugar y otro. Mientras que en Gibraltar se contaron 151 especies, solo se identificaron 35 en Zafarraya.

No obstante, la diferencia no es únicamente numérica, sino que también reside en la variedad de las especies encontradas. El yacimiento malagueño contaba con aves anidadoras de acantilados y poco más, mientras que en Gibraltar había este tipo de aves, pero también especies típicas de humedales, zonas boscosas, llanos y costa. La hipótesis de los investigadores es que los neandertales contaban con muchas más opciones ecológicas en Gibraltar que en Zafarraya, y que esto habría contribuido a la supervivencia y a la presencia a largo plazo de los neandertales en Gibraltar.

Por el contrario, es posible que Zafarraya se utilizara como base de caza a corto plazo. El artículo subraya la importancia de la ubicación geográfica en lo relativo a la calidad del yacimiento: Zafarraya, con una altitud de tan solo 1.000 metros, sufrió las catástrofes provocadas por las glaciaciones de una manera mucho más intensa que Gibraltar, a nivel del mar, con un efecto atemperante. Estos puntos son enormemente importantes para entender las características de cada yacimiento. En el pasado, los arqueólogos asumían con demasiada frecuencia que todos los yacimientos tenían un valor equivalente.

El segundo artículo parte de los datos publicados con anterioridad sobre la explotación de aves de presa y córvidos por los neandertales para el uso de sus plumas. Un análisis exhaustivo reveló que las especies más importantes en este sentido son aquellas que habitualmente se sienten atraídas por los cadáveres de animales. Stewart Finlayson, del Museo de Gibraltar, coautor del primer artículo y autor principal del segundo artículo, declaró: "El análisis de los datos ha confirmado nuestro presentimiento. Aquí está la prueba: creemos que los neandertales esperaban junto a los cadáveres de los animales porque sabían que las águilas y los buitres encontraban estos alimentos demasiado tentadores".

La conclusión es que los neandertales cazaban grandes aves con trampas. El resultado va mucho más allá: los autores sugieren que, puesto que esta técnica ya existía en Eurasia antes de la llegada de los humanos modernos, humanos modernos y neandertales tuvieron que concebirla de forma independiente, haberla heredado de un ancestro común o, algo provocador: que los humanos modernos la aprendieran de los neandertales. "Me encanta la ironía de esta última opción", comentó Finlayson. "Tras años de caracterización de los neandertales como brutos que aprendieron lo poco que sabían de los humanos modernos, esto supone un giro de 180 grados. Sabíamos que los neandertales y nuestros antecesores intercambiaron genes y ahora parece que también aprendieron unos de otros, no siempre en una misma dirección", concluyó. europasur.es


Link 2: Research By Gibraltar Museum Scientists Reveal The Importance Of Birds In Neanderthal Times / Link 3
The Gibraltar Museum, along with collaborating scientists, have recently published two papers in the journal Quaternary International. The papers serve to highlight the international importance of the Gibraltar caves, such as Gorham’s and Vanguard, not only for Neanderthals but also for birds.
 
With 151 species of birds so far identified in the fossil material from these caves, the Rock is the site with most bird species, from the period 125-10 thousand years ago, identified anywhere in Eurasia, and probably the whole world. Recent publications have shown how Neanderthals exploited birds for food but also for their feathers. Now, the new papers add to this wealth of ground-breaking information...


Actualización: Analysis of bird remains can inform the frequency of site occupation by Homo neanderthalensis